El hotel Habana Libre, expropiado a Hilton por Fidel Castro, cumple 60 años

El hotel Habana Libre, expropiado a Hilton por Fidel Castro, cumple 60 años

El imponente edificio fue inaugurado en 1958 y costó 28 millones de dólares

LA HABANA, Cuba.- El mítico hotel Habana Libre, que el régimen encabezado por Fidel Castro expropió a la compañía estadounidense Hilton, cumple hoy seis décadas convertido en uno de los alojamientos más conocidos de la capital cubana, con cuatro estrellas y administrado por Sol Meliá desde 1996.

Bautizado entonces como “Habana Hilton”, fue inaugurado el 19 de marzo de 1958 por la cadena hotelera estadounidense Hilton, con más de 570 habitaciones, en un céntrico y concurrido enclave del barrio habanero del Vedado.

El imponente edificio de 27 plantas fue diseñado conjuntamente por el estudio de arquitectura estadounidense Welton Beckett & Associates y la firma cubana Menéndez-Arroyo, y para su construcción y equipamiento se invirtieron 28 millones de dólares.

Tras el ascenso al poder de Castro en 1959, el Habana Hilton fue expropiado —junto a otros modernos hoteles de propiedad estadounidense como el Capri y el Riviera, símbolos de la época— en junio de 1960 y pasó a llamarse hotel Habana Libre, como se le conoce todavía hoy.

En ese hotel, en la habitación nombrada La Castellana, Fidel Castro instaló su oficina personal en los primeros años de gobierno revolucionario y fue allí donde la CIA orquestó dos intentos de asesinar al dictador cubano.

A finales de 1960, la CIA captó a Marita Lorenz, amante de Fidel en esa época con 20 años, para envenenar al comandante durante un encuentro en una suite de ese hotel, aunque la joven se arrepintió en el último momento y no cumplió con su misión, según relató ella misma posteriormente en sus memorias.

También allí, en 1963 la CIA hizo llegar a un camarero de la cafetería del Habana Libre una cápsula de cianuro para que la introdujera en uno de los batidos que Fidel acudía allí a tomar con frecuencia, aunque la cápsula quedó adherida al hielo del congelador donde estaba guardada y no pudo utilizarse.

Dentro del hotel se puede disfrutar de un mural frontal de la pintora cubana Amelia Peláez y sus salones albergan obras de importantes artistas plásticos cubanos como Alfredo Sosa Bravo y René Portocarrero.

El hotel también ha servido de sede para múltiples eventos como competiciones internacionales de ajedrez y cenas de gala dedicadas a los habanos, además de albergar a más de 2000 reporteros de todo el mundo durante la visita del Papa Juan Pablo II a Cuba en 1998 y servir de centro de prensa oficial durante la histórica visita del presidente de EEUU, Barack Obama, a la isla en marzo de 2016.

Entre las anécdotas que rodean al Habana Libre figura la visita del actor francés Alain Delon -quien supuestamente viajó a Cuba para ser operado por el cirujano ortopédico Rodrigo Alvarez Cambras- un rumor que corrió como la pólvora y provocó que numeroso público, sobretodo femenino, se acercara al hotel, aunque nadie logró verlo.

En 2015, la socialité Paris Hilton, bisnieta Conrad Hilton —fundador del emporio hotelero Hilton—, visitó Cuba como invitada al Festival del Habano y durante un paseo por la capital publicó en sus redes sociales un selfie con el hotel que expropiaron a su familia de fondo.

(EFE)

Agencias

Agencias de Noticias

[fbcomments]