¡Aparecieron los huevos!

¡Aparecieron los huevos!

En Santa Clara se hacen largas colas para conseguir el alimento, principal proteína que consumen los cubanos

cola huevos cuba
Cola para los huevos en Cuba (foto de archivo)

VILLA CLARA, Cuba.- Residentes de la ciudad de Santa Clara realizaron largas colas para adquirir huevos en mercados estatales el pasado fin de semana después de permanecer estos ausentes de la red de comercio desde comienzos del mes de noviembre. Hasta la fecha las autoridades de la Empresa Avícola no han justificado el motivo del atraso, pero aseguran que el producto estará presentes durante las ferias –ventas agropecuarias– de navidad.

“El huevo, independientemente de ser la única proteína a consumir diariamente por tener un precio asequible, a mí me gusta”, comento el jubilado Ramiro Pérez, residente del reparto Vigía de la capital villaclareña, a quien le avergüenza decir que trabajó toda su vida en la Empresa Avícola de Villa Clara y ahora tiene que pasar los días sentado al frente de un mercado cuidando por si traen el alimento.

Según la fuente, un mes justifican la escasez por atrasos “en la llegada del barco con la materia prima para fabricar el pienso”, el otro porque “no hay papel para fabricar los cartones”, después comentan que “faltan trabajadores”. “Lo cierto es que el pueblo no come justificaciones y en Santa Clara hay hambre”, señaló Ramiro.

A sus 76 años, recuerda que los huevos en Cuba comenzaron a escasear después que en los años 80 del pasado siglo se les lanzaran a aquellos que decidieron abandonar el país. “Yo trabajaba cuando eso en la brigada de mantenimiento de naves y fui uno de los tontos que se dejó arrastrar en esa locura. Hoy me abochorno solo de pensarlo”, acotó el anciano.

Para María Arango y Gladis Gutiérrez, ambas amas de casa del reparto Virginia, el problema del desabastecimiento de huevo se centra en que la Empresa Avícola acumula lo poco que produce y abarrota los mercados de huevos durante un fin de semana al mes. “El tiempo que resta, se limita a vender un camión de posturas en cada feria y eso no satisface la demanda”, comentó María.

Mientras, Gladis asegura que los dirigentes “se lavan las manos como hizo Pilatos con Jesús”. “Hasta los cinco huevos que se distribuyen por la canasta básica a cada persona, muchas veces llegan a la bodega con retraso, nos obligan a agruparnos como animales en los mercados para conseguirlos”, se queja.

Agregó Gladis que actualmente el huevo se cotiza en el mercado negro de Santa Clara por un valor que oscila entre 1,50 y 2,00 pesos, mientras el estado mantiene el precio de las posturas de gallina, cuando hay, a 1,10 pesos. “lo que pasa es que no se controla la venta liberada, un carro de huevos lo compran 4 o 5 personas y el resto se queda con la boca abierta como el pichón y luego esos mismo te lo venden a sobre precio”, puntualizó.

[fbcomments]