Régimen cubano concede “fin de semana con su familia” a Eduardo Cardet

Régimen cubano concede “fin de semana con su familia” a Eduardo Cardet

“Por primera vez puedo estar en mi casa con mi familia, después de casi dos años y medio, y espero que sea un paso previo a mi definitiva liberación”

Eduardo Cardet (Foto Martí Noticias)

MIAMI, Estados Unidos.- El régimen cubano permitió a Eduardo Cardet, líder del Movimiento Cristiano Liberación, pasar un fin de semana con su familia en su casa, según una nota publicada por el Movimiento Cristiano de Liberación.

Cardet, prisionero de conciencia de la dictadura castrista, firmó el comunicado hecho público,

En el que aseguró que está en un “pase de fin de semana que se enmarca dentro de la situación carcelaria en la que me encuentro y en la que por primera vez puedo estar en mi casa con mi familia, después de casi dos años y medio, y espero que sea un paso previo a mi definitiva liberación.”

“Quiero agradecer las muestras de cariño de los amigos y conciudadanos que se han acercado a saludarme y envío un fuerte abrazo a todos los miembros del Movimiento Cristiano Liberación y mi agradecimiento a todas esas personas e instituciones que se han preocupado y se preocupan por mi situación y la de mi familia”, concluye la nota.

La semana pasada, el abogado Juan Carlos Gutiérrez, presidente del Instituto de Derechos Humanos de la Asociación Mundial de Juristas, había presentado ante la cumbre de Ginebra por los Derechos Humanos y la Democracia el caso de Eduardo Cardet.

En ese entonces, el abogado señaló que el opositor “aún permanece bajo detención arbitraria en Cuba y su esposa e hijos están siendo intimidados y hostigados constantemente por agentes de Estado cubano”.

Cardet, quien lleva más de 850 días bajo detención arbitraria, y ha mantenido su activismo político por más de 15 años.

“Fue arrestado frente a su casa en presencia de vecinos y amigos, por varios hombres no uniformados, sin identificarse, actuando violentamente, sin presentar una orden judicial y, además, sin indicar el propósito del arresto. Después de este evento, en la estación de Policía, fue golpeado, aislado, no fue escuchado por un juez y luego enviado a prisión en espera de juicio, donde también ha sido agredido”, dijo Gutiérrez en Ginebra.

“Fue acusado de resistencia a la autoridad policial que le arrestó, lo que demuestra que no había motivo para buscarle y detenerle, ese cargo es simplemente excusa posterior para pretender justificar su arbitraria detención”, añadió.

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) declaró a Cardet “prisionero de conciencia” y ha lanzado varios llamados de acción urgente por su “liberación inmediata e incondicional” desde su encarcelación.

[fbcomments]