Díaz-Canel dice que “vamos por más”… por más calamidades

Díaz-Canel dice que “vamos por más”… por más calamidades

Ineficiencias, incumplimientos y viejos problemas no resueltos matizaron la economía castrista en este 2019

Cuba dictadura socialismo economía crecimiento económico raúl castro díaz-canel
Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro. Foto archivo

LA HABANA, Cuba. – A pesar de los intentos gubernamentales por revestir de logros el actual año 2019, en especial ese ambiguo y poco creíble planteamiento de que no habrá un decrecimiento de la economía, fue inevitable que afloraran problemas, ineficiencias e incumplimientos de planes durante las sesiones de las Comisiones Permanentes de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Entre los incumplimientos más sonados sobresale el del turismo, acerca del cual ya se ha confirmado que no se llegará a la cifra de visitantes extranjeros que se había previsto para el año, con la consiguiente afectación de ingresos en moneda convertible para Cuba.

Se reportó una disminución en la venta de materiales de construcción con respecto al año anterior, además de que están prácticamente en cero los inventarios en las tiendas que venden estos productos. Una situación que compromete, entre otras cosas, el ritmo de construcción de viviendas al que aspira Díaz-Canel. Se dejaron de construir 427 viviendas por las fuerzas estatales —aunque hubo un sobrecumplimiento en las cifras de viviendas terminadas por esfuerzo propio—, y no hubo avances en la erradicación de precariedades en cuarterías y otros sitios de malas condiciones habitables.

La producción de carne de cerdo decreció en casi 20 mil toneladas; continúa la debacle en los cítricos; y no hubo un avance en la producción de huevos. Esto último es una muy mala noticia para la población, pues se esperaba una recuperación con respecto al 2018 que posibilitara nuevamente la venta liberada de ese producto. En estos momentos el huevo solo se oferta mediante la libreta de racionamiento.

Los directivos del Ministerio de Finanzas y Precios de Cuba anunciaron que el Presupuesto no recibirá la cantidad de ingresos previstos. Una afectación que se atribuye a la caída de la circulación mercantil minorista. A la postre se trata de una anomalía que podría repercutir desfavorablemente  sobre los trabajadores por cuenta propia. Ello obedece a que las autoridades, en aras de captar los ingresos que se escaparon por otras vías, no vacilarían en aumentar los impuestos a los cuentapropistas, así como las exigencias en la ya inminente campaña de Declaraciones Juradas de Ingresos Personales. También se dijo que no habrá mercado mayorista para que los cuentapropistas adquieran sus insumos y materias primas.

Además de todo lo anterior, los diputados conocieron de viejos problemas que los directivos de la economía se tornan incapaces de resolver. Quizás el más grave siga siendo el robo de combustible en empresas y entidades. Hasta el cierre de octubre fueron reportadas 218 “irregularidades” en el uso del diesel y otros combustibles. Sin dudas, un modo eufemístico de nombrar la realidad.

¿Y qué decir de la cadena de impagos entre entidades estatales?  Pues que el gobierno casi nada puede contra ella, sobre todo en el sector del comercio y la gastronomía. Se informó que las entidades comercializadoras les deben a los productores más de 50 millones de pesos. Se habló incluso de redes bien estructuradas de empresarios que no depositan el efectivo en los bancos y se apropian ilegalmente de apreciables sumas de dinero.

Y para completar una triada de insatisfacciones para la maquinaria del poder basta con referirnos al estado que presenta el engranaje puerto-transporte-economía interna. Trascendió que las deficiencias en dicha cadena originaron pagos por sobreestadía de buques extranjeros por más de 15 millones de dólares. Se mantiene el desfavorable estado técnico operacional de los viales para el acceso y circulación interna dentro de los recintos portuarios. Igualmente, subsiste un déficit en la capacidad de almacenamiento en la economía interna.

Pero el señor Díaz-Canel insiste en que “vamos por más”. Por más calamidades querrá decir él.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]