Economía y Constitución ¿Hacia dónde va Cuba?

Economía y Constitución ¿Hacia dónde va Cuba?

El castrismo se deshace del disfraz comunista

Foto tomada de Internet

LA HABANA, Cuba.- La tensa situación económica, sin posibilidades de mejoramiento a mediano plazo, se minimizó en la sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que no escuchó el informe sobre los resultados del plan en el primer semestre del año usualmente leído en julio. Miguel Díaz-Canel incluyó pocos datos, y esbozó las restricciones en el segundo semestre y las dificultades para 2019 en el discurso de clausura. También presentó la composición del nuevo equipo de gobierno.

Los directivos continuistas impresionan a la opinión pública mundial con sus cambios revolucionarios: reconocimiento del papel del mercado, la propiedad privada, la inversión extranjera y el matrimonio entre dos personas.  El proyecto de Constitución acaparó los medios del 19 al 22 de julio, aunque la población no desvió la atención de su lucha diaria, aumentada por las vacaciones escolares y la búsqueda de productos en los desabastecidos e imprescindibles mercados en divisa.

El texto consta de un preámbulo, 224 artículos, divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones. La constitución actual tiene 137 artículos, la mayoría se modificarán según se ha informado. Durante dos días, las 10 comisiones de la Asamblea estudiaron el documento e intercambiaron con miembros de la Comisión de redacción. La presentación detallada en plenario estuvo a cargo de Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, quien dirigió las sesiones, transmitidas en vivo por la televisión nacional. El primer día los diputados se regodearon en el uso de la palabra, por lo que solo abordaron 38 artículos. Raúl Castro llamó a la concreción.

El presidente Díaz-Canel informó un discreto crecimiento del PIB del 1,1% en el primer semestre del año. Se mantiene una fuerte tensión en las finanzas externas debido al no cumplimiento de los ingresos planificados por exportaciones, turismo y la producción azucarera, además de los daños por la prolongada sequía, el huracán Irma y las intensas lluvias, que afectaron los arribos de materias primas, equipos e insumos. Esto obliga a adoptar medidas adicionales de control de los aseguramientos del plan 2018, para mayor precisión en las decisiones sobre las importaciones y otros gastos en divisas, y apelar al máximo aprovechamiento y uso eficiente de los recursos disponibles. Serán los fundamentos para definir el plan de la economía 2019 con objetivos realistas, sustentables, que parta de bases sólidas realizables, y propicie no detener el desarrollo de las actividades prioritarias para el crecimiento y el progreso, al tiempo que contribuya al restablecimiento paulatino de la credibilidad financiera de la nación, según la transmisión de la televisión, el 22 de julio.

En el nuevo equipo de gobierno, la permanencia como vicepresidentes confirmó la fortaleza de Ramiro Valdés y los avales de Raúl Castro a Ulises Rosales del Toro, ejecutor del desmontaje de la industria azucarera cubana orientado por Fidel Castro, y Ricardo Cabrizas. Inés María Chapmann, expresidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, y Roberto Morales Ojeda, ministro de salud pública, caras recientes en los máximos escalones, fueron definidos por el presidente como mujer valerosa, inteligente y de piel negra, y compañero capaz y firme, respectivamente. El insumergible anciano Antonio Enrique Lussón salió. La ausencia de Marino Murillo provoca interrogantes sobre el curso de las medidas económicas detenidas, entre ellas la unificación monetaria y cambiaria, y su permanencia como jefe de la Comisión de Actualización del Modelo Económico, que podría mantener desde el Partido Comunista, de cuyo Buró Político aún es miembro. Murillo participó el primer dia de trabajo de las comisiones de la Asamblea Nacional para analizar la reforma a la constitución.

Los diputados aprobaron por unanimidad las modificaciones y novedades esperadas. La prohibición de acumular riquezas o enriquecimiento no se menciona, sino que se proscribe la concentración de la propiedad; decisiones prácticas para atraer los ahorros y evitar el abandono del país por deportistas de alto rendimiento contratados en el exterior a través del gobierno, y artistas, incluidos los retornados que fomentan negocios conjuntos con entidades del Estado, traen homólogos extranjeros y contribuyen a la expansión del turismo. Lamentablemente, esas oportunidades se impiden a los demás cubanos.

La población se pregunta si el Partido Comunista de Cuba cambiará su nombre por Castrista o Socialista. Probablemente el comunismo fue un comodín para atraer el apoyo de la Unión Soviética, provocar a Estados Unidos, y aprovecharse de la confrontación durante la Guerra Fría. Ante preguntas de los diputados, Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, dijo que “habían ocurrido los VI y VII Congresos del PCC, y en esta Asamblea aprobamos el documento Conceptualización del Modelo, que no  plantea el comunismo como objetivo, por tanto, el artículo 5 sobre el partido se refiere a lograr un país soberano, independiente, democrático, socialista, próspero y sostenible”.

Para realizar presiones abarcadoras, habrá que esperar la publicación del texto. Del 13 de agosto al 15 de noviembre se prolongará la campaña propagandística y las reuniones “voluntarias” para analizar el proyecto de Constitución, después se conocerá la fecha del referendo, cuando seguramente será aprobada casi por unanimidad.  Las leyes complementarias, estimadas en más de 52 nuevas o actualizadas, podrían llegar dentro de 18 meses.

Este período será difícil económicamente para la población,  impedida de que sus opiniones se tomen en cuenta para mejorar la situación, la elaboración de la Constitución y la batería de leyes, hechas a conveniencia de los ejecutivos aspirantes a perpetuarse en el poder como sus mentores.

[fbcomments]