Habana

Los cubanos han cifrado sus esperanzas en el aumento salarial, sin detenerse en la ola de despidos que se acerca (Foto del autor)