Han rechazado mi recurso de apelación, estoy preparado para lo peor

Han rechazado mi recurso de apelación, estoy preparado para lo peor

Estoy absolutamente convencido de que en estas condiciones resulta muy difícil que la sentencia dictada en primera instancia resulte modificada

Cuba Quiñones apelación periodista represión prisión censura libertad de prensa

GUANTÁNAMO, Cuba. – A las 5:40 p.m. del pasado viernes 16 de agosto fui citado por la Sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial Popular de Guantánamo para que me presentara allí a las 11:00 a.m. de este lunes 19 de agosto.

La citación no informaba sobre su objetivo, lo cual constituye una violación del apartado 3 del artículo 86 de la Ley de Procedimiento Penal de Cuba. Tampoco —como comprobé después— tenía relación con los artículos 173, 206, 281 y 313 de la Ley de Procedimiento Penal, impresos en el borde superior derecho de la cita, así que atribuyo esa ausencia de información al deliberado deseo de prolongar el clima de hostigamiento psicológico contra mi persona y familia.

Cuando me presenté en la Secretaría de la Sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial Popular de Guantánamo me notificaron un documento titulado “Auto de Radicación de Apelación”, que contrariamente a su denominación, no menciona el número de la radicación de mi recurso de apelación, el que sí aparece identificado como el 147 del 2019 en la citación recibida el pasado viernes 16 de agosto.

El documento que me notificaron este lunes afirma que la Sala Primera de lo Penal, conformada por los jueces Amalio Alfaro Matos, Yadira Giro Hernández y Julio J. Tamayo Arévalo, decidió no celebrar vista oral —es decir, el juicio de apelación— y va a dictar sentencia sin practicar nuevamente las pruebas reproducidas en el tribunal municipal y —lo que es peor— sin escuchar a las personas que propuse como testigos y que pudieran haber esclarecido importantes aspectos de un juicio en el que no me permitieron ejercer los más elementales derechos del debido proceso. De esta forma el Recurso de Apelación que he presentado ante el Tribunal Provincial no tiene ninguna garantía de que va a ser analizado con equidad y profundidad, porque los jueces no van a tener a su disposición otros elementos de prueba que ofrecerían una versión de los hechos muy diferente a la aceptada por el tribunal que me sancionó.

Documento notificado este lunes por el Tribunal Provincial donde se rechaza la vista de apelación (foto del autor)

Estoy absolutamente convencido de que en estas condiciones resulta muy difícil —por no decir imposible— que la sentencia dictada en primera instancia resulte modificada. Así que estoy preparado para lo peor.

Ojalá me equivoque, pero no me siento optimista en cuanto a lo que me espera. De lo que sí estoy seguro es que con la ayuda de Dios sabré enfrentar todo, y que los nombres de todos los que se han unido a esta nueva injusticia de la dictadura quedarán registrados y algún día tendrán que responder por ella.

(Read this article in english here)

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Roberto Jesús Quiñones Haces

Roberto Jesús Quiñones Haces

Nació en la ciudad de Cienfuegos el 20 de septiembre de 1957. Es Licenciado en Derecho. En 1999 fue sancionado de forma injusta e ilegal a ocho años de privación de libertad y desde entonces se le prohíbe ejercer como abogado. Ha publicado los poemarios “La fuga del ciervo” (1995, Editorial Oriente), “Escrito desde la cárcel” (2001, Ediciones Vitral), “Los apriscos del alba” (2008, Editorial Oriente) y “El agua de la vida” (2008, Editorial El mar y la montaña). Obtuvo el Gran Premio Vitral de Poesía en el 2001 con su libro “Escrito desde la cárcel” así como Mención y Reconocimiento Especial del Jurado del Concurso Internacional Nósside de Poesía en 2006 y 2008 respectivamente. Poemas suyos aparecen en la Antología de la UNEAC de 1994, en la Antología del Concurso Nósside del 2006 y en la selección de décimas “Esta cárcel de aire puro”, realizada por Waldo González en el 2009.

[fbcomments]