Nuevas consignas para este 1ro de mayo

Nuevas consignas para este 1ro de mayo

“Si la consigna ya no es ¡Fidel dale duro!, sino Salvemos al planeta, la gente levantará esas pancartas, después se emborracharán y comerán lo que aparezca”

(foto tomada de Internet)
(foto tomada de Internet)

LA HABANA, Cuba. -Se acerca el 1ro de mayo, fecha celebrada mundialmente por los trabajadores y en Cuba un marco utilizado tradicionalmente como reafirmación revolucionaria y de apoyo al gobierno, con muchas interrogantes para este año 2015.

Luego del anuncio en diciembre pasado del posible restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, tras cincuenta y cinco años ininterrumpidos de conflicto, del saludo y las conversaciones entre Barack Obama y Raúl Castro en la VII Cumbre de las Américas, la pregunta cardinal es si esta vez cambiarán el tono utilizado en las versiones anteriores de los primeros de mayo, de consignas antiimperialistas y antiestadounidenses. Fuimos a la calle, a conocer las opiniones de la gente.

Maricela, de 56 años, dependiente de una cafetería estatal en La Lisa, hablando de ese día dice que como todos los años se levantará a las cinco de la mañana y junto al colectivo de trabajo de la empresa municipal de Gastronomía, subirá al ómnibus que los llevará hasta el Vedado, para marchar en el bloque de Comercio, el cuarto en el orden del desfile. Es secretaria del sindicato en su centro laboral, su presencia imprescindible en la marcha.

En cambio su prima Ileana, de 48 años y ama de casa, residente también de ese municipio capitalino, afirma que a ella no se le ha perdido nada en la plaza. ¨Allí va la gente comprometida, y no es que vayan obligados a punta de escopeta, como suele decirse, pero sí exigidos por la administración y el partido de los centros laborales, una ausencia injustificada a esa marcha puede ser letal, a la hora de optar por una plaza de mayor remuneración, un curso, un viaje¨.

¨¿Consignas? ¡Claro que habrá consignas! Es la esencia de la marcha¨, dice Sarvelio, secretario general del sindicato de la Fábrica del vidrio, militante del núcleo del partido y presidente de la Comisión de Idoneidad de la fábrica. ¨No nos han bajado todavía de la provincia las consignas, pero pienso que ya no sean tan violentas como otras veces contra los yanquis, ahora que están entrando en caja¨.

¨Una vez fui a una marcha del 1ro de mayo¨, cuenta Rosita, de 23 años, residente en el barrio Romerillo, auxiliar de Recurso Humanos de la empresa del pan. ¨Regresé ronca a la casa, de gritar ¡abajo los yanquis!, debajo de tremendo solazo y con dolor en los pies. Luego descubrí que no tenía nada en el refrigerador para comer, todos los establecimientos estaban cerrados porque era día festivo y pasé un hambre inolvidable. Juré que no iba más. Ahora me justifico conque tengo una niña chiquita y no salgo¨.

Luis, bicitaxista de Santa Fe, calcula en una cifra de miles los choferes de bicitaxis, trabajadores por cuenta propia que no podrán marchar el 1ro de mayo a exigir sus derechos, por no estar unidos en un sindicato libre. ¨Si tuviéramos un sindicato libre, mi consigna sería: Cese el hostigamiento de la policía contra los bicitaxistas, o ¿Cuándo nos entregarán las licencias?¨.

En la tienda en divisa de Jaimanitas nadie entre los entrevistados afirmó que iría al desfile. Una hora en el mostrador recogiendo opiniones y ninguno se veía comprometido con el 1ro de mayo, ni siquiera habían visto las noticias sobre la Cumbre de las Américas, tampoco las escenas violentas de enfrentamiento entre disidentes y oficialistas. Únicamente el dependiente reconoció que debía ir a la marcha, con los demás dependiente, y ese día no abriría el kiosco y era una pérdida. Dijo no haber visto tampoco las noticias de la Cumbre, después de catorce horas de pie tras el mostrador, cuando llegaba a su casa lo que el cuerpo le pedía era acostarse a dormir. Fue partidario del criterio, que la gente se ha ido desconectando de la realidad.

¨La gente lo que quiere es balas (así le llaman en Cuba ahora al dinero). Eso del 1ro de mayo y las consignas va a ser lo mismo con lo mismo en todo el país, porque este gobierno tiene al caballo agarrado por las riendas. Si mañana quieren mostrarle al mundo un millón y medio de personas en el desfile se lo muestra. Si la consigna ya no es ¡Fidel dale duro!, sino Salvemos al planeta, la gente levantará esas pancartas, después se emborracharán y comerán lo que aparezca. Y por la noche a ‘quimbar’. Ése es el cubano de hoy¨.

Acerca del Autor

Frank Correa

Frank Correa

Frank Correa, Guantánamo, 1963. Narrador, poeta y periodista independiente. Ha ganado los concursos de cuento Regino E. Boti, Ernest Hemingway y Tomás Savigñón, todos en 1991. Ha publicado el libro de cuentos La elección [email protected]

[fbcomments]