Los huevos ‘volaron’ con Irma

Los huevos ‘volaron’ con Irma

El huracán afectó la producción de la principal fuente de proteínas en Cuba

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=wzQqAIH__mg[/youtube]

 

LA HABANA, Cuba.- Con la rotura de 614 naves avícolas tras el paso de Irma, la producción de huevos en todo el territorio nacional se vio afectada, según informaron autoridades gubernamentales. El evento meteorológico provocó la inmediata suspensión de la venta “liberada” (no racionada) de huevos, medida que fue anunciada una vez que se reestablecieron las comunicaciones.

Desde el pasado día 27 comenzó a venderse el producto en los municipios Centro Habana y La Habana Vieja. Cinco huevos adicionales por consumidor al precio de 1,10 pesos en moneda nacional. Se trata de la primera entrega luego de que su venta fuera restringida.

Según lo establecido, cada cubano tiene derecho a cinco huevos mensuales a precio subsidiado (a 15 centavos en moneda nacional), sin embargo, esta oferta aún no ha sido realizada.

Diversos funcionarios afirman que la restricción de la venta de huevos tiene como objetivo garantizar una cantidad mínima del producto para la canasta básica de la población, así como para otros programas sociales como los círculos infantiles, las escuelas, los hospitales y el sector turístico.

Aunque a través de los medios oficiales se intenta brindar una imagen de reconstrucción, restablecimiento y normalización de los servicios, decenas de miles de cubanos aún permanecen afectados, algunos por haber perdido sus viviendas, otros por la escasez de los alimentos, y una parte importante por ambas razones.

“El Estado tiene que bajar aquí, y ver las cosas como están. Las tiendas en divisa están desabastecidas, y ni qué decir de las tiendas en moneda nacional, donde normalmente uno compraba su salchicha, su picadillo, su huevito”, expresó Juan Ceballo, vecino de La Habana Vieja.

Los revendedores habituales de huevos ya no pregonan por las calles. Pues se ha anunciado que quienes incurran en este acto ilegal serán severamente castigados.

“Los que revenden los huevos también son personas, y muchas de ellas fueron afectadas por el ciclón. El Estado lo que debería es hacer una oferta mejor de alimentos para no dar cabida al acaparamiento”, dijo Pedro Alberto Suárez, vecino de Centro Habana.

Entretanto, la tensión continúa en las calles con la presencia de la policía, las tropas especiales y los llamados “boinas negras”, encargados de sofocar las distintas revueltas que desde el paso del huracán han tenido lugar.

La gran preocupación que acarrea la escasez de huevos radica en que se trata de la fuente principal de proteínas para millones de cubanos con bajos ingresos, que no pueden permitirse la compra de carne de cerdo (a 35 y hasta 45 pesos la libra en los agromercados) u otros productos de similar carestía.

No es primera vez que la venta de huevos sufre un recorte en Cuba. En junio de 2013 esta cuota se redujo de diez a cinco normados, con la inclusión de los mencionados huevos adicionales.

[fbcomments]