Zona +, una idea de otro mundo

Zona +, una idea de otro mundo

La sonada tienda mayorista no ofrece precios ventajosos para el sector privado

4ee1140c-546b-4cba-8913-84027b0df97e[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=uBUkcNQitpw[/youtube]
LA HABANA, Cuba.- El 2 de julio abrió en La Habana bajo el nombre de Zona + una tienda que, a decir de muchos cuentapropistas, es la antesala de las tiendas mayoristas en la isla. En el organizado mercado, ubicado en una gran nave pintada de blanco en 7ma A entre 66 y 68, Miramar, abundan las ofertas de productos gastronómicos, y a casi dos semanas de abierto al público todavía no ha ofrecido la posibilidad de comerciar a precios más bajos que en el resto de las entidades comerciales del país.

La novedad de este nuevo centro consiste en que no existe límite de compra, por lo que “la cantidad no es un problema”. Según declaró un trabajador de la entidad, que pidió no mostrar su nombre, “algunos productos ya vienen con pequeños descuentos, pero son tan pequeños que no hacen diferencia”.

Zona + no cuenta con respaldo entre los comerciantes de La Habana, que prefieren buscar sus productos de manera independiente, pues sigue siendo el precio un factor determinante entre el mercado negro y el oficial.

Una realidad palpable

El 2 de mayo quedó establecido que las cooperativas no agropecuarias que realizan actividades de gastronomía y prestan servicios personales y técnicos, y los trabajadores por cuenta propia que tienen arrendados establecimientos estatales para estos fines, tienen permiso del gobierno para acceder, de forma directa, a los suministros de las empresas productoras y las empresas comercializadoras mayoristas del país.

Sin embargo, esta nueva apertura no apoyó a la gran mayoría del sector emprendedor, que no cumple estos requerimientos.

Zona + no contribuye al crecimiento del sector no estatal y al no existir un mercado mayorista para todos en general que abastezca las necesidades del cuentapropismo en la Isla, los cubanos tienen la imperiosa necesidad de acudir al mercado negro, donde se obtienen por menores precios productos robados de otros sectores como el turismo o el comercio y la gastronomía estatal.

Otros por su parte, buscan apoyo de sus familiares en el extranjero o de intermediarios que se dedican a traer productos básicos para mantener un local privado.

Mientras las ofertas de los centros comerciales no cubren la demanda interna del país, es importante cuestionar la capacidad que tendría el gobierno para mantener llenos estos nuevos y casi mayoristas centros comerciales y más cuando se pronostica una desaceleración económica.

Zona +, de mantener su política de vender más, pero con el mismo precio, no traerá grandes resultados para los fines con los cuales fue concebida. El Estado tendrá que soltar las riendas y establecer un mercado que algún día logre satisfacer las demandas de los nuevos empresarios cubanos.

[fbcomments]