Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
jueves, 24 de julio 2014

Tragedia de balseros antes y después del naufragio

Volcó la embarcación en el Cabo de San Antonio con 16 personas a bordo. Uno falleció. Esta es parte de la historia

Yaíma Nach Remedio, sobreviviente_foto cortesía del autor

LA HABANA, Cuba, 27 de junio de 2013, Veizant Boloy/ www.cubanet.org.- En el pasado mes de marzo, la esperanza de un grupo de balseros cubanos de llegar a los Estados Unidos se convirtió en tragedia. A pocos metros de la costa, en el Cabo de San Antonio, punta más occidental de la isla, la embarcación rústica se hundió con 16 personas a bordo.

Al menos una de ellas resultó gravemente herida y otra, de nombre Rainel, 26 años de edad, murió. El 7 de marzo, alrededor de las siete de la noche, la lancha de tres metros de largo por un metro y medio de ancho, zarpó de las costas de la provincia Mayabeque, sin menores de edad a bordo.

“Después de navegar tres días con sus noches, el fuerte oleaje y los vientos nos obligaron a buscar la orilla; producto de esto, la lancha se viró y todos quedamos debajo de ella, de donde salimos cada uno por su cuenta para buscar tierra”, dijo  Yasmani Torres Hernández, de 23 años de edad, uno de los tripulantes.

“Casi amaneciendo, encontramos a mi madrastra, Yaíma Nach Remedio, de 35 años, con la pierna trozada por el tobillo y sangrando mucho. Me quedé cuidándola mientras los demás buscaban a la persona desaparecida”, añadió  Torres Hernández.

Alrededor de las ocho de la mañana, se dio aviso a la policía. A las dos de la tarde  apareció una lancha rápida para sacarlos, pero los dientes de perro  impidieron realizar el rescate. Al rato, apareció un buzo, quien les aseguró que regresaría con un médico y un helicóptero.

Según cuentan, la policía capturó inmediatamente a  los balseros, pero “no fue hasta las 8 de la noche que regresaron a buscarnos; llamaron a un helicóptero pero no fue posible que viniera, por lo que hubo que sacar a Yaíma con una parihuela, rabiando del dolor por la orilla de la costa para poder llegar a los carros”, lamentó.

“En Sandino, los oficiales de DTI, con muy mala forma, me apresaron, a sabiendas de que la única persona que ella tenía para que la cuidara era yo”.

Yaíma recibió atención médica custodiada por policías como si fuera una asesina, explicó. “Me amputaron el pie por la infección y estuve con la herida abierta 27 días, con curas”.

Yasmani Torres Hernández, de 23 años de edad, uno de los tripulantes_foto cortesía del autor

Los balseros fueron castigados con multas de 3 mil pesos en moneda nacional. Aunque las sanciones están suspendidas por acuerdos migratorios entre Cuba y Estados Unidos, y la parte cubana se comprometió a no adoptar represalias legales, en la vía administrativa sí los sancionan.

Actualmente, esta familia, además de lo sucedido, denuncia al gobierno por llevar a prisión a José Manuel Torres – de 52 años de edad, padre de Yasmani y esposo de la Sra. Nach- por supuestamente organizar la salida ilegal, quien estaba a cargo de dos menores en el momento de la detención.

Aunque  asegura Yaíma: “Está pendiente a juicio y, sin embargo, él no iba a salir del país ni sabía nuestros planes de salida”, finalizó.

veizant@gmail.com

Acerca del Autor

Veizant Boloy
Veizant Boloy

Veizant Boloy, Abogado, pertenece a la Asociacion Juridica de Cuba, La Habana

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas y/o ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus