Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
viernes, 18 de abril 2014

Imposible transporte público

Escasez de ómnibus, roturas, falta de piezas, incumplimiento de horarios lastran la transportación de pasajeros en La Habana

LA HABANA, 8 de noviembre de 2012,173.203.82.38.–Un expedidor  retiene la salida de los metrobús P-3   –P significa recorrido por vías principales,-  asentados en la terminal de Alamar, en La Habana, por dos o tres horas, para obligar a los hastiados pasajeros a tomar un camión particular de transporte que realiza igual trayecto pero cuesta cinco pesos, mientras el precio del metrobús es cuarenta centavos-, dice Horacio Marrero, de 36 años, plomero, residente en Bajurayabo, barrio de Guanabo. Es pasajero del P-3.

Un chofer de esta ruta, que prefirió no identificarse, refiere:

-Alrededor de quince camiones particulares  cubren la ruta del P-3. En el paradero retienen la salida, en violación del tiempo reglamentado y las personas, desesperadas por la pérdida de tiempo o por necesidad de cumplir horarios de trabajo, estudio, turno médico o por cualquier otro asunto, quedan obligados a irse en camión. Por cada camión que sale lleno, el expedidor recibe cinco pesos.  Como se aglomeran muchos pasajeros, es fácil comprender que es un negocio redondo. Está claro que en el negocio tiene que haber directivos. No se dice pero parece claro, al  tolerar la situación irregular de las salidas. En la cabecera de regreso, en Avenida 26, ocurre lo mismo: los cinco pesos son para el que acomoda a los pasajeros.

-Comprenderán que yo, como yo la mayoría, que vive de un salario y tiene familia que mantener, no puedo darme el lujo de transportarme en camiones y gastar diez pesos diarios. No hay quien aguante. Solo me queda esperar hasta que asome algún P-3, perder miserablemente un precioso tiempo-, reitera el usuario Marrero.

-Los choferes somos  perjudicados con esa irregularidad. No podemos cumplir las normas de recaudación, por lo mismo tenemos afectación salarial.  El complot entre camioneros y empleados de la Terminal nos perjudica- agrega el chofer.

Los P-3, igual que otras rutas de   metrobús, son vehículos dobles, articulados, con especie de fuelle en medio, por lo que  la gracia popular los ha bautizado guaguas acordeón, por su trasunto con el instrumento musical.

El P-3 tiene extenso recorrido. Sale de Alamar.     Atraviesa los populosos barrios Rotonda de Cojímar, Luyanó, Virgen del Camino,  Avenida l0 de Octubre, Ciudad Deportiva, Avenida 26, y concluye en el Vedado. Tiene igual recorrido contrapuesto.

-No me explico por qué esta situación tan anormal, evidencia el truco, no ocurre con las rutas P-11, ni P-15,  también del paradero de Alamar…

Marrero y cientos de perjudicados esperan respuesta de dirigentes del Ministerio de Transporte.

cosanoalen@yahoo.com

Acerca del Autor

Reinaldo Emilio Cosano Alén
Reinaldo Emilio Cosano Alén

Reinaldo Emilio Cosano, La Habana, mayo, 1943, licenciado en Filología en la Universidad de La Habana. Ejerció como profesor los últimos veinte años de vida laboral. Fue separado del magisterio por carecer de ''idoneidad política'', según consta en el acta de separación definitiva. Fue miembro del Comité Cubano pro Derechos Humanos, y participó en la Coalición Democrática Cubana. Escribe desde hace más de diez años para CubaNet, a través de la agencia Sindical Press, de la cual es director. e-mail: cosanoalen@yahoo.com

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. El espacio para comentarios se cierra automáticamente 15 días después de ser publicada la nota. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus