Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
sábado, 20 de diciembre 2014

El misterioso caso de los azadones negros

El director de marketing de la empresa Bellota, Rafael Oliver, respondió que la corporación no tiene plantas de producción en Cuba ni las ha tenido nunca

PUERTO PADRE, Cuba, febrero (173.203.82.38) – En los comercios destinados a la venta de artículos para campesinos, entre otras herramientas, están expuestos unos azadones de color negro. Salieron a la venta en enero de 2011, a 115 pesos; pero, como casi todas las mercancías destinadas a la agricultura, los azadones están rebajados y cuestan 70.

En el extremo superior izquierdo, los azadones tienen grabados la marca del fabricante: Bellota, y abajo, Made in Spain.

En el extremo derecho aparece el número del modelo: 222. En el comprobante que se expide por la compra, no hay nada que certifique la garantía, como sí aparecía en otros azadones Bellota, retirados hoy de las Tiendas Recaudadoras  de Divisas, donde se vendían a 10 pesos convertibles.

-Un azadón marca Bellota 222 es ligero porque su acero es delgado, y suena como una campana cuando usted lo golpea. No me parece que este sea legítimo –dijo a la empleada de la tienda Pedro Rosales, campesino de la zona que pretendía comprar un azadón.

La dependienta le respondió que ella no sabía.

-No he vendido ninguno desde que los trajeron.

El administrador dijo a Rosales que la Universal es la empresa suministradora, y sin más, regresó a su oficina.

Luego de las palabras del administrador, quedó flotando una interrogante: ¿Están vendiendo a los campesinos una herramienta auténtica, o emplean el nombre de una empresa que goza de prestigio entre los agricultores cubanos, para fabricar y comercializar un producto falso?

Si sólo quisieron copiar las bondades del modelo, bien pudieron no utilizar las especificaciones del producto original. Pero no, el azadón lleva la marca Bellota, producido en España.

El director de marketing y ventas de Bellota, Rafael Oliver, respondió por correo electrónico a una de nuestras fuentes el pasado 31 de agosto, desde Guipúzcoa, País Vasco: “Corporación Patricio Echevarría no dispone de plantas de producción en territorio cubano ni las ha tenido en el pasado. Actualmente tenemos una planta productiva en México, en el estado de Veracruz, desde donde se gestionan nuestros productos en áreas del Caribe y América Central. Ni desde la corporación, ni desde nuestras filiales, se han realizado implantaciones en los comercios de la isla, ni tampoco tenemos autorizado el uso de nuestra marca para que terceros la utilicen en Cuba”.

¿De dónde salieron los azadones negros distribuidos en la red de comercios para campesinos? Convengamos que los comercializados a 10 pesos convertibles; es decir: 263 pesos cubanos, bien pudieron ser adquiridos en cualquiera de las sucursales de Bellota, ya sea en México o Colombia, pues, a no dudarlo, en su terminación poseen las cualidades distintivas de un producto de marca.

Pero este no es el caso de los azadones negros, cuyo color y terminación, aunque lleven grabados que son Bellota fabricados en España, recuerdan palas, picos, rastrillos y machetes de producción nacional, fabricados apresuradamente.

El artículo 227 del código penal cubano sanciona con privación de libertad de 6 meses a dos años, o multas de hasta 50 mil pesos, al que venda un producto industrial con indicaciones de calidad o designación de marca que no corresponda a la mercancía, o al que imprimiese ilegalmente marca, modelo industrial o patente de algún producto. Algo así como fabricar azadones en Guantánamo, y situarlos en el mercado como si fueran Bellota, hechos en España.

En Cuba no existen acerías privadas. La labor siderúrgica está a cargo del Ministerio de la Industria Sideromecánica, cuyo ministro es el General de Brigada Salvador Pardo, nombrado en el cargo en marzo de 2009.

Por ley, el Ministerio de Comercio Interior es el encargado de dirigir, ejecutar y controlar la aplicación de la política del Estado referida al comercio interno mayorista y minorista, y de velar por la protección de los consumidores. Un ingeniero industrial, Máster en relaciones internacionales, es su titular, el señor Jacinto Angulo.

Puesto que en Cuba la corrupción quizás tenga aun más aristas que las señaladas por Raúl Castro en la Asamblea del Poder Popular el pasado diciembre, y dado que los propietarios de la empresa Bellota no han autorizado el uso de la marca para su fabricación en la isla, ¿pudieran los mencionados ministros explicar de dónde salieron los azadones negros?

Ver más en:

Acerca del Autor

Alberto Méndez Castelló
Alberto Méndez Castelló

Alberto Méndez Castelló (Puerto Padre, Oriente, Cuba 1956) Licenciado en Derecho y en Ciencias penales, graduado de nivel superior en Dirección Operativa. Aunque oficial del Ministerio del Interior desde muy joven, incongruencias profesionales con su pensamiento ético le hicieron abandonar por decisión propia esa institución en 1989 para dedicarse a la agricultura, la literatura y el periodismo. Nominado al Premio de Novela “Plaza Mayor 2003” en San Juan Puerto Rico, y al Internacional de Cuentos “ Max Aub 2006” en Valencia, España.

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: