Sobrino de Maduro confiesa haber estado “en negocios de drogas desde los 18 años”

Sobrino de Maduro confiesa haber estado “en negocios de drogas desde los 18 años”

De acuerdo a grabaciones confidenciales

Los sobrinos de Maduro, atrapados en una operación de la DEA en Haití (EBove/El Nuevo Herald/Archivo)
Los sobrinos de Maduro, atrapados en una operación de la DEA en Haití (EBove/El Nuevo Herald/Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- Grabaciones secretas tomadas durante conversaciones entre informantes y el sobrino del gobernante venezolano Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores lo sitúan jactándose de traficar con drogas desde su adolescencia, de acuerdo a información publicada por el Nuevo Herald.

Efraín Campo, uno de los acusados de narcotráfico en el caso contra los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, durante esas conversaciones alardeó de su habilidad para conseguir aviones y trasportar droga en ellos, así como de negociar con un narco francés y sobre los costos comparativos de vender en Europa en lugar de Centroamérica.

Varias grabaciones de audio y video de las conversaciones de Campo con informantes confidenciales fueron escuchadas en el cuarto día del juicio contra los sobrinos de Maduro, y cuyo resultado podría vincular a este con el narcotráfico.

“Yo tengo 30 años. Llevo haciendo este trabajo desde que tenía 18”, dijo Campo en las conversaciones grabadas.

Efraín Campo y Francisco Flores, ambos de 31 años y sobrinos de Nicolás Maduro y Cilia Flores, enfrentan cargos de conspiración para entrara EE.UU. 800 kilos de cocaína.

La Fiscalía se apoya en las grabaciones para demostrar que los acusados no son, como ha alegado la defensa, víctimas ingenuas de un complot político, sino que se trata de individuos capaces y dispuestos a un plan para explotar sus lazos políticos y llevar a cabo una transacción con cocaína por un valor de $20 millones que habría ayudado a la campaña política de su tía y a mantener en el poder venezolano a los Maduro.

José Santos Peña, informante confidencial de la DEA, regresó este jueves al juicio como testigo y describir varias de las grabaciones de audio y video que hizo de sus encuentros con los acusados el pasado año en Venezuela.

Campo dice en uno de esos encuentros que quería empezar “inmediatamente”. Se escucha además al acusado poniéndose unos guantes de látex que, según el informante Santos, fueron utilizados para presentar la supuesta cocaína.

Los videos fueron tomados de forma furtiva, por lo que están cargados de fallas de origen. Sin embargo, en algún momento se puede ver a Campo agarrar y manipular un bloque de polvo blanco.

“Pidió a uno de sus guardaespaldas una cuchilla para abrir el kilogramo de cocaína”, explicó Santos al jurado.

De acuerdo al agente de la DEA, se trataba de una cocaína “de buena calidad”.

La defensa aún no ha podido interrogar a Santos, pero ha alegado que se trata de una persona corrupta. Él y su hijo han cobrado más de 1,2 millones de dólares trabajando para el gobierno de EE.UU. y fueron condenados por narcotráfico no autorizado mientras trabajaban para la DEA.

En tanto, los sobrinos de Maduro alegan que se les tendió una trampa por parte de los informantes y que ellos no habrían sido capaces de organizar una operación semejante a aquella por la que se les acusa.

Los abogados dicen que los videos no ofrecen prueba suficiente de que el polvo blanco sea cocaína, y en ningún momento se hizo un examen pericial de la sustancia dado que no se confiscó droga alguna en la operación que terminó con la detención de Flores y Campo.

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]