¿Por qué los cubanos no pueden jugar Fortnite?

¿Por qué los cubanos no pueden jugar Fortnite?

En Cuba no existe una industria de videojuegos, y los juegos internacionales de pago casi siempre son piratas

LA HABANA, Cuba.-Cuando uno relaciona las palabras Fortnite y Cuba el buscador de Google devuelve escasos resultados de lo que realmente se quiere encontrar. Entre ellos, un grupo cubano de Facebook que se llama “Fortnite a lo cubano” de 67 integrantes y no todos lo juegan.

Los precios de Internet, entre otras dificultades, hacen que jugarlo en Cuba sea un desafío.

El videojuego de la compañía Epicgames es actualmente el juego en línea más demandado del mundo. En casi todos los países existen comunidades, en algunos casos, de millones de subscriptores que se reúnen para disfrutarlo. Se trata de un videojuego de tipo cooperativo con armas de fuego y no es posible correrlo sin acceso a internet.

En Cuba los fanáticos a los videojuegos conocen que existe gracias al Paquete Semanal (compendio audiovisual que se propaga en Cuba por medio de dispositivos USB), donde se publican videos de youtubers famosos jugando en línea, torneos millonarios a nivel mundial, entre otros eventos.

CubaNet entrevistó a Carlitos, un cubano de 17 años entusiasta de los videojuegos, quien estaba obsesionado con jugar Fortnite y nos contó cómo logró hacerlo en Cuba.

Él sabía que debía hacer un sacrificio grande para conseguirlo. “Por suerte” vive frente a una zona WIFI y la señal llega hasta su PC ubicada en su cuarto, así que tenía un paso de avance para lograr su objetivo.

“Lo primero que tuve que hacer fue conseguir dinero que pudiera gastar en horas de Internet, el juego ocupa un poco más de 10 Gigabites. Usando la velocidad de las zonas Wifi (256kbit/s), con un poco de suerte, necesitaría unas 15 horas para descargarlo completo”, nos explicó.

Sus padres no le darían el dinero para darse tal lujo, por lo que tuvo que disponer de sus ahorros, pero cuando compró las horas de internet no sospechó que se encontraría con tantos obstáculos.

Después de haber gastado 20 dólares, que equivalen a 20 horas de Internet, tuvo que comenzar por instalar un VPN llamado Psiphon para esconder su ubicación geográfica, pues los servidores de Epicgames están bloqueados en la Isla caribeña.

“Cuando iba por un Gigabyte descargado hubo un apagón (perdida del suministro eléctrico, muy común en Cuba) en mi barrio y tuve que comenzar la descarga desde el principio, a partir de ese momento sabía que corría el riesgo de perder lo que había descargado y las horas de internet”, dijo.

“El problema no solo era que se fuera la corriente eléctrica, encima de eso, ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba) tiene el Internet programado para que uno no pueda estar conectado más de cinco horas. Después de ese tiempo se cae la conexión sin avisar”, agregó.

Finalmente consiguió instalar el juego completo, de vez en cuando tiene que descargar actualizaciones desde internet, sin contar el tiempo que permanece online, “es un gasto tremendo”. Cada hora de juego le cuesta un dólar en un país donde el salario promedio mensual es menos de 30.

Carlitos es uno de los pocos en Cuba que juega Fortnite y se reúne con sus amigos que aportan dinero para comprar tiempo de Internet y así poder disfrutarlo por turnos en su PC.

El videojuego ha sido un éxito para la empresa Epicgames, y cuenta con formas de pago electrónico para desbloquear los llamados “pase de batalla”, y el modo de juego “salvar al mundo”. Pero suponiendo que alguien quisiera comprar esas mejoras desde Cuba, no podría debido a que la Isla no cuenta con una plataforma de pago digital.

“Jugar Fortnite es un sueño que tiene que esperar, no tengo a mi alcance ni Internet, ni una buena PC que me corra bien.” Dijo Yainer García, amigo de Carlitos que espera jugar Fortnite algún día.

En Cuba no existe una industria de videojuegos, y los juegos internacionales de pago casi siempre son piratas y se trata de evitar la necesidad de Internet por ser lenta y cara.

[fbcomments]