Talleres de reparación de móviles se quedan sin piezas de repuesto

Talleres de reparación de móviles se quedan sin piezas de repuesto

Una de las soluciones aplicadas por algunos talleres consiste en comprar móviles rotos para tratar de aprovechar algunas de las piezas que todavía funcionan

Taller de reparación de teléfonos móviles (Foto del autor)

LA HABANA, Cuba.- “Ya no tenemos pantallas para cambiar, placas, táctiles ni baterías, todas esas piezas de repuesto eran importadas por los que se dedicaban a viajar como una forma de negocio. Hace meses que no podemos reparar casi ningún dispositivo, estábamos tirando con las reservas, pero ya casi todo está agotado”, comentó a CubaNet Alan Hernández, un joven dueño de un taller de reparación de móviles en Mayabeque.

Después del inicio del llamado ordenamiento monetario, el precio del dólar estadounidense se ha disparado, llegando a alcanzar los 50 pesos cubanos (CUP), el resultado es un aumento considerable del valor de los dispositivos, así como de las piezas de repuesto y servicios que ofrecen los talleres de reparación de móviles.

“Más del 80% de los móviles que nos llegan al taller ya no podemos darles solución porque no hay nada para repararlos, estamos sobreviviendo literalmente con la instalación de software y con el desbloqueo de algunos modelos que todavía se pueden hacer”, añadió Alan.

Una de las soluciones aplicadas por algunos talleres consiste en comprar móviles rotos para tratar de aprovechar algunas de las piezas que todavía funcionan.

“La mayoría de las roturas son por golpes y en las pantallas, aprovechamos todo lo demás, las placas, las baterías, micrófonos etc. Comprando móviles rotos hemos podido arreglar algunos, no es una solución porque la mayoría de los dispositivos llegan para cambio de táctil o de pantalla, pero algo podemos resolver ante la crisis y escasez tan grande que hay”, sostuvo Antonio González, trabajador por cuenta propia de uno de los talleres del municipio Quivicán.

La venta de accesorios así como de dispositivos móviles también se ha visto afectada, el precio de los dispositivos se ha disparado ha aumentado considerablemente.

“Una gran parte de los ingresos de los talleres es la venta de accesorios y de móviles, aunque nos han dicho que no se puede hacer y cada vez que vienen los inspectores tenemos que esconderlo todo, es lo que mayores ingresos nos deja. Hace meses que no podemos vender nada de eso, porque nadie está viajando”, añadió González.

El cuentapropista dijo además que los pocos dispositivos que tienen a la venta los están ofreciendo en MLC “debido a que el valor del mismo es muy volátil ahora mismo en Cuba”.

“No podemos perder dinero si sube de pronto. Algunos servicios de desbloqueo también lo estamos cobrando de esta forma porque debemos pagarlo en dólares para poder hacerlos”, lamentó.

En la Isla, la tecnología siempre ha sido difícil de adquirir. Con la crisis del coronavirus y el cierre y reducción de los viajes, las piezas de repuesto, los dispositivos móviles y los accesorios han aumentado considerablemente su valor.

Cabe señalar que la mayoría de los dispositivos que entran al país son importados y luego comercializados en el mercado negro.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Orlando González

Periodista independiente. Reside en La Habana.

[fbcomments]