Comercio online, otro privilegio de los negocios del Estado

Comercio online, otro privilegio de los negocios del Estado

Las compañías estatales recaudan divisas, mientras la población padece las restricciones para el acceso a internet, donde no está permitida la conexión en la gran mayoría de los domicilios particulares y donde los pagos online están vedados a los particulares

CARLOS III

Compras con entrega a domicilio, cenas, excursiones y recargas telefónicas son algunas de las ofertas que se abren paso en Cuba con el comercio online, en un mercado dirigido al exterior pero que beneficia sólo a los habitantes de la isla que tienen amigos o familiares fuera del país.

Se trata de servicios que se pagan desde fuera de la isla para comprar productos que, en su mayor parte, tienen como destinatarios a los cubanos, como el caso de alimentos o electrodomésticos ofertados en supermercados nacionales que ya permiten esa opción online o la posibilidad de recargar desde fuera el saldo de los teléfonos móviles que se utilizan en la isla.

Las compañías estatales cubanas recaudan divisas con estos servicios, mientras que la mayor parte de los cubanos desconocen las posibilidades del comercio electrónico en un país con restricciones para el acceso a internet, donde no está permitida la conexión en la gran mayoría de los domicilios particulares y donde los pagos online están vedados a la población.

WWW“La estrategia del comercio virtual en Cuba está dirigida hacia el exterior y no hacia el mercado doméstico” y ese es un “error” del proceso de reformas económicas abierto por el Gobierno de Raúl Castro, señaló a Efe Emilio Morales, presidente de la organización The Havana Consulting Group (THCG), con sede en Estados Unidos.

Los emigrados cubanos y los extranjeros con vínculos con el país caribeño serían los principales clientes de este tipo de comercio. Miriam Sierra, una emprendedora de 52 años del barrio habanero de Lawton, afirmó que su familia en Miami (EEUU) ha “enviado” a la isla por esa vía desde alimentos y muebles hasta “cestas” de regalo por Navidad y Año Nuevo.

“Se compran los mismos productos que tienen las tiendas aquí en Cuba, pero ellos los pagan por internet y a mí, que no tengo mucho tiempo libre, me los traen a la puerta de la casa. Es más cómodo y útil”, explicó Sierra a Efe.

Las ventas virtuales han cobrado cierto auge en Cuba en los últimos años, sobre todo a raíz de que en 2008 el Gobierno levantara prohibiciones como las que impedían a los ciudadanos hospedarse en hoteles o comprar teléfonos móviles.

La estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), por ejemplo, estableció después de esa apertura una vía de recargas desde el exterior y mediante internet para la telefonía móvil, que en enero se extendió a los servicios de telefonía fija residencial. Etecsa, que controla el sector en Cuba, realiza asimismo una promoción on-line de recarga celular, una vez al mes, que otorga el doble del saldo pagado y constituye una de sus ofertas más populares y polémicas, pues no hay una opción similar para los usuarios que pagan dentro del país.

artexUn reciente estudio del grupo THCG indica que los servicios de telefonía celular prepago -la única modalidad disponible para los cubanos- es una de las principales fuentes de ingresos de Etecsa y en 2013 el 56,6% de lo recaudado por ese concepto provino del exterior.

Según THCG, el 32,3% del total de esos ingresos procede precisamente de las recargas por internet. También el sector turístico, las reservas de hoteles, excursiones y la gastronomía tratan de posicionarse en el comercio electrónico.

Y las paladares, sólo a través de Cubanacán

Cubanacán, una de las principales corporaciones turísticas del país, perteneciente al grupo GAESA administrado por las Fuerzas Armadas, este mes sacó al mercado una nueva oferta que permite pagar online y regalar a amigos o familiares en Cuba una cena en sus restaurantes y alguna de las conocidas “paladares”.

El nuevo servicio comenzó el 1 de noviembre y está habilitado para seleccionar mesa y menú, solo vía internet, en 43 restaurantes y cafeterías de cuatro provincias del país: La Habana (13), Villa Clara (6), Camagüey (13) y Holguín (11), de las cuales sólo 5 paladares o restaurantes privados podrán beneficiarse, asegura una nota del portal Café Fuerte.

Según se muestra en el sitio digital www.bazar-virtual.ca, los interesados pueden escoger platos cuyos precios oscilan entre $13.83 dólares en el Gato Tuerto hasta el menú 4 de la Bodeguita del Medio por $28.08. Para la realización de los pagos se aceptan tarjetas Visa y Mastercard.

Oscar Mederos Mesa, director general de la Sucursal Habana de Cubanacán, dijo al portal oficialista Cubasí que cualquier persona podrá reservar desde el exterior en los retaurantes privados que hoy son prestatarios de Viajes Cubanacán en La Habana que ya tiene contratos con 27 restaurantes privados entre los que destacan La California, Bella Habana, Café Laurent, La Moraleja, Mediterráneo Havana, El Guajirito y Sancho Panza.

“Es la primera vez que esto se hace en Cuba y la primera vez que venderemos menús online”, dijo a Efe Elisa Gamboa, la administradora
de “Sancho Panza”, una de las “paladares” que participa en esta experiencia.

Para Cuba, muy rezagada en el uso normalizado de internet y las nuevas tecnologías, el desarrollo de las ventas en línea es una garantía de entrada de divisas, aún en medio del complejo escenario de transacciones internacionales que impone el embargo de EEUU. El Gobierno cubano denuncia que esta medida limita su desarrollo dentro del comercio electrónico, al obstaculizar el acceso y uso de tecnologías y aplicaciones.

Al margen de esas dificultades, expertos como Morales creen que las restricciones de internet en las viviendas de los cubanos y su exclusión del comercio virtual se debe revisar.

Según el investigador, el hecho de que los cubanos no puedan en pleno siglo XXI hacer pagos online dentro de su país ni siquiera en pesos cubanos (CUP), es un asunto del feudalismo.

“El país necesita estrategias frescas, innovadoras e incluyentes, para que la economía y la sociedad juntas den un salto hacia una economía superior, hoy la tecnología lo permite, pero el Gobierno lo limita”, apuntó.

  • AGENCIAS
[fbcomments]