1

¿Qué diría Kafka de nuestras universidades?

Universidades, Cubanos

MONTANA, Estados Unidos. — Una universidad moderna es una institución superior de aprendizaje comprometida con la enseñanza, investigación e intercambio de ideas y puntos de vista. Un criterio de vieja data sobre las universidades es que son modelos de libertad académica, y más ampliamente de libertad de expresión. La primera evidencia documental de esta tradición parte de la Universidad de Bologna, que alrededor de 1155 adoptó un estatuto académico que garantizaba el derecho de un profesor viajero a transitar sin obstáculos en interés de la educación. El concepto de libertad académica en nuestros tiempos se reconoce internacionalmente por el sucesor del estatuto de Bologna, la Magna Charta Universitatum, firmada por 805 universidades de 85 países.

Una de las críticas hechas a las universidades modernas es que la adopción de modelos de gestión de negocios ha eclipsado preocupaciones pedagógicas o intelectuales, convirtiéndolas en “corporaciones universitarias”. Esto puede ser una exageración, pero está claro que a técnicas de gestión corporativa influenciando las administraciones universitarias le siguen actitudes comerciales jerárquicas, y no colegialidad académica. Esta intolerante mentalidad de gerencia de comando y control puede ser perfectamente adecuada para el mundo de los negocios, pero en un contexto universitario arriesga el crecimiento y promoción de libertad académica.

No se trata de líderes universitarios involucrados en abierta censura o infracciones de la libertad de palabra. Es una mucho más sutil creación de un ambiente kafkiano (Franz Kafka 1883-1924) para los profesores. Es decir, somos testigos de un estilo de gestión que fomenta la impotencia del individuo. Tales estrafalarios alardes de autoridad dejan a los profesores desamparados.

Considérense estas recientes situaciones kafkianas involucrando la Universidad de Miami y la Universidad Internacional de Florida:

En julio de 2017 el Dr. Jaime Suchlicki, entonces Director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de la Universidad de Miami, escribió a su personal: “Por la presente le informo que en agosto 17, 2017, estaré dejando la Universidad de Miami. La oficina del Rector me ha ordenado terminar las operaciones del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos; consecuentemente, su plaza ha sido eliminada y usted será colocado en estatus de cesantía en agosto 15, 2017”.

Por décadas ICCAS sirvió como un bien informado think tank investigativo de alto nivel crítico del régimen castrista en Cuba, y la comunidad protestó enérgicamente ante el silenciamiento de esta necesaria voz. En el clamor subsiguiente, el Presidente de la Universidad de Miami, Dr. Julio Frenk, señaló, nada ingenuamente, que no había sido su intención cerrar ICCAS. De hecho, en una reunión con líderes comunitarios en agosto 18, 2017 se comprometió a reclutar un nuevo director y reanudar las actividades.

Otra situación análogamente kafkiana ocurrió en la Universidad Internacional de Florida (FIU). El Dr. Modesto (Mitch) Maidique, distinguido presidente de FIU por 23 años (1986-2009) que luego pasó a ejercer como profesor, perdió el favor del Consejo Universitario. Los logros del Dr. Maidique como Presidente de FIU no tienen precedentes ni comparación. Tal es así que en 2009 la Junta de Fideicomisarios aprobó unánimemente nombrar las instalaciones centrales de la Universidad como Modesto Maidique Campus (MMC) para homenajearlo.

Ahora, la Junta de Fideicomisarios de FIU está molesta con el Dr. Maidique porque critica su liderazgo y, en represalia, algunos miembros han propuesto eliminar el nombre de Maidique del campus, para rebautizarlo con el nombre de un potencial donante fantasma. Como con ICCAS y la Universidad de Miami, los motivos son sospechosos e indecorosos.

Debo informarle al lector y destacar que era miembro del equipo de ICCAS cuando el presidente de UM ordenó desmantelarlo, y que considero a Mitch Maidique un amigo. Pero veo esos dos casos como muestras kafkianas envolviendo abusos de poder administrativo para silenciar disensos. Más preocupante, sin embargo, es que esta intolerancia surge con líderes universitarios que deberían enseñar e inspirar a nuestra juventud con ejemplos personales y los valores democráticos que enriquecen y afianzan nuestra sociedad: pluralismo y libertad de expresión.

En estos fracasos universitarios lo kafkiano florece, y es completamente lamentable.

Nota: El último libro del Dr Azel es “Libertad para novatos”

 

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Diplomáticos estadounidenses en Cuba sufrieron daños en el oído interno

Embajada de EEUU en La Habana (Foto Reuters)

MIAMI, Estados Unidos.- “Los empleados del gobierno estadounidense en Cuba que sufrieron síntomas desconcertantes (mareos, insomnio, dificultad para concentrarse) después de escuchar un extraño sonido agudo, todos tenían una cosa en común: daños en la parte del oído interno responsable del equilibrio, según los primeros médicos que los examinaron después de los episodios” de acuerdo a un reportaje publicado por The New York Times este miércoles.

El texto asegura que dos “años después de que los estadounidenses ingresados ​​en la Embajada de los Estados Unidos en La Habana comenzaron a experimentar el peculiar fenómeno, los médicos de la Universidad de Miami publicaron un artículo científico que confirma lo que estos pacientes han dicho todo el tiempo: su condición es real, no el resultado de una misa. La histeria, una respuesta a la intensa cobertura de los medios de comunicación o una reacción estresante a la evacuación, como sugirieron los médicos en Cuba”.

El Doctor Michael E. Hoffer, director del Programa de equilibrio y vestibular de la universidad, y autor principal del estudio, dijo: “Estas personas resultaron heridas”, pero “no estamos seguros de cómo. La lesión resultó en daño de oído y algunos problemas para pensar “.

Así mismo, según la descripción de algunas de las 26 personas afectadas, el episodio se sintió como algo salido de “Star Trek”: Unos pocos minutos de un ruido agudo, a menudo acompañado por una sensación de presión alta descrita como un “campo de fuerza” en sus hogares y las habitaciones de hoteles en Cuba durante varios meses a partir de finales de 2016 cambiaron sus vidas y, en algunos casos, terminaron sus carreras, reza el artículo, firmado por el periodista estadounidense Frances Robles, afincado en Miami.

El mareo y los problemas cognitivos que siguieron, incluyendo insomnio severo y náuseas al usar una computadora, fueron tan intensos que al menos un empleado del Departamento de Estado se jubiló anticipadamente este año. Otra persona que experimentó el fenómeno en China se fue de permiso, y el Departamento de Estado no dijo cuántos otros habían regresado a trabajar.

Aunque aún no está claro si la lesión es permanente, el estudio, publicado en la revista Laryngoscope Investigative Otolaryngology, es el primero en documentar los primeros síntomas de un misterio médico que comenzó en Cuba, dañando las relaciones entre la isla caribeña y los Estados Unidos. Entretanto el fenómeno también puede haberse extendido a China.

Según los médicos, todos los diplomáticos afectados que han sido analizados sufrieron un ataque acústico que dañaba el otolito, el órgano que controla el equilibrio y la sensación de gravedad. También dijeron que era poco probable que los oficiales hubieran sufrido traumatismos cerebrales, aunque un estudio anterior de la Universidad de Pennsylvania sugirió que los pacientes mostraban signos de lesión cerebral traumática sin experimentar una conmoción cerebral.

“Los autores del informe de la Universidad de Miami dijeron que el suyo fue el único estudio que documentó los exámenes médicos que tuvieron lugar poco después de que se escucharon los sonidos, antes de que los informes de los medios de comunicación o las reclamaciones de compensación de los trabajadores pudieran haber afectado los resultados. El estudio no ofrece ninguna teoría sobre qué causó las lesiones, pero el Dr. Hoffer dijo que ahora confía en que los médicos pueden detectar la enfermedad y tratarla”.

La teoría de Hoffer, investigador de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami, es que los empleados estadounidenses “fueron atacados porque fueron seguidos y, en algunos casos, no se vieron afectados los demás individuos de su hogar”.

“Lo que notamos es el daño universal a los órganos de gravedad en el oído”, dijo. “La oreja tiene un montón de diferentes órganos de equilibrio, y dos de ellos son órganos de gravedad, y están dañados en todos”.

De acuerdo a las declaraciones del doctor al Times, “después de sufrir el daño, los cuerpos de los pacientes gastan tanta energía tratando de mantenerse equilibrados que los borra, y eso es muy fatigoso”, dijo, “Y no queda mucho para recordar dónde pusiste tus llaves”.




Ileana Ros-Lehtinen dará clases en Universidad de Miami tras dejar Congreso

Ileana Ros-Lehtinen. Foto Archivo

MIAMI, Estados Unidos.- La legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, que en 2019 dejará el Congreso de EE.UU. después de 29 años como representante por Florida, dictará un curso junto a su esposo, Dexter Lehtinen, sobre poder legislativo y política exterior en la Universidad de Miami a partir de enero, según informó la agencia de noticia EFE.

De acuerdo a ese centro educativo, la congresista de origen cubano, presidenta “emérita” del Comité de Asuntos Exteriores en la Cámara de Representantes, ha sido nombrada “profesora presidencial distinguida” de UM.

Ros-Lehtinen, que en 2004 hizo un doctorado en educación en UM, va a estar comprometida con esa universidad por varios años y su tarea empezará con el curso de política exterior que dictará durante el semestre de primavera, en el que analizará “el papel del Congreso en la construcción de la política exterior estadounidense, con especial énfasis en la Guerra Fría”.

Junto a ella dictará el curso su esposo y antiguo alumno de UM, Dexter Lehtinen, que fue fiscal del distrito judicial sur de Florida y legislador estatal, y fue condecorado por sus acciones como combatiente en Vietnam.

El curso incluye temas como “las potencias bélicas”, “el uso de la fuerza coercitiva”, “la ayuda militar y económica”, “política comercial” e “inmigración”.

“Estoy encantado de dar la bienvenida a Ileana Ros-Lehtinen en su regreso a su ‘alma mater’ después de una carrera preclara en el Congreso”, señaló el presidente de UM, el especialista mexicano en salud pública Julio Frenk, en un comunicado.

El rector universitario se declaró “orgulloso” de que Ros-Lehtinen vaya a unirse a la comunidad académica de UM y afirmó que su participación “enriquecerá sin duda alguna” la experiencia de estudiantes y profesores.

La propia Ros-Lehtinen se manifestó contenta por “volver a casa” y tener la oportunidad de intercambiar ideas con las “mentes brillantes de hoy y futuros líderes” acerca de los asuntos de política exterior que enfrentan los Estados Unidos.

Nacida hace 66 años en La Habana y radicada en Miami junto con su familia tras la llegada al poder de Fidel Castro, Ileana Ros-Lehtinen entró en 1989 en el Congreso de EE.UU., donde hasta entonces no había habido ninguna mujer hispana.

Como congresista ha sido siempre muy crítica de los Gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, a los que acusa de antidemocráticos.

Ros-Lehtinen no se presenta a la reelección por el Distrito 27 de Florida, que incluye gran parte del condado Miami-Dade.

Ese puesto es disputado en las elecciones de noviembre próximo por la periodista republicana María Elvira Salazar y la demócrata Donna Shalala, expresidenta de la Universidad de Miami y exsecretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) del país.




¿‘Bondades’ de la medicina castrista en la Universidad de Miami?

MIAMI, Estados Unidos.- Una conferencia a celebrarse en la Universidad de Miami donde el ponente sería un médico que venía de Cuba ha sido cancelada luego de que el centro de estudios superiores resaltara su “compromiso con la diáspora cubana”.

Según la cadena Telemundo, el tema de la charla iba a ser los supuestos logros de la medicina bajo el sistema castrista. Sin embargo, activistas del exilio fueron los que informaron al canal sobre la decisión de la administración de la Universidad.

Recuerda el reporte que la Universidad de Miami se habían comprometido específicamente como situación privada que no iba hacer ese tipo de acuerdo con el Gobierno cubano.




Grupos del exilio cubano anuncian conferencia de prensa en Miami este jueves

La activista en el exilio Silvia Iriondo durante una conferencia de prensa celebrada con anterioridad en la misma sede de la Brigada 2506 (Foto: CubaNet)

MIAMI, Estados Unidos.- La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) y “organizaciones afines” han anunciado una conferencia de prensa para este jueves 17 de agosto a las 11:00 a.m. en la sede de la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos Brigada 2506, informa una nota enviada a la redacción de CubaNet por el Directorio Democrático.

El objetivo del evento será un “pronunciamiento de la Asamblea de la Resistencia Cubana sobre la Universidad de Miami y el Instituto De Estudios Cubanos y Cubanos Americanos (ICCAS)”. Este evento tomará lugar el día anterior a la reunión privada de Julio Frenk, presidente de la Universidad de Miami en referencia a “los recientes acontecimientos que afectan al ICCAS”, señala la nota.

Las instituciones mencionadas se han visto envueltas en una polémica en las últimas semanas por la renuncia del antiguo director del ICCAS, Jaime Suchlicki, y su sustitución por parte de la Universidad de Miami por Julio Frenk.

La sede de la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos Brigada 2506 se localiza en el 1825 de SW 9th Street, Miami, Florida 33135.




UM y el ICCAS: La academia del destape

Jaime Suchliki (izq.), director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos, y Andy Gómez, entonces alto directivo de la entidad, en una imagen del 2006 (miamiherald.com)

MIAMI, Estados Unidos.- El destape. Esa es la siguiente fase del affaire del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de la Universidad de Miami (UM). Trascendidas las fases de liquidación y encubrimiento, el señor Julio Frenk, presidente de UM, se ha comprometido a explicar al exilio por qué fue destruida una de sus más queridas y fructíferas instituciones. La cita es el próximo viernes 18.

La fase de liquidación fue brutal. Los directivos y el personal del ICCAS recibieron un tajante aviso de despido. Sin pastelitos. A Jaime Suchlicki, director de la institución, lo retiraron con uno de esos generosos acuerdos que rezan entre líneas: “Vuela y cállate”. Ante la reacción, yo diría moderada, del exilio, Frenk desplegó entonces la fase de encubrimiento. El despido no era despido. Suchlicki se retiró y no lo retiraron. Andy Gómez, el director interino, declaró que el ICCAS había perdido el centro y nuestra prensa liberal, tan aguda para ver la paja en el hombro conservador, salió a celebrar esta victoria de la integridad académica.

A estas alturas, ya están sobre la mesa las principales piezas del rompecabezas. Frenk vino a UM como parte del paquete del cambio-fraude en Cuba. Hace un año, la victoria de Hillary Clinton estaba cantada. No cabe dudas que su administración hubiera continuado la política de acercamiento a Raúl Castro. En esta coyuntura, Frenk era un candidato ideal. Admirador del sistema de salud cubano (¿a dónde lo habrán llevado?), con contactos profesionales y de amistad en la cúpula dirigente, su visión del exilio se corresponde con la de nuestro sector colaboracionista y los empresarios encandilados por la promesa raulista de convertir la isla en un paraíso para los turistas y una factoría con mano de obra barata bajo estado de sitio.

(Siga leyendo aquí)




Grupos del exilio: ‘El ICCAS no puede estar bajo la influencia del castrismo’

La activista en el exilio Silvia Iriondo durante una conferencia de prensa (Archivo CubaNet)

MIAMI, Estados Unidos.- La Asamblea de Resistencia Cubana sostuvo una conferencia de prensa en la tarde este jueves en donde emitieron una declaración sobre el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS, por sus siglas en inglés) y la polémica de esta última institución con la Universidad de Miami (UM).

La renuncia del académico Jaime Suchlicki como director del ICCAS generó una polémica como la UM, que ya ha nombrado un director interino para el centro de estudios cubanos.

A continuación, la declaración de la Asamblea de Resistencia Cubana:

A nombre de las organizaciones que componen la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), así como de otras organizaciones afines con las cuales trabajamos, declaramos lo siguiente:

1) Que la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC)  reconoce el trabajo excepcional de educación histórica, cultural e informativa que ha desempeñado con gran distinción e integridad el Dr. Jaime Suchlicki por más de veinte años como Director de ICCAS, y a su equipo de trabajo.

2) Que reconocemos la necesidad de un centro académico universitario, especialmente en la Universidad de Miami, que estudie la verdad sobre Cuba sin compromisos ni ambivalencias sobre un régimen -el castrista- que ha cometido y continúa cometiendo grandes violaciones a los derechos humanos y libertades fundamentales del pueblo cubano, así como crímenes de lesa humanidad.

3) Que reconocemos también que ICCAS debe ser tribuna, foro y espacio para el estudio de expresiones culturales de un exilio cubano que cuenta con más de dos millones de personas que han tenido una influencia innegable en los Estados Unidos.

Por tanto, dado el mandato del Instituto, creemos que  representantes del exilio cubano deben tener una importante participación en la identificación y evaluación de candidatos como parte del search Committee para nombrar al nuevo director; y  consideramos  que en consecuencia con la misión del Instituto, no puede haber un director interino o futuros directores que mantengan asociaciones con empresas que se encuentran comerciando con el régimen castrista, o con centros académicos en Cuba,  ya  que ICCAS, por definición, no puede estar bajo la influencia y la inferencia del régimen totalitario de La Habana.

Es nuestro mayor deseo e interés que el  Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) se mantenga como un fiel exponente de la realidad de la comunidad que sirve.




Universidad de Miami nombra director interino para el Instituto de Estudios Cubanos

Andy S. Gómez (Twitter @asgomez1)

MIAMI, Estados Unidos.- La Universidad de Miami nombró hoy a Andy S. Gómez como director interino de su Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Américanos (ICCAS), tras el anuncio de la salida de Jaime Suchlicki.

La universidad señaló que Gómez, decano retirado del ICCAS y uno de sus miembros fundadores, asumirá el cargo a partir del próximo 15 de agosto.

“Me siento humilde de ser nombrado director interino de un instituto tan importante, y trabajaré incansablemente para continuar el enfoque de la Universidad en estudios e investigaciones cubanos y cubano-estadounidenses “, dijo Gómez.

La universidad calificó a Gómez, quien recibió la Medalla del Presidente de la Universidad cuando se retiró en 2012, como un “experto en valores y actitudes humanas en la Cuba post-Castro”.

Esta semana el director saliente, Jaime Suchlicki, manifestó que iba a trasladar el centro a otro lugar tras renunciar, al parecer, debido a diferencias con el presidente de la Universidad de Miami, Julio Frenk, según publicó el diario El Nuevo Herald.

El grupo del exilio Mar por Cuba lamentó hoy en un comunicado la salida de Suchlicki y pidió a Frenk que “suspenda la decisión anunciada” para que la comunidad y los representantes políticos cubano-estadounidenses puedan analizar la situación.

En el mismo sentido se pronunció hoy el Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), al señalar su “profundo disgusto” por la decisión de Frenk de “despojar a ICCAS de su director y equipo de investigación”.

ICCAS opera en la Universidad de Miami desde 1999 y se encuentra en el campus de la Casa Bacardi.

Gómez servirá también como asesor de la Universidad en el campo de los estudios cubanos y cubano-estadounidenses, según la universidad.

El centro docente había informado previamente de la salida de Suchlicki al tiempo que elogió su carrera de más de cincuenta años en esa universidad.

Recordó su trabajo en la creación de ICCAS “como fuente de información sobre la historia, la política y la cultura de Cuba”.

“Él ha dedicado su carrera al estudio de Cuba y ha compartido su gran experiencia con generaciones de estudiantes, académicos y miembros de nuestra comunidad”, expresó Frenk en ese momento.

(EFE)




Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-americanos, en el centro de la controversia

Reunión del ICCAS (Foto: Universidad de Miami)

MIAMI, Estados Unidos.- El Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS, por sus siglas en inglés) se haya actualmente en el centro de una controversia que enfrenta a su director saliente, Jaime Suchlicki, con la Universidad de Miami (UM).

En un comunicado publicado el viernes, el centro de altos estudios informó sobre la salida de Suchlicki como director del ICCAS. “La Universidad de Miami agradece a Jaime Suchlicki su extraordinario servicio a esta casa de estudios y a la comunidad de Miami”, dijo Julio Frenk, presidente de UM.

“Él ha dedicado su carrera al estudio de Cuba y ha compartido su gran experiencia con generaciones de estudiantes, académicos y miembros de nuestra comunidad”, añadió Frenk.

Suchlicki se mantendrá en el cargo hasta el 15 de agosto. La UM le comunicó que el ICAAS dejará de operar además en la Casa Bacardí.

Sin embargo, Suchlicki, que lleva medio siglo trabajando en la Universidad, dijo que su salida “no se trata de un retiro” sino de una “renuncia”. El motivo aparente, las diferencias con el presidente Julio Frenk sobre el futuro de los estudios cubanos en la UM.

“Lo voy a recrear en otro lugar, posiblemente en el Museo de la Diáspora Cubana y el personal se va conmigo”, dijo Suchlicki a El Nuevo Herald sobre el ICCAS.

Pero por otro lado, Jacqueline R. Menéndez, vicepresidenta de Comunicaciones de UM, dijo a al diario miamense que “lo único que ha pasado es que Jaime se retira el 15 de agosto y [que] no hay planes de cerrar ICCAS”.

El ICCAS se autofinancia y su presupuesto no depende de UM. Según Menéndez, la organización de estudios cubanos es propiedad de la UM y debido a ello Suchlicki no podría llevarse al centro con él.

Por su parte, varios miembros de ICCAS comentaron que entre los motivos de la salida de Suchlicki y el supuesto cierre del Instituto se encontraban supuestos planes de consolidar varios centros en un Departamento de Estudios Latinoamericanos.

Además, se planearía el fortalecimiento de relaciones institucionales con universidades cubanas, con programas similares a los que tienen ya varias universidades en EE.UU., varios de ellos impulsados por el acercamiento con la isla promovido por el entonces presidente Barack Obama.

No obstante, Menéndez dijo al Herald que no hay planes de consolidación y los programas académicos sobre Cuba no están relacionados con el retiro de Suchlicki.

La UM indicó en su comunicado que buscará a un académico experto en el campo de los estudios cubanos y cubanoamericanos, “para continuar la investigación y la colaboración con sede en la Casa Bacardí”.

Esta última insitución, concebida como una casa cultural cubana y surgida gracias a una donación de la Fundación Familia Bacardí, abrió en 2002, tres años después de la creación de ICCAS.

“La Casa Bacardí se había convertido en un templo cultural de Miami y el centro [ICCAS] en uno de los más importantes centros académicos sobre Cuba, posiblemente en el mundo”, dijo Suchlicki. El académico deja también la cátedra Emilio Bacardí en el Departamento de Historia de esa universidad.

El ICCAS ha producido libros, artículos y bases de datos sobre Cuba. También ha organizado seminarios, conferencias y cursos cortos.

Entre sus producciones destaca un documental narrado por el actor cubanoamericano Andy García sobre la historia de Cuba. Los miembros de ICCAS son citados frecuentemente en los medios y gozan de prestigio en el exilio cubano.

El Herald resalta en su artículo que la organización es de tendencia conservadora y muy crítico del gobierno de Cuba. Sin embargo, otro de sus investigadores, Pedro Roig, destaca que ICCAS se ha centrado en producir investigaciones factuales, para presentar del “modo más balanceado posible”.

Roig subrayó que “el centro no va a cerrar, nosotros nos vamos a mudar y vamos a seguir haciendo las actividades de investigación que estamos realizando”.

ICCAS también ha auspiciado conferencias de prensa y actividades de miembros de la disidencia en Cuba y en el exilio.

“Creo que la Universidad de Miami debe continuar la labor en apoyo a la disidencia en Cuba y a los estudios cubanos”, ha apuntado Suchlicki.




Instituto de Estudios Cubanos saldrá de la Universidad de Miami

Jaime Suchlicki (Progreso Weekly)

MIAMI, Estados Unidos.- El Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Américanos (ICCAS) de Miami (EE.UU.) dejará su sede en la Universidad de Miami tras la renuncia de su director, Jaime Suchlicki.

Suchlicki manifestó que iba a trasladar el centro a otro lugar tras renunciar, al parecer, debido a diferencias con el presidente de la Universidad de Miami, Julio Frenk, según publicó hoy el diario Nuevo Herald.

El ICCAS, que desde 1999 ha ocupado la Casa Bacardí, de la Universidad de Miami, se mudará a mediados de agosto próximo.

El centro docente informó por su parte de la salida de Suchlicki al tiempo que elogió su carrera de más de cincuenta años en esa universidad.

Recordó su trabajo en la creación de ICCAS “como fuente de información sobre la historia, la política y la cultura de Cuba”.

La universidad, de igual forma anunció la contratación de “un erudito consumado en estudios cubanos y cubano-estadounidenses para continuar la investigación y las asociaciones cobijadas en la Casa Bacardi”.

“La Universidad de Miami agradece a Jaime Suchlicki su extraordinario servicio a esta casa de estudios y a la comunidad de Miami”, señaló Frenk en un comunicado.

“Él ha dedicado su carrera al estudio de Cuba y ha compartido su gran experiencia con generaciones de estudiantes, académicos y miembros de nuestra comunidad”, agregó.

(EFE)