1

TripAdvisor, The New York Times y la propaganda engañosa

tripadvisor, La Habana, Cuba

La Habana,Cuba.- Si en 2022, basándose en los criterios de los usuarios de la página, TripAdvisor no fue nada generosa con el destino Cuba, este año, evidentemente sin razones que avalen el cambio de opinión, se excedió en “generosidades” al otorgarle el primer puesto en la categoría “Destino de Moda”, de los premios Travellers´Choice 2023.

Y es que algunas de las recomendaciones del portal a los turistas se tornan altamente cuestionables, sobre todo esa de invitar a “deambular por las encantadoras calles de La Habana” que, por las explosiones inexplicables y los derrumbes, quizás clasifiquen entre las más peligrosas del mundo, por la cantidad de personas lesionadas y fallecidas por causa del deterioro de las edificaciones. Una consecuencia de malas gestiones y el abandono institucionales, que a la vez se derivan de una política de más hoteles y menos viviendas. El bienestar de los habitantes se coloca en último lugar.

A pesar del deterioro, este edificio se mantiene habitado. Malecón. (Foto: Cortesía del autor)

Una sugerencia a deambular que pudiera hasta clasificar como “propaganda engañosa”, y sabrá quien conozca de leyes si hasta terminar en demandas judiciales. En tanto ha llegado acompañada de fotos desactualizadas y manipuladas de una ciudad que ya no es ni la sombra de lo que fue incluso hace 30 años atrás, en plena hambruna de los años 90, cuando ya la destrucción y la miseria eran la marca distintiva de esa que alguna vez estuviera, antes de 1959, entre las más prósperas capitales del planeta.

Edificación apuntalada calle Galiano (Foto: Cortesía del autor)

TripAdvisor debiera actualizar su archivo de instantáneas con cualquiera de las imágenes que hoy, en una búsqueda de pocos segundos, encontraría en las publicaciones de cualquier medio de prensa, oficialista o independiente, e incluso en las denuncias que a diario circulan en las redes sociales, de personas verdaderamente aterradas con la posibilidad de perecer por el desplome de sus viviendas.

Edificio en el Malecón de La Habana. (Foto: Cortesía del autor)

Incluso, sin necesidad de retribución alguna, pudiera cederle unas cuantas de las que a diario capturo con mi teléfono, solo con la esperanza de que puedan servir de alerta a quienes, después de leer la nota del premio y ver las viejas fotos que usaron, se aventuren de “vacaciones” en la que habría de ser su mayor decepción. Si vienen , que vengan con el mínimo conocimiento de que todo lo que brilla en Cuba, es solo el pan de oro en la cúpula del Capitolio, ¿ok?

En Centro Habana. Edificación apuntalada. (Foto: Cortesía del autor)

El turista totalmente desconocedor de la realidad cubana, y que por tanto acepte la recomendación de TripAdvisor, puede terminar bien enfadado con el sitio web no solo porque, castigado por el azar, su cuerpo o parte de él termine bajo los escombros de un balcón, pared o techo desplomados sino porque, asumiendo que nada grave le sucediera, comprobará que esa “capital colorista” es solo el efecto de un editor de imágenes. Sabrá también que la “generosidad del cubano” es un cliché que ya incomoda a millones de gente enfadada, así como la “vibrante vida nocturna” es la gran tomadura de pelo, porque más allá de las poquísimas opciones, el pésimo servicio y la malísima gastronomía, ni siquiera las calles, más allá del centro turístico, están iluminadas ya por los constantes apagones, o por la falta de luminarias.

Edificio apuntalado en el Malecón. (Foto: Cortesía del autor)

Pero sucede que, al parecer, TripAdvisor fue subida al mismo carrito de mercado en el que, de alguna forma que desconocemos pero sospechamos, fue metido, quizás a precio de Black Friday, el The New York Times. Solo así es posible saltarse la objetividad del periodismo para terminar confundiendo la apatía y el aburrimiento que nos consumen con “tranquilidad”, la miseria con “idiosincrasia”, o la destrucción por abandono que causa muertes, incluso de niños y ancianos, con “color local”.

Edificación en calle San Lázaro. (Foto: Cortesía del autor)

Aunque creo que el mejor método para conocer qué pasa hoy en Cuba no es dar la espalda y dejarla a su suerte, sino verla bien de cerca y escuchar a sus gentes, no desde los hoteles o los “polos de turistas” sino en el mismo lugar donde transcurren sus tragedias cotidianas, me siento en la obligación, como habitante de esta isla en ruinas, de advertir a estos “promotores” ya subidos al carrito y a quienes les sigan en la lista de compras, que tengan mucho cuidado con las “recomendaciones” que hacen. Pueden convertirse en el boomerang que les golpee la cabeza y bien duro.

Interior de una ciudadela en Centro Habana. (Foto: Cortesía del autor)

Más ahora que Rusia, la de Putin, comenzará a asesorar con sus más fuertes “tanques pensantes” al gobierno cubano en asuntos de economía, tecnología y, sobre todo, de “privatización”. Así que pudieran estar muy, pero muy cerca esas pesadillas que pensábamos algo lejanas y cuyo primer paso (hornear la panetela) ha sido dado. Lo siguiente es repartir el pastel. ¿Entre quiénes? Eso lo dejaremos como tarea al The New York Times.

Ciudadela en La Habana. (Foto: Cortesía del autor)

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Continúan inversiones en el turismo: abrirá Cuba primera instalación “pet friendly”

turismo, Cuba

CDMX, México.-La primera instalación hotelera propiamente “pet friendly” en Cuba abrirá en el hotel Villa Tortuga, en Varadero. La información fue confirmada a Travel Trade Caribbean por Diana Beatriz Olivera Rodríguez, vicepresidenta Comerical del Grupo Hotelero Gran Caribe.

La noticia fue anunciada durante la edición 43 de la Feria Internacional de Turismo, FITUR 2023, en Madrid. Los voceros cubanos lo presentaron como un destino ideal para aquellos viajeros que desean llevar a sus mascotas.

Como su nombre lo indicia, “pet friendly” se refiere a la amabilidad con las mascotas. Cuando una instalación se presenta en tal categoría esto no solo significa que acepte animales, sino que además ofrezca ciertos beneficios para ellos. Por ejemplo es común que el hotel deba invertir en materiales y utensilios para depositar los desechos de tu mascota; así como tazones de agua y comida. Les regalen correas y juguetes, además de incluir camas para ellos en las habitaciones.

De igual modo se espera de estas instalaciones que tengan área exclusiva para animales y personal dedicado a brindarles sus alimentos o hacer actividades recreativas para ellos. Contar con un veterinario es un plus muy valorado en este tipo de hospedajes.

Más inversiones

Según publicó el medio referenciado, también en FITUR 2023, Gran Caribe y SEGITTUR España firmaron oficialmente un acuerdo para transformar a Cayo Largo del Sur en el primer Destino Turístico Inteligente de Cuba y el Caribe. Lo que en la práctica sería incorporar la innovación tecnológica a este destino situado en el mar Caribe, a 135 km de Nueva Gerona.

Cayo Largo posee una superficie de 37,5 km y 25 km de longitud, casi en su totalidad de playa, y es un lujoso destino. A finales de noviembre pasado Blue Diamond Resorts anunció remodelaciones en cuatro de sus hoteles de este polo turístico.

Cayo Largo del Sur, Cuba, Blue Diamond, hoteles
Cayo Largo del Sur. (Foto referencial: Prensa Latina)

Por otra parte, el vicepresidente y CEO de la compañía española Meliá, Gabriel Escarrer, durante una presentación en la primera jornada de la Feria en Cuba, Escarrer precisó que el Meliá Trinidad Península —en el centro del país— será el último de los hoteles que abrirá Meliá este año, y destacó que “probablemente sea el mejor de la isla en la oferta Premium”.

El gobierno cubano tiene la meta de recibir 3.5 millones de turistas internacionales este año. En 2022 apenas recibieron 1.6 millones, una cifra muy por debajo del pronóstico de 2.5 millones de visitantes. Desde el inicio de la pandemia el turismo cayó en picada, y aún no se recupera.

Mientras en la isla siguen levantando lujosos hoteles, el fondo habitacional cada vez es más precario. Las ciudades cubanas pierden casas y edificaciones por falta de mantenimiento y familias, que nunca podrían pagar esos hoteles, pierden sus hogares.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Régimen cubano aspira a recibir 3,5 millones de turistas en 2023

Turistas, Cuba, visados, turismo, régimen

MIAMI, Estados Unidos. — A pesar de la grave crisis económica que atraviesa Cuba, el régimen de la Isla aspira a recibir a 3,5 millones de turistas en 2023, cifra aún distante de los más de más de cuatro millones que visitaron el país en los años 2018 y 2019.

De visita en Madrid (España), donde participa en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), el ministro cubano del sector, Juan Carlos García Granda, explicó a la Agencia EFE que se trata de una meta ambiciosa, mas no imposible.

“Nos hemos propuesto una meta también difícil, de 3,5 millones de turistas. Nuestro país está preparado para los más de cuatro millones que siempre tuvo en los últimos tiempos, como el resto de países que quieren alcanzar las cifras de 2019, antes de la pandemia”, explicó García Granda.

El funcionario reconoció señaló que las sanciones estadounidenses han deprimido el turismo en Cuba, ya que, solo por cercanía geográfica, el país norteño debería ser uno de los principales mercados emisores de la isla caribeña.

En ese sentido, el ministro cubano se refirió a “todas las limitaciones que tenemos al mayor mercado emisor del mundo, nuestro mercado natural, que es Estados Unidos, a cuyos ciudadanos, por el bloqueo, se les prohíbe visitar nuestro país”.

“A pesar de ese escenario no vamos a dejar de trabajar para alcanzar la meta de 3,5 millones. Según lo que hemos visto en esta feria es un objetivo alcanzable”, dijo García Granda a EFE.

En 2022 Cuba apenas recibió 1,7 millones de turistas y se quedó lejos de los 2,5 millones planificados.

De acuerdo con cifras oficiales de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información de Cuba (ONEI), entre 2008 y 2018 el país caribeño mostró un crecimiento sostenido en la llegada de turistas, que se vio frenada en 2019 con un ligero decrecimiento, y que cayó ostensiblemente a partir de 2020 con la pandemia COVID-19.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




“Fellow travelers” y turismo revolucionario

Cuba, La Habana, Turismo, Fidel Castro

MIAMI, Estados Unidos. — Recientemente acaba de fallecer Vittorio Garatti, el último de los tres arquitectos que diseñaron la legendaria Escuela de Arte en los terrenos del otrora Country Club habanero.

El cubano Ricardo Porro lo había invitado junto a otro italiano, Roberto Gottardi, para llevar adelante al proyecto que había sido idea del dictador Fidel Castro y uno de sus lugartenientes, Ernesto Che Guevara, mientras jugaban golf en el mencionado sitio incautado a sus dueños originales.

Por supuesto que ninguno de los tres arquitectos se interesó por dicha circunstancia “pequeño burguesa” referida a la propiedad privada y se montaron sin miramientos en el tren del castrismo.

El karma, sin embargo, suele jugar malas pasadas y tan temprano como en 1965 las obras de la Escuela se detuvieron. De hecho, la construcción siempre quedó inacabada.

La crisis económica ya empezaba a corroer la inoperancia de la dictadura y los arquitectos, al parecer, no cedieron a la hora de sugerir ideas, materiales y soluciones más baratas, incluso en términos estéticos, para sus respectivos diseños.

También se sabe que Alicia Alonso nunca estuvo de acuerdo con la parte dedicada al ballet de la mencionada Escuela, diseñada precisamente por Garatti, porque la hacía perder poder y terminó saboteando el proyecto a tal punto de que muchísimos años después Carlos Acosta, bailarín, coreógrafo y director cubano de bien ganada fama en Inglaterra, trató de terminar la construcción y establecer allí su ballet, sin contar con Garatti, quien no cesaba de quejarse por la usurpación, pero los comisarios culturales castristas se lo impidieron.

No era la primera vez que el arquitecto sufría los desmanes de la revolución que defendió con lo mejor de su oficio. Años después de que fuera cancelada la construcción de la Escuela, Garatti estuvo detenido en las mazmorras de la policía política cubana acusado de colaborar con el enemigo como espía.

Luego de tal debacle política, Porro y Garatti abandonaron la Isla, mientras Roberto Gottardi se avecindó en la misma hasta su fallecimiento.

La belleza de la Escuela de Arte entró en franca contradicción con los espantosos códigos de construcción soviéticos abriéndose paso irremediablemente en el país caribeño, que siempre se distinguió por contar con sofisticados y funcionales arquitectos hacedores del esplendor urbanístico habanero.

La fascinación por esa ciudad dilapidada y los sitios turísticos disfuncionales del país en general siguen llamando la atención y ahora The New York Times, publicación que suele entrar subrepticiamente en componendas de la dictadura con su archienemigo y salvador, los Estados Unidos, acaba de dar a conocer 52 sitios para visitar este año, donde Cuba, paradójicamente, ocupa el número 27.

Según la sección, se viaja por comida, cultura, aventura y belleza natural y la lista del presente año incluye estos y muchos otros elementos.

En el reconocido inventario anual, a Cuba la precede Salalah, Omán, en el Golfo Pérsico, por su hermosa naturaleza de cascadas de agua fresca y playas y le sigue la ciudad de Odense, en Dinamarca, donde acaban de inaugurar un extraordinario museo dedicado a la memoria de Hans Christian Andersen.

La explicación del por qué la visita a Cuba es recomendada resulta ser algo truculenta y no se ciñe solamente a valores turísticos sociales y naturales. Irremediablemente se hace presente la doctrina que sigue perturbando a la población.

Es internacionalmente conocido que la Isla se encuentra inmersa en una profunda crisis, sin remedio a la vista. Buena parte de la población solo piensa en fugarse de aquella encerrona y The New York Times enfatiza en las playas de arenas blancas, fachadas de colores pasteles, valles de riqueza tabacalera y una banda sonora musical que no cesa en sus pueblos y ciudades.

Incluso menciona a Santa Clara como “capital regional anegada en historia”, referencia velada a la batalla que allí dirigiera Ernesto Che Guevara, donde le rinden pleitesía con una estatua.

El texto termina potenciando una suerte de turismo comunitario para ayudar al dilapidado pueblo cubano como si se pudiera eludir la avaricia totalitaria sin escrúpulos.

“Menos de dos años después que históricas protestas fueran respondidas con dura represión y en lo que el país se reconstruye del huracán Ian, viajar a Cuba y apoyar a su gente, nunca ha sido tan valioso”.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




The New York Times recomienda viajar a Cuba sin mencionar a la dictadura

turismo, Cuba

CDMX, México.- Como ya había ocurrido en 2016, el reconocido diario estadounidense The New York Times (TNYT) ubicó a Cuba entre los 52 destinos que recomiendan conocer en 2023.

La sugerencia llega en un momento de severa crisis para la economía cubana que no ha logrado que despunte el turismo luego de la pandemia.

Cuba ocupa el puesto 27 en el mencionado listado que sugiera también otros destinos como Canadá, Italia, España. TNYT destaca en el caso del país caribeño “la cultura, gastronomía y bellezas naturales” de la isla. También expone que otro motivo para conocer es el carácter y simpatía de los cubanos, y la buena música. Estas dos variables dan lugar a “una banda sonora omnipresente y alegre que resuena en sus ciudades y pueblos”.

El periódico estadounidense destaca la “tentadora” cercanía de Cuba con Estados Unidos, como otro de los motivos para viajar hasta la isla.

El texto publicado ayer describe a Cuba como un paraíso de bellas playas de arena blanca, valles ricos en tabaco y pobladores felices. Sin embargo no mencionan la falta de alimentos y medicinas, la deficiente infraestructura del sistema de salud, los apagones, la represión política y que la isla está gobernada hace 64 años por una dictadura.

The New York Times se limita a reproducir el mismo discurso estereotipado que publicitan las agencias de turismo cubanas, sin contar realmente cómo se vive en el país.

Como era de esperar los medios de propaganda de la dictadura se han hecho eco del artículo y lo han usado para publicitarse

Además de Cubadebate y la agencia Prensa Latina, los perfiles en Twitter del Ministerio del Interior, De Zurda Team, así como embajadores de Cuba en el extranjero replicaron la promoción de inmediato.

No es la primera vez que de TNYT recomienda viajar a Cuba. En 2016, en medio del deshielo entre ambos países, el Valle de Viñales en Pinar del Río, ocupó el lugar 10 entre 52 destinos para viajeros.

No parece casual esta publicación justo ahora que las relaciones bilaterales han tomado otro curso, más similar al iniciado por Barack Obama que a la política de Donald Trump.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Régimen exigirá formulario digital a quienes ingresen a Cuba a partir del 23 de enero

Prueba PCR, COVID-19, Cuba

MIAMI, Estados Unidos. — El régimen cubano anunció este jueves que quienes ingresen a la Isla a partir del próximo 23 de enero deberán llenar un formulario digital como declaración jurada válida.

Se trata, de acuerdo con las autoridades, de un trámite en pos de facilitar y mejorar la experiencia de los viajeros en su tránsito por la Isla.

El formulario “proporciona información adelantada para agilizar trámites en los diferentes puntos de entrada” al país caribeño.

“Es de carácter obligatorio para cada pasajero completar con veracidad la información brindada para la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería, la Aduana General de la República y el Ministerio de Salud Pública”, indica el portal D´ Viajeros, a través del cual se podrá llenar el documento.

Según las autoridades, la nueva medida permitirá contribuir con el control sanitario en frontera para la prevención de la COVID-19 y otras enfermedades; así como obtener un servicio al viajero más expedito en las terminales aéreas, puertos y marinas.

Asimismo, reducirá el contacto e intercambio de documentos con las autoridades; permitirá que quienes ingresen al país reciban un trato personalizado y ajustado a sus necesidades durante su llegada y accedan a servicios turísticos y gubernamentales durante su estancia en Cuba.

Representantes de la aviación cubana, la Aduana General de la República y los ministerios de Salud Pública y Turismo anunciaron este jueves en conferencia de prensa que, luego de los resultados demostrados en la etapa de prueba, se decidió oficializar el uso de la plataforma mediante la resolución 320 del Ministerio de Transporte, publicada hoy en la Gaceta Oficial y que entrará en vigor el 23 de enero.

Los viajeros deben completar el formulario al menos 48 horas antes del chequeo del vuelo hacia Cuba. Una vez realizado este trámite, obtendrán un código QR que debe ser presentado en formato digital o impreso a la representación de la línea aérea.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cuba Sabe, sin pan ni casabe

Cuba Sabe

LA HABANA, Cuba. – No hay pan, ni siquiera el patrimonial casabe, pero el régimen cubano se atreve por estos días con una nueva edición del controvertido festival culinario Cuba Sabe, evento que, desde la Agencia de Turismo Cultural Paradiso, es coordinado por Lis Cuesta Peraza, esposa del actual gobernante, Miguel Díaz-Canel.

Auspiciado principalmente por los ministerios de Turismo y Cultura, además de la Embajada de China en La Habana (país al que está dedicada la presente edición) y la cadena hotelera Iberostar, el nuevo episodio que repite por sede principal el Hotel Grand Packard tendrá sus actividades, talleres, conferencias y banquetes entre los días 12 y 14 de enero.

El anuncio fue ampliamente divulgado en algunos de los medios de prensa afines al régimen cubano, sin embargo, se ha tenido cierta moderación en hablar del tema en la radio y televisión nacionales, así como en los principales diarios oficiales, quizás para evitar arrojar más leña a un fuego donde no es precisamente comida en abundancia lo que se cuece sino mucho malestar y rechazo popular hacia una gestión económica que, durante décadas, solo ha generado hambre, desabastecimiento general y, por tanto, la extinción de prácticamente la totalidad de las tradiciones culinarias de la Isla.

Al nivel de la calle, por la casi nula información que trasciende, muy poco se comenta sobre tal paradoja (la de financiar un evento para hablar de sabores, comidas y tradiciones culinarias donde estos escasean), pero los que han estado inmersos o al tanto de la celebración, entre ellos los propios trabajadores de las instalaciones turísticas involucradas, no dejan de calificar de burla lo que sin dudas lo es, más cuando uno de los puntos flacos del turismo cubano, quizás entre los primeros en una lista que cada día se hace más extensa, es precisamente la mala calidad de la gastronomía, así como la poca variedad de platos autóctonos e internacionales que se sirven incluso en hoteles “de lujo” como el propio Grand Packard.

Y como prueba suficiente, para quienes nada conocen de la realidad cubana, estarían los numerosos comentarios negativos dejados por huéspedes y turistas, tanto nacionales como extranjeros, en sitios como TripAdvisor, pero aquellos que desean ahorrarse el tiempo de investigación y han tenido la experiencia del “mal sabor de boca”, solo necesitarán revisar la memoria de su propio paladar a su paso por cualquiera de los restaurantes, cafeterías y bares de Cuba, en especial los estatales, para concluir que Cuba Sabe 2023 es, más allá de un evento pretencioso, otra tomadura de pelo de un Gobierno al que solo le queda como recurso de salvación el extender la cortina de humo para camuflar todo aquello que no marcha nada bien.

Porque de eso —de simulación, de engañifa promocional— es lo que va este Cuba Sabe, en un contexto político-económico donde reinan a perpetuidad los sinsabores, más cuando se trata de un país donde la población está obligada a pelear en infernales colas por la comida escasa y racionada, mientras se privilegia a una élite asociada al poder, usándose así el acceso a los alimentos como evidente método de control político-social. Y no hay mejor evidencia sobre tal afirmación que la marcada diferencia entre flacos y barrigones, entre gente de a pie famélica y mandamases sobrealimentados. 

(Foto del autor)

Cuba Sabe pudiera ser como la vajilla de lujo en la vitrina del pobre avergonzado y presuntuoso, en tanto vacía y polvorienta sirve solo como adorno para las fotos. Pero mucho más da la impresión de ser truco de feria, de ilusionismo y estafa para turistas ignorantes de lo que realmente ha sucedido con la gastronomía cubana en estas casi siete décadas más de prohibiciones absurdas que de escasez, en tanto la mesa del cubano fue vaciada (más bien saqueada) por ese aluvión de políticas en las que el placer y la abundancia fueron calificados por los comunistas como “vicios del capitalismo” y, en consecuencia, castigados como sinónimos de  “burgués”.

En realidad, la historia de nuestra cocina nacional ha sido una verdadera sucesión de políticas malintencionadas, demenciales, fracasadas, anticulturales y, en tal sentido, una historia de tragedias a perpetuidad, incluida entre ellas quizás como una de las más lamentables, la desaparición de las tradiciones culinarias de los chino-cubanos, en buena medida como efecto de las expropiaciones de los negocios privados que hacían tan peculiar y pintoresca a esta comunidad.

Ahí está el fantasma de lo que fuera el Barrio Chino antes de 1959 para constatación de la magnitud del desastre, y como una prueba más de cuantas hipocresía y perversidad hay en dedicar Cuba Sabe a una cocina que fue condenada a la extinción. 

Hoy en el llamado Cuchillo de Zanja se hace bien difícil degustar un simple rollito de primavera o cualquiera de las frituras, verduras, pescados, mariscos y helados que hace más de medio siglo atrás distinguieron los puestos y fondas de chinos en todas las ciudades cubanas. 

Igual ha sucedido con cada capítulo distintivo de la gastronomía nuestra ―lo indígena, lo español, lo africano―, que ha acabado en esta actualidad miserable donde no solo nos venden “pollo por pescado” sino que nos condenan a beber polvo de chícharos tostados por café, así como a engullir raras elaboraciones que solo en virtud de la costumbre nos arriesgamos a llamar “picadillo”, “croquetas” o “mortadella” cuando en verdad parecen cualquier cosa menos alimentos para seres humanos.

En estos más de 60 años, obligados a llenar el estómago con lo que aparezca, sin reparar demasiado en sabores y gustos personales, en tradiciones y raíces, los cubanos hemos perdido la noción de lo que es comer por verdadero placer, e incluso la de alimentarnos de manera saludable, y como un acto de elección. 

Comer en Cuba es un verdadero calvario y la Isla toda sabe y huele a puros actos de supervivencia. Desde precios que ni en la cafetería más humilde están al alcance del mejor de los salarios estatales hasta la política discriminatoria que solapadamente han retomado algunos establecimientos para el turismo extranjero donde el cliente cubano es rechazado porque, al parecer, tanto él como su bolsillo cargado de pesos cubanos restan “categoría” al ambiente. 

Pero más allá del hotel de lujo donde quizás el tufo de la mala comida se disimule con fuertes dosis de ambientador, los olores rancios nos envuelven en los lugares donde “mejor” se come en La Habana, así como la carne en mal estado jamás termina en la basura sino en el pan con croquetas o el arroz amarillo que tan “amablemente” nos regala el vecino o nos sugiere el chef mientras el camarero, entre susurros, nos cuenta de cosas peores, como de gente que ha comido gatos y tiñosas, ya a conciencia o bajo engaño.

Si Cuba, tan solo en cuestiones de gastronomía, sabe y huele a algo en especial, no es a otra cosa que a esos atropellos que sufrimos a diario, más allá del “apartheid turístico”, tanto nacionales como extranjeros, y son el pésimo servicio, las malas elaboraciones y la inestabilidad de las ofertas, inclusive allí donde informa el noticiero que “marchan bien” las cosas.

Obligado a alimentarse mal, con el hambre casi como una marca en los genes, el cubano, por el contrario de lo que dicen algunos, no está obsesionado con la comida, sino desesperado por el hambre, y en el mejor de los casos angustiado por haber pasado días, meses, años sin la posibilidad de elegir libremente alguna vez su bocado. De modo que la Isla nos sabe mal, es decir, muy lejos de lo que debe saber Cuba, desde los salones del hotel Packard, en la boca de Lis Cuesta Peraza. 

Hoy Cuba no tiene pan ni casabe. Cuba sin carne de cerdo en nuestras mesas, sin yuca y maíz, sin pescados y mariscos, sin el vasito de leche y sin el café de la mañana, sin la memoria y el legado de lo que alguna vez fuera nuestra cocina, sabe a ausencia.   

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cadena española Roc Hotels administrará hotel cinco estrellas en Cayo Santa María

hotel, turismo, Cuba, Roc Hotels

MADRID, España.- La cadena española Roc Hotels y la empresa estatal Gaviota, subordinada al complejo militar empresarial GAESA, firmaron este martes un contrato de administración y comercialización hotelera para el Hotel Lagunas del Este II, antes conocido como Ocean Casa del Mar, situado en el polo turístico de Cayo Santa María, al norte de Villa Clara.

La instalación, categoría cinco estrellas, y que se comercializará bajo el nombre de Hotel Roc Casa del Mar, se inaugurará el próximo 27 de enero.

Según indicó Prensa Latina, “al ser un hotel de cinco estrellas, se implementará el servicio Excelsior Club, exclusivo Roc Hotels, que ofrece atractivos valores añadidos, exclusivos y diferenciados del servicio habitual, el cual es el equivalente al servicio Roc Plus que tanto éxito logra en los establecimientos de cuatro estrellas de la firma”.

Roc Hotels, señala el medio oficialista, es una cadena hotelera familiar fundada en 1998 en Palma de Mallorca, España. Tiene presencia en Cuba desde el 2013, año en que comenzó a manejar el capitalino hotel Roc Presidente, y el Roc Barlovento y el Roc Arenas Doradas, en el polo turístico de Varadero.

En medio de las crisis de vivienda (incluidos derrumbes y desalojos), alimentos y medicinas que padecen los cubanos, el régimen sigue invirtiendo en el sector turístico, a pesar de que sus predicciones anuales de visitantes extranjeros quedan lejos de cumplirse.

En su afán por levantar el sector, deja en manos de empresas extranjeras la gestión de las instalaciones hoteleras. Así ocurrió con Cayo Largo del Sur que, desde junio pasado, todas sus instalaciones hoteleras y extrahoteleras son administradas por la cadena canadiense Blue Diamond Resorts.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Aerolínea canadiense Swoop Airlines iniciará vuelos a Varadero

aerolínea, canadiense, Varadero, turismo

MADRID, España.- La aerolínea canadiense de bajo costo Swoop Airlines inaugurará vuelos a Varadero el próximo 11 de enero.

Según informó el canal oficialista TV Yumurí, el primer vuelo llegará a las 12.30 del día al Aeropuerto Internacional Juan Gualberto Gómez, de Matanzas, segundo más importante del país, después del Aeropuerto José Martí en La Habana.

Con esta nueva ruta el aeródromo situado en Varadero sobrepasará la cifra de 15 líneas aéreas que arriban a sus pistas de aterrizaje, destaca la información. Asimismo, apunta que la línea aérea comenzará los vuelos durante el alza turística cubana, momento en que la Isla registra los principales flujos de viajeros.

TV Yumurí recordó además que durante el actual año el Gobierno cubano espera que lleguen al país alrededor de 3 millones 500 mil turistas; cifra muy superior a la pretendida en el 2022, que estuvo lejos de cumplirse.

En diciembre pasado la aerolínea canadiense Air Transat retomó sus vuelos a La Habana, tras tres años suspendidos por la pandemia de la COVID-19.

Con Canadá como principal emisor de viajeros a Cuba, el turismo canadiense ha sido tradicionalmente una tabla de salvación del régimen cubano; y lo siguió siendo durante el 2022.

De acuerdo a datos oficiales publicados por la Oficina de Estadísticas e Información de la Isla (ONEI), al cierre de julio del pasado año las cifras reafirmaban a Canadá como el principal mercado emisor de turistas a Cuba, con 258 896.

En junio de 2022 el régimen cubano presentó a Cuba como “destino turístico” en Montreal, como parte de su estrategia para levantar el sector turístico. El ministro de Turismo cubano Juan Carlos García Granda, el viceministro Adalberto Venero, la directora comercial del MINTUR, Gihana Galindo, y la Cónsul General de Cuba en Montreal, Susana Malmierca, se reunieron con importantes agencias canadienses dedicadas a la recreación.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Anuncian Cuba Sabe 2023, el festival culinario organizado por Lis Cuesta

Cuba Sabe 2019

MIAMI, Estados Unidos. – El festival culinario Cuba Sabe, un criticado evento coordinado por Lis Cuesta Peraza, la esposa del gobernante Miguel Díaz-Canel, tendrá lugar en La Habana del 12 al 14 de enero, según informó la revista Travel Trade Caribbean.

En esta ocasión incluirá el IV Taller Culinario Internacional y el I Taller Gastronómico Internacional, y tendrá a China como país invitado.

El evento tendrá lugar en el lujoso hotel Iberostar Grand Packard, y sesionará bajo tres ejes temáticos: Gastronomía cubana de la región espirituana, La huella de los inmigrantes chinos en la cultura gastronómica cubana y El diseño en la gastronomía.

Cuba Sabe es organizado por la Agencia de Turismo Cultural Paradiso (la cual dirige Cuesta Peraza), la Federación Culinaria de Cuba, la Asociación de Sommeliers de Cuba y la Asociación de Cantineros de Cuba. Además, cuenta con el auspicio de los ministerios de Cultura y Turismo, el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, la Embajada de la República Popular China en Cuba y la empresa Iberostar Hotels & Resorts.

De acuerdo con Travel Trade Caribbean, Cuba Sabe 2023 incluirá conferencias, degustaciones, talleres especializados, almuerzos temáticos, exposiciones de arte y presentaciones de libros.

El medio oficial CubaSí agrega que los días posteriores a Cuba Sabe 2023 se celebrarán “tours para que los interesados puedan conocer de primera mano la cocina cubana, sus ingredientes, procedencias, modos de producción y cultivos autóctonos” y “se profundizará asimismo en las políticas en la gestión y sostenibilidad alimentarias”.

Las anteriores ediciones de Cuba Sabe han sido ampliamente criticadas por celebrarse en un país que atraviesa una de las más agudas crisis alimentarias de su historia. 

No obstante, no es el único evento culinario en el que interviene Cuesta Peraza. A inicios de octubre de 2019, la esposa del gobernante cubano participó en la Octava Edición del Mercado de la Tierra, un evento culinario exclusivo celebrado en las afueras de La Habana.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.