1

Cubanos Tony Oliva y “Minnie” Miñoso exaltados al Salón de la Fama de MLB

béisbol, salón de la fama, tony oliva, minnie miñoso

MADRID, España.- Los peloteros cubanos Tony Oliva y Orestes “Minnie” Miñoso (de manera póstuma) fueron exaltados al Salón de la Fama del Béisbol de las Grandes Ligas (MLB) en Estados Unidos este domingo. 

salón de la fama, minnie miñoso, tony oliva, béisbol

En la ceremonia celebrada en Cooperstown también fueron exaltados el primera base Buck O’Neil; el pitcher Jim Kaat, quien ganó 16 veces el Guante de Oro; Bud Fowler, reconocido como el primer jugador profesional de raza negra; el ex director de los Mets, Gil Hodges y David “Papi” Ortiz, considerado por muchos como el mejor bateador designado en la historia de las Grandes Ligas. 

En el discurso de exaltación Oliva agradeció a los Mellizos de Minnesota, equipo con el que jugó 15 temporadas; así como dedicó unas palabras a Cuba y a los cubanos que siempre lo siguieron y apoyaron. 

“Quiero agradecer a Dios, a mi padre y mi madre, a mis hermanos y hermanas, y a los amigos que alentaron a seguir mi sueño y venir a Estados Unidos a jugar béisbol. (…) Estoy muy contento de ser cubano. Cada momento que pasa mi mente está en mi Cubita, la quiero, nunca me olvido de ella”, dijo el pinareño de 83 años. 

En diciembre pasado la MLB anunció que Miñoso y Oliva, seleccionados por el Comité de la Era Dorada, estarían entre los nuevos integrantes del Salón de la Fama de Nueva York. 

Estos dos grandes del béisbol se unen así a los peloteros cubanos Martín Dihigo, José de la Caridad Méndez, Atanasio “Tany” Pérez y Cristóbal Torriente, quienes ya contaban con una placa en el recinto. El empresario beisbolero Alex Pompez y el comentarista Rafael Felo Ramírez también integran el Salón por la Isla.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Miñoso y Oliva, lastimados en Cuba por jugar en la MLB

béisbol Cuba, Miñoso MLB

LA HABANA, Cuba.- Para nadie es un secreto la costumbre de la prensa oficialista cubana de sobredimensionar las hipotéticas sombras que aparecen en las sociedades capitalistas, una práctica que se acrecienta si se trata de Estados Unidos.

En ese sentido resalta un artículo aparecido en el periódico Granma, con motivo de la reciente exaltación al Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown de los peloteros cubanos Orestes Miñoso y Tony Oliva.

Tras preguntarse el por qué de la demora para homenajear las trayectorias de esas dos estrellas en las Grandes Ligas de Estados Unidos, el articulista asevera que “en ambos casos pesa el tema del color de la piel, para negarles por tanto tiempo sus merecidos reconocimientos”.

Deviene un acto de hipocresía la defensa ahora de los derechos de dos peloteros por lo mismo que los mantuvieron en el olvido a partir del momento en que Fidel Castro abolió la pelota profesional en Cuba en el año 1960.

Orestes Miñoso fue un estelar jardinero de los Tigres de Marianao en el béisbol profesional cubano hacia finales de los años 40 y durante toda la década del 50. Con el advenimiento del castrismo, Miñoso partió hacia Estados Unidos, donde ya era un estelar en la MLB, ganando varias coronas de bateo e integrando en no pocas ocasiones los equipos para los Juegos de las Estrellas. En la Gran Carpa se mantuvo jugando hasta 1964, pero la afición de la isla no pudo seguir su trayectoria porque las autoridades cubanas jamás informaron acerca de su ulterior desempeño. Tras su salida de la MLB, Miñoso jugó en la Liga Profesional Mexicana, país que lo incluyó en su Salón de la Fama. Una faena que tampoco fue publicitada en Cuba.

El pinareño Tony Oliva, por su parte, fue un total desconocido de la afición cubana debido a que no participó en el béisbol profesional de la isla. Debutó en la MLB en 1964, ocasión en la que fue elegido el novato del año al conquistar el liderazgo de los bateadores. Una actuación que repitió en 1965.Y al año siguiente, en 1966, conquistó un Guante de Oro. De más está decir que sus compatriotas en la isla ignoraban sus éxitos a causa de la tozudez y la maldad del castrismo.

Por supuesto que semejante política del olvido se extendió también al resto de los peloteros cubanos o cubanoamericanos que brillaron en las Grandes ligas. Trascendió, entre otros, el caso de José Canseco, declarado el novato del año en 1988, y de quien la prensa oficialista cubana nunca ha hablado ni media palabra.

Y hay evidencias de que el desprecio castrista hacia los cubanos que se desempeñan en la MLB no es un asunto del pasado, sino que continúa en el presente. Además de no trasmitir por la televisión ningún juego de la última Serie Mundial entre los Astros de Houston y los Bravos de Atlanta, donde intervenían cinco peloteros cubanos, la agencia oficialista Prensa Latina hizo gala de la marginación hacia esos atletas.

Al escoger una candidatura para elegir a los deportistas de América Latina más destacados en el 2021, Prensa Latina seleccionó al pelotero puertorriqueño Carlos Correa —una elección, por cierto, nada discutible—, pero ignoró a los cubanos Yulieski Gurriel, campeón de bateo de la Liga Americana y Guante de Oro en su posición, y a Jorge Soler, declarado el jugador más útil de la Serie Mundial con su equipo Bravos de Atlanta.

De tener la más mínima dosis de pudor, el periódico Granma debería callar por respeto a una afición que no le perdona semejante atropello al libre flujo de la información, mientras que el descrédito seguirá acompañando a la agencia Prensa Latina.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




“´Minnie´ Miñoso y Tony Oliva debieron estar en Cooperstown desde hace mucho tiempo”

MIAMI, Estados Unidos. — Periodistas, fanáticos y seguidores del béisbol han reaccionado a la reciente exaltación de los expeloteros cubanos Orestes “Minnie” Miñoso y Tony Oliva al Salón de la Fama de Cooperstown.

Sin embargo, para muchos, el reconocimiento a ambas leyendas del béisbol cubano llega demasiado tarde. Así lo reconoce Francys Romero, escritor y periodista especializado en béisbol.

“´Minnie´ Miñoso y Tony Oliva son dos jugadores legendarios que debieron estar desde hace mucho tiempo en Cooperstown, pero que por diferentes razones, conceptos, problemas estadísticos, entre otras cuestiones, su ingreso se había demorado mucho”, declaró Romero a CubaNet.

Orestes “Minnie” Miñoso fue el primer pelotero latinoamericano de raza negra que jugó en las mayores, con los Medias Blancas de Chicago, mientras que Tony Oliva fue una leyenda de los Mellizos de Minnesota.  Ambos fueron exaltados al Salón de la Fama tras la votación de dos comités de veteranos.

“Representa muchísimo, porque nos habla de que Cuba fue la principal cantera de jugadores latinos en Grandes Ligas, durante los años cincuenta, sesenta y setenta”, dijo Romero.

El reportero aseguró además que las exaltaciones de Miñoso y Oliva “también vienen a desmontar todo el halo de desinformación de la prensa castrista respecto al vínculo entre el béisbol cubano y las Grandes Ligas”.

“Sabemos que en la Isla muchos de estos jugadores no son todo lo conocidos que debieran ser, por lo que sirve además para revisitar la historia”.

Orestes “Minnie” Miñoso y Tony Oliva se unieron a Martín Dihigo (1977), Tony Pérez (2000), Cristóbal Torriente (2006) y José Méndez (2006) para completar el grupo selecto grupo de seis cubanos que han sido exaltados a Cooperstown, una cifra que, según el propio Francys Romero, podría aumentar en los próximos años.

“Entre los más cercanos que veo al Salón de la Fama en los próximos años estaría Luis Tiant, que podría entrar en el 2024 por medio del Comité de Veteranos, y entre los jugadores activos podrían estar en un futuro Aroldis Chapman y José Abreu, aunque para eso todavía queda”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.