1

Embarazada cubana en vivienda con peligro de derrumbe denuncia total desamparo

embarazada

LA HABANA, Cuba.- Susana Castellanos Cueva, embarazada cubana residente en Virtudes entre Águila y Amistad, en el municipio Centro Habana, denuncia las condiciones deplorables en las que se encuentra su vivienda, principalmente el peligro de derrumbe en el que se haya actualmente, pues hasta el momento las autoridades del régimen sólo le han dado justificaciones en vez de soluciones concretas.

La joven de 22 años, con seis meses y medio de embarazo, ha visitado todas las instituciones estatales relacionadas con su caso: Poder Popular, Vivienda, Seguridad Social, y hasta ahora no le han dado ninguna respuesta específica.

“En Vivienda me dijeron que no tenían ningún albergue para acogerme a pesar de que el arquitecto ya vino y dictaminó que la casa llevaba demolición, y si lleva demolición se supone que no debo vivir aquí”, asegura Susana.

“Mientras tanto, en el Gobierno indicaron que me mandarán para un materno, yo les pregunté que dónde iba a dejar mis cosas y dijeron que las guardara con un vecino o si no que me aloje con uno de ellos; y nadie va a hacer eso, yo ni siquiera tengo a mi familia aquí en La Habana”.

A la pregunta de qué pasará cuando Susana dé a luz, la respuesta de los directivos fue que “ese día ya se verá qué solución se le da”, al parecer el régimen está esperando que suceda un acontecimiento trágico para tomar medidas puntuales.

“Estoy desesperada, hasta ahora no me han solucionado nada, no puedo dormir, cuando estoy en la cama siempre me caen piedrecitas del techo y hace poco tiempo cayó una grande que por suerte no estaba parada debajo”, expresa la joven embarazada.

Según explica Susana, su doctora está desesperada también por la situación en la que se encuentra, pues es hipertensa y en los últimos días se ha mantenido descompensada con la presión arterial.

“No basta solo con la preocupación que tengo con la casa, que está a punto de caerme encima, sino también con los ratones, cucarachas y ciempiés que viven en el techo y las paredes, muchas veces he estado durmiendo y me despierta una cucaracha que me cae encima o alguna guayabita”, expresa alarmada.

“No puedo dejar nada de comida afuera porque enseguida los ratones están arriba. Aquí no tengo seguridad de ningún tipo y menos en el estado en el que estoy, que me hace más vulnerable”, dijo la joven embarazada.

embarazada
Foto cortesía del autor

Precisamente por la grave situación con la vivienda que existe en el país, muchas mujeres, madres principalmente, en los últimos meses han irrumpido en diferentes locales del Estado que por años han permanecido cerrados, para así asegurar sus vidas y las de sus hijos.

Recientemente dos madres con cuatro pequeños ocuparon un local vacío por más de tres años en La Habana Vieja y otras tres madres, con cuatro niños también, fueron sacadas por la policía de una edificación que habían ocupado por el riesgo de derrumbe en el que vivían anteriormente.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.