1

Samsung dona pizarra electrónica gigante para el mayor estadio de béisbol en Cuba

Terreno del estadio bajo reparación (Archivo)

LA HABANA, Cuba.- El emblemático estadio de béisbol ‘Latinoamericano’ de La Habana sumará una moderna pizarra electrónica donada por la compañía surcoreana Samsung a los trabajos de rehabilitación a los que está sometido actualmente, informan hoy medios deportivos de la isla.

La pizarra, de 24 metros de largo por 18 de ancho, será instalada sobre una base desde el suelo hasta donde comienza el enganche del soporte como tal, explicó la directiva de inversiones del Instituto Nacional de Deportes (Inder) de Cuba, Nuridy Rodríguez, citada por el portal Jit.

“Se trata de un proyecto de ingeniería complejo, pero lo vamos a ejecutar”, afirmó la funcionaria.

Además señaló que la estructura pesa 80 toneladas y se prevé terminar el montaje en diciembre próximo, a pesar de que el estadio está ubicado en una zona de electricidad soterrada, considerado un terreno complejo en el que deben tomarse una serie de decisiones importantes.

El histórico parque deportivo fue fundado el 26 de octubre de 1946 con el nombre de Gran Stadium de La Habana, con una capacidad par albergar a 55 000 espectadores.

Pero en 1961, tras el triunfo de la revolución en Cuba, al ser eliminado el profesionalismo en la práctica del béisbol en la isla, comenzó a llamarse ‘Latinoamericano’ y popularmente es conocido como “El Coloso del Cerro” o simplemente “El Latino”.

El Coloso es la sede del equipo de pelota Industriales, uno de los 16 que discuten la Serie Nacional de Béisbol de la isla y entre los acontecimientos deportivos que ha acogido se recuerda el juego entre una selección de Cuba y el equipo norteamericano de los Rays de Tampa Bay (Florida), que coronó la visita realizada en marzo de 2016 a Cuba por el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama.

(EFE)




Cómo hacerse de un smartphone en Cuba

LA HABANA.- En Cuba, el deseo de navegar por Internet en las zonas wifi y el constante perfeccionamiento de las apps (aplicaciones) se traducen en el afán por adquirir smartphones (celulares inteligentes) con mejores prestaciones.

A pesar del atraso que caracteriza a la sociedad cubana en temas de tecnología, la mayoría de los jóvenes sabe diferenciar entre un teléfono inteligente de “buena calidad” y otro de “mala”. Cada día son más los que quisieran tener en sus manos un terminal “Samsung original” o un iPhone de última generación.

Actualmente en Cuba existen tres opciones dentro de la ley para poder adquirir un teléfono móvil: en las oficinas de Etecsa (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba), los vendedores por cuenta propia, o en la tienda del gigante Samsung abierta al público el pasado 26 de mayo en coordinación con las TRD (tiendas recaudadoras de divisas).

Etecsa y Samsung, ¿opciones reales?

Recientemente Etecsa incluyó dos modelos de teléfonos celulares a su lista de propuestas. El Itelecom 1570c por 220 dólares y el Itelecom 2115c por 139 dólares, ambos con características limitadas.

“En la calle (mercado negro) te encuentras mejores opciones, con 220 dólares te puedes comprar un Samsung de buena calidad. En Revolico.com (página de anuncios clasificados), por ejemplo, existe una sección denominada celulares donde se pueden encontrar ofertas que oscilan entre 20 y mil dólares,” dice Omar Mesa, trabajador de un Telepunto de Etecsa, y a su vez recomienda no comprarle ningún teléfono al monopolio estatal de comunicaciones.

Según el sitio jorgen.cubava.cu (blog referencia de la comunidad Android en Cuba), los dos modelos de Itelecom son “de una compañía desconocida por los usuarios cubanos. Presentan características de gama baja con precios de gama media, y son teléfonos de hace un par de años. Lo bueno es que ambos funcionan correctamente con la tecnología 3G que se ha implementado en la Isla.”

Las otras opciones que propone Etecsa son, por ejemplo, el Huawei Ascend Y-221 por un valor de 65 dólares, y los modelos de Alcatel POP C1, y el POP C3 por 70 dólares, considerados obsoletos por sus especificaciones técnicas.

Según un artículo publicado en Cubadebate, la tienda de Samsung ubicada en el mercado de 3ra y 70 “está especializada en productos premium de la compañía surcoreana, es la primera abierta en el Caribe y de las más modernas en Latinoamérica.”

En la tienda se encuentran productos de primera línea como el modernísimo teléfono inteligente Galaxy S7 por un precio de 1074 dólares. Este ejemplar, el más caro del lugar, triplica su valor con respecto al del mercado negro cubano y al de tiendas online como Ebay y Amazon.

Por otro lado se oferta el Galaxy J1 mini por 133 dólares. Aunque todavía caro, compite con los teléfonos Itelecom lanzados por Etecsa recientemente.

“Nunca se me ocurriría ir a Etecsa para adquirir un móvil. A pesar de los precios tan elevados si me compro un teléfono sería en la tienda de Samsung. Es verdad que en Revolico hay mejores ofertas, pero esta tienda brinda garantía y seguridad. Prefiero no correr el riesgo de ser estafado en la calle”, explica Raico Velázquez.

En entrevista con uno de los directivos de TRD que participó en las negociaciones con Samsung para la comercialización de sus productos, supimos que los precios de los productos fueron fijados por la compañía coreana. Además, se filtró que para finales de junio estaría en oferta el Galaxy S8, último modelo de la línea más importante de la compañía asiática.

“En cualquier lugar del mundo cuando Samsung abre una tienda empieza con precios elevados y pasado un tiempo hace rebajas” agrega la fuente.

Sin embargo, medios oficiales achacan los altos precios a los “efectos secundarios del proceso de importación”, por ser productos traídos de Panamá.

“Si Samsung se respetara no abriría esta tienda en este país, los precios que he visto aquí son inalcanzables para la mayoría. La mejor opción sigue siendo el mercado negro”, dice Daniel Arteaga, un joven que visitó la tienda con la esperanza de comprar un teléfono Samsung.

Además de celulares, la tienda vende televisores de alta tecnología, impresoras, monitores para computadoras y equipos de audio; pero a un costo igualmente elevado para la población. Otros productos como lavadoras, sistemas de aire acondicionado, y refrigeradores hasta el momento solo se encuentran en exhibición.

En cualquier caso los cubanos en su mayoría visitan la tienda solo para mirar pues el salario promedio en la Isla es de 23 dólares mensuales, insuficiente para comprar el  artículo más barato.




Samsung calienta las cabezas y los bolsillos de los cubanos

Tienda Samsung en La Habana, abierta próximamente (Foto: Ernesto Carralero)

LA HABANA, Cuba.- Durante la pasada Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2016), apenas se podía caminar por el stand de la compañía coreana. Los imponentes juegos de realidad virtual y los teléfonos inteligentes atraían a cientos de jóvenes curiosos. A meses de este evento, Samsung se ha convertido en una realidad mucho más cercana.

La primera tienda Samsung en Cuba, anexa al mercado de 3ra y 70 en Miramar, abrirá sus puertas en abril.

“Hermano, en Playa hay una tienda pequeña de Panasonic, entra ahí y mira. Es una tienda museo. La gente de TRD (Tiendas Recaudadoras de Divisas, cadena administrada por militares) va a poner los precios como siempre así que un Samsung S3 te va a costar cuando menos 400 CUC. Me imagino que los S7 Edge deberían costar 900 CUC por lo bajito y los S8, cuando salgan, se demoren tres meses en llegar de allá pa’ acá”, comenta Javier, joven entrevistado.

Otros esperan que a pesar de lo caro exista alguna oportunidad.

“Esa gente son capitalistas y no hacen nada para perder. No tiene lógica alguna meter esos precios inflados porque la gente seguirá en Revolico y no creo que estén abriendo por gusto, tendremos que ver”, comenta Rolando, un chofer.

Aunque no se cuenta con una información oficial al respecto, algunos hablan de bolsas de promoción con precios exorbitantes. La ubicación de la tienda pudiera pasar por un criterio muy objetivo de la compañía: supondrían que los únicos que tienen poder adquisitivo en Cuba son los extranjeros, coroneles y empresarios que viven en Miramar.

Hasta ahora los precios inflados en el sector estatal solo han provocado el florecimiento del mercado negro que se mueve a través de sitios web como Revolico y Timbirichi.

Allí se pueden encontrar celulares, equipos de música y lavadoras de marca. Estos son comprados en Panamá o Estados Unidos e introducidos por las “mulas” dentro del país. Los precios son caros respecto al salario medio del país, pero mucho más económicos en comparación con los costos del sector estatal.

Por lo general se ofrece una variedad mucho mayor e incluso garantía sobre el uso. Un móvil Samsung S6 Edge, imposible de encontrar en las tiendas estatales, puede costar 370 CUC. También los Smart TV se encuentran entre las ofertas.

Yosuan, una “mula”, comenta: “Aquí hay mucha gente que tiene dinero sin vivir en Miramar, pero normalmente prefieren comprar las cosas traídas de afuera por una cuestión de precio. No es como para estar botando dinero. Por ejemplo yo vendo los Smart TV que todavía no se encuentran aquí en 450 CUC y te sorprendería que a los pocos días de poner el anuncio ya me están llamando de Centro Habana y La Habana Vieja. También traigo accesorios, audífonos, baterías, pero son baratos y me lo compran los mismos vecinos para revender”.

Sin embargo, Samsung apuesta por abrirse un espacio oficial en Cuba y emplea recursos en la promoción.

La programación cultural de la Oficina del Historiador de La Habana se exhibe ahora en pantallas donadas por la compañía. Aunque de momento solo se encuentran instaladas 11 de los 19 equipos para ellos, estas ocupan lugares estratégicos del Centro Histórico.

Están ya en la Plaza de San Francisco, donde desembarcan los cruceros turísticos, en las afueras de la Universidad de San Gerónimo también, así como en la Oficina del Plan Maestro y la Plaza de Armas. También se espera que se instale una junto al Capitolio de la Habana y otra en la Quinta de los Molinos. Todo esto según afirmó un funcionario de la Oficina del Historiador.

Lo cierto es que ya todas las plazas del Casco Histórico cuentan con una pantalla de este tipo.

Incluso los problemas con la cartelera que se exhibe, a cargo del diseñador Carlos Alberto Masvidal, han corrido a cargo de la compañía. La calidad del video en las pantallas es baja ya que son presentaciones de Microsoft PowerPoint convertidas burdamente a video. Pero la donación del programa de producción Magic Info Author permitirá captar “la calidad de los productos Samsung”.

“Eso es para que los ‘yumas’ (extranjeros) lo vean cuando vengan de vacaciones y no se olviden de su marca”, dice un joven en Mercaderes y Obrapía.

Aunque la llegada oficial de Samsung es vista con buenos ojos por casi todos los cubanos, pocos creen que en lo adelante puedan tener mejor acceso a esos productos.

“Aquí todo lo que se vende en las tiendas está con precios inflados, el cubano está acostumbrado a eso. Así que esperen lo peor. Toca lo de siempre, seguir contando con los parientes en el ‘yuma’ para que te mande las cosas de allá que se supone sale más barato”, piensa Javier.

Ofertas de Smart TV como este no son escasas en sitios como Revolico (Foto: Ernesto Carralero)




Samsung abrirá su primera tienda en Cuba

Stand de Samsung en l FIHAV (foto Cubadebate)
Stand de Samsung en l FIHAV (foto Cubadebate)

LA HABANA, Cuba.- El grupo tecnológico surcoreano Samsung prepara la apertura de su primera tienda en Cuba, que estará situada en el interior de un comercio estatal ubicado en la zona residencial de Miramar, en La Habana, informaron hoy medios oficiales.

La empresa asiática lanzará esta iniciativa en alianza con la firma estatal Tiendas de Recaudación de Divisas (TRD) Caribe, una cadena de tiendas minoristas con presencia en toda la isla y gestionada por las Fuerzas Armadas cubanas.

El gerente de Mercadotecnia de Samsung para Latinoamérica, Gilberto Ramírez, declaró que se trabaja en la apertura de un establecimiento en el que “las personas podrán vivir la experiencia de los equipos Samsung y comprar los productos que más les convengan”, según declaraciones recogidas por el portal digital Cubadebate.

También destacó que la empresa “mantiene interés en incursionar en mercados emergentes con el objetivo de impulsar su crecimiento a través de diseños y nuevas tecnologías capaces de enriquecer la vida de los usuarios”.

El gigante tecnológico está presente esta semana por quinto año consecutivo en la 35 Feria Internacional de La Habana (Fihav 2016), con un expositor de 281 metros cuadrados en el que los visitantes pueden probar e interactuar con los diferentes productos de la empresa.

(EFE)