1

Dos años sin Rosita Fornés, la gran vedette de Cuba

Cuba, Rosita Fornés

MADRID, España.- “La belleza personificada convertida en realidad en un escenario. (…) Cuánto calor humano tenía esa mujer, cuánta bondad para aquellos que siempre la amaron”, dijo la escritora Tania Díaz Castro sobre Rosita Fornés en una publicación para este medio tras la muerte de la vedette, hace ya dos años este 10 de junio.

Las palabras de Díaz Castro se corresponden con los sentimientos de varias generaciones de cubanos, que veneraron a La Fornés tanto por su arte como por su personalidad.

Rosita Fornés, artista versátil del teatro, el cine, la televisión y los musicales, falleció en Miami a los 97 años después de haber estado hospitalizada por un problema respiratorio.

En la ciudad estadounidense Fornés tuvo una emotiva despedida, que luego se repitió en la Isla, tras se repatriados sus restos.

En Cuba decenas de cubanos le rindieron homenaje en el teatro capitalino José Martí, donde tantas veces actuó.

Fue enterrada en el panteón familiar del cementerio Colón de La Habana, como era su deseo.

Rosita Fornés nació el 11 de febrero de 1923 en Nueva York. Sus padres, españoles radicados en Cuba antes de su nacimiento, regresaron a España, pero volvieron a Cuba al comenzar la Guerra Civil.

Con solo 15 años Rosita hizo su debut artístico, en el programa concurso de radio para aficionados “La Corte Suprema del Arte”. En este concurso ganó el primer lugar y unos meses más tarde se presentó en el Teatro La Comedia con la zarzuela “El asombro de Damasco”, bajo la dirección de Antonio Palacio.

Muy pronto hizo su primera aparición en el cine, con el largometraje Una Aventura Peligrosa (1939), dirigido por Ramón Peón. A este filme le siguieron varios en la Isla.

Posteriormente, en México, trabajó en una decena de películas con destacados cineastas como Pedro Infante y Jorge Negrete. En la nación azteca fue declarada como la “Primera Vedette de América” durante siete años consecutivos.

A lo largo de su carrera actuó en escenarios de Estados Unidos, España, Bulgaria, Rumanía, Alemania, Polonia, Honduras y Puerto Rico, entre otros.

Entre los numerosos premios que recibió se encuentran el Premio del Gran Teatro de La Habana (1988) y los Premios Nacionales de Teatro (2001), Televisión (2003) y Música (2005).

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




El platillo volador que llegó a La Habana con Rosita Fornés

Cuba, Rosita Fornés

MADRID, España.- Una mañana del 28 de diciembre de 1954 un platillo volador apareció en La Habana, donde hoy está ubicada la Ciudad Deportiva. 

Enseguida la noticia se propagó y el lugar comenzó a llenarse de curiosos que no entendían lo que ocurría, e incluso daban credibilidad a la presencia de un Objeto Volador No Identificado (OVNI). 

Según referencias de la época, unas 20 000 personas se reunieron alrededor del disco. También acudió la prensa nacional e internacional, la policía y los bomberos. Incluso el Ejército llegó a instalar armas de fuego alrededor del platillo. 

Los nervios se calmaron cuando la vedette Rosita Fornés y su segundo y último esposo, el cantante Armando Bianchi, los actores Rogelio Hernández y Herminia de la Fuente y la modelo de la cerveza Cristal, Marta Véliz, salieron de dentro del disco vestidos de marcianos. 

Se trataba de una acción publicitaria organizada por los productores de la cerveza Cristal en conjunto con el programa “Mi esposo favorito” del canal de televisión CMQEl talentoso director de televisión, Joaquín Condal, a cargo del programa, se había reunido en secreto con jóvenes diseñadores y escenógrafos de la época para organizar el “show”. 

La nave, que medía 12 metros de diámetro por 4 de altura, fue concebida por el diseñador escenográfico Julio Vega Quintero. 

Tras su salida del artefacto, los artistas y los técnicos de sonido y luces estuvieron detenidos por la policía unas cinco horas, hasta poder aclarar lo sucedido. 

Según explicó Rosita Fornés en el documental Platillo volador en La Habana, ella había regresado de México en 1952, donde estuvo viviendo 7 años, e inmediatamente debutó en televisión, en el programa “Gran Teatro Esso” con la opereta La casta Susana. 

“En el año 1952 ya la programación existía en Cuba y estaba en los primeros lugares de América Latina. Se hacía una programación fabulosa”, dijo la artista.  

“En 1953 salí elegida Miss Televisión, a solo un año de haber debutado, junto con Armando Bianchi, que fue Mister Televisión. Posteriormente nos escribieron del programa “Mi esposo favorito”, que tenía un éxito muy grande”, para ser parte de la broma relacionada con el platillo volador, contó Rosita Fornés. 

Según explicó la vedette, “se trataba de revivir la tradicional broma del Día de los Santos Inocentes”, que se celebra cada 28 de diciembre en Cuba y en muchas partes del mundo. 

¿Por qué se conmemora el 28 de diciembre el Día de los Santos Inocentes?

La fecha fue elegida por el cristianismo para honrar la memoria de los niños asesinados por orden de Herodes I el Grande, rey de Judea, Samaria, Idumea y Galilea.

El 28 de diciembre, tras el nacimiento de Jesús de Nazaret, Herodes mandó a matar a todos los niños menores de 2 años en Belén, por temor a ser destronado por el Mecías.

Por otro lado, en esta fecha, durante la Edad Media se realizaba la Fiesta de los Locos. Durante la animada celebración se les concedía a los niños el papel del Obispo.

Con el paso de los años, la tradición fue convirtiendo este día en una ocasión para realizar bromas a amigos y familiares, entre las que son comunes cambiar la hora a los relojes de la casa o llamadas telefónicas contando algunas mentiras, para ver quién cae en la “inocentada”.

Incluso algunos medios de comunicación se suman a la festividad publicando informaciones falsas.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Mariela Castro usa figura de Rosita Fornés para hacer propaganda al régimen

Mariela Castro Rosita Fornés

Mariela Castro Rosita Fornés
Foto Collage

MIAMI, Estados Unidos.- Este martes, tras el entierro de Rosita Fornés en el cementerio de Colón, en La Habana, la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), Mariela Castro Espín, se jactó en Twitter de haber conocido cercanamente a la vedette cubana, fallecida a los 97 años en Miami.

“Yo sí conocí a Rosita. Era una mujer encantadora, inteligente, simpática y plenamente identificada con la Revolución Cubana. Me contó su historia y algunos secretos, entonces la comprendí y admiré más todavía”, escribió  una de las hijas del general Raúl Castro Ruz, en una serie de tuis sobre la artista cubana.

De acuerdo con Castro Espín, “en sus prolongados reposos postoperatorios” la actriz y cantante cubana la “llamaba frecuentemente por teléfono, tanto a la casa como a la oficina, para conversar de muchos temas”.

“Nunca olvidaré el apoyo incondicional de Rosita Fornés en algunas Galas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia que por más de diez años ha organizado el CENESEX para promover el respeto a los derechos por orientación sexual e identidad de género”, señaló también la funcionaria cubana.

De acuerdo con la directora del CENESEX, la Fornés “siempre comprendió la realidad de las personas LGBTI, las luchas de las mujeres y de la Federación de Mujeres Cubanas. Con su inmensa bondad y sentido de justicia amó a esta Revolución desde lo más profundo de su existencia”.

Enseguida, los tuits de Mariela Castro generaron la indignación de los usuarios cubanos de la red social, quienes la acusaron de usar la imagen de la vedette para hacer propaganda a favor del régimen fundado por su familia.

“Qué vergüenza que uses hasta los muertos para defender ese proyecto fallido que es ahora una dictadura”, le respondió el periodista cubano Lázaro Carrasco, ganador del prestigioso Premio Gabo, a la directora del CENESEX.

Por su parte, el también periodista Lázaro Chirino Díaz le preguntó a Castro Espín: “¿(Rosita) te contó cuando la Revolución que defiendes trató de condenarla al olvido?”.

Por su parte, el usuario GuajiroUniversitario le precisó a la hija de Raúl Castro: “Y aun así, tan identificada con la Revolución como dices, decidió pasar el final de su vida fuera de Cuba”.

“¿Y no conociste a Celia Cruz? Ella no estaba plenamente identificada con la Revolución Cubana. No tenía una probada trayectoria, por eso había que ignorarla, ¿eh Mariela?”, preguntó irónicamente Mario Benedetti-2.

“Identificada con la revolución cubana, por eso vivía en Miami…”, ironizó CubaAnonymous. “Rosita fue una gran artista, déjala descansar en paz y no ponga atributos sobre los fallecidos que no vienen a cuento”, pidió el usuario de Twitter.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Con flores y gran cariño los cubanos despiden a su querida diva Rosita Fornés

Rosita Fornés

Rosita Fornés
Velan a Rosita Fornés en Cuba. Foto Cubadebate

LA HABANA, Cuba.- Docenas de cubanos se despidieron este martes de la vedette más famosa y querida de la Isla, Rosita Fornés, quien falleció en Estados Unidos el pasado 10 de junio a los 97 años y será enterrada en el panteón familiar del cementerio Colón de La Habana, tal y como era su deseo.

El teatro José Martí de la capital, en el que tantas veces fue aplaudida, fue el lugar elegido para que el público isleño rindiera tributo a una de sus divas más admiradas, ante cuyo féretro abierto desfilaron numerosas personas que a su paso iban dejando rosas rojas.

Muchos de ellos llegaron a pie desde zonas alejadas de La Habana, ya que el transporte público permanece suspendido en todo el país como medida del gobierno para frenar la transmisión de la COVID-19.

Varios policías controlaban la fila de entrada para asegurarse de que los dolientes guardaran la distancia de seguridad y llevaran puestos sus “nasobucos”, que es como se le llama en Cuba a la mascarilla sanitaria cuyo uso es obligatorio en espacios públicos.

Lirios y rosas

Ofrendas florales de lirios y rosas y dos grandes fotografías de “la Fornés” en sus mejores años flanquearon los restos mortales de la artista, llegados ayer lunes a Cuba, mientras en una pantalla sobre el escenario se proyectaban imágenes suyas.

Entre las autoridades que pasaron por el teatro a darle su último adiós a la vedette destacó el historiador de La Habana, Eusebio Leal, quien consideró que con ella “se va una época”.

Para Leal, Rosita Fornés “ha marcado profundamente el siglo del arte cubano”, pues “llenó todos los espacios posibles” al abordar tantos géneros durante su larga carrera.

El historiador también recordó la huella de la artista en México, Argentina y Estados Unidos, así como su “bondad en medio de una personalidad tan fuerte”, que le hizo ser “tan querida por todos los sectores de la sociedad”

“Ella pertenece a todos los tiempos y va a quedar en la memoria del pueblo cubano”, aseveró Leal.

Entierro en la intimidad

Una vez concluida la capilla ardiente, los restos de Rosita Fornés serán trasladados al camposanto habanero en un cortejo fúnebre que discurrirá por varias céntricas calles de la capital, aunque la ceremonia de entierro será privada a petición de su familia.

Entre los reconocimientos que Rosita Fornés cosechó en su carrera figuran los premios nacionales de Música (2005), Teatro (2001) y Televisión (2003).

Rosalía Palet Bonavia, que adoptó el nombre artístico de Rosita Fornés, nació en Nueva York el 11 de febrero de 1923 y era hija de españoles emigrados a Cuba.

La artista falleció en su casa de Miami, donde residía con unos familiares, después de haber estado hospitalizada por un problema respiratorio.

Con solo 15 años, en 1938, Fornés se presentó al programa concurso “La Corte Suprema del Arte”, donde obtuvo el primer lugar, y unos meses después debutó en el Teatro La Comedia con la zarzuela “El asombro de Damasco”, bajo la dirección de Antonio Palacio.

Ese fue el trampolín para que tuviera su primera oportunidad cinematográfica en el largometraje “Una Aventura Peligrosa” (1939), dirigido por Ramón Peón.

Tras rodar varias películas en la isla, la carrera de la polifacética artista se trasladó por algún tiempo a México, donde trabajó en una decena de películas a las órdenes de reconocidos cineastas y junto a reconocidos actores como Jorge Negrete, Pedro Infante, Tin Tan y Marga López.

Su éxito en México fue tal que llegó a ser declarada durante siete años consecutivos como la “Primera Vedette de América”.

Rosita Fornés será recordada particularmente como la intérprete de conocidas operetas y de canción ligera, pero fue además una de las artistas fundadoras de la televisión en Cuba.

Convertida en una leyenda de la escena y en prototipo del buen vestir, se presentó en escenarios de Estados Unidos, Venezuela, Honduras, Puerto Rico, España, la desaparecida Unión Soviética, Bulgaria, Rumanía, Alemania, Polonia y Hungría.

EFE

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Amor eterno para Rosita Fornés

Rosita Fornés

Rosita Fornés
Rosita Fornés (Foto: Internet)

LA HABANA, Cuba.- Si de alguien siempre estuvimos enamorados los cubanos, tanto los de aquí como los que se han cobijado en muchos países, ha sido de esa dama del arte grande y gloria de Cuba llamada Rosita Fornés.

Y digo “arte grande” porque es ese que siente el artista de verdad, para siempre, ese que vence obstáculos y le proporciona la bondad de la vida, ese que se lleva en la sangre y se adquiere de niño ante un espejo.

Rosa Fornés sentía su arte como savia de la vida, como un don para amar plenamente a su alrededor a todos por igual, incluso a los despreciados por una sociedad imperfecta o gobiernos mal nacidos.

Porque ¿cuándo se le fue a Rosita, sigilosamente, un admirador suyo, en pleno espectáculo teatral; cuándo se le fueron en grupo, poco a poco, sin llamar la atención, como yo lo vi tantas veces en la Plaza de la Revolución, mientras aquel actor principal político, de barba y verde olivo, repetía y repetía lo mismo durante horas y los vacíos de las concentraciones daban pena y vergüenza?

Rosita Fornés —la belleza personificada convertida en realidad en un escenario— es el único ser humano que ha inspirado amor eterno a los cubanos.

Yo, a los diez años, la vi por primera vez, a finales del cuarenta del siglo pasado, en la emisora RHC Cadena Azul, que radicaba en Prado 20, donde Rosita cantaba. Parecía una aparición del cielo, la mujer más bella que vi en mi vida.

Una tarde, años después, bien que lo recuerdo, tuve la dicha de visitarla en su casa de la zona playera de Santa María del Mar, cerca de La Habana. Allí vivía Rosita Fornés con su amor de muchos años, Armado Bianchi. Ambos eran amigos entrañables del poeta cubano Francisco Riverón Hernández, mi gran amigo y maestro.

Cómo olvidar aquellos momentos cuando Rosita nos contaba de su vida en México, de su amor apasionado por Mario Moreno, el famoso cómico Cantinflas, mientras hacía rabiar de celos a Bianchi, que escuchaba en silencio.

Rosita era una interlocutora muy simpática y locuaz, capaz de hacer reír al más triste. “Historias locas de la adolescencia, Armando”, —decía— “¿No tienes que poner esa cara…”

Otras veces me escabullía en los camerinos de los grandes teatros donde actuaba Rosita solo para saludarla. Cuanto calor humano tenía esa mujer, cuanta bondad para aquellos que siempre la amaron.

Recuerdo también uno de los episodios más sórdidos que vivió Rosita por los años sesenta y principios de la década del setenta, cuando el Comandante de la Sierra Maestra Papito Serguera, director del Instituto de Radio y Televisión trató de dañar su figura, llamándola “burguesa del arte, con plumas y lentejuelas”.

Nada raro en aquellos tiempos en que se hablaba de pureza y dogmas comunistas, en una sociedad que fue tan libre, con su República y su Constitución.  Rosita pasó por alto aquel absurdo, lo comprendió y no echó leña al fuego, simplemente, sabia al fin y segura de su arte, esperó que la tormenta pasara. Serguera desapareció y aquellos a quien él había maldecido se convirtieron en ángeles guardianes que seguían los pasos de la gran diva de Cuba, sus amigos de siempre.

Rosita Fornés
Rosita Fornés en la portada de Granma. Foto del autor

Hace unos días, cuando gracias a Pedro de la Hoz vi a Rosita Fornés a toda página en Granma, una de las mujeres más bellas e inteligentes de Cuba, supe de su muerte, y me sentí dichosa al poder decirle al fin que aquella niña flaca y callada, que tanto la miraba mientras cantaba ante el viejo micrófono de Prado 20, también se enamoró de ella.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Restos de Rosita Fornés ya están en Cuba a la espera de homenaje

Rosita Fornés Miami Cuba Homenaje vedette

Rosita Fornés Miami Cuba Homenaje vedette
Rosita Fornés (Foto: Internet)

MIAMI, Estados Unidos. – Los restos de la vedette cubana Rosita Fornés, fallecida el pasado 10 de junio a los 97 años en la ciudad de Miami, arribaron este domingo a la Isla, informó el viceministro de Cultura, Fernando Rojas.

El tweet del funcionario destaca que el féretro de la artista fue custodiado por sus familiares, quienes también viajaron.

Pese al cierre de fronteras impuesto por la pandemia de COVID-19, autoridades de Cuba y Estados Unidos coordinaron el regreso de los restos de Fornés, una de las grandes divas de la cultura cubana en el siglo XX.

“El avión llevando los restos de Rosita Fornés ha partido. Nuestro respeto a su familia y agradecimiento a todos los que ayudaron a cumplir su última voluntad de descansar en Cuba”, escribió el embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas, poco después de la salida de la aeronave.

Rosita Fornés fue despedida el pasado viernes por familiares, amigos y admiradores en la funeraria Auxiliadora, en Miami.

Se espera que en los próximos días la artista reciba el homenaje de los cubanos en un sitio aún por definir.

“Aunque han aparecido en las redes sociales diversas noticias acerca de cómo sucederá el homenaje póstumo a la actriz, cantante y bailarina cubana, Rosita Fornés, la información precisa acerca de tal acontecimiento será difundida mañana lunes a través de una nota oficial del Ministerio de Cultura”, señaló una nota publicada este domingo por el portal digital Cuba Escena.

El sitio precisa que las autoridades coordinan los pormenores del evento teniendo en cuenta las condiciones actuales que atraviesa el país.

“Varias instituciones cubanas ajustan los detalles imprescindibles para este tributo… El Ministerio de Cultura organiza los pormenores, en las condiciones tan particulares que estamos viviendo, a fin de que el tributo a la Gran Vedette de Cuba ocurra de la manera más organizada y como esta figura merece”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




“Se fue en paz”: Emotiva despedida en Miami a Rosita Fornés

rosita fornés funeral miami cuba cubana vedette
Funeral de Rosita Fornés (foto AFP)

MIAMI, Estados Unidos. – La actriz, cantante y vedette cubana Rosita Fornés, fallecida en Miami a los 97 años, fue despedida este viernes por sus familiares, amigos y admiradores en una funeraria de la ciudad y “muy pronto” sus restos serán llevados a Cuba, según dijo a EFE José Antonio Jiménez, casado con la única hija de la artista.

“Se fue en paz, tranquila y consciente”, subrayó el esposo de Rosa María Medel.

La familia se hizo presente en la funeraria Auxiliadora una hora antes de que la sala con el féretro cerrado y rodeado de flores se abriera al público, para de esa manera poder dar el último adiós a “la vedette de Cuba” de una manera íntima.

Jiménez indicó que todavía no hay fecha para el traslado pero será “en breve” porque las gestiones que estaban “complicadas por el COVID-19” se están agilizando.

El yerno subrayó que era el deseo de su suegra, que falleció el pasado miércoles, reposar para siempre en el panteón de sus padres en el cementerio Colón de La Habana y así se va a hacer “muy pronto”.

La artista, que nació en Nueva York y, por tanto, era también “ciudadana americana”, según recordó Jiménez, llegó a Miami hace unos años a pasar una temporada, pero sufrió una pulmonía y como consecuencia, una insuficiencia respiratoria.

Los médicos le prohibieron viajar, contó Jiménez, quien según dijo Rosita Fornés vivía en Miami en casa de una amiga de la familia, Irene López, donde estaba “muy bien atendida”.

Recientemente tuvo que ser hospitalizada por su problema respiratorio, pero al cabo de un tiempo su médico aconsejo llevarla de nuevo a casa para evitar el riesgo de contagio del coronavirus, agregó.

Según Jiménez, el pasado domingo lo pasaron con ella y hasta la escucharon cantar.

El Ministerio de Cultura cubano anunció el miércoles que conforme a la “última voluntad” de la artista y de acuerdo con sus familiares, los restos de Rosita Fornés iban a ser trasladados de Miami a Cuba, después de cumplir los “requerimientos de rigor en las actuales circunstancias” que impone la pandemia.

En La Habana se organizarán una serie de homenajes a la artista que nació en Nueva York el 11 de febrero de 1923 y era hija de españoles emigrados a Cuba.

Rosalía Palet Bonavia, que adoptó el nombre artístico de Rosita Fornés, se presentó en 1938, con solo 15 años, al programa concurso “La Corte Suprema del Arte”, donde obtuvo el primer lugar, y unos meses después debutó en el Teatro La Comedia con la zarzuela “El asombro de Damasco”, bajo la dirección de Antonio Palacio.

Ese fue el trampolín para que tuviera su primera oportunidad cinematográfica en el largometraje “Una Aventura Peligrosa” (1939), dirigido por Ramón Peón.

Tras rodar varias películas en la isla, la carrera de la polifacética artista se trasladó por algún tiempo a México, donde trabajó en una decena de películas a las órdenes de reconocidos cineastas y junto a reconocidos actores como Jorge Negrete, Pedro Infante, Germán Valdés (Tin Tan) y Marga López.

Su éxito en México fue tal que llegó a ser declarada durante siete años consecutivos como la “Primera Vedette de América”.

Rosita Fornés será recordada particularmente como la intérprete de conocidas operetas y de canción ligera, pero fue además una de las artistas fundadoras de la televisión en Cuba.

Convertida en una leyenda de la escena y en prototipo del buen vestir, se presentó en escenarios de Estados Unidos, Venezuela, Honduras, Puerto Rico, España, la desaparecida Unión Soviética, Bulgaria, Rumanía, Alemania, Polonia y Hungría.

“Cuba está de luto, la cultura de habla hispana pierde a, quizás, la última de sus grandes divas, a la más versátil artista cubana, a la actriz, cantante y bailarina que conquistó los corazones no sólo de los cubanos, sino también de los mexicanos, españoles y de todos los públicos donde lució su arte sin igual”, escribió Rey González, amigo de la artista, en la página oficial de Facebook de Fornés.

(EFE)

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Rosita Fornés, “La vedette de Cuba”, será velada este viernes en Miami

Rosita Fornés

Rosita Fornés (Foto: Internet)

MIAMI, Estados Unidos. – Los restos de la actriz, cantante y vedette cubana Rosita Fornés, fallecida el miércoles en Miami a los 97 años, serán velados este viernes en una funeraria de la ciudad y más adelante serán trasladados a Cuba, según uno de sus allegados.

Para mañana está previsto un velorio en una funeraria de Miami para darle el último adiós a quien era conocida como “La vedette de Cuba”, de acuerdo con Rey González, administrador de la página oficial de Rosita Fornés en Facebook.

En un mensaje publicado esta mañana en dicha cuenta, González confirmó que el destino final de los restos de Fornés será el panteón familiar en el cementerio Colón de La Habana.

El Ministerio de Cultura cubano ya había anunciado el miércoles que conforme a la “última voluntad” de la artista y de acuerdo con sus familiares, los restos de Rosita Fornés iban a ser trasladados de Miami a Cuba, después de cumplir los “requerimientos de rigor en las actuales circunstancias” que impone la pandemia de la COVID-19.

En La Habana se organizarán una serie de homenajes a la artista que nació en Nueva York el 11 de febrero de 1923 y era hija de españoles emigrados a Cuba.

Rosalía Palet Bonavia, que adoptó el nombre artístico de Rosita Fornés, murió este miércoles en la casa donde residía con unos familiares en Miami, después de haber estado hospitalizada por un problema respiratorio.

“Cuba está de luto, la cultura de habla hispana pierde a, quizás, la última de sus grandes divas, a la más versátil artista cubana, a la actriz, cantante y bailarina que conquistó los corazones no sólo de los cubanos, sino también de los mexicanos, españoles y de todos los públicos donde lució su arte sin igual”, escribió Rey González en la página de Facebook.

Con solo 15 años, en 1938, Fornés se presentó al programa concurso “La Corte Suprema del Arte”, donde obtuvo el primer lugar, y unos meses después debutó en el Teatro La Comedia con la zarzuela “El asombro de Damasco”, bajo la dirección de Antonio Palacio.

Ese fue el trampolín para que tuviera su primera oportunidad cinematográfica en el largometraje “Una Aventura Peligrosa” (1939), dirigido por Ramón Peón.

Tras rodar varias películas en la isla, la carrera de la polifacética artista se trasladó por algún tiempo a México, donde trabajó en una decena de películas a las órdenes de reconocidos cineastas y junto a reconocidos actores como Jorge Negrete, Pedro Infante, Tin Tan y Marga López.

Su éxito en México fue tal que llegó a ser declarada durante siete años consecutivos como la “Primera Vedette de América”.

Rosita Fornés será recordada particularmente como la intérprete de conocidas operetas y de canción ligera, pero fue además una de las artistas fundadoras de la televisión en Cuba.

Convertida en una leyenda de la escena y en prototipo del buen vestir, se presentó en escenarios de Estados Unidos, Venezuela, Honduras, Puerto Rico, España, la desaparecida Unión Soviética, Bulgaria, Rumanía, Alemania, Polonia y Hungría.

(EFE)

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Muere la vedette cubana Rosita Fornés en Miami a los 97 años

Rosita Fornés Miami Cuba Homenaje vedette

Fornés Miami vedette
Rosita Fornés. Foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- La vedette cubana Rosita Fornés falleció esta madrugada en Miami a los 97 años, según informó un allegado de su familia en las redes sociales.

“Cuba está de luto, la cultura de habla hispana pierde a, quizás, la última de sus grandes divas, a la más versátil artista cubana, a la actriz, cantante y bailarina que conquistó los corazones no sólo de los cubanos, sino también de los mexicanos, españoles y de todos los públicos donde lució su arte sin igual”, escribió Rey González en la página de Facebook.

Fornés había ingresado en un hospital de Miami hace unos días en estado de salud muy grave por un problema respiratorio, pero dada su edad y condiciones fue enviada a la casa de sus familiares en Miami.

Rosita Fornés nació el 11 de febrero de 1923 en Nueva York como Rosalía Lourdes Elisa Palet Bonavia, hija de padres españoles radicados en Cuba, que luego regresaron a España, pero volvieron a regresar a la Isla al estallar la Guera Civil.

En la familia existían antecedentes artísticos.

Su carrera artística comenzó muy temprano con su debut en un programa de radio para aficionados, La Corte Suprema del Arte, cuando apenas era una niña. Desde ahí ya comenzó a utilizar su nombre artístico.

Fornés fue una artista versátil del teatro, el cine, la televisión y los musicales, que pudo mantenerse vigente desde los años 50 hasta nuestros días.

EFE

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Vedette cubana Rosita Fornés se queda a vivir en Miami

Rosita Fornés Miami Cuba Homenaje vedette

Fornés Miami vedette
Rosita Fornés se queda a vivir en Miami. foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- La vedette cubana Rosita Fornés ha decido establecerse en la ciudad de Miami, informó este martes el Nuevo Herald.

La actriz y cantante, nacida en Nueva York en 1923, se nacionalizó en Cuba e hizo una carrera por la cual es venerada en la Isla.

De acuerdo a la nota, Fornés, después de haber visitado Miami en numerosas ocasiones, pues tiene familiares cercanos en la Ciudad del Sol, ha decidido quedarse a vivir por problemas de salud.

La vedette cubana enfrentó una neumonía que la dejó hospitalizada varios días, sin embargo, ya se encuentra recuperándose al lado de su familia.

En Miami vive su única hija, la actriz Rosa María Medel; su yerno, el productor José Antonio Jiménez, varios nietos, y su hermana paterna Elisa Palet.

Fornés, hija de padres españoles radicados en Cuba, desarrolló una versátil carrera que incluyó el cine, la televisión, la revista musical, la zarzuela y la opereta.

A sus quince años comenzó su carrera artística con la aparición en La corte suprema del arte, un programa de aficionados en el que resultó ganadora con la milonga La hija de Juan Simón.

A sus 96 años, Rosita Fornés se presentará el 19 de octubre con Memé Solí y un desfile de estrellas en el espectáculo Siempre contigo, en el Miami-Dade County Auditorium, aseguró el Herald.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.