1

Jesús el loco

LA HABANA, Cuba, enero (173.203.82.38) – Otro personaje del folclor de Jaimanitas es  Jesús el loco, quién  pudiera pasar a las memorias  del  pueblo como el iniciador de las protestas callejeras.

Es el hijo menor de la primera generación de los Bustamante, famosos en la búsqueda submarina, en las playas de La Habana, de prendas perdidas por los bañistas, iniciadores del negocio de la calandraca para  carnada,  y notoria  también  la familia por el hacinamiento en que viven, pero  el loco resulta el más expuesto, y  sus arrebatos son siempre noticia en  el municipio.

Jesús fue el único de la numerosa prole que no pudo vivir  del mar, por su  retraso; y sin embargo, descubrió un artilugio eficaz para agenciarse  cama y comida, como preso  en las celdas de la Estación de policía. Utilizó este ardid  también como represalia contra los abusos de  hermanos y sobrinos, que se aprovechaban de su incapacidad  para molestarlo, y  luego su madre  tenía  que ir  a la Estación con el  certificado médico para sacarlo.

La manera más efectiva  que encontró para que el patrullero lo cargara  rápido era  gritar obscenidades contra el  gobierno. Subido en  un banco  del parque  soltaba  su  intensa alocución  impúdica con  una  jerga rimbombante, y enseguida algún vecino llamaba a la patrulla  que venía  a recogerlo.

A veces le daban golpes para que se callara, y cuando entraba en la celda se  acostaba a dormir en  un rincón, algo muy difícil de conseguir en su casa. Comía con tranquilidad, hasta fumaba  por cortesía de  los reos. Muchas veces se resistió  a  dejar el encierro, y sus padres  tenían que convencerlo  con promesas de protección.

Hace unos días el jefe de la estación dio la orden de no recogerlo más, que lo dejaran vociferar lo que quisiera. Jesús  ha tenido que moverse a otros municipios donde lo arrestan por varios días, pero al final lo dejan porque se trata de un loco sin remedio.

Ayer me lo encontré en la calle, me saludó  con la  efusión que lo caracteriza, y confesó que la estaba pasando muy mal con el problema de la vista, quería leer, informarse,  y no podía  por falta de espejuelos. Cuando conseguía la receta no tenía el dinero, cuando tenía el dinero no había su graduación, cuando había su graduación la receta   ya estaba vencida.

Vaya, que Jesús está loco por partida triple.




Vuelvan para que nos pongan música

LA HABANA, Cuba, diciembre (173.203.82.38) – “¡Mamá, vuelvan para que nos den helado y nos pongan música!, exclamó mi hijo  por teléfono al otro día de nuestra visita, a la prisión 1580, en el municipio San Miguel del Padrón”, relata Rosario Morales.

Una comitiva del movimiento Damas de Blanco, encabezada por con Berta Soler, esposa del prisionero de conciencia Ángel Moya, del Grupo de los 75, se presentó en esa cárcel el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, para protestar contra los abusos del gobierno y reclamar la liberación de los prisioneros políticos y de conciencia.

-Ese día mi hijo, Reinier Bicet Morales, de 26 años, tenía visita. Cuando me  identifiqué  me  encerraron en una oficina con barrotes. No me permitieron  verlo hasta  que mis compañeras se retiraron. Como  ocurre siempre, fuimos reprimidas, como ya se ha divulgado.

-¿Y los presos?

-¡Fue maravilloso! Con sus gritos y exclamaciones  desde las celdas nos apoyaron. Los que trabajaban limpiando, en los jardines, se quitaron sus camisas y las  agitaron  como banderas en demostración de solidaridad con las Damas de Blanco. Saben que también luchamos por sus derechos ciudadanos.

-¿Por qué está preso su hijo?

-Por salida ilegal del país y actividades contrarrevolucionarias.

-¿Cuándo y cómo lo detuvieron?

-El 9 de mayo de este año, junto a otros jóvenes, en alta mar. Un guardacostas  de los Estados Unidos los intercepta, recogen y entregan a las autoridades cubanas. Dicen que mi hijo opuso resistencia, pero es falso. Por esta causa le quieren hacer juicio. Está preso sin fianza.

-¿Considera  usted  que estas acciones de las Damas de Blanco pueden  perjudicar las excarcelaciones de prisioneros políticos que faltan por salir?

-No lo he pensado, pero tal vez, con el régimen nunca se sabe.

-Rosario, ¿por qué  su hijo pidió que volvieran las Damas de Blanco a la prisión?

-Pienso que para bajar las tensiones. Ese día tuvieron regalos de los carceleros: repartieron helados y  pusieron música, algo inusual en las prisiones.

[email protected]

TAGS: presos, Damas de Blanco, protestas, cárceles, maltratos




Al estilo castrista

LA HABANA, Cuba, diciembre (173.203.82.38) – En los últimos tiempos a las autoridades les ha dado por tratar de incorporar a su arsenal algunas armas que históricamente sus adversarios han utilizado contra el régimen. Entre ellas podemos citar los conceptos de democracia y derechos humanos.

Los dirigentes, entre los que sobresale el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Ricardo Alarcón, no se cansan de repetir que la denominada “democracia participativa” cubana es la más auténtica del mundo, y que el hecho de que el partido no postule a los aspirantes a delegados del poder popular, convierte nuestras elecciones en algo ejemplar.

Todos saben, sin embargo, que el proceso electoral cubano está viciado por la presencia de ese partido único que todo lo controla, y que las asambleas del poder popular son caricaturas donde prevalecen el voto unánime y la obediencia ciega.

El pasado10 de diciembre las autoridades celebraron a su manera el Día Internacional de los Derechos Humanos. En parques y plazas públicas grupos de jóvenes convocados por la UJC, la FEU y la FEEM, entonaron canciones alegóricas a la revolución, y pronunciaron discursos donde se decía que la Cuba de Fidel y Raúl constituye un paradigma en la observancia de tales derechos.

Asimismo, amigos del castrismo en España auspiciaron una videoconferencia sobre los derechos humanos en Cuba, que contó en La Habana con una disertación del ensayista Enrique Ubieta, defensor incondicional del régimen, quien afirmó: “Existe en muchos lugares del mundo una visión manipulada y distorsionada sobre los logros esenciales de la revolución cubana en materia de derechos humanos”.

Mientras tanto, ese mismo día, en la Plaza de la Revolución, eran visibles miembros de las brigadas de respuesta rápida, que con teléfonos móviles y otros medios de comunicación, cumplían el encargo de mantener informada a la policía acerca de movimientos inusuales de personas en ese lugar. No hay que olvidar que en un parque contiguo a esa plaza, hace algunos meses las Damas de Blanco fueron víctimas de la represión policial cuando intentaron estacionarse en ese sitio.

Curioso modo de defender los derechos humanos: Se promueven las actividades que entonan loas a la revolución, y por otra parte se impide que los actos independientes se lleven a cabo.