1

Frank Emilio Flynn: la historia del pianista ciego

Frank Emilio Flynn, Cuba

LA HABANA, Cuba. – El pasado 13 de abril se cumplieron cien años del nacimiento del pianista Frank Emilio Flynn Rodríguez, y el próximo 23 de agosto se cumplirán los 20 de su fallecimiento, en 2001.

Natural de La Habana, Flynn es uno de los más importantes pianistas que ha tenido el jazz cubano, lo cual es mucho decir cuando en la lista están también Bebo y Chucho Valdés, Emiliano Salvador, Gonzalo Rubalcaba y Roberto Fonseca.

Frank Emilio nació con graves problemas de visión y quedó totalmente ciego a los trece años, pero esa adversidad no le impidió estudiar piano.

Hijo de un norteamericano y una cubana, refería Frank Emilio que su pasión por la música se originó en los danzones de Antonio María Romeu y los números de jazz que escuchaba en la radio desde que era muy pequeño, y que las primeras piezas que aprendió a tocar en el piano eran danzones y boogie woogie.

Frank Emilio supo sacar buen provecho de las enseñanzas de los excelentes profesores que tuvo: Félix Guerrero, César Pérez Sentenat y Harold Gramatges.

Muy versátil, lo mismo podía interpretar a Bach, Chopin y Debussy que música cubana o jazz. Sobre todo jazz. Decía que sus principales referentes eran los pianistas Art Tatum y Oscar Peterson.

A mediados de la década de 1940 empezó a trabajar profesionalmente como músico. Fue arreglista del Conjunto Casino y pianista del grupo Loquibambia, que en la emisora radial 1010 acompañaba a los intérpretes del naciente movimiento del feeling.

En esa época estuvo vinculado a los compositores Orlando de la Rosa, José Antonio Méndez, César Portillo de la Luz, Julio Gutiérrez, René Touzet, y principalmente, Ñico Rojas.

Frank Emilio fundó el Club Cubano del Jazz, y, en 1958, el Quinteto Instrumental de Música Moderna, que posteriormente se nombraría Los Amigos. El grupo, dirigido por Frank Emilio, lo integraron el baterista Guillermo Barreto, Tata Güines en las tumbadoras, Gustavo Tamayo en el güiro y Orlando “Papito” Hernández en el contrabajo, quien sería reemplazado en 1965 por Cachaíto López.

A esa fabulosa sección rítmica que fueron Los Amigos se deben números antológicos como Sherezada y Gandinga, mondongo y sandunga, así como las mejores descargas (el equivalente criollo de las jam sessions del jazz norteamericano) que se hayan tocado en Cuba.

En la época en que el régimen castrista veía con ojeriza al jazz y apenas quedaban centros nocturnos en La Habana donde tocar, Frank Emilio se dedicó a enseñar música a ciegos y a interpretar la música de autores cubanos como Ernesto Lecuona, Manuel Saumell e Ignacio Cervantes. De este último son memorables las interpretaciones de sus danzas, que hizo Frank Emilio a dúo con María Cervantes, la hija del compositor.

A fines de los años 90, cuando la carrera de Frank Emilio parecía acabada, se produjo su relanzamiento gracias al trompetista norteamericano Wynton Marsalis, quien lo invitó a tocar en el Lincoln Center, de New York, donde se presentó en 1998. En aquel concierto, junto a Frank Emilio, estuvieron Chucho Valdés, Cachao, Tata Güines, además de Ñico Rojas en la guitarra, Changuito Quintana en la paila, el violinista Jesús Ordóñez, Enrique Lazaga en el güiro y el flautista Joaquín Olivero.

En 1999, Frank Emilio grabó para la disquera Blue Note, el álbum Reflejos ancestrales, donde demostró que con 79 años, aún estaba en forma.

En sus últimos años, solía ver a Frank Emilio sentado en el portal de su vieja casona de la calle Luis Estévez, en Santos Suárez, o encontrármelo caminando por La Víbora con su bastón de la mano de Lidia, su esposa, la madre de su hijo Francito, que allá por 1969 fue condiscípulo mío en la Escuela Secundaria Básica “Mariana Grajales”. Como soy muy tímido, me limitaba a saludarlo y nunca me atreví a decirle cuanto lo admiraba y disfrutaba su música. Sean estas líneas mi modesto homenaje en su centenario.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Pianista chino Lang Lang tocará en Cuba

El pianista Lang Lang (foto tomada de fuerza.com.mx)
El pianista Lang Lang (foto tomada de fuerza.com.mx)

LA HABANA, Cuba – El pianista chino Lang Lang actuará por primera vez en Cuba el 9 de octubre próximo en un concierto al aire libre en La Habana vieja junto al jazzista cubano Chucho Valdés, informaron hoy medios locales.

Ambos artistas se conocieron en Viena el pasado año y luego de interpretar juntos en un encuentro privado, decidieron que les gustaría protagonizar una función en La Habana, aseguró uno de los organizadores del concierto a la agencia Prensa Latina.

La presentación tendrá lugar en la Plaza de la Catedral de La Habana Vieja y en ella actuará además la conductora y violinista estadounidense Marin Alsop, actual directora de la Orquesta Sinfónica de Baltimore, quien dirigirá especialmente para la ocasión a la Orquesta Sinfónica de Cuba.

Lang Lang, nacido en Shenyang, China, en 1982, está considerado uno de los mejores pianistas del mundo y, mediante tareas de promoción, ha logrado acercar la música clásica a públicos más jóvenes.

Chucho Valdés, ganador de cinco Grammys y tres Grammys Latinos, es una de las figuras más importantes en la historia del jazz cubano. (EFE)