1

México asegura que sólo deporta al 3.7% de cubanos que llegan sin visa

0011014110
Cubanos retenidos en local para inmigrantes en México (foto tomada de Internet)

MARTÍ NOTICIAS.- De los migrantes cubanos que llegan al país sin visa, para cruzar la frontera hacia Estados Unidos, México sólo deporta al 3.7%, aseguró un alto funcionario al periódico La Jornada.

El subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (SG), Humberto Roque Villanueva, dijo que la mayoría de los cubanos tramitados en el Instituto Nacional de Migración (INM) de México obtiene el llamado salvoconducto u “oficio de salida” con el que pueden seguir camino hacia Estados Unidos.

En 2014, unos 2 097 cubanos fueron presentados ante las autoridades migratorias de México tras ser interceptados en el país. En 2015 la cifra había subido dramáticamente, a 9 049 cubanos; de ellos, fueron repatriados 335.

Los cubanos no tienen ningún interés en quedarse en México, donde “hay una ayuda de facto que podríamos calificar de humanitaria”, opinó el funcionario.

El subsecretario Roque Villanueva dijo que la política con los migrantes interceptados es la consulta a embajadas para verificar la nacionalidad de los extranjeros. La ley mexicana marca un plazo máximo de 60 días para obtener esta información. En el caso de los cubanos, La Habana tarda en reconocer a los ciudadanos, por lo que los funcionarios los dejan seguir camino.

“Entonces, se le dice: ‘Hermano, no contestó tu país. Entonces, ni eres refugiado ni un migrante regularizado’. Ello da pie a la autoridad mexicana a decirle ‘a ver qué haces’, pero ese ‘a ver qué haces’ en el fondo es ayudarlos, porque se les da el oficio de salida”, afirmó.




Viceministro de Costa Rica evaluó en México situación de migrantes cubanos

Alejandro Solano (foto tomada de internet)
Alejandro Solano (foto tomada de internet)

MÉXICO.- El vicecanciller de Costa Rica, Alejandro Solano, se reunió ayer en México con la subsecretaria mexicana de Relaciones Exteriores, Socorro Flores, con quien abordó temas bilaterales y la problemática de los migrantes cubanos varados en el país centroamericano, informó a Efe la cancillería.

En el encuentro, México expresó su “disposición a evaluar medidas que puedan contribuir a resolver esta situación, teniendo en cuenta el marco legal mexicano” y ambos funcionarios acordaron seguir en contacto, detalló la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En el encuentro con la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Solano abordó los temas tratados en la reunión del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) que tuvo lugar el pasado 24 de noviembre en El Salvador.

En ella, los países de Centroamérica acordaron que cada nación decidirá “de manera soberana” y en respeto a los derechos humanos si permite o no el paso por sus territorios a miles de migrantes cubanos varados en Costa Rica.

Los cubanos se encuentran en Costa Rica desde el 14 de noviembre, cuando Nicaragua les impidió el paso por su frontera.

Costa Rica ha otorgado desde esa fecha 3 600 visas temporales de tránsito para que los cubanos pudieran atravesar el territorio en su viaje hacia Estados Unidos.

Los cubanos salieron legalmente vía aérea de Cuba hacia Ecuador, donde no les exigen visa, y desde allí transitaron de manera irregular por Colombia y Panamá, hasta llegar a Costa Rica.

Solano participó también en la última sesión de la Comisión Ejecutiva del Proyecto Mesoamérica, un encuentro que permitió revisar los avances en el cumplimiento de la Declaración de la XV Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla y acordar las acciones a seguir el próximo año, indicó la SRE en un boletín.

Además, se presentó el informe de resultados de la Presidencia Conjunta del Primer Semestre de 2015, que fue encabezada por México y República Dominicana.

La directora ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), María Eugenia Casar, destacó que “el Proyecto Mesoamérica representa un privilegiado vehículo de cooperación y diálogo político para acercar a los países de la región, al ser un esfuerzo realmente colectivo”.

Creado en 2008, el Proyecto Mesoamérica es un mecanismo técnico y de diálogo político que busca construir consensos, articular esfuerzos de cooperación y atraer recursos para fortalecer los procesos de integración y desarrollo mesoamericano, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de 226 millones de habitantes. EFE




Unos mil cubanos arribaron a Chiapas en la última semana

Cubanos buscan su salvoconducto en Chiapas, México (foto tomada de Internet)
Cubanos buscan su salvoconducto en Chiapas, México (foto tomada de Internet)

AGENCIAS.- Pese a los crecientes obstáculos a su paso, el ingreso de cubanos desde Centroamérica a través de la frontera sur de México con el fin de obtener un salvoconducto que les permita llegar a Estados Unidos se ha incrementado en las últimas semanas.

Ni el cierre de la frontera de Nicaragua con Costa Rica el pasado 15 de noviembre ha detenido a los cubanos, que viajan en grupos numerosos de hasta 500 personas y que, por un pago de cinco dólares, atraviesan en balsas a diario el río internacional Suchiate, que separa a México de Guatemala. Nicaragua cerró su frontera a los inmigrantes tras acusar a Costa Rica de arrojárselos a sus puertas.

En la última semana ingresaron unos mil cubanos por Chiapas para entregarse voluntariamente a las autoridades migratorias.

“Es un proceso difícil en que no saben si los dejarán continuar; están esperando a ver si se resuelve esa situación y los traen hasta Guatemala. Nosotros somos el primer grupo, creo, nos han dado salvoconducto y hemos llegado hasta acá”, dijo a Efe Oricésar, un inmigrante que logró a atravesar Nicaragua y llegar a tierra mexicana.

En ese grupo de 50 cubanos también viajan Luis Enrique y su esposa, quienes, ayudados por un “guía”, llegaron en seis días al estado mexicano de Chiapas. Ellos denuncian que “se encuentran varados en Costa Rica más de 2 000 cubanos, y de no abrirse la frontera con Nicaragua el número llegaría a más de 3 000 en una semana”.

Evitan hablar de la política interior de Cuba, pero coinciden en que han salido de la nación antillana por “la pobreza y el maltrato de las autoridades”, sin importarles “sufrir vejaciones en el migrar por los países de América Latina” con tal de llegar a EEUU.

En México el Instituto Nacional de Migración registra hasta el 18 de noviembre el ingreso de 9 100 inmigrantes cubanos, de los cuales 7 317 fueron alojados en la Estación Siglo XXI de Tapachula, Chiapas; cifras muy por encima de los 1 817 que fueron recibidos durante todo 2014.

En la última semana ingresaron unos mil cubanos por Chiapas para entregarse voluntariamente a las autoridades migratorias y solicitar el oficio de salida que les permita transitar sin restricciones los últimos 3 000 kilómetros de la ruta a suelo estadounidense.

Efraín Hernández, de 22 años, originario de La Habana, es uno de ellos y relata a Efe que recorrió unos 5 000 kilómetros para llegar a México desde Ecuador, pasando por Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala. De esa lista de países, hombres y mujeres denuncian que la policía de Colombia es de la que padecieron más corrupción, porque cobran cuotas de 100 dólares por cada uno para permitir el paso por esa nación suramericana.

Para llegar a la frontera sur de México, los cubanos invierten de 5 000 a 6 000 dólares en pago de transporte, hospedaje y alimentos en “busca de mejorar la familia”, cuenta Joan Peña, quién después de obtener el salvoconducto al cabo de tres días alista el tramo final de su viaje en un cuarto de hotel en el centro de Tapachula, donde ha pagado cinco dólares por noche.

Quienes viajan han vendido sus casas y dejado familia y trabajo, como Maybeli Fernández, originaria de Matanzas, y luego de entregarse a las autoridades son trasladados a las oficinas burocráticas de migración para tramitar el oficio de salida que les brinda 30 días para llegar a la frontera norte y a su destino final.

El subsecretario de Atención a Migrantes de la Secretaría para el Desarrollo de la Frontera Sur del Gobierno de Chiapas, Víctor Moguel, descarta que exista un crisis humanitaria por el arribo de los miles de inmigrantes.

Contrario a ello, los cubanos mantienen la ocupación hotelera y agotan a diario los pasajes de avión y autobuses para viajar a la Ciudad de México y a Tijuana. Por ahora México y Cuba no tienen un tratado para la deportación
de los inmigrantes del país insular; sin embargo, movidos por el rumor de que ello pueda ocurrir, los cubanos llegan cada vez más por el temor de que en 2016 se cierren las fronteras de México con Centroamérica.




Más cubanos llegan de Centroamérica a México rumbo a EE.UU.

Cubanos en la frontera EE.UU.-México (foto tomada de internet)
Cubanos en la frontera EE.UU.-México (foto tomada de internet)

TAPACHULA, México – Pese a los crecientes obstáculos a su paso, el ingreso de cubanos desde Centroamérica a través de la frontera sur de México con el fin de obtener un salvoconducto que les permita llegar a Estados Unidos se ha incrementado en las últimas semanas.

Ni el cierre de la frontera de Nicaragua con Costa Rica el pasado 15 de noviembre ha detenido a los cubanos, que viajan en grupos numerosos de hasta 500 personas y que, por un pago de cinco dólares, atraviesan en balsas a diario el río internacional Suchiate, que separa a México de Guatemala.

Nicaragua cerró su frontera a los migrantes tras acusar a Costa Rica de arrojárselos a sus puertas.

“Es un proceso difícil en que no saben si los dejarán continuar; están esperando a ver si se resuelve esa situación y los traen hasta Guatemala. Nosotros somos el primer grupo, creo, nos han dado salvoconducto y hemos llegado hasta acá”, dijo a EFE Oricésar, migrante que logró a atravesar Nicaragua y llegar a tierra mexicana.

En ese grupo de 50 cubanos también viajan Luis Enrique y su esposa, quienes, ayudados por un “guía”, llegaron en seis días al estado mexicano de Chiapas. Ellos denuncian que “se encuentran varados en Costa Rica más de dos mil cubanos, y de no abrirse la frontera con Nicaragua el número llegaría a más de tres mil en una semana”.

Evitan hablar de la política interior de Cuba, pero coinciden en que han salido de la nación antillana por “la pobreza y el maltrato de las autoridades”, sin importarles “sufrir vejaciones en el migrar por los países de América Latina” con tal de llegar a EE.UU.

En México el Instituto Nacional de Migración registra hasta el 18 de noviembre el ingreso de 9 100 migrantes cubanos, de los cuales 7 317 fueron alojados en la Estación Siglo XXI de Tapachula, Chiapas; cifras muy por encima de los 1 817 que fueron recibidos durante todo 2014.

En la última semana ingresaron unos mil cubanos por Chiapas para entregarse voluntariamente a las autoridades migratorias y solicitar el oficio de salida que les permita transitar sin restricciones los últimos 3 000 kilómetros de la ruta a suelo estadounidense.

Efraín Hernández, de 22 años, originario de La Habana, es uno de ellos y relata a EFE que recorrió unos 5 000 kilómetros para llegar a México desde Ecuador, pasando por Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala.

De esa lista de países, hombres y mujeres denuncian que la policía de Colombia es de la que padecieron más corrupción, porque cobran cuotas de 100 dólares por cada uno para permitir el paso por esa nación suramericana.

Para llegar a la frontera sur de México, los cubanos invierten de 5 000 a 6 000 dólares en pago de transporte, hospedaje y alimentos en “busca de mejorar la familia”, cuenta Joan Peña, quién después de obtener el salvoconducto al cabo de tres días alista el tramo final de su viaje en un cuarto de hotel en el centro de Tapachula, donde ha pagado cinco dólares por noche.

Quienes viajan han vendido sus casas y dejado familia y trabajo, como Maybeli Fernández, originaria de Matanzas, y luego de entregarse a las autoridades son trasladados a las oficinas burocráticas de migración para tramitar el oficio de salida que les brinda 30 días para llegar a la frontera norte y a su destino final.

El subsecretario de Atención a Migrantes de la Secretaría para el Desarrollo de la Frontera Sur del Gobierno de Chiapas, Víctor Moguel, descarta que exista una crisis humanitaria por el arribo de los miles de migrantes.

Contrario a ello, los cubanos mantienen la ocupación hotelera y agotan a diario los pasajes de avión y autobuses para viajar a la Ciudad de México y a Tijuana.

Por ahora México y Cuba no tienen un tratado para la deportación de los migrantes del país insular; sin embargo, movidos por el rumor de que ello pueda ocurrir, los cubanos llegan cada vez más por el temor de que en 2016 se cierren las fronteras de México con Centroamérica. (EFE)




México rescata a cinco náufragos cubanos que llevaban 35 días en el mar

semar_rescate_balseros_cubanos
Ya es habitual la imagen de efectivos de la Secretaría de Marina mexicana rescatando a cubanos (foto tomada de internet)

MIAMI, Estados Unidos – Un grupo de cinco cubanos que había zarpado desde Pinar del Río hacía 35 días fueron avistados por un buque comercial mexicano.

Los náufragos (cuatro hombres y una mujer) habían emprendido viaje a Yucatán en una embarcación menor cuyo motor sufrió averías, dejándolos a la deriva, y fueron encontrados a unos 183 kilómetros (99 millas náuticas) frente a las costas de Tamaulipas.

Según la Secretaría de Marina, que luego de rescatarlos les practicó un examen físico, los cubanos se hallarían aún en buen estado de salud cuando fueron encontrados.

El grupo de migrantes ha sido puesto en manos del Instituyo Nacional de Migración de Tampico para efectuar “los trámites correspondientes”, según refieren medios mexicanos.

En los últimos meses, la migración ilegal de cubanos que buscan llegar a Estados Unidos como se ha disparado. El fenómeno coincide con el inicio del acercamiento diplomático entre Washington y La Habana.

México y Cuba, por su parte, han trabajado sobre varios acuerdos migratorios mediante los cuales los cubanos interceptados por ese país son devueltos a la isla.




Peña Nieto a Castro: México quiere ser aliado de Cuba en proceso de cambio

CTJOGOnWUAAC0lm
Enrique Peña Nieto recibe a Raúl Castro en Mérida (foto tomada de Internet)

MÉRIDA, México.- El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, dijo hoy al gobernante cubano, Raúl Castro, que su país quiere “ser un aliado en este proceso de cambio y apertura” que vive la isla y llamó a empresarios mexicanos a invertir allí.

“Valoramos las nuevas oportunidades que están surgiendo en Cuba”, afirmó Peña Nieto en un mensaje a los medios de comunicación junto a Raúl Castro, en el Palacio de Gobierno del estado de Yucatán, en el sureste de México.

Uno de los resultados concretos de su tercer encuentro con Castro es el compromiso de “seguir generando condiciones para que más empresarios mexicanos inviertan en Cuba”, indicó.

“Se trata de que inversionistas de nuestro país puedan ver en esta actualización del modelo económico cubano una oportunidad de contribuir al fortalecimiento de la relación económica”, invirtiendo en la isla y generando empleo en ambas naciones, señaló.

Castro, quien realiza su primera visita de Estado a México desde que asumió el poder en 2006, también destacó el “interés” de empresas mexicanas, especialmente de agricultura y turismo, en invertir en la isla.

Sobre todo, dijo, en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, un enclave cercano a La Habana pensado para facilitar la inversión extranjera en Cuba.

“La experiencia mexicana es reconocida y constituye un apoyo importante en el proceso de remodelación económica que estamos llevando adelante”, aseveró.

Además del impulso al diálogo político al más alto nivel, Peña Nieto destacó la ampliación del marco jurídico bilateral durante esta visita, a través de la firma de cinco instrumentos de cooperación en materia de migración, turismo, educación básica, intercambio académico-diplomático y en temas alimentarios.

En materia migratoria, dijo que se busca garantizar un flujo “seguro, legal y ordenado” entre ambos países, y en cuanto a educación señaló que el objetivo es ampliar la cooperación, sobre todo “en alfabetización, promoción de lectura y deporte, áreas en las que Cuba es un ejemplo a seguir en toda la región latinoamericana”.

Los dos gobernantes hablaron de un relanzamiento de la relación y destacaron la importancia de materializar logros concretos que signifiquen bienestar para las sociedades de los dos países. EFE




Avalancha de cubanos satura frontera sur de México

Cubanos en Chiapas, México (foto tomada de Internet)
Cubanos en Chiapas, México (foto tomada de Internet)

CHIAPAS, México- Miles de cubanos indocumentados han llegado a Chiapas a la estación migratoria Siglo XXI de Tapachula, para entregarse de manera voluntaria al Instituto Nacional de Migración (INM),  buscando que les otorguen un salvoconducto que les permita llegar a los  Estados Unidos.

De acuerdo al INM, se han atendido de enero a la fecha 6 243 isleños que cruzaron de forma irregular por el río Suchiate, que sirve de división político-administrativa entre México y Guatemala.

Yosmel forma parte de esta avalancha de cubanos que han llegado a México y relató  que desde que salió de su país, ha pasado por una travesía difícil ya que ha tenido que cruzar ríos, lagos, viajar  en lanchas, caminar  en carreteras, sin que los hayan asaltado hasta su llegada a la estación migratoria siglo XXI de Chiapas.

El isleño aseguró que el problema al que se han enfrentado al llegar a Chiapas, es que existe una sobrepoblación de cubanos en la estación migratoria e incluso se han tenido que habilitar albergues para permanecer en espera de su documento.

El delegado en Chiapas del INM, Jordán de Jesús Alegría Orantes,  aseguró que los cubanos se han estado presentando de manera voluntaria a la estación y se ha estado recepcionando y elaborando su documentación correspondiente.

Tan solo en los últimos 20 días se han entregado 1 442 cubanos a las autoridades migratorias mexicanas en Chiapas, quienes buscan que las autoridades les otorguen su salvoconducto para llegar a Estados Unidos.

El funcionario federal detalló que las autoridades migratorias realizan un procedimiento de la documentación de los cubanos, asistiéndoles, dándoles sus derechos correspondientes, además de proporcionarles los alimentos y realizar las notificaciones a su embajada.

Los cubanos que son detenidos en camiones por los agentes de migración confían en las autoridades mexicanas los sigan tratando bien y resuelvan rápido sus trámites.

Tomado de WRadio




Lucha política sobre Cuba amenaza con dejar a EE.UU. sin embajadora en México

Roberta Jacobson en el Nuevo Herald
Roberta Jacobson, propuesta para embajadora de EE.UU. en México (foto tomada de internet)

WASHINGTON, Estados Unidos – La oposición de parte del Congreso estadounidense a la política de acercamiento a Cuba puede llegar al punto de afectar a la relación de EEUU con México, ya que supone parte de las trabas a la nominación de Roberta Jacobson como embajadora en la capital mexicana.

Dos senadores de origen cubano, el republicano Marco Rubio y el demócrata Robert Menéndez, han mostrado reticencias respecto a la nominación de Jacobson, que fue la jefa negociadora en el restablecimiento de relaciones con Cuba y ejerce desde 2012 como secretaria adjunta de Estado para Latinoamérica.

El voto sobre su nominación se pospuso a comienzos de este mes en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, que retomará el tema probablemente en las próximas dos semanas.

Pero Rubio impuso hace dos semanas un bloqueo temporal sobre la nominación de Jacobson, lo que evitaría que se someta a votación en el pleno del Senado en caso de ser aprobada en el comité.

Menéndez, quien asegura que sus dudas sobre Jacobson no se limitan a la política hacia Cuba, no ha emitido por ahora un bloqueo similar, pero se reserva la posibilidad de hacerlo en un futuro, según indicaron a Efe fuentes de su oficina.

Mientras, Estados Unidos lleva al menos dos meses sin embajador en México, y Jacobson es la segunda candidata que el presidente Barack Obama nomina como embajadora en ese país en apenas un año.

En septiembre de 2014, Obama eligió como embajadora en México a María Echaveste, una exfuncionaria de padres mexicanos, pero ella retiró su candidatura en febrero pasado, después de cinco meses esperando sin éxito una audiencia de confirmación.

En junio, Obama volvió a intentarlo al nominar a Jacobson, una respetada diplomática que se encarga del día a día de las relaciones estadounidenses con Latinoamérica desde el Departamento de Estado.

En la audiencia de confirmación de Jacobson, a mediados de julio, Menéndez le reprochó la “falta de avances” en la solicitud a Cuba para repatriar a Joanne Chesimard, acusada de asesinar a un policía hace cuarenta años en Nueva Jersey, el estado del senador.

El legislador también la acusó de no dar respuestas “honestas” respecto a las sanciones impuestas contra funcionarios venezolanos.

“Tengo preocupaciones sobre su nominación, pero no porque participara en las negociaciones sobre Cuba”, aseguró esta semana Menéndez en declaraciones al diario digital Político.

En todo caso, Menéndez es uno de los mayores críticos de la nueva política estadounidense hacia Cuba, junto a Rubio, que además es aspirante a la candidatura republicana a la Presidencia de EE.UU.

El senador demócrata de mayor rango en el Comité de Relaciones Exteriores, Ben Cardin, cree que el aplazamiento de la confirmación de Jacobson tiene “todo que ver con la política hacia Cuba”, según afirmó esta semana a Político.

El retraso en la confirmación de Jacobson se enmarca en una pauta general de inacción en el Senado ante muchos de los nominados de Obama para encabezar distintas embajadas en el mundo, algo que también explica, probablemente, el hecho de que el mandatario no se haya atrevido hasta ahora a designar a un embajador en Cuba.

“Cuando se retrasa la llegada de embajadores estadounidenses a puestos vacantes, especialmente uno tan importante como el de México, Estados Unidos pierde oportunidades para liderar, relacionarse y llevar a cabo un comercio vital con otras naciones”, dijo a Efe una fuente del Departamento de Estado.

La percepción que genera la falta de un embajador “hace que sea mucho más difícil hacer el trabajo que supone la política exterior estadounidense”, añadió la fuente, que pidió el anonimato.

Para Michael Shifter, presidente del centro de estudios Diálogo Interamericano, el retraso en la confirmación es “absurdo” y forma parte de un tipo de “juegos políticos” que “no deberían tener lugar en relación con un país tan importante como México”.

“Nadie duda de que Jacobson está eminentemente cualificada y sería una embajadora excelente. El vergonzoso espectáculo que rodea su confirmación no ayuda a la relación con México”, dijo Shifter a Efe.

Hace apenas unos días, Estados Unidos bloqueó parte de su ayuda a México por las preocupaciones sobre los derechos humanos.

Para Washington es “vital tener allí a Jacobson, alguien con autoridad y estatura, para lidiar con cualquier problema y asegurarse de que las relaciones bilaterales siguen siendo productivas”, añadió Shifter.

Además, la relación con México ya ha sufrido un “revés” a raíz de la “fea retórica en la campaña presidencial estadounidense”, con los comentarios despectivos del magnate republicano Donald Trump hacia los inmigrantes mexicanos, recordó el analista.

De no resolverse las trabas en el Senado, algo que puede requerir la voluntad política de los dos legisladores de más rango en la Cámara alta, Estados Unidos podría permanecer sin embajador en México hasta que Obama abandone el cargo, en enero de 2017. (Lucía Leal/EFE)




Refugio para emigrantes cubanos (Vídeo)

abogado ferrer emigrantes cubanos en Mexico imgfacebook

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=so9HVAtCdNA[/youtube]

 

LA HABANA, Cuba – Existe en México un oasis para los cubanos que emigran por tierra hacia los Estados Unidos: la “casa del balsero y el emigrante cubano”. La institución fue fundada por el abogado Eduardo Matías Ferrer, miembro de la Asociación Cívica Cuba-México.

La sede es un pequeño apartamento en la colonia Tacuba en el Distrito Federal, donde cada semana se acomodan colchones en el suelo, entre las improvisadas oficinas que archivan trámites realizados o en desarrollo. Un espacio donde la comida cubana se improvisa con las donaciones recibidas para los cubanos de paso.

El sitio funciona como un centro de albergue para emigrantes protegido por la ley mexicana, que asegura que las autoridades del Instituto de Nacional de Migración (INM) no tengan acceso al lugar.

Ferrer y su esposa Alma, una mexicana apasionada con Cuba, dedican todo su tiempo a realizar trámites gratuitos de regularización migratoria a los cubanos, indocumentados o no, que deseen quedarse en México o seguir su paso hacia los Estados Unidos.

“Tramitamos documentos que les permitan viajar y no ser retenidos en una prisión migratoria donde estarían a punto de ser deportados”, declaró Eduardo Matías en entrevista ofrecida a CubaNet.

Los cubanos que emigran desde Ecuador hacia los Estados Unidos de América son los más desfavorecidos según la experiencia del abogado.

“Deben atravesar fronteras a través de las selvas durante días o semanas de caminos. En la mayoría de los casos son extorsionados por polleros, retenes militares y siempre están en peligro de ser secuestrados”, manifestó Eduardo Matías.

“En estos casos México se convierte en la mitad del camino hacia los Estados Unidos. No ser detenidos por la policía migratoria mexicana, es una especie de suerte que compite con quedar a la deriva en las calles”, añadió.

La necesidad del refugio

En el último año, unos 17 993 cubanos entraron a Estados Unidos a través de los pasos fronterizos con México. La tendencia al aumento del flujo de migrantes cubanos por territorio mexicano, estimuló en el 2008 a los gobiernos de Cuba y México a cerrar un desacuerdo de 14 años con un acuerdo migratorio de 6 años de existencia.

La actualización del convenio establece las reglas para que en un plazo máximo de 45 días los cubanos indocumentados detenidos procedentes de Cuba, sean deportados a la isla.

El acuerdo que resolvió el problema con la deportación de los cubanos, a su vez incrementó la corrupción de las autoridades mexicanas que la utilizan como instrumento para extorsionar. Principal temor de los cubanos que huyen de la isla.

Como parte de la Asociación Cívica Cubano mexicana Eduardo M. Ferrer creó la “casa del balsero y el emigrante cubano”, con la que colaboran unas 47 personas.

Pero el albergue y la regularización migratoria no son los únicos pasos en la ayuda que brindan a los cubanos.

“Aparte de presentar los documentos nosotros hacemos un monitoreo del viaje de los cubanos en avión hacia la frontera con los Estados Unidos. Antes de salir lo llevamos al INM, mostramos los documentos para que den el visto bueno y les decimos (a las autoridades) las fechas de viaje”, explica el abogado.

Desde el primer paso de la ayuda hasta el monitoreo es manipulado por el gobierno de Cuba para construir una historia de “traficante” alrededor de Ferrer.

“Llevo 28 años sin entrar a Cuba, no me dejan. Antes era para ellos un contrarrevolucionario, ahora dicen que soy traficante de personas porque ayudo a los cubanos que huyen de Cuba. Dicen que gano millones”, expresa, restándole importancia a las acusaciones.

“Yo no he creado nada nuevo”, afirma Ferrer. “Hace más de 100 años existen cubanos organizados en México que ayudan a los emigrantes que pasan por este territorio. El antecedente más lejano de esta ayuda es Pedro Antoni Santacilia y Palacios, un cubano asociado a la familia de Benito Juárez que desde su posición de asesor personal de Juárez ayudaba a todos los cubanos que pasaban por territorio mexicano”.

Algo así se palpa en el ambiente interior de la “casa del balsero y el emigrante cubano”. Archivos repletos de fotos y documentos que avalan los certificados INM, la Cámara de Diputados, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y otros, que colgados en las paredes, crean un ambiente de confianza para quienes llegan solicitando auxilio.




“El Chapo” Guzmán, herido en un operativo de captura en el norte de México

52f384e7cebd5CIUDAD DE MÉXICO, México.- Joaquín “el Chapo” Guzmán, el hombre más buscado de México, evadió en días recientes un operativo para capturarlo en el noroeste del país y habría resultado lesionado al huir, según informó ayer el Gobierno de ese país.

El jefe del cartel de Sinaloa se escapó por segunda vez de una prisión mexicana en julio pasado a través de un sofisticado túnel, avergonzando al Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto que había mostrado su captura como prueba de sus esfuerzos en contra del crimen organizado.

“En días recientes el prófugo realizó una huida precipitada, que, de acuerdo con la información recabada, le causó lesiones en una pierna y en el rostro”, dijo un comunicado del Gobierno. “Estas heridas no fueron producto de un enfrentamiento directo”, agregó.

Los operativos para su recaptura se han implementado con “trabajo de inteligencia e intercambio de información con agencias internacionales”, que en “las últimas semanas se han focalizado en la región noroeste del territorio nacional”, añadió el comunicado. (AFP y REUTERS)