1

Manuel Santana: “En Valle Grande fui objeto y testigo de los abusos y la represión del régimen”

Manuel Santana Vega

LA HABANA, Cuba. – Tras pasar los últimos 72 días de su detención en la prisión habanera de Valle Grande, confinado en una celda de aislamiento, el preso político y activista por los derechos humanos Manuel Santana Vega fue trasladado a régimen de reclusión domiciliaria el pasado 9 de septiembre.

El también miembro del Movimiento de Opositores por una Nueva República (MONR) estuvo exactamente un año y dos días en prisión provisional por los supuestos delitos de “propagación de epidemias”, “desobediencia” y “desacato”.

Según Santana Vega, la celda de aislamiento donde estuvo recluido por más de 70 días era “tenebrosa”. “La medida es de tres metros de largo por dos de ancho, con su turco, un baño que es un hueco para hacer las necesidades. La única luz que tiene es la del pasillo que entra a través de las rejas”.

El activista fue detenido el 7 de septiembre de 2020 cuando oficiales del Ministerio del Interior (MININT) vestidos de civil y sin identificarse rompieron la puerta de su vivienda sin orden judicial para el allanamiento. Tras su arresto, fue “objeto y testigo de todos los abusos y los maltratos en las prisiones del régimen”, aseguró a CubaNet.

“La represión en la prisión es inmensa. La comida de nosotros es para cerdos. La jefatura manda a los oficiales a que te metan golpes por cualquier cosa y, cuando arremetes contra ellos, es directo para la celda de castigo, donde no hay quien esté: son celdas con una temperatura extrema según [las condiciones d]el tiempo”, contó.

Santana fue aislado inicialmente como castigo por declararse en huelga de hambre. Ahora precisa que fueron 10 días en los que no se pudo siquiera ni bañar. 

Luego, fue recluido en otra celda de castigo “por defender a un hermano de la religión abakuá al que le estaban cayendo a golpes en la puerta del comedor”, indicó.

“Me metieron en la celda el 1 de julio. Allí fui objeto de múltiples abusos psicológicos y testigo de lo que ellos llaman ‘regulación mecánica de los autoagresores’. A estos los mantienen noche y día encadenados de manos y pies en una celda, solos”.

De acuerdo con Santana, declarado convicto de conciencia por Prisoners Defenders, a los “plantados” los mantienen en la celda tapiada para que no hablen con nadie. 

El prisionero político también fue sancionado por denunciar los maltratos en su contra por vía telefónica, por defender a otros reclusos y por negarse a usar el uniforme de la prisión. “Me intentaron poner la camisa de preso a la fuerza, incluso me golpearon en varias ocasiones”, denunció.

“Ese trapo que es el mismo con el que forran las cajas de muerto, porque eso es lo que somos para ellos, no me lo voy a poner ni ahora ni nunca porque yo soy un plantado”, concluyó.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Preso político Manuel Santana cumple 10 meses de prisión sin juicio a la vista

Manuel Santana

LA HABANA, Cuba. – El preso político y activista del Movimiento de Opositores por una Nueva República (MONR) Manuel Santana Vega cumplió este miércoles 10 meses de prisión por los supuestos delitos de propagación de epidemias, desobediencia y desacato.

Santana Vega se encuentra desde septiembre de 2020 en la cárcel habanera de Valle Grande, bajo una medida cautelar de prisión provisional. Sin embargo, hasta la fecha las autoridades no lo han sometido a juicio.

Según su madre, Tamara Vega Cardoso, a Santana Vega lo tienen detenido “bajo delitos inventados” y lo mantienen preso sin realizarle el juicio que le corresponde, ni informarle a su familia o abogado cuándo lo realizarán.

“Quieren dejar a mi hijo encarcelado. Al abogado tampoco lo dejan hacer su trabajo; no tiene noción de las cosas que pasan. Hasta donde sé, Manolito se encuentra castigado en la celda porque no quiere ponerse el uniforme de (preso) común y porque ha hecho varias denuncias”, declaró Vega Cardoso.

El activista del MONR fue detenido el 7 de septiembre de 2020 por manifestarse pacíficamente en su casa, en Santiago de Las Vegas, La Habana. Oficiales vestidos de civil y sin identificarse rompieron la puerta de su vivienda y accedieron sin orden judicial ni permiso de la propietaria del inmueble, su madre.

“El día antes, el agente Yoan de la Seguridad del Estado intentó golpear a mi hijo por detrás de la reja de la puerta; y ese mismo día en la noche vandalizaron la casa, la pintaron de rojo, pusieron ‘Viva Fidel’ y nos hicieron un mitin de repudio”, cuenta Vega Cardoso.

Santana se manifestó de forma pacífica por la preocupante situación vivienda de su hermana Rosalía Sánchez Vega y sus cuatro hijos.

El activista, declarado “convicto de conciencia” por Prisoners Defenders, se encuentra recluido en una celda de castigo en Valle Grande, desde donde ha denunciado los atropellos contra otros reos.

Recientemente, tras hacer una denuncia verbal sobre las malas condiciones de la prisión, fue castigado por “uso indebido del teléfono”.

Las mismas acusaciones las expresó delante de un fiscal militar que visitó Valle Grande, por lo que fue castigado con “dos meses sin teléfono y 10 días en la celda”.

Un reciente informe de Prisoners Defenders confirmó la existencia de 152 presos y condenados políticos en la Isla, y condenó casos de torturas y maltratos en las prisiones.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




“La dictadura no le deja otra opción” que no sea la huelga de hambre al preso político Manuel Santana

Manuel Santana Vega

LA HABANA, Cuba. – El preso político y activista del Movimiento de Opositores por una Nueva República (MONR) Manuel Santana Vega estaría plantado en huelga de hambre en la prisión habanera de Valle Grande, donde se encuentra confinado desde hace ocho meses en espera de juicio.

Según declaraciones a CubaNet de su madre, Tamara Vega Cardoso, el también activista del Movimiento Democracia habría iniciado una huelga de hambre el día 13 de mayo, después que las autoridades carcelarias lo golpearan.

“Los oficiales golpearon a Toni (Alberto Salazar Deulofeo, preso político) y a Manolo. Los abakuá que están presos se metieron e hicieron una cadeneta de brazos gritando ‘Patria y Vida’. Me dijeron que estaban en la mazmorra y que no tienen ni colchón ni cobija ni aseo personal”, aseguró Vega Cardoso.

“Pido justicia para mi hijo y su compatriota que necesitan el apoyo del pueblo, de sus ekobios y de los demás movimientos”, agregó.

Santana Vega le comunicó a su madre que se declararía en huelga de hambre el día 16 de este mes, fecha en la que cumpliría ocho meses y ocho días de reclusión, para protestar por los tres delitos que se le imputan injustamente, indicó en una carta.

Al activista político se le acusa de propagación de epidemias (artículo 187 del Código Penal), desobediencia (artículo 145) y desacato (artículo 144, comúnmente por el régimen para encarcelar a los opositores).

Santana Vega, declarado convicto de conciencia por Prisoners Defenders, fue detenido el 7 de septiembre de 2020 por manifestarse pacíficamente en su casa, en el municipio de Boyeros. Personas no identificadas (oficiales vestidos de civil) llegaron en una guagua hasta su vivienda, rompieron la puerta y entraron por la fuerza sin ninguna orden judicial ni la autorización de su madre, propietaria del domicilio.

“El día anterior el represor de la Seguridad del Estado llamado Yoan, alias Mochilita (…) había intentado darle golpes a mi hijo por detrás de la reja. Ese mismo día en la noche nos vandalizaron la casa, la pintaron de rojo, pusieron ‘Viva Fidel’ y nos hicieron un mitin repudio; incluso a mí me dijeron que entrara para adentro de la casa o me llevaban presa”, recuerda la entrevistada.

En su manifestación pacífica, Santana Vega exigía libertad para su pueblo, el fin de la dictadura y que se terminara el abuso contra los presos políticos.

Desde octubre de 2020, Tamara Vega Cardoso no ve a su hijo, por lo que la huelga de hambre que estaría haciendo la inquieta aún más.

“Él siempre estuvo en desacuerdo con este método, pero la dictadura no le deja otra opción; es su única manera de protestar contra las injusticias del régimen”.

Recientemente, varios medios independientes informaron sobre la muerte, el pasado 6 de mayo, de un preso de 35 años plantado en huelga de hambre en la prisión Combinado del Este. Maikel Acosta se había mantenido, según sus familiares, desde el 15 de abril hasta el día de su deceso en inanición voluntaria.

El pasado año el preso Yosvani Aróstegui Armenteros, camagüeyano perteneciente al Frente de Resistencia Orlando Zapata Tamayo, falleció luego de mantener una huelga de hambre “de más de 40 días”.

En la actualidad, según un informe publicado a inicios de mayo por la organización Prisoners Defenders, existen 145 presos y condenados políticos en Cuba.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.