1

“Estas son medidas que se necesitaban”, dice una vocera de la Casa Blanca

Luisana Pérez, Casa Blanca, medidas

MIAMI, Estados Unidos. – La periodista Luisana Pérez, directora de medios hispanos de la Casa Blanca, defendió en una entrevista con la Voz de América el giro de la política de Estados Unidos hacia Cuba que marcan las medidas anunciadas la víspera por la administración Biden.

“Sabemos que la comunidad cubana estaba esperando. Era un anuncio importante. Recordemos que estamos hablando de familias que estaban esperando ser reivindicadas”, dijo la funcionaria a la Voz de América.

Sus declaraciones siguen al rechazo explícito de las medidas por parte de senadores y congresistas de ambos partidos. Este propio lunes, una decena de congresistas y senadores estadounidenses, entre ellos varios cubanoamericanos, publicaron un comunicado de condena al paquete de medidas anunciado por la Casa Blanca y consideraron que otorgaba “concesiones a la brutal dictadura cubana”.

Las medidas anunciadas este lunes incluyen el restablecimiento de los vuelos a varios aeropuertos de Cuba, así como del programa de reunificación familiar suspendido durante años. También, permiten los viajes grupales para intercambios educativos o profesionales y cancelan la limitación de 1 000 USD por trimestre a las remesas enviadas a la Isla.

“Estamos hablando de cómo empoderar a los empresarios cubanos”, dijo Pérez, quien también apuntó que después de las protestas del 11J en Cuba, Biden y su equipo comenzaron “a trabajar en qué se podía hacer para ayudar a las familias cubanas y a la comunidad cubanoamericana” en EE. UU.

“Estas medidas no son solamente de la Casa Blanca. También se consultó con el Congreso, se consultó a expertos, se consultó con la comunidad, con estos grupos que hace tanto tiempo han estado abogando por medidas que ayuden al pueblo cubano”, aseguró dadas las críticas masivas al anuncio.

“Esto no es más que el compromiso del presidente Biden con la comunidad cubanoamericana”, señaló.

Por otro lado, rechazó la idea de que el anuncio buscaba evitar el boicot de los gobiernos de izquierdistas de la región a la IX Cumbre de las Américas debido a la posible exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la cita.

“No tiene nada que ver con el tema de la Cumbre. Esto es totalmente separado”, dijo.

Pérez también se dirigió directamente a los cubanoamericanos, a quienes dijo que estas eran medidas que “se necesitaban”.

“Recordemos que nosotros seguimos condenando la cantidad de presos políticos que hay en Cuba y seguimos pidiendo por su liberación (…). Nosotros continuamos buscando que el pueblo cubano pueda vivir libre en democracia. Así que esa prioridad no ha dejado de estar al frente de nosotros. Estas medidas que estamos anunciando son parte de ese compromiso”, también aseguró.

Pese a esto, el anuncio ha recibido el rechazo casi unánime de activistas, opositores y políticos de Cuba y Estados Unidos.

El senador demócrata Bob Menéndez (Nueva Jersey) dijo que mientras el régimen de Díaz-Canel continuaba “su despiadada persecución de innumerables cubanos por participar en las manifestaciones pro-democracia del año pasado”, con el anuncio de las nuevas medidas se corría el riesgo “de enviar el mensaje equivocado, a las personas equivocadas, en el momento equivocado y por todas las razones equivocadas”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.