1

Luis Robles Elizástigui, sin atención médica en el Combinado del Este

Luis Robles Elizástigui, Esteban Rodríguez

LA HABANA, Cuba. – Desde el centro penitenciario de máximo rigor Combinado del Este, el preso político Luis Robles Elizástigui denuncia una sostenida falta de atención de salud por parte del personal sanitario y las autoridades de ese penal, así como la desaparición de varios documentos médicos acreditativos de sus patologías. 

El informático guantanamero radicado en La Habana, quien este diciembre cumplirá 30 años de edad y dos de cautiverio, fue arrestado el 4 de diciembre de 2020 por manifestarse pacíficamente en el céntrico boulevard de San Rafael portando una pancarta donde pedía libertad y el cese de la represión. 

En enero de 2021 fue reconocido como prisionero de conciencia por la organización no gubernamental Prisoners Defenders y en diciembre de ese mismo año (luego de más de 12 meses encerrado sin juicio) recibió una condena de cinco años de privación de libertad por los supuestos delitos de propaganda enemiga y desobediencia. 

El preso político, quien se encuentra cautivo en el segundo piso, ala norte del edificio dos del Combinado del Este, señaló por medio de una llamada telefónica que desde hace un tiempo sufre síntomas de tensión arterial elevada, como por ejemplo inflamación y enrojecimiento en el rostro y los ojos y fuertes dolores de cabeza. 

Añadió que el martes 8 de noviembre le informaron en el penal que para poder recibir un diagnóstico certero debía ser remitido al Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, pues en el Combinado no cuentan con los medios para hacerle los análisis necesarios. A pesar de ello, Robles Elizástigui recalcó que más de una semana después no había sido conducido al hospital ni había recibido ninguna clase de atención médica por parte del personal de esa instalación carcelaria. 

El joven informático, quien además de hipertensión arterial padece de gastritis, hemorroides y dermatitis alérgica, agregó que los documentos acreditativos de todas sus dolencias desaparecieron de su historia clínica. A propósito de esta situación las autoridades penitenciarias le aseguraron que le repetirían los análisis médicos, no obstante, reitera, hasta el momento de su conversación telefónica no lo habían llevado al hospital. 

El prisionero de conciencia denunció también que el jefe de unidad del edificio dos y agentes de la policía política lo han amenazado con “tomar medidas” si continúa denunciando este tipo de violaciones. Robles Elizástigui recalcó la total indefensión que aqueja a la población penal, así como también subrayó el hambre que sufren en la prisión. 

A propósito de la mala salud del joven, su madre, Yindra Elizástigui Jardines, acudió el lunes 14 de noviembre al departamento de Atención a la Ciudadanía del Combinado del Este, donde se entrevistó con una oficial no identificada para exigir tratamiento para su hijo. 

Durante la visita la mujer presenció cómo la jefa de enfermeras aseguró a la oficial en conversación telefónica que veía a Luis “muy bien”, sin embargo el joven aún no había llegado a la enfermería. La misma sanitaria aseguró que en su historia clínica no aparecen reflejados sus problemas de hipertensión ni demás dolencias, y por no tenerlo registrado como hipertenso no se le suministran los medicamentos necesarios. A partir de esta visita le han comenzado un seguimiento inestable de la presión arterial, donde le dicen que tiene 120 con 80, pero el prisionero asegura que sigue experimentando síntomas de presión alta.

Similar desaparición de información contenida en la historia clínica fue denunciada también por Carlos Samir Cárdenas Cartaya, recluso operado de desprendimiento de retina en septiembre de este año. 

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Hermano de Luis Robles presenta una solicitud de revisión del caso

Luis Robles Elizástigui

LA HABANA, Cuba. – El pasado 29 de agosto, Landy Fernández Elizástigui presentó una solicitud de Procedimiento Especial de Revisión del caso de su hermano, el preso político Luis Robles Elizástigui, ante el Ministerio de Justicia (MINJUS) de Cuba.

En la petición, establecida de acuerdo al Título VIII de la nueva Ley de Procedimiento Penal, Fernández Elizástigui señaló que la detención y el posterior proceso de instrucción de su hermano fueron “ilegales”.

El joven pidió que se revisara la tipificación de los delitos de propaganda enemiga y desobediencia imputados a su hermano, puesto que las acciones realizadas por Luis Robles corresponden a los derechos constitucionales de manifestación y libertad de expresión, refrendados en los artículos 56 y 54 de la Carta Magna, respectivamente.

“No hay fotos, video, ni ninguna evidencia o nexo causal que relacione al mencionado Alexander Otaola con Luis Robles, además de que en el acto del supuesto delito no se escuchó que él estaba realizando esas acciones obedeciendo designios, ni respondiendo convocatoria alguna a manifestarse”, reza el escrito, al que tuvo acceso CubaNet.

Solicitud de Procedimiento Especial de Revisión de caso presentada a favor de Luis Robles (Foto: Cortesía de Landy Fernández Elizástigui)

Fernández Elizástigui solicita también un proceso de revisión de la causa de Luis Robles debido a la “violación de los fundamentos de derecho de la sentencia donde la calificación legal de los hechos probados, en caso de la desobediencia, es incorrecta”.

La demanda manifiesta que los agentes policiales no presentaban una orden de detención, ni documento de Fiscalía ni de ningún tribunal por lo que, al no estar Luis Robles cometiendo delito, no estaba obligado a ser conducido por agentes policiales.

“Todo lo contrario, los agentes policiales cometieron los delitos de privación de libertad, coacción, delito contra la libre emisión del pensamiento, delitos contra los derechos de reunión, manifestación, asociación, queja y petición”, apunta la solicitud.  

En junio pasado, la familia de Luis Robles presentó recurso de casación ante el Tribunal Supremo Popular. Sin embargo, la respuesta del régimen fue “sin lugar”.

El joven guantanamero lleva un año y ocho meses en la prisión Combinado del Este, cumpliendo sentencia por los supuestos delitos de desobediencia y propaganda enemiga.

Recientemente, la madre de Luis Robles, Yindra Elizástigui Jardines, denunció a través de CubaNet que a su hijo le están negando la promoción a un régimen de mínima severidad.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.