1

La Güinera, Puentes Grandes, Mantilla, La Palma: Continúan las protestas en La Habana

Protestas, La Habana, Cuba

MIAMI, Estados Unidos. – Cubanos residentes en varias zonas de La Habana han salido a la calle este viernes a protestar contra el Gobierno por la interrupción del servicio eléctrico tras el paso del huracán Ian por el Occidente de la Isla. 

Específicamente en el barrio de Puentes Grandes, perteneciente al municipio Playa, decenas de vecinos se sumaron a las protestas antigubernamentales. Varios videos publicados en redes sociales muestran a decenas de personas protestando en la Calzada de Puentes Grandes e impidiendo con ramas y tanques de basura el paso en la llamada curva del Cine Alba.

Usuarios de las redes sociales también han reportado focos de protesta en Mantilla, La Palma y La Güinera (Arroyo Naranjo) y en Guanabacoa.

(Captura de pantalla/TW)

Protestas este jueves

En la noche de este jueves también ocurrieron protestas en el Reparto Eléctrico y La Güinera, en el municipio capitalino de Arroyo Naranjo, donde mujeres y niños salieron a las calles a exigir el restablecimiento de la electricidad, según reportó un colaborador de CubaNet desde el área de la protesta.

Los manifestantes denunciaron a viva voz que sus alimentos se habían descompuesto tras más de tres días sin energía eléctrica.

También se escucharon gritos contra el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, y consignas de “el pueblo unido jamás será vencido” y “Patria y Vida”.

Luego de los disturbios, se perdió la conexión a internet y se multiplicó la  presencia de patrullas de policías, contra las cuales también se lanzaron gritos de protestas.

A pesar de restablecido el servicio de manera parcial los cacerolazos y gritos se mantuvieron hasta bien entrada la madrugada en la zona del Reparto Eléctrico y La Güinera.

En la tarde de este jueves, otro grupo de cubanos se reunió en Calzada del Cerro, entre San Pablo y Auditor, La Habana, para protestar y exigir el restablecimiento de la electricidad, luego de varios días sin servicio por los daños ocasionados tras el paso del huracán Ian.

A los gritos de “¡Queremos la luz!” decenas de habaneros mostraron su inconformidad con el apagón masivo que tiene a toda la isla a oscuras desde el pasado lunes.

Otra protesta tuvo lugar cerca del hospital capitalino conocido como La Covadonga, en la que los cubanos protestaban por la falta de servicio eléctrico desde hace cuatro días. Los vecinos de la zona se quejan, según contaron a CubaNet, que han perdido comida que les ha costado mucho comprar.

Tras más de 60 horas sin servicio eléctrico, vecinos del consejo popular Cerro, del municipio homónimo, en La Habana, también protagonizaron un cacerolazo al ritmo de consignas como “Oye, ¡que la pongan…!” en la noche de este jueves.

El cacerolazo, que duró poco más de media hora comenzó frente a la Escuela Primaria Juan Bruno Zayas Alfonso, ubicada en la calle Agua Dulce, entre Calzada de Diez de Octubre y Buenos Aires.

Los primeros en sonar las cazuelas fueron vecinos de la calle Agua Dulce, entre San Indalecio y San Benigno, la misma zona donde el martes 16 de agosto, tras el apagón que dejó a oscuras toda La Habana, se escucharon gritos de “Queremos libertad”.

Numerosos vecinos de la zona se sumaron a la protesta desde las azoteas de sus edificios, temiendo la llegada de las fuerzas represivas.

A las 10:05 de la noche, tras el cacerolazo, fue restablecido el servicio eléctrico.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




“¡Que la pongan!”: Cacerolazo en el Cerro por más de tres días sin electricidad

apagón, Cerro, Habana

MIAMI, Estados Unidos. – Tras más de 60 horas sin servicio eléctrico, vecinos del consejo popular Cerro, del municipio homónimo, en La Habana, protagonizaron un cacerolazo al ritmo de consignas como “Oye, ¡que la pongan…!”.

El cacerolazo, que duró poco más de media hora comenzó frente a la Escuela Primaria Juan Bruno Zayas Alfonso, ubicada en la calle Agua Dulce, entre Calzada de Diez de Octubre y Buenos Aires.

Los primeros en sonar las cazuelas fueron vecinos de la calle Agua Dulce, entre San Indalecio y San Benigno, la misma zona donde el martes 16 de agosto, tras el apagón que dejó a oscuras toda La Habana, se escucharon gritos de “Queremos libertad”.

Este jueves en la noche, se sumaron al cacerolazo numerosos vecinos desde las azoteas de sus edificios, temiendo la llegada de las fuerzas represivas.

A las 10:05 de la noche, tras el cacerolazo, fue restablecido el servicio eléctrico.

Tras el paso del huracán Ian por la provincia de Pinar del Río, el municipio Cerro quedó sin servicio eléctrico poco después de las 7:00 de la mañana del martes 27 de septiembre, cuando aún la lluvia era persistente y soplaban fuertes rachas de viento.

También en la noche de este jueves ocurrieron protestas en el Reparto Eléctrico y La Güinera, en Arroyo Naranjo, donde mujeres y niños salieron a las calles a exigir el restablecimiento de la electricidad y a denunciar que sus alimentos se habían descompuesto tras más de tres días sin energía eléctrica. 

También se escucharon gritos contra Miguel Díaz-Canel y consignas de “el pueblo unido jamás será vencido” y “Patria y Vida”. 

Luego de los disturbios, se perdió la conexión a internet y se multiplicó la  presencia de patrullas de policías, contra las cuales también se lanzaron gritos de protestas. 

A pesar de restablecido el servicio de manera parcial los cacerolazos y gritos se mantuvieron hasta bien entrada la madrugada en la zona del Reparto Eléctrico y La Güinera.

En la tarde de este jueves, otro grupo de cubanos se reunió en Calzada del Cerro, entre San Pablo y Auditor, La Habana, para protestar y exigir el restablecimiento de la electricidad, luego de varios días sin servicio por los daños ocasionados tras el paso del huracán Ian.

A los gritos de “¡Queremos la luz!” decenas de habaneros mostraron su inconformidad con el apagón masivo que tiene a toda la isla a oscuras desde el pasado lunes.

Otra protesta tuvo lugar cerca del hospital capitalino conocido como La Covadonga, en la que los cubanos protestaban por la falta de servicio eléctrico desde hace cuatro días. Los vecinos de la zona se quejan, según contaron a CubaNet, que han perdido comida que les ha costado mucho comprar.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




“¿Quién va a jugar con los sentimientos de nosotros? Nadie”

cubanos apagón

MIAMI, Estados Unidos.- En una de las protestas que tuvo lugar este jueves en la capital cubana a causa del apagón masivo que tiene al país a oscuras desde el lunes 26 de septiembre, los cubanos exigieron respuestas de las autoridades ante tal situación.

Frente al hospital La Covandonga, unas vecinas contaron a CubaNet lo que se vivió allí hoy cuando decenas de personas se lanzaron a la calle y cerraron la calzada. “Se paró el tráfico, y nadie, nadie puede parar a una multitud de gente que está herida”, dijo.

Según la señora, que apoyó la manifestación, la comida en los hogares cubanos se está dañando por tantos días sin corriente. “El pollo te lo dan cada dos meses y medio, si lo coges, y tienes que vender hasta tu ropa para poder comprarlo, porque es carísimo”, lamentó.

La señora conversaba con otras vecinas, y todas coincidieron en que las autoridades cubanas no actuaron bien para prevenir algunos daños ocurridos en la capital.

“Desde que dijeron que venía el ciclón tenían que haber podado las matas de La Covadonga”, señalaron. “¿Quién va a jugar con los sentimientos de nosotros? Nadie”, sentenciaron, haciendo referencia a la manifestación.

Desde el lunes se fue la luz y hasta ahora no ha llegado, y los cubanos sortean las dificultades que esto implica para salvar la comida que tanto les cuesta. “Al tercer día de apagón resucitó Cristo”, dijo en referencia a la protesta de este jueves.

Hoy se reportaron en La Habana otras protestas por el apagón masivo. Un grupo de cubanos se reunió en Calzada del Cerro, entre San Pablo y Auditor, La Habana, para protestar y exigir que el gobierno restableciera la energía eléctrica luego de varios días sin servicio, entre otras causas por los daños ocasionados tras el paso del huracán Ian. Más protestas han sido reportadas en Surgidero de Batabanó, Mayabeque, y en Arroyo Naranjo, La Habana.

Desde el pasado lunes 26, unas horas después de que el huracán Ian saliera por la costa norte de Pinar del Río, Cuba, la isla se encuentra en un apagón total, según las autoridades por “una apertura en el sistema electroenergético nacional.

La información fue confirmada por la Unión Eléctrica de Cuba en una publicación en Twitter, en la que aseguró que “se trabaja para restaurar el servicio paulatinamente”. Sin embargo, el país continúa sin servicio eléctrico este jueves 29 de septiembre.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Huracán Ian deja a La Habana sin fluido eléctrico

Hura´can Ian, La Habana, Cuba

MIAMI, Estados Unidos. — En la tarde de hoy La Habana se quedó sin fluido eléctrico a consecuencia de las lluvias y fuertes vientos provocadas por las bandas de alimentación del huracán Ian, que ya se interna en el noreste del golfo de México.

A través de un comunicado difundido por medios oficiales de la Isla, la Empresa Eléctrica informó que la interrupción del servicio eléctrico respondía al protocolo establecido “para garantizar la seguridad de las personas y evitar pérdidas materiales”.

La entidad informó que en algunas zonas de la capital la fuerza de los vientos superaba los 80 km/h sostenidos con rachas de 120 km/h.

“Teniendo en cuenta el protocolo establecido para este tipo de eventos, que establece la desconexión a partir de los 60 km/h, se decidió aplicar dicho protocolo cuando la afectación ya superaba el 70% de clientes afectados”, indica la nota de la Empresa Eléctrica.

La información añade que, “todos los circuitos de la capital se encuentran abiertos hasta tanto mejoren las condiciones del tiempo”.

“Todas las fuerzas necesarias para comenzar la recuperación están garantizadas y se esperan refuerzos de otras provincias”, finaliza la nota.

La estación Casa Blanca ha registrado rachas de vientos de 90, 118 y hasta 136 kilómetros por hora (km/h).

“Estos vientos están generando oleaje en el interior de la bahía de La Habana”, confirmó ese centro meteorológico en su último reporte.

La fuerza de los vientos también ha derribado árboles y postes en la capital, según se aprecia en imágenes difundidas por la prensa estatal.

A las cinco de la tarde de hoy el centro del huracán Ian se encontraba en los 24.0 grados de latitud norte y en los 83.2 grados de longitud oeste, a 375 kilómetros al sur de Sarasota y a 85 kilómetros al sur-suroeste de Dry Tortugas.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), el organismo mantenía vientos máximos sostenidos de hasta 195 kilómetros por hora y se movía con rumbo norte a razón de 17 kilómetros por hora.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Huracán Ian: La Habana amaneció con lluvias y vientos de tormenta tropical

MIAMI, Estados Unidos. — La Habana ya ha comenzado a sentir los del huracán Ian, cuyo centro aún se ubica sobre la provincia de Pinar del Río.

Imágenes a las que tuvo acceso CubaNet muestran que el tiempo en la capital ha comenzado a deteriorarse con la ocurrencia de persistentes lluvias y el fortalecimiento del viento.

Según el Instituto de Meteorología de Cuba (INSMET), se han reportado en La Habana ráfagas de tormenta tropical entre 70-85 kilómetros por hora.

Esa entidad indicó que las condiciones climatológicas en la capital se mantendrán durante la mañana y la tarde de hoy. Tampoco se descarta un empeoramiento de situación con vientos y lluvias aún más fuertes.

Hasta el momento, no se reportaban en la provincia cortes masivos de electricidad, algo que sí ocurrió en Pinar del Río, donde no hay fluido eléctrico.

Debido al paso del huracán Ian por el occidente de Cuba, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) emitió un aviso de tormenta tropical para varias provincias de la Isla, entre ellas La Habana, Artemisa, Mayabeque y Matanzas.

A las ocho de la mañana de este martes el centro del huracán Ian se encontraba en los 22,6 grados de latitud norte y los 83,6 grados de longitud oeste, a 15 kilómetros al norte noreste de la ciudad de Pinar del Río y a 240 kilómetros al sur-suroeste de Dry Tortugas.

 

El meteoro mantenía vientos máximos sostenidos de hasta 205 kilómetros por hora y se movía con rumbo norte a razón de 19 kilómetros por hora (km/h).

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cuba: arbitrariedad y barbarie

Cuba Capitolio de La Habana, Cuba

LA HABANA, Cuba.- Nunca olvido aquella humorada de un amigo gay que colgó en la puerta de su cuarto una señal que advertía: “No pase, hombres trabajando”. Nunca le pregunté de dónde había sacado aquella indicación trazada en una plancha de aluminio que pretendía evitar fatales accidentes, pero que en la puerta de su cuarto ganaba otro significado, pero en ambos casos sugería detenerse, desistir del avance. La señal prohibía el paso y advertía que lo mejor era dar la vuelta y tomar otro camino, sobre todo para que la felicidad perdurara por un rato en aquel cuarto cerrado.

Sin dudas mi amigo es muy ocurrente, tan gracioso que consiguió convertir una prohibición en humorada. Creo que la única exclusión que he aplaudido en toda mi vida fue esa que exhibió la puerta de mi amigo. No recuerdo con gusto ninguna otra exclusión, ninguna otra me sacó tales carcajadas. Mi amigo dejó la isla hace algún tiempo y ahora pasa sus días en algún país del norte de Europa, donde las reacciones a una humorada son algo más frías.

Quizá sean las temperaturas las que condicionan los humores en uno u otro sitio. Quizá los fuertes temperamentos podrían guardar alguna relación con el calor inmenso o las suaves temperaturas. Creo que nuestra naturaleza explosiva guarda una estrecha relación, y a no dudarlo, con este calor inmenso que sofoca y mata. Las señales, las prohibiciones de una y otra cosa abundan, pero hay espacios que son más propicios que otros para fijarlas y hacerlas cumplir, y se hacen extremadamente arbitrarias, pero no graciosas.

Creo que existen espacios que son mucho más propicios para fijar algunas prohibiciones; quizá un campo minado, un edificio que esté a punto de venirse abajo, un salón de operaciones, la intimidad de una casa, y algunas otras, pero sin olvidar que las prohibiciones siempre resultan molestas, y hasta las respuestas a esas prohibiciones que se convierten, la mayoría de las  veces, en provocaciones. Las prohibiciones deben tener lógica. A nadie se le ocurriría prohibir la entrada a un camposanto por las mismas razones que mi amigo prohibía la entrada a su dormitorio.

Las prohibiciones siempre fueron, son, espantosas, pero algunas lo son más, y no pocas resultan inaceptables, insoportables, inentendibles. Las prohibiciones provocan grandes irritaciones, malos humores, como me sucedió hace un par de días, mientras sufrí una de esas arbitrarias exclusiones. Resulta que ese día intenté acortar un poco el camino para llegar desde el Parque de La Fraternidad hasta el Paseo del Prado, y como siempre me interné en los jardines del Capitolio para hacer más breve el camino, pero no lo conseguí.

Ninguna señal de “prohibido el paso” se exhibía en los jardines, pero aun así apareció de la nada un guardia que me apuntaba con un rifle, que me gritaba, que me advertía, y con muy malas maneras, que no podía yo “transitar” por ahí, que no podía “acceder” a los jardines, claro que sin usar esas formas verbales; pero sobre todas las cosas insisto en el hecho de que aquel individuo portaba un arma larga, un rifle, una escopeta, una ametralladora, qué sé yo qué tipo de arma era aquella; sin dudas mi institutriz no se ocupó de las armas mientras me educaba.

A decir verdad, creo que el peor de los olvidos de mi institutriz fue que no me enseñó a lidiar con las arbitrariedades. Y es que nada puede ser más arbitrario que esa prohibición a desandar los jardines del Capitolio suavemente, para contemplar la esbeltez y magnificencia del edificio. ¿Y por qué no podemos estar cerca de ese edificio que fue sede de muchos de los gobiernos de la república en Cuba? No me explico cuáles son las razones de esa prohibición tan reciente.

¿Será que temen a una revuelta que organice el pueblo para asaltarlo? ¿Suponen que cansados nos juntemos frente al Capitolio los cubanos para remontar las escaleras en una arrolladora subida tumultuaria? ¿Será que ya vieron muchas veces esas escenas de La escalera de Odessa en El acorazado Potemkin? ¿Acaso miraron esa trágica escena tan turbulenta, tan tumultuaria y desgarradora de ese drama dirigido por Sergei Eisenstein hace ya mucho? ¿Miraron a los tantísimos que bajaban despavoridos? ¿Miraron a la madre que subía cargando entre sus brazos al hijo enfermo?

¿Qué cosa miraron, qué imaginaron, para decidir tal prohibición? Sin dudas en Cuba han pensado en todo, incluso en una revuelta en ese sitio tan central de la nación, y al pueblo subiendo los cincuenta y cinco escalones de esa gran escalera escoltada, en su parte más alta, por dos estatuas; una de ellas representando al “progreso de la actividad humana” y la otra a “la virtud tutelar del pueblo”.

En Cuba ya no dejan transitar por los jardines porque reconocen, en silencio y a regañadientes, la virtud tutelar del pueblo y, sin dudas, porque para ellos mi paso por esos jardines, el paso de cualquiera, podría ser el inicio de una revuelta. Ellos tienen miedo, tienen mucho miedo. Ellos no confían en nadie, ni siquiera en ellos mismos. El peligro está ahora en cualquier parte, y reconocen que ese espacio magnifico que regentan no es más que el recinto de una estructura dominadora, represiva, tiránica, una estructura en la que ya no es posible la reconciliación entre los cubanos de a pie y el estado. Ellos temen, y mucho, incluso a un pobrecillo señor maduro como yo.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Embajada de EE.UU. en Cuba reanudará todos los trámites para visas en 2023

visas Estados Unidos, Cuba, Rusia

MIAMI, Estados Unidos.- La Embajada de Estados Unidos en La Habana anunció este miércoles que reanudará todos los servicios de visas de inmigrante en Cuba y acelerará el procesamiento de la reunificación familiar cubana en 2023, de acuerdo a un comunicado publicado en su página web.

“Como parte de la expansión de las vías regulares, a partir de principios de 2023, la Embajada de los Estados Unidos en La Habana reanudará el procesamiento completo de visas de inmigrante por primera vez desde 2017”.

Captura de pantalla

El documento explicó además que este cambio también eliminará la necesidad de que los cubanos que solicitan visas de inmigrante en categorías de preferencia familiar viajen fuera de Cuba a Georgetown, Guyana, para sus entrevistas.

“De conformidad con nuestros compromisos bajo la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección para facilitar una migración segura, ordenada, humana y regular, Estados Unidos anuncia hoy una expansión de las vías regulares disponibles para los cubanos que deseen venir a Estados Unidos y un aumento en personal de la Embajada de Estados Unidos en La Habana”, reza el texto.

La medida se dio a conocer poco después de que se conocieran las cifras del éxodo cubano durante los últimos 11 meses, en los que casi 200 000 personas procedentes de la isla han entrado a Estados Unidos por la frontera, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP, por sus siglas en inglés).

Del 1ro de octubre de 2021 hasta agosto pasado han llegado a Estados Unidos exactamente 197 870 cubanos.

La Embajada de EE.UU. en La Habana continuará brindando servicios esenciales para ciudadanos estadounidenses, servicios de visa de inmigrante para aquellos que solicitan en las categorías de pariente inmediato y procesamiento limitado de visa de no inmigrante de emergencia.

Por su parte, la Embajada de Georgetown en Guyana continuará procesando las solicitudes de visas de inmigrantes cubanos en las categorías de preferencia familiar hasta que se reanude el procesamiento en La Habana a principios de 2023.

Asimismo, agrega el documento, el Centro Nacional de Visas (NVC) continuará programando citas para los solicitantes de visas de preferencia familiar en la Embajada de los Estados Unidos en Georgetown, Guyana, hasta que comience el procesamiento en La Habana. Los solicitantes no necesitan comunicarse con las embajadas en La Habana o en Georgetown o el NVC, serán notificados directamente, explica el comunicado.

Con respecto al Programa de Reunificación Familiar Cubano-Parole (CFRP, por sus siglas en inglés) reanudado en agosto de 2022, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) está aumentando la cantidad de personal en Cuba para procesar casos de manera eficiente y efectiva y realizar entrevistas.

“Estos esfuerzos son un paso clave para cumplir con el compromiso de EE. UU. bajo los Acuerdos de Migración entre EE. UU. y Cuba para garantizar que la migración legal total a los Estados Unidos desde Cuba sea de un mínimo de 20,000 cubanos cada año, sin incluir a los familiares inmediatos de ciudadanos estadounidenses. El Departamento de Estado continúa evaluando expandir aún más los servicios de visa en La Habana según lo permitan las condiciones”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Presos del Combinado del Este denuncian empleo de antorchas frente a los calabozos

Preso, 11J, Ruslán Hernández Reyes Combinado del Este, Manifestante, 11J

LA HABANA, Cuba. — Reclusos del Combinado del Este, en La Habana, denunciaron la aplicación en ese centro penitenciario de un sistema de alumbrado rudimentario para enfrentar los apagones.

Debido a los frecuentes cortes de electricidad —a la orden del día en todo el país y de los que no escapan las instalaciones carcelarias— las autoridades del penal queman diferentes materiales como trapos y espuma de polietileno rociados con un poco de petróleo en latas que funcionan a modo de antorchas y que son colocadas delante de las celdas.

Las fuentes explicaron a CubaNet que los presos se ven obligados a inhalar el humo y los vapores tóxicos que emanan de la combustión y que saturan los calabozos de aire contaminado, ocasionado la aparición o exacerbación de problemas respiratorios entre los internos, principalmente alérgicos y asmáticos.

El nuevo método utilizado en el Combinado del Este, denominado “plan de contingencia alternativa”, se aplica en detrimento de las plantas generadoras de electricidad de la instalación carcelaria.

Reclusos aseguran que los equipos de generación eléctrica de la prisión se encuentran fuera de circulación debido a la escasez de combustible, el cual estaría siendo comercializado en el mercado negro por las propias autoridades carcelarias.

El Combinado del Este es uno de los centros penitenciarios que acoge a mayor cantidad de presos políticos, incluidos manifestantes de las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021 (11J).

Numerosos presos del 11J han denunciado en varias ocasiones los abusos perpetrados por los militares que allí laboran, quienes ejercen la violencia física y psicológica sobre los reclusos.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Así luce hoy el perímetro de Punto Cero, la finca de Fidel Castro

Fidel, Raúl Castro, Cuba

MIAMI, Estados Unidos. — La muerte de Fidel Castro en 2016 y el retiro de Raúl Castro a los dominios del Segundo Frente Oriental habrían dejado en el olvido las antiguas mansiones de las que dispusieron ambos dictadores.

Se trata de Punto Cero, propiedad de Fidel Castro y su familia, y la antigua finca La Nina, que por décadas fue ocupada por su hermano Raúl.

Imágenes tomadas el pasado mes de junio en la zona donde se ubican ambas residencias (Playa, La Habana) y publicadas en el canal de YouTube Manejando por Cuba muestran el abandono y la escasa presencia de agentes de seguridad que exhibe el perímetro de estas propiedades, bunkers a los que, en su momento, nadie se podía acercar.

Mapeado de la zona donde viven Fidel y Raúl Castro (Imagen: Google/Proyecto Inventario)

Poco más de un kilómetro separan a las fincas que ocuparon los mandamases castristas. La de Raúl, ubicada más al norte, ocupa el centro de un lote inmenso que incluye piscinas, un ranchón, terreno de pelota y canchas de tenis y frontón, tal y como ha señalado en varias ocasiones el investigador cubano Luis Domínguez, gestor del blog Cuba al descubierto.

La propiedad de Raúl Castro incluye invernaderos para cultivos que, en su momento, garantizaban el sustento del General de Ejército.

A la izquierda, un auto sale de una de las vías de acceso a las instalaciones de la antigua residencia de Raúl Castro; a la derecha, la vegetación cubre el perímetro de la propiedad (Fotos: Screenshot/YouTube)

A un costado de la antigua residencia de Raúl Castro se encuentra la Escuela Militar Superior Comandante Arides Estévez.

Ubicada en un espacio aún mayor, la propiedad de Fidel Castro sigue siendo el hogar de varios familiares directos del fallecido dictador, incluida su esposa, Dalia Soto del Valle y algunos de sus hijos. Allí, la joya de la corona es Punto Cero, una mansión ubicada a poco más de 300 metros de la Calle 11B, unas de las vía de acceso para ingresar al lugar.

A la derecha, punto de control de entrada trasera a Punto Cero (Foto: Screenshot/YouTube)

El panorama en los últimos años ha cambiado radicalmente en las inmediaciones de Punto Cero y La Nina, desprovistas de la vigilancia especial que alguna vez tuvieron. Ocultas entre la maleza y la vegetación de la zona, hoy es posible caminar el perímetro de estas propiedades.

Perímetro de Punto Cero (Foto: Screenshot/YouTube)

De acuerdo con el escritor cubano Juan Juan Almeida, hijo del fallecido Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, desde hace aproximadamente dos años los dispositivos de máxima seguridad en Punto Cero han sido desmontados y varias zonas de la finca exhiben un notable deterioro.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cementerio Chino de La Habana: un Monumento Nacional “en ruinas”

Cementerio Chino de La Habana, La Habana, Cuba

MIAMI, Estados Unidos. —  El Cementerio Chino de La Habana, tesoro cultural y patrimonio de la nación que guarda los restos de varias generaciones de emigrantes chinos que se asentaron en Cuba, muestra hoy una imagen completamente diferentes a la de hace varias décadas atrás.

La instalación, ubicada a escasos metros de la Necrópolis de Colón, ha sido víctima del paso del tiempo y del poco cuidado de sus espacios, una realidad palpable a simple vista.

En una reciente visita al Cementerio chino, la youtuber y colaboradora de CubaNet Camila Carballo pudo comprobar el elevado nivel de deterioro del camposanto. Pese a que éste conserva parte de la mística que siempre lo ha acompañado, resalta la falta de mantenimiento de algunas de sus áreas.

Se evidencia en la instalación poco trabajo de jardinería. Asimismo, es posible observar pedazos de ataúdes a la intemperie, hecho impropio de una instalación que fue en 1996 fue declarada Monumento Nacional.

La idea de construir un cementerio para emigrantes chinos en La Habana data de diciembre de 1882, cuando el primer cónsul de ese país en Cuba, Liu Liangyuan, comenzó gestiones para establecer el camposanto.

En principio, el proyecto de Liangyuan chocó con la oposición de la Iglesia Católica, que dilató la aceptación hasta que las autoridades concedieron el permiso once años más tarde, el 20 de mayo de 1893.

De acuerdo con la agencia Xinhua, la edificación y las vías de acceso hicieron que la construcción del recinto funerario costara unos 23 700 pesos de la época, de los que unos 8 000 se destinaron a adquirir un terreno propiedad del médico y potentado cubano Federico Kohly.

Pese a que quedan pocos chinos originarios en Cuba, el Cementerio Chino de La Habana sigue siendo un punto focal para sus descendientes, en especial en la tradicional celebración de Qingming o Día de los Difuntos, que en la Isla siempre se celebra el primer domingo de abril.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.