1

Will Cuba’s College of Design (Instituto Superior de Diseño, ISDi by Its Spanish Acronym) Become Another Hotel in Havana?

Sede del ISDi

HAVANA, Cuba. – The site of Cuba’s College of Design – Instituto Superior de Diseño (ISDi, by its Spanish acronym)- has been shut down due to structural and architectural damages that could cause an imminent collapse, thus endangering its occupants. Therefore, according to information made available by some news media, the building has been evacuated urgently, and operations have been transferred temporarily to other buildings of the University of Havana.

Images published to date, as well as testimony from faculty and students of the school made public after the news of its closing, confirm the perilous degree of the building’s deterioration.

ISDi
El ISDi se encuentra en peligro de derrumbe (Imagen tomada del grupo de Facebook “ISDi”)

However, comments and opinions expressed in conversation on social networks show the growing preoccupation with the possibility that, once the structural and architectural problems are resolved and the building is restored, it might not return to its traditional purpose, but instead be converted into another hotel facility. That has happened lately with other buildings on the verge of collapse that have been evacuated under the guise of “restoration”.

Although the plot of land that ISDi occupies, between Belascoaín Street and Carlos III Avenue, is not exactly a tourism development zone now, and neither are adjacent lots being promoted in the [Investment] Opportunities Portfolio to date, we are talking about a colonial construction of historical value and considerable dimensions located midway between tourism-interest zones like El Vedado and Old Havana. It’s also located in the vicinity of a road that provides quick and direct connection between the center of Havana and the José Martí International Airport.

ISDi
El ISDi visto desde la Avenida Carlos III (Foto tomada del grupo de Facebook “ISDi”)

The fear that the ISDi ends up as a hotel is not unfounded; there are many examples in plain sight. It happened with the residential and cultural and sports facilities around the Payret movie house, in Old Havana, that now are part of the long list of “properties of interest” that the GAESA military-and-commercial emporium of Cuba’s Armed Forces, has adjudicated to itself. It also happened with Manzana de Gómez, which went from being a school to being a luxury hotel.

It has also happened with former tenement housing whose tenants have been displaced to make room for hotels like Iberostar’s Paseo del Prado and Gran Packard, in addition to a dozen more that are still under construction or earmarked for construction in Havana alone, like the 23rd and “K” Tower, or the building to be constructed on the lot formerly occupied by the Moscú Restaurant. This investment, as can be verified in the various Opportunities Portfolios published between 2012 and today by Cuba’s Chamber of Commerce and by the Ministry of Tourism, are not even being promoted.

However, in the releases about the closing of ISDi, in addition to communicating uncertainty, nothing is said about possible functional changes. However, neither is it stated that the Ministry of Higher Education (MES, by its Spanish acronym) will pick up any time soon a building restoration project that is considered to be very complex and that would totally require not only moving considerable resources -which MES does not have- but also the assistance of architectural conservation specialists to handle a building of this type which has been in use for more than a century and a half.

To that end, according to information that CubaNet has obtained from various sources close to the matter, it is possible that restoration work be undertaken by other entities not related at all to MES. There is talk that the property could be transferred to the Ministry of Tourism or to Gaviota S.A. in exchange for their agreeing to provide a new building for ISDi.

La calle Reina conecta con la Ave. Carlos III, uno de los ejes considerados para el desarrollo turístico de la Isla (Foto: CubaNet)

Likewise, another option is being considered: that the Ministry of Higher Education keep the building’s property albeit assuming new functions as a hotel that focuses on academic events, and is managed in conjunction with the entity that invests in its restoration.

“Were they to decide to transform it into a hotel, that wouldn’t be bad,” states a source at the Ministry of Tourism under condition of anonymity. “Making the building functional again is a very complex process due to the level of deterioration and also due to the implicit obligation to fund the building’s later maintenance. This is something that is not within the possibilities of the MES. It would be an intelligent decision to reach agreements of this nature, either with us at MINTUR, or with an investor who is able to carry out a restoration of this magnitude (…); or make transfer agreements with construction companies such as Puerto Carena, Almest; or shared management with Gaviota, just to give you a few examples of companies that could be interested.”

“In fact –continues our source- since the 1990s, there have been proposals for that area to become the axis that connects El Vedado and Old Havana, featuring several buildings of great value but that are equally deteriorated and whose restoration becomes very difficult (…). ISDi is located in a high-interest zone in Centro Habana that has remained virgin territory (with respect to tourism development) due to lack of foreign financing. However, the entire axis from Parque de la Fraternidad through Reina and Carlos III streets and through Revolution Square all the way to the airport, could soon become most important under more favorable conditions (…), because it is located in one of those avenues that will be among the most attractive if it is restored, an artery that connects the airport directly to the Capitol Building, the hotels in the vicinity and the historic center of the city,” stated the official.

ISDi
Sede del ISDi (Foto tomada de onlinetours.es)

A return to its origins?

Architect Marta García Bonet, who worked as a specialist in several companies of the Ministry of Construction between 1992 and 2006, and in the construction company Puerto Carena until 2016, assured CubaNet that in the restoration plans for the present ISDi building, between 2005 and 2007, there was an idea about conserving the building but as an events hotel, associated particularly to the Cigar Festival (Festival del Habano) and to one of the most important cigar factories in the island, located on 852 Belascoaín Street, that specialized in the manufacture of the Romeo y Julieta and H. Upmann cigar brands.

However, the idea did not come to fruition not only because of difficulties that arose during restoration, which required more resources than originally calculated, but also because it was part of an older and more comprehensive project that called for the restoration of more than 100 buildings, some of them residential, around Carlos III and Reina streets.

“There has always been interest in recovering those streets as tourist and commercial axis – states the architect- not only because of the ISDi building, but also because of other buildings that were equally or more important, like the Great Masonic Lodge, the cigar factory on Belascoaín Street, the Reina Church, the headquarters of the Book Institute, the Culture Center (Casa de la Cultura) in Centro Habana, and several hundred other buildings, some more modern than others, that are true treasures of Cuban architecture. These include the Quinta de los Molinos as a recreation space, and the buildings of the Schools of Dentistry and Veterinary Sciences.

ISDi
Interior del ISDi (Foto tomada del grupo de Facebook “ISDi”)

“ISDi’s building was part of the plans for an area where there isn’t a single hotel. (…) Some of the more deteriorated buildings facing ISDi were taken off the list, as were those around Reina Church, in order to provide open spaces, tree-lined areas from where the church could be better appreciated. That is an area that could very well become one of the most attractive zones, architecturally speaking. On the other side of the park on Belascoaín Street, the Aguado y Rico Polytechnic Institute is located on a majestic building which was once Havana’s Faculty of Arts and Crafts, which dates back to the late 19th Century (…). The ISDi building is a few years older, it dates from 1860, and was originally built as a hotel (…). It was named the Military Hotel of Havana (…); keeping in mind its origins, it was thought it could be restored as a hotel, but it didn’t come to fruition,” stated García Bonet.

CubaNet consulted a director at Gaviota S.A. who spoke to us on condition of anonymity. Gaviota belongs to the military-commercial conglomerate that controls the tourism and investments markets in Cuba. We asked the Gaviota director if there was any possibility that the building that ISDi occupies at present, and which had been the headquarters of the Cadets School and the Headquarters of the General Staff for troops during the [U.S.] occupation in 1902, could return to its origins, perhaps as part of that greater project that was abandoned years back.

“Till now, nothing has been said specifically about what the outcome of the building will be, but I don’t think that the Ministry of Higher Education can finance its restoration. One should not waste the opportunity, however, of recovering it for the tourism sector (…). With the pandemic, many plans that were not considered a priority were halted, among them the plan to restore one of the three main axes that run through the heart of Centro Habana and that are of interest (…). They were never part of the Opportunities Portfolio because they were regarded as plans to change the facades in an area that visitors must cross in order to get from one end of town to the other. This is a very attractive zone where tourists cannot find any other type of lodging except for rooming houses.”

Centro Habana es quizás el municipio con mayor número de edificios deteriorados en La Habana (Foto: CubaNet)

“Centro Habana is one of the municipalities where there is greater deterioration. At the same time, a thorough restoration would imply the temporary or permanent displacement of hundreds of people, which is impossible to do under present conditions (…). Of the three axes, the only one that is active is Malecón Boulevard, thanks to the Saudi Fund. The other two –the one that runs along San Lázaro Street from Prado to El Vedado, and the one that starts on Reina Street and ends at Revolution Square- have been frozen for the time being, although we never waste an opportunity like this one to recover buildings that are of interest and that are still part of that greater plan. The policy is not to share management with Cuban entities, that is not viable. Gaviota only shares management with some of the larger foreign investors (…). When they are not found, the policy is to add [those buildings] to our patrimony, even if at the moment of their acquisition we are unable to start their restoration (…). With the thawing under Obama, we thought we would be able to restore the three axes, but with Trump and later the pandemic, everything came to a halt (…). We thought of the ISDi building because of its potential to be turned into a hotel, after all, that was its original function (…). It’s been proven that the Ministry of Higher Education is not able to upkeep it. We know that investing resources in a project that in five or ten years will be in danger of collapsing once again, is absurd. Therefore, I don’t think it likely that it will end up as a hotel, but I do see it becoming part of our patrimonial fund, or part of the Office of the [Havana] Historian. Those are the only ways that the building will remain standing,” stated the source.

Contraste entre el Hotel Manzana y las viviendas deterioradas del entorno (Foto: CubaNet)

In spite of the fact that, for the moment, it cannot be said that the ISDi building will end up like Manzana de Gómez, or the Payret movie house, or the “Kid Chocolate” Multipurpose Sports Hall, or the recently inaugurated Gran Hotel Bristol near the Capitol Building, and also keeping in mind the “frozen plans” of turning the most visible ruins of the Centro Habana municipality into an attractive corridor for tourists, one should not ignore the possibility that, any moment now, what were once university classrooms will be turned into guest rooms and suites for a tourism sector that is showing no signs of recovery.

In spite of the present economic crisis, and the negative indicators from the tourism sector this year to date, the plans to build more hotels in a city that is collapsing because of the institutional state of neglect in which it keeps its buildings, are still standing. Even Cuba’s president, Miguel Díaz-Canel, reaffirmed those plans a few days ago amidst a wave of disgruntled criticism for policies that, clearly, prioritize the wellbeing of foreigners in detriment of the quality of life of the Cuban people.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Instituto Superior de Diseño (ISDi): ¿Otro hotel para La Habana?

Sede del ISDi

LA HABANA, Cuba. – La sede del Instituto Superior de Diseño (ISDi) ha sido cerrada por fallos estructurales y arquitectónicos que pudieran derivar en un inminente derrumbe, poniendo en peligro a sus ocupantes. De modo que, de acuerdo con la información ofrecida por algunos medios de prensa, la edificación fue evacuada de manera urgente y las facultades trasladadas provisionalmente a otros recintos pertenecientes a la Universidad de La Habana. 

Las imágenes publicadas hasta el momento, así como los testimonios de profesores y estudiantes del propio ISDi, que han salido a la luz a raíz de la noticia, confirman el alto grado de deterioro del edificio. 

ISDi
El ISDi se encuentra en peligro de derrumbe (Imagen tomada del grupo de Facebook “ISDi”)

Pero también los comentarios e intercambios de opiniones en las publicaciones en redes sociales dejan ver la creciente preocupación sobre la posibilidad de que, una vez solucionados los problemas de estructura y restaurado el recinto, este no regrese a sus funciones actuales y sea convertido en otra instalación hotelera, tal como ha sucedido últimamente con la algunos de los edificios en peligro de derrumbe que han sido evacuados bajo el pretexto de una restauración.

Aunque el terreno que ocupa el ISDi, entre las calles Belascoaín y Carlos III, no es precisamente en la actualidad una zona en explotación para el turismo y tampoco están siendo promovidas sus parcelas aledañas en las diversas Carteras de Oportunidades publicadas hasta la fecha, se trata de una edificación colonial de valor histórico y de considerables dimensiones situada a medio camino entre dos zonas de alto interés turístico como El Vedado y La Habana Vieja, en las proximidades de una vía rápida que conecta casi de manera directa el centro de la ciudad con el Aeropuerto Internacional José Martí.  

ISDi
El ISDi visto desde la Avenida Carlos III (Foto tomada del grupo de Facebook “ISDi”)

Los temores a que el ISDi termine siendo hotel no son infundados porque los ejemplos están a la vista. Pasó con el conjunto de viviendas e instalaciones culturales y deportivas que se alzaban en el entorno del cine-teatro Payret, en La Habana Vieja, y que ahora han ido a engrosar la extensa lista de “parcelas de interés” que se ha adjudicado el emporio empresarial militar conocido como GAESA (Grupo de Administración Empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias) y, además, sucedió con la Manzana de Gómez, que de escuela fue a parar a hotel de lujo. 

Sucedió además con las antiguas cuarterías de donde han sido desplazados sus antiguos ocupantes para dar paso a los hoteles Paseo del Prado, Gran Packard de Iberostar más una docena aún por construir tan solo en La Habana, como la torre de 23 y K o la obra a ejecutarse sobre los terrenos del antiguo restaurante Moscú, una inversión que, como igual se puede verificar en las diversas Carteras de Oportunidades publicadas tanto por la Cámara de Comercio de Cuba como por el Ministerio de Turismo desde el 2012 hasta la fecha, ni siquiera estaba siendo promovida.

Pero en las notas sobre el cierre del ISDi, además de rezumar incertidumbre, nada se dice al respecto de un posible cambio de funciones. Sin embargo, tampoco se asegura que sea el Ministerio de Educación Superior (MES) quien asuma de manera inmediata una reparación considerada como muy compleja y que, además, requerirá obligatoriamente no solo de la movilización de recursos considerables de los cuales no dispone esa entidad, sino también de la asistencia de especialistas en conservación de obras arquitectónicas de este tipo, con más de siglo y medio de explotación.

En tal sentido, de acuerdo con información recabada por CubaNet de diversas fuentes involucradas en el asunto, existe la posibilidad de que las obras de reparación sean asumidas por otras entidades ajenas al MES e incluso de que se llegue a un acuerdo de traspaso de la edificación al Ministerio del Turismo o a Gaviota S.A., bajo la condición de que estas, a cambio, se comprometan a ofrecer una nueva sede para el ISDi. 

La calle Reina conecta con la Ave. Carlos III, uno de los ejes considerados para el desarrollo turístico de la Isla (Foto: CubaNet)

Igualmente se estaría contemplando la opción de que el Ministerio de Educación Superior conserve la propiedad del edificio pero otorgándole a este nuevas funciones como hotel enfocado en los eventos académicos, administrado en conjunto con la empresa que finalmente asuma la inversión.

“Si se decantaran por transformarlo en hotel no estaría mal”, asegura bajo condición de anonimato una fuente del Ministerio de Turismo. “La habilitación del edificio es un proceso muy complejo dado el nivel de deterioro y además por la obligación de asegurar los mantenimientos posteriores, algo que no está dentro de las posibilidades del MES. Creo que sería una decisión inteligente buscar acuerdos de ese tipo, tanto con nosotros (Ministerio de Turismo) como con algún inversionista con capacidad para asumir una obra de esa magnitud (…); o acuerdos de traspaso con empresas constructoras como Puerto Carena, Almest, o de administración compartida con Gaviota, por ponerte ejemplos de empresas que pudieran estar interesadas”.

“De hecho ―continúa la fuente―, desde los años 90 ha habido propuestas para esa zona como eje que conecta El Vedado y La Habana Vieja, con varios edificios de gran valor pero que están igual de deteriorados y cuya restauración se hace muy difícil (…). El ISDi está en esa zona de Centro Habana de alto interés pero que se ha mantenido prácticamente virgen (con respecto al desarrollo turístico) por falta de financiamiento externo, pero todo el eje que va desde el Parque de la Fraternidad atravesando (las calles) Reina, Carlos III y Plaza de la Revolución hasta terminar en el aeropuerto, dentro de poco y en condiciones más favorables puede ser de los más importantes (…), porque se encuentra en una de las avenidas que de ser recuperada estaría entre las más vistosas de la ciudad, una vía directa que conduce desde el aeropuerto directamente al Capitolio, a los hoteles de las cercanías, al centro histórico”, asegura el funcionario.

ISDi
Sede del ISDi (Foto tomada de onlinetours.es)

¿Retorno a los orígenes?

La arquitecta Marta García Bonet, que trabajó como especialista en varias empresas del Ministerio de la Construcción entre los años 1992-2006, y en la constructora Puerto Carena hasta el año 2016, aseguró a CubaNet que en los planes de restauración del edificio del actual ISDi, entre los años 2005 y 2007, estuvo la idea de conservarlo pero como hotel de eventos, en especial asociado al Festival del Habano y a una de las más importantes fábricas de tabacos de la Isla, la situada en Belascoaín 852 y dedicada a la manufactura de las marcas Romeo y Julieta y H. Upmann.

Sin embargo, la idea no cuajó no solo por las dificultades que surgieron durante las obras de rehabilitación, que demandaban más recursos de los inicialmente calculados sino, además, porque formaba parte de un viejo proyecto de mayor envergadura que demandaba la restauración de más de 100 edificios, algunos de ellos de viviendas, en el entorno de las calles Carlos III y Reina.

“Siempre ha habido interés en la recuperación de esas calles como eje turístico y comercial ―afirma la arquitecta―, no solo por el edificio del ISDi (sino) por otras edificaciones igual o más importantes como la de la Gran Logia masónica, la propia fábrica de tabacos de Belascoaín, la iglesia de Reina, la sede del Instituto de Literatura, la Casa de Cultura de Centro Habana y otros cientos de edificios, unos más modernos que otros, que son verdaderas joyas de la arquitectura cubana; incluso la Quinta de los Molinos, como espacio de recreo, los edificios de las facultades de Estomatología y Veterinaria”.

ISDi
Interior del ISDi (Foto tomada del grupo de Facebook “ISDi”)

“El edificio del ISDi entraba en esos planes dentro de una zona donde no hay un solo hotel. (…) Se eliminarían algunos de los edificios más deteriorados que ocupan el frente del ISDi y los de los alrededores de la iglesia de Reina, para dar paso a espacios abiertos, áreas arboladas desde las cuales poder apreciar la iglesia. Esa es una zona que puede ser de las más atractivas arquitectónicamente pues al otro lado del parque en la misma Belascoaín está el politécnico Aguado y Rico, con una edificación majestuosa, lo que antes fuera la Escuela de Artes y Oficios de La Habana, de finales del XIX (…). El edificio del ISDi es unos años más antiguo, de 1860, y fue construido originalmente como hotel (…). Fue denominado Hotel Militar de La Habana (…); teniendo en cuenta esos orígenes se pensó en su restauración como hotel pero nada fructificó”, asegura García Bonet.

Por otra parte, bajo condición de proteger su identidad, CubaNet consultó a un directivo de Gaviota S.A. —entidad perteneciente al conglomerado empresarial militar que domina el mercado turístico y de inversiones para el sector en Cuba— sobre la posibilidad de que la edificación que actualmente ocupa el ISDi, y que además fuera Escuela de Cadetes y sede del Estado Mayor de las tropas de ocupación en 1902, pudiera terminar de vuelta a sus orígenes, quizás como parte de ese proyecto mayor abandonado años atrás.

“Hasta ahora nada se ha dicho en específico sobre lo que pasará con el edificio pero no creo que el Ministerio de Educación pueda asumir esa obra. Tampoco creo se debe desaprovechar la oportunidad de recuperarlo para el turismo (…). Con la pandemia muchos planes que no se consideraban priorizados se detuvieron, entre ellos el de rehabilitar uno de los tres ejes fundamentales que atraviesan Centro Habana y que son de interés (…). Nunca llegaron a formar parte de la Cartera de Oportunidades porque más bien se trataba de un plan para cambiar la imagen de una zona por donde obligatoriamente debe transitar el visitante que va desde un extremo a otro de la ciudad y una zona de gran atractivo donde el turista no encuentra otro tipo de alojamiento que no sea en casas de renta”.

Centro Habana es quizás el municipio con mayor número de edificios deteriorados en La Habana (Foto: CubaNet)

“Centro Habana es de los municipios con mayor índice de deterioro, a la vez que una rehabilitación profunda implicaría el desplazamiento temporal o definitivo de cientos de miles de personas, lo que resulta imposible en las condiciones actuales (…). De los tres ejes solo se mantiene el del Malecón, gracias al apoyo del Fondo Saudí, pero los otros dos, que son el que atraviesa la calle San Lázaro desde Prado hasta El Vedado, y el que se inicia en la calle Reina y conduce a la Plaza de la Revolución se han quedado congelados por el momento, aunque jamás se desaprovechan las oportunidades como esta de ir recuperando edificaciones que son de interés y que siguen siendo parte de ese plan mayor. La política no es compartir la administración con instituciones cubanas, eso no es factible. Gaviota solo comparte administración con algunos grandes inversionistas extranjeros (…). Cuando estos no aparecen, la política es ir agregándolos a nuestro patrimonio aunque en ese momento de la adquisición no podamos emprender una restauración (…). Con la apertura de Obama se pensó en acometer la rehabilitación de esos tres ejes pero con Trump y después la pandemia todo se paralizó (…). Se pensó en el edificio del ISDi por sus potencialidades de ser transformado en hotel, a fin de cuenta esa fue su función original (…). Ha quedado demostrado que el Ministerio de Educación no es capaz de realizar los mantenimientos, que invertir recursos en algo que dentro de cinco o diez años volverá a estar en peligro de derrumbe es absurdo, así que veo muy posible no que termine siendo un hotel pero sí que pase a ser parte de nuestro fondo patrimonial o de la Oficina del Historiador; es de las únicas formas que el edificio se mantendrá en pie”, afirma la fuente.

Contraste entre el Hotel Manzana y las viviendas deterioradas del entorno (Foto: CubaNet)

A pesar de que hasta el momento no se puede decir con certeza que el edificio del ISDi correrá la misma suerte que la Manzana de Gómez, el teatro Payret, la Sala Polideportiva Kid Chocolate o el recién inaugurado Gran Hotel Bristol, en las proximidades del Capitolio, teniendo en cuenta los “planes congelados” de convertir lo más visible del ruinoso municipio de Centro Habana en un vistoso corredor para turistas tampoco habría que descartar la posibilidad de que, de un momento a otro, las que ayer fueron aulas universitarias las veamos transformarse en habitaciones y suites para un turismo que no está dando señales de reanimación.    

Pese a la crisis económica actual y de los indicadores negativos que ha mostrado el sector turístico en lo que va de año, los planes de construir más hoteles en una ciudad que se desploma a causa del abandono institucional se mantienen, y así lo reafirmó hace apenas unos días el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez en medio de la oleada de descontento y críticas por una gestión que, a todas luces, prioriza el bienestar de los foráneos en detrimento de la calidad de vida de cubanos y cubanas.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Haydée Milanés envía mensaje de apoyo a Omara Ruiz Urquiola

Cuba represión

Omara Ruiz Urquiola Haydée Milanés
Omara Ruiz Urquiola. Foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- Después de que la directiva del Instituto Superior de Diseño (ISDI), de la Universidad de La Habana, despidiera a la profesora Omara Ruiz Urquiola, la cantante cubana Haydée Milanés ha tenido palabras de apoyo para la educadora.

“Perder a Omara Ruiz Urquiola es que pierda Cuba”, dijo la cantautora en su página oficial de Facebook.

“En las redes, hoy podemos encontrar testimonios de muchos de sus alumnos, que la definen como la mejor profesora que el centro ha tenido durante muchos años. Perder a Omara, es que las nuevas generaciones pierdan. Perder a Omara es que pierda Cuba”, escribió Milanés junto a una publicación de uno de los estudiantes de Ruiz Urquiola.

En su publicación Milanés etiquetó al Ministerio de Educación Superior de Cuba, y enfatizó que “todos esperamos que los directivos de esta institución recapaciten sobre esta mala decisión (…) Por el bien de la educación en Cuba”.

Así mismo agregó que Omara Ruiz Urquiola “está luchando contra una grave enfermedad desde hace varios años y quedaría desamparada frente a un despido laboral”. El régimen cubano ha incluso negado atención médica a la profesora, que padece cáncer.

Omara, por su parte, respondió a las palabras de Haydée también a través de Facebook: “llevo más de dos años viendo y sintiendo como me cerraban el cerco, no pueden recapacitar, tendrían que dejar de ser. Encarnan la intolerancia y la cobardía desde un espejismo de poder que los hace “plenos”, esa es la esencia de su maldad”.

“Gracias mil veces y más, pensé siempre que me iría callada y en soledad, ahuyentas las sombras, eres la luz”, apuntó.

Uno de sus alumnos, que publicó un escrito de apoyo a la profesora, aseguró que la excusa que el ISDI utilizó para despedirla no se sostiene. Dijeron que no tenía más de 32 horas clase, pero Miguel Monkc aseguró que ella es “Profesora principal de Historia del Diseño III con 42h, Conferencista en Historia del Diseño I y profesora de Cultura Cubana 64h”.

“Omara según su plan de trabajo para el próximo semestre excedería las 32h”, aseguró.

Omara Ruiz Urquiola es hermana de biólogo y opositor Ariel Ruiz Urquiola, perseguido por las autoridades de la Seguridad del Estado incluso en su finca en Pinar del Río.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.




Omara Ruiz Urquiola: “Ahí está mi obra, que hablen mis alumnos”

Omara Ruiz Urquiola. Foto de la autora

LA HABANA, Cuba.- Omara Ruiz Urquiola es maestra por elección, y porque lo heredó de su madre, que dedicó 42 años a esa profesión. A Omara, de la expulsión del Instituto Superior de Diseño (ISDI), una de las cosas que más le preocupan son sus alumnos, y el “descalabro” que está sufriendo la carrera de diseño industrial. Esos son síntomas inequívocos de un magisterio que no se aprende sino con la vocación.

“Llevo 10 años en el ISDI, desde 2009”, rememora Omara, “antes trabajaba en el Instituto Superior de Arte. Estoy en la enseñanza, primero en la artística y después en la de diseño, desde el curso 97-98”, en años escolares, de septiembre a julio, suman 22 años dando clases, aunque Omara, graduada de Historia del Arte, pudiera trabajar en el comercio de obras o haciendo curaduría.

El jueves pasado la citaron para una “reunión extraordinaria en plenas vacaciones”, cuenta la profesora, “y cuando llego me encuentro que los protagonistas son el director Sergio Luis Peña Martínez y Milvia Pérez Pérez, decana de la facultad de diseño industrial, aunque el ejecutor de todo el acoso que he sufrido es Ernesto Fernández, profesor de Historia de Cuba, que ha ido escalando por la carrera política que trae desde el pedagógico, hasta llegar a ser vicedirector docente, aunque de diseño no sepa nada”. Omara está convencida de que Ernesto no solo es el responsable de la arbitrariedad que se ha cometido en su contra, sino de que “el proyecto del ISDI es fallido porque está dirigido por mediocres, donde lo que menos prima es la importancia del proceso docente”.

alumnos Omara Ruiz Urquiola
Omara Ruiz Urquiola y sus alumnos en el Museo del Ferrocarril en 2013. Foto cortesía

“Lo he visto divagar sobre cosas que no sabe, y desde que empezó en el cargo ha empezado a hostigarme, pidiendo incisivamente mis planes de trabajo, buscando una vía para encontrar un error, una fisura”, método clásico de dirigentes en el sector de educación para desgastar a profesores con talento y vocación, “pero eso no había sido posible hasta que concibieron esta chapucería, que hasta mi jefa de disciplina se resiste a creer que haya ocurrido”.

La razón principal del despido es “la baja carga docente”, “la cantidad de obras lectivas”. Lo que significa, fuera del argot profesional, pocas horas frente a los alumnos dando clases.

Ruiz Urquiola no fue la única profesora citada para ser despedida o reubicada, pero sí era la única en plantilla, profesora principal de asignatura, categorizada como auxiliar y autora del programa Historia del Diseño III. El resto de los referidos eran “profesores jubilados, en su mayoría, que se han reincorporado como contrata, profesores de educación física, inglés, cátedra militar, que fueron puestos a disposición de la Universidad de La Habana para ser reubicados”, a donde ha comenzado a pertenecer el ISDI.

“Soy profesora principal de tres asignaturas que se imparten en la disciplina: Cultura Cubana, que pasó a ser optativa”. Uno de los motivos de su preocupación es “también Historia del Arte, que siempre fue opcional y que imparte una profesora que yo traje”, y por último, “Historia del Diseño III, que sí es parte de la maya curricular, de la que hice el programa y del que soy autora principal, con mi jefa de disciplina, y que justamente fue mi ponencia en el congreso Formas, con la presentación del libro de texto en el que estamos trabajando desde hace 4 años”. Además, no haber participado en el congreso internacional que organiza la institución es otra de las falsas acusaciones que el director Peña Martínez levanta contra la Ruiz Urquiola.

“No tuvo nada que decir sobre mis publicaciones, mis evaluaciones por parte de los estudiantes, de mi jefa de departamento, de disciplina, todas son excelentes, no hay ningún incumplimiento”, y lo dice porque ha sido una de las dos profesoras a las que se le ha otorgado en esa universidad el premio La tiza de Oro, galardón que imponen los alumnos a la dedicación de sus maestros.

“En caso de que verdaderamente hubiesen hecho un reajuste estoy más que excedida en las horas lectivas”, y tiene como demostrarlo, “el primer semestre del curso pasado tuve 60 horas y el segundo 42 horas”, y eso es un curso de “carga docente no apoteósica”, analiza.

Omara Ruiz Urquiola alumnos
Omara Ruiz Urquiola. Foto de la autora

Pero esta no ha sido la única vez que Omara Ruiz Urquiola ha sido destituida, o despedida por su manera de asumir el magisterio.

“En el ISA llegué a ser jefa de departamento. La persecución empezó desde ahí”, pero en julio de 2009 “decidí irme, no di la batalla” y menciona al menos dos nombres a los que responsabiliza por lo que sucedió en ese entonces: Omar Baliño, Osvaldo Cano y al rector de esa universidad, de quien contó que “la primera medida que tomó fue mi destitución, aunque me conocía poco”. Omara recuerda que sus compañeros “levantaron el campamento” y le exigieron que “diera la batalla legal, pero realmente para mí no tenía sentido, porque a pesar de las diferencias yo estaba muy conectada con Suárez; Rosa María Puentes, la vicedecana; con Ana María, la rectora; con Jorge Fernández, como vicerrector, e iba a comenzar un ISA con un proyecto politicastro, y ese para mí no era el lugar”, asegura, sin embargo, ahora sí se va a enfrentar legalmente.

“Se lo debo a mis alumnos, que ya han empezado a pronunciarse, pero es una batalla simbólica porque sé la situación, lo he vivido con mi hermano, con Oscar Casanella, Adonis Milán, Lynn Cruz, que son amigos cercanos. He visto la falta de respeto e incluso a la legislación vigente. He visto avasallar las leyes, a los abogados, la imposición de la ley del más fuerte”, comenta.

alumnos Omara Ruiz Urquiola
Omara Ruiz Urquiola con su alumnos en el Parque Lenin en 2018. Foto cortesía

“Cuando decidí dar clases me di cuenta que sería con malas condiciones todo el tiempo, ganando poco dinero, pero es donde me he realizado, es lo que me gusta hacer” y la batalla que está a punto de comenzar, una mujer que se ha enfrentado a la muerte y la ha vencido, tiene que ver “con que yo elegí ese camino, que es el de la pobreza, de los horarios, de los papeles, de la machacadera, y ahí está mi obra, que hablen mis alumnos”.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.




Expulsan a Omara Ruiz Urquiola del Instituto Nacional de Diseño (ISDI)

Omara Ruiz Urquiola. Foto Facebook

MIAMI, Estados Unidos.- Según denunció este lunes en su perfil de Facebook, Omara Ruiz Urquiola fue despedida como profesora del Instituto Superior de Diseño en La Habana.

Ruiz Urquiola anunció el pasado día 25, en otro post en la red social, que esto podría suceder. En ese entonces aseguró que tendría lugar este lunes una reunión extraordinaria con el objetivo de la “reorganización docente”, escribió.

Al respecto, una de las reacciones fue la de su hermano, el biólogo Ariel Ruiz Urquiola, quien arremetió en Facebook contra la arbitraria decisión del régimen cubano.

“Han expulsado a mi hermana, la profesora universitaria Omara Isabel Ruiz Urquiola, del Instituto de Diseño de Cuba adscrito a la Universidad de La Habana. No sé los detalles”, aseguró.

Al mismo tiempo dijo: “Lo que sí sé es que sus estudiantes y sus compañeros del claustro la consideraban una extraordinaria profesora, que fue la tiza de oro del instituto, que padeciendo de una enfermedad mortal acrecentada por el gobierno cubano no dejó a sus estudiantes sin clases ni a sus compañeros con carga ajena, que hizo cuanto programa de estudio relacionado con la Historia del diseño y materias relacionadas, que convirtió una asignatura detestable por los estudiantes en la esperada cada semana: semiótica”, agregó.

“Todo propulsado por un enorme amor hacia la enseñanza, que viene de mi madre, muy a pesar de los 30 CUC que podría ganar. Y ahora con el aumento salarial propuesto por el desgobierno cubano que Yo ni Tú elegimos la echan a la calle sin garantías. ¡Cuba, despierta! Y si no, de seguro recogerán nuestros cadáveres, el de ella y el mío, en tus tierras, pero no vamos a claudicar”, selló.

Así mismo, el científico Oscar Casanella alertó en las últimas horas sobre el desenlace que podría sufrir el futuro profesional de Omara Ruiz Urquiola. “Amigos, estemos al tanto de lo que ocurra mañana en la reunión extraordinaria en el ISDI para la cual citaron a Omara Ruiz Urquiola. Espero que no lleguen a expulsarla como hicieron con su hermano, con Yanelys Nuñez Leyva, Lynn Cruz, Adonis Milán, conmigo y muchos otros, víctimas de la represión laboral”, escribió.

El despido de Omara se une al que sufrió su hermano, Ariel Ruiz Urquiola, del Centro de Investigaciones Marinas (CIM).

A Omara Ruiz Urquiola, quien padece de cáncer, en varias ocasiones le han negado el tratamiento por disentir del régimen cubano, en una ocasión por ofrecer declaraciones en Estados Unidos sobre la disfuncionalidad del sistema de salud de la Isla.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.