1

UM y el ICCAS: La academia del destape

Jaime Suchliki (izq.), director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos, y Andy Gómez, entonces alto directivo de la entidad, en una imagen del 2006 (miamiherald.com)

MIAMI, Estados Unidos.- El destape. Esa es la siguiente fase del affaire del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de la Universidad de Miami (UM). Trascendidas las fases de liquidación y encubrimiento, el señor Julio Frenk, presidente de UM, se ha comprometido a explicar al exilio por qué fue destruida una de sus más queridas y fructíferas instituciones. La cita es el próximo viernes 18.

La fase de liquidación fue brutal. Los directivos y el personal del ICCAS recibieron un tajante aviso de despido. Sin pastelitos. A Jaime Suchlicki, director de la institución, lo retiraron con uno de esos generosos acuerdos que rezan entre líneas: “Vuela y cállate”. Ante la reacción, yo diría moderada, del exilio, Frenk desplegó entonces la fase de encubrimiento. El despido no era despido. Suchlicki se retiró y no lo retiraron. Andy Gómez, el director interino, declaró que el ICCAS había perdido el centro y nuestra prensa liberal, tan aguda para ver la paja en el hombro conservador, salió a celebrar esta victoria de la integridad académica.

A estas alturas, ya están sobre la mesa las principales piezas del rompecabezas. Frenk vino a UM como parte del paquete del cambio-fraude en Cuba. Hace un año, la victoria de Hillary Clinton estaba cantada. No cabe dudas que su administración hubiera continuado la política de acercamiento a Raúl Castro. En esta coyuntura, Frenk era un candidato ideal. Admirador del sistema de salud cubano (¿a dónde lo habrán llevado?), con contactos profesionales y de amistad en la cúpula dirigente, su visión del exilio se corresponde con la de nuestro sector colaboracionista y los empresarios encandilados por la promesa raulista de convertir la isla en un paraíso para los turistas y una factoría con mano de obra barata bajo estado de sitio.

(Siga leyendo aquí)




¿Dónde está la fuerza de los cubanoamericanos?

Reunión del ICCAS, con Jaime Suchlicki en el extremo izquierdo del panel (Foto: Universidad de Miami)

MIAMI, Estados Unidos.- La controversia con el “elegante” despido del Dr. Jaime Suchlicki como director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de la Universidad de Miami, continúa. Se entiende. La decisión del Dr. Julio Frenk, presidente de la Universidad de Miami, de deshacerse de quien dirigió brillantemente y con devoción el Instituto por casi 20 años nos tomó por sorpresa a todos —un enigma rodeado de ambigüedades, sobre todo después del elaborado comunicado de la universidad alabando sus cualidades y labor. Pero ahora todo luce muy claro. Y con mucha razón, los ánimos están caldeados.

Un artículo publicado por el eminente profesor cubanoamericano de Yale, Dr. Carlos Eire, arrojó luz sobre el asunto. En su minuciosa exposición, aprendimos mucho sobre el Dr. Julio Frenk y su esposa, también empleada por la Universidad de Miami. Por ejemplo, los viajes del matrimonio a Cuba y su admiración por el sistema de salud castrista lo cual lo condujo como ministro de Salud de México, su país de origen, a crear fuertes vínculos con el régimen castrista y firmar un tratado de cooperación con el ministro de Salud de Cuba.

Digamos que el Dr. Eire, sin acusaciones, nos proporcionó suficientes detalles y antecedentes para que pudiéramos forjarnos una opinión informada sobre lo sucedido. Otro tanto hizo el popular columnista de este periódico, Andrés Reynaldo, pero fiel a su estilo, sin pelos en la lengua. Y ahora el Dr. José Azel, muy respetado miembro del equipo de ICCAS, confirma en, El ICCAS-gate: es el encubrimiento lo que delata, [Perspectiva, 4 de agosto] que todo el personal del Instituto fue informado de su inminente cesantía en junio, lo cual valida lo sostenido por el Dr. Suchlicki de que se intentaba desmantelar el Instituto.

Artículo publicado originalmente en El Nuevo Herald. Para leer el texto completo, haga clic aquí.




Andy Gómez: El ICCAS ‘no va a tomar ninguna posición política’

Andy S. Gómez (Twitter @asgomez1)

MIAMI, Estados Unidos.- Andy S. Gómez, quien a partir de agosto asumirá como director interino del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos (ICCAS) de la Universidad de Miami, buscará darle un carácter de imparcialidad “política” a esa entidad y además ofrecerla como plataforma al exilio venezolano.

En una entrevista con Efe, Gómez, uno de los fundadores de ICCAS, aseguró que además de seguir apoyando a la disidencia cubana en la isla buscará especialmente promover las investigaciones y el alcance de la comunidad del sur de Florida.

“El instituto va a seguir analizando la política, la diferencia conmigo es que el instituto no va a tomar ninguna posición en política”, manifestó.

Ningún centro de estudio académico “debe tomar una posición política, debe asistir a aquellos que toman las posiciones políticas, alimentando el argumento de ellos, preparando investigaciones y políticas que ellos puedan decidir, pero nunca tomar una posición política personal o el centro mismo”, precisó.

El nuevo director interino de ICCAS, un instituto que opera desde 1999 en la Casa Bacardí, de la Universidad de Miami, manifestó que es clave “ayudar” a la oposición y la disidencia dentro de Cuba.

“Hay ver cómo se puede seguir desarrollando ese espacio que es muy importante”, matizó Gómez, quien reemplazará a Jaime Suchlick, el otro fundador de ICCAS y su director por más de veinte años.

El académico, decano retirado del ICCAS, señaló además que desea aprovechar que hay una unión de los exilios de Cuba y Venezuela en Miami, debido a que “ambos han pasado por lo mismo”, y abrirle la puertas del instituto al segundo.

“Quiero ofrecer a los venezolanos la Casa Bacardí, como un centro en el que ellos se puedan expresar y que puedan aprender de lo que pasó en Cuba”, matizó.

En ese sentido expresó también que hay una gran necesidad de llegar a las nuevas generaciones de cubanos, ya que algunos de ellos que “no saben mucho de Cuba” y crear puentes con sus pares en la isla.

“Para mantener la vida, el instituto debe atraer a todas las generaciones nuevas del sur de Florida, mantener la generación antigua que ha formado parte importante del instituto, pero debo buscar la manera de incluir la nueva generación”, explicó.

El nombramiento de Gómez, el pasado 13 de julio, sin embargo, generó oposición de ciertos sectores del exilio cubano en Miami, que pidieron al presidente de Universidad de Miami, Julio Frenk, “reconsiderar” la decisión.

Este jueves la Asamblea de la Resistencia Cubana, que alabó la labor de Suchlick, rechazó la idea de que haya un director interino y urgió que “representantes del exilio cubano” sean incluidos en la identificación y evaluación de candidatos a dirigir de pleno el ICCAS.

La coalición de grupos del exilio pidió a la Universidad de Miami, que estudie “la verdad sobre Cuba sin compromisos ni ambivalencias sobre un régimen – el castrista – que ha cometido y continúa cometiendo grandes violaciones a los derechos humanos”.

Rechazaron además la idea de que el director interino o futuros directores “mantengan asociaciones con empresas que se encuentran comerciando con el régimen castrista, o con centros académicos en Cuba”.

Entre tanto, Gómez, quien ha sido criticado por recientes viajes a Cuba, manifestó a Efe que ha habido mucha desinformación y que, entre otras cosas, siempre ha dicho que no está interesado en quedarse “permanentemente” como director de ICCAS.

El académico reiteró que siempre ha sido partidario de que “todo el mundo” pueda viajar a Cuba. “No creo que se pueda aislar a un pueblo y más Cuba, como isla que es, y no prepararlos para un cambio”, agregó.

Precisó que en sus viajes ha buscado “educar al turista que va a Cuba sobre la realidad de la isla”.

Señaló además que buscará antes de la fiesta navideñas tener un “comité de todos” para “aconsejar, no mandar, no hacer política” para que la Universidad de Miami pueda escoger al próximo director del instituto.

(EFE)




Grupos del exilio: ‘El ICCAS no puede estar bajo la influencia del castrismo’

La activista en el exilio Silvia Iriondo durante una conferencia de prensa (Archivo CubaNet)

MIAMI, Estados Unidos.- La Asamblea de Resistencia Cubana sostuvo una conferencia de prensa en la tarde este jueves en donde emitieron una declaración sobre el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS, por sus siglas en inglés) y la polémica de esta última institución con la Universidad de Miami (UM).

La renuncia del académico Jaime Suchlicki como director del ICCAS generó una polémica como la UM, que ya ha nombrado un director interino para el centro de estudios cubanos.

A continuación, la declaración de la Asamblea de Resistencia Cubana:

A nombre de las organizaciones que componen la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), así como de otras organizaciones afines con las cuales trabajamos, declaramos lo siguiente:

1) Que la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC)  reconoce el trabajo excepcional de educación histórica, cultural e informativa que ha desempeñado con gran distinción e integridad el Dr. Jaime Suchlicki por más de veinte años como Director de ICCAS, y a su equipo de trabajo.

2) Que reconocemos la necesidad de un centro académico universitario, especialmente en la Universidad de Miami, que estudie la verdad sobre Cuba sin compromisos ni ambivalencias sobre un régimen -el castrista- que ha cometido y continúa cometiendo grandes violaciones a los derechos humanos y libertades fundamentales del pueblo cubano, así como crímenes de lesa humanidad.

3) Que reconocemos también que ICCAS debe ser tribuna, foro y espacio para el estudio de expresiones culturales de un exilio cubano que cuenta con más de dos millones de personas que han tenido una influencia innegable en los Estados Unidos.

Por tanto, dado el mandato del Instituto, creemos que  representantes del exilio cubano deben tener una importante participación en la identificación y evaluación de candidatos como parte del search Committee para nombrar al nuevo director; y  consideramos  que en consecuencia con la misión del Instituto, no puede haber un director interino o futuros directores que mantengan asociaciones con empresas que se encuentran comerciando con el régimen castrista, o con centros académicos en Cuba,  ya  que ICCAS, por definición, no puede estar bajo la influencia y la inferencia del régimen totalitario de La Habana.

Es nuestro mayor deseo e interés que el  Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) se mantenga como un fiel exponente de la realidad de la comunidad que sirve.




Grupos del exilio cubano convocan a conferencia con motivo de la ‘crisis de la Universidad de Miami’

La activista en el exilio Silvia Iriondo durante una conferencia de prensa (Archivo CubaNet)

MIAMI, Estados Unidos.- La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) y organizaciones afines han convocado a una conferencia de prensa este jueves 20 de julio a las 2:00 p.m. en la sede de la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos Brigada 2506 con motivo de lo que han llamado la “crisis de la Universidad de Miami (UM)”, informó la organización en un comunicado de prensa.

El centro de altos estudios de la que es conocida como capital del exilio cubano se ha visto envuelto en la polémica tras la renuncia del director del Centro de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS, por sus siglas en inglés), Jaime Suchlicki.

El reconocido académico anunció que el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) se mudaría de su sede en la Casa Bacardí, propiedad de la UM, a mediados de agosto, tras haber mantenido allí su sede desde 1999.

En tanto, la Universidad de Miami nombró el pasado 13 de julio a Andy S. Gómez como director interino de su Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Américanos (ICCAS), tras el anuncio de la salida de Jaime Suchlicki.

El motivo aparente de la renuncia de Suchlicki son las diferencias con el presidente Julio Frenk sobre el futuro de los estudios cubanos en la UM.

“La Casa Bacardí se había convertido en un templo cultural de Miami y el centro [ICCAS] en uno de los más importantes centros académicos sobre Cuba, posiblemente en el mundo”, dijo Suchlicki hace unas semanas. El académico dejó también la cátedra Emilio Bacardí en el Departamento de Historia de la UM.

Por su parte la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) es una concentración de la resistencia cubana del exilio cubano y de la oposición en Cuba, fue fundada el 18 de marzo del 2009. Desde entonces, el trabajo realizado por la Asamblea está ampliamente reconocido por el exilio cubano, en la comunidad internacional y en Cuba.

El museo de la Brigada 2506, donde se realizará la conferencia de prensa este jueves, está localizado en el 1825 SW 9th Street, Miami, Florida 33135.




Universidad de Miami nombra director interino para el Instituto de Estudios Cubanos

Andy S. Gómez (Twitter @asgomez1)

MIAMI, Estados Unidos.- La Universidad de Miami nombró hoy a Andy S. Gómez como director interino de su Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Américanos (ICCAS), tras el anuncio de la salida de Jaime Suchlicki.

La universidad señaló que Gómez, decano retirado del ICCAS y uno de sus miembros fundadores, asumirá el cargo a partir del próximo 15 de agosto.

“Me siento humilde de ser nombrado director interino de un instituto tan importante, y trabajaré incansablemente para continuar el enfoque de la Universidad en estudios e investigaciones cubanos y cubano-estadounidenses “, dijo Gómez.

La universidad calificó a Gómez, quien recibió la Medalla del Presidente de la Universidad cuando se retiró en 2012, como un “experto en valores y actitudes humanas en la Cuba post-Castro”.

Esta semana el director saliente, Jaime Suchlicki, manifestó que iba a trasladar el centro a otro lugar tras renunciar, al parecer, debido a diferencias con el presidente de la Universidad de Miami, Julio Frenk, según publicó el diario El Nuevo Herald.

El grupo del exilio Mar por Cuba lamentó hoy en un comunicado la salida de Suchlicki y pidió a Frenk que “suspenda la decisión anunciada” para que la comunidad y los representantes políticos cubano-estadounidenses puedan analizar la situación.

En el mismo sentido se pronunció hoy el Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), al señalar su “profundo disgusto” por la decisión de Frenk de “despojar a ICCAS de su director y equipo de investigación”.

ICCAS opera en la Universidad de Miami desde 1999 y se encuentra en el campus de la Casa Bacardi.

Gómez servirá también como asesor de la Universidad en el campo de los estudios cubanos y cubano-estadounidenses, según la universidad.

El centro docente había informado previamente de la salida de Suchlicki al tiempo que elogió su carrera de más de cincuenta años en esa universidad.

Recordó su trabajo en la creación de ICCAS “como fuente de información sobre la historia, la política y la cultura de Cuba”.

“Él ha dedicado su carrera al estudio de Cuba y ha compartido su gran experiencia con generaciones de estudiantes, académicos y miembros de nuestra comunidad”, expresó Frenk en ese momento.

(EFE)




Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-americanos, en el centro de la controversia

Reunión del ICCAS (Foto: Universidad de Miami)

MIAMI, Estados Unidos.- El Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS, por sus siglas en inglés) se haya actualmente en el centro de una controversia que enfrenta a su director saliente, Jaime Suchlicki, con la Universidad de Miami (UM).

En un comunicado publicado el viernes, el centro de altos estudios informó sobre la salida de Suchlicki como director del ICCAS. “La Universidad de Miami agradece a Jaime Suchlicki su extraordinario servicio a esta casa de estudios y a la comunidad de Miami”, dijo Julio Frenk, presidente de UM.

“Él ha dedicado su carrera al estudio de Cuba y ha compartido su gran experiencia con generaciones de estudiantes, académicos y miembros de nuestra comunidad”, añadió Frenk.

Suchlicki se mantendrá en el cargo hasta el 15 de agosto. La UM le comunicó que el ICAAS dejará de operar además en la Casa Bacardí.

Sin embargo, Suchlicki, que lleva medio siglo trabajando en la Universidad, dijo que su salida “no se trata de un retiro” sino de una “renuncia”. El motivo aparente, las diferencias con el presidente Julio Frenk sobre el futuro de los estudios cubanos en la UM.

“Lo voy a recrear en otro lugar, posiblemente en el Museo de la Diáspora Cubana y el personal se va conmigo”, dijo Suchlicki a El Nuevo Herald sobre el ICCAS.

Pero por otro lado, Jacqueline R. Menéndez, vicepresidenta de Comunicaciones de UM, dijo a al diario miamense que “lo único que ha pasado es que Jaime se retira el 15 de agosto y [que] no hay planes de cerrar ICCAS”.

El ICCAS se autofinancia y su presupuesto no depende de UM. Según Menéndez, la organización de estudios cubanos es propiedad de la UM y debido a ello Suchlicki no podría llevarse al centro con él.

Por su parte, varios miembros de ICCAS comentaron que entre los motivos de la salida de Suchlicki y el supuesto cierre del Instituto se encontraban supuestos planes de consolidar varios centros en un Departamento de Estudios Latinoamericanos.

Además, se planearía el fortalecimiento de relaciones institucionales con universidades cubanas, con programas similares a los que tienen ya varias universidades en EE.UU., varios de ellos impulsados por el acercamiento con la isla promovido por el entonces presidente Barack Obama.

No obstante, Menéndez dijo al Herald que no hay planes de consolidación y los programas académicos sobre Cuba no están relacionados con el retiro de Suchlicki.

La UM indicó en su comunicado que buscará a un académico experto en el campo de los estudios cubanos y cubanoamericanos, “para continuar la investigación y la colaboración con sede en la Casa Bacardí”.

Esta última insitución, concebida como una casa cultural cubana y surgida gracias a una donación de la Fundación Familia Bacardí, abrió en 2002, tres años después de la creación de ICCAS.

“La Casa Bacardí se había convertido en un templo cultural de Miami y el centro [ICCAS] en uno de los más importantes centros académicos sobre Cuba, posiblemente en el mundo”, dijo Suchlicki. El académico deja también la cátedra Emilio Bacardí en el Departamento de Historia de esa universidad.

El ICCAS ha producido libros, artículos y bases de datos sobre Cuba. También ha organizado seminarios, conferencias y cursos cortos.

Entre sus producciones destaca un documental narrado por el actor cubanoamericano Andy García sobre la historia de Cuba. Los miembros de ICCAS son citados frecuentemente en los medios y gozan de prestigio en el exilio cubano.

El Herald resalta en su artículo que la organización es de tendencia conservadora y muy crítico del gobierno de Cuba. Sin embargo, otro de sus investigadores, Pedro Roig, destaca que ICCAS se ha centrado en producir investigaciones factuales, para presentar del “modo más balanceado posible”.

Roig subrayó que “el centro no va a cerrar, nosotros nos vamos a mudar y vamos a seguir haciendo las actividades de investigación que estamos realizando”.

ICCAS también ha auspiciado conferencias de prensa y actividades de miembros de la disidencia en Cuba y en el exilio.

“Creo que la Universidad de Miami debe continuar la labor en apoyo a la disidencia en Cuba y a los estudios cubanos”, ha apuntado Suchlicki.




Instituto de Estudios Cubanos saldrá de la Universidad de Miami

Jaime Suchlicki (Progreso Weekly)

MIAMI, Estados Unidos.- El Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Américanos (ICCAS) de Miami (EE.UU.) dejará su sede en la Universidad de Miami tras la renuncia de su director, Jaime Suchlicki.

Suchlicki manifestó que iba a trasladar el centro a otro lugar tras renunciar, al parecer, debido a diferencias con el presidente de la Universidad de Miami, Julio Frenk, según publicó hoy el diario Nuevo Herald.

El ICCAS, que desde 1999 ha ocupado la Casa Bacardí, de la Universidad de Miami, se mudará a mediados de agosto próximo.

El centro docente informó por su parte de la salida de Suchlicki al tiempo que elogió su carrera de más de cincuenta años en esa universidad.

Recordó su trabajo en la creación de ICCAS “como fuente de información sobre la historia, la política y la cultura de Cuba”.

La universidad, de igual forma anunció la contratación de “un erudito consumado en estudios cubanos y cubano-estadounidenses para continuar la investigación y las asociaciones cobijadas en la Casa Bacardi”.

“La Universidad de Miami agradece a Jaime Suchlicki su extraordinario servicio a esta casa de estudios y a la comunidad de Miami”, señaló Frenk en un comunicado.

“Él ha dedicado su carrera al estudio de Cuba y ha compartido su gran experiencia con generaciones de estudiantes, académicos y miembros de nuestra comunidad”, agregó.

(EFE)