1

Joe Biden ofrecerá la ciudadanía a millones de indocumentados en EEUU

Joe Biden, Estados Unidos, Rusia, ciberataques

Joe Biden elecciones votos Estados Unidos
Joe Biden. Foto The Hill

MIAMI, Estados Unidos.- Según cuatro personas enteradas de los planes del presidente electo Joe Biden, el demócrata planea en su primer día en el cargo solicitar de inmediato al Congreso estatus legal para unos 11 millones de personas que viven sin permiso en Estados Unidos, informó este martes la agencia de noticias AP.

La medida, que ha dividido durante mucho tiempo a demócratas y republicanos, incluso al interior de sus propios partidos, ofrecería el camino a la ciudadanía a aproximadamente 11 millones de inmigrantes ilegales en el país.

No obstante, de acuerdo a la nota, se desconoce qué tan rápido podría maniobrar Biden mientras enfrenta la pandemia, la economía y otras prioridades. Mientras, los activistas esperan que ponga en marcha algo parecido a la promesa hiciera Barack Obama de un proyecto de ley de inmigración para su primer año en el cargo en 2009.

“Esto en verdad representa un giro histórico respecto de la agenda anti-inmigrante de Trump al reconocer que todos los inmigrantes indocumentados que se encuentran en Estados Unidos deben ser puestos en ruta hacia la ciudadanía”, dijo Marielena Hincapie, directora ejecutiva del Centro Nacional Legal de Inmigración.

Según AP, si la propuesta es aprobada se convertiría en la medida más grande para conceder la condición legal a quienes están sin permiso en el país desde que el presidente Ronald Reagan otorgó una amnistía a casi 3 millones de personas en 1986, pues las acciones legislativas para modificar la política de inmigración fracasaron en 2007 y 2013.

Ron Klain, próximo jefe de despacho de Biden, dijo el pasado sábado que Biden enviará una iniciativa de inmigración al Congreso “en su primer día en la presidencia”, aunque la oficina de Biden declinó abundar en más detalles.

Por su parte, Esther Olivarria, subdirectora para inmigración del Consejo de Política Interna de la Casa Blanca, informó en los últimos días del contenido generalizado de la iniciativa a los defensores de los inmigrantes, reza el texto de AP.

Domingo Garcia, expresidente de la Liga de Ciudadanos Latinoestadounidenses, dijo que Biden explicó el jueves en una teleconferencia que el juicio político contra Trump en el Senado podría demorar la consideración de la iniciativa y que no podrían contar con que fuera aprobada antes de 100 días.

“Me sorprendió gratamente que iban a tomar medidas rápidas porque obtuvimos las mismas promesas de Obama, quien fue elegido en el 2008, y fracasó totalmente”, señaló García.

La medida ofrece a los inmigrantes un periodo de ocho años para lograr la ciudadanía, aunque habría una vía más rápida para aquellos en el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el Estatus de Protección Temporal (TPS).

Una encuesta de Gallup el pasado año encontró que el 34% de los encuestados estaba a favor de una mayor inmigración, frente al 21% en 2016 y más alto que en cualquier otro momento desde que se comenzó a hacer la pregunta en 1965. La encuesta arrojó que el 77% sentía que la inmigración era buena para el país en general, ligeramente superior al 72% en 2016.

De acuerdo a la nota de AP, es imposible saber con precisión cuántas personas se encuentran en el país ilegalmente, sin embargo, el Pew Research Center estima que había 10.5 millones en 2017, por debajo de un máximo histórico de 12.2 millones en 2007.

El Departamento de Seguridad Nacional estima que había en 2015 unos 12 millones de personas en el país ilegalmente, casi el 80% de ellas durante más de 10 años, y más de la mitad eran mexicanos.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Sandy completa la obra de la revolución

LA HABANA, Cuba, noviembre, 173.203.82.38 -Reportar cualquier rumor que cruce el cerco de Santiago de Cuba, la ciudad sitiada, territorio abatido durante cinco horas y media por el huracán Sandy en la madrugada del 25 de octubre, es hoy un asunto tan “delicado” como podría ser criticar al convaleciente dictador Fidel Castro o a nuestro actual dictador, su hermano Raúl.

Edificantes historias sobre la voluntad patriótica del pueblo enfrascado en la recuperación, abnegados linieros restableciendo los servicios,  cubiertas y colchones de donación vendidos al pueblo a mitad de precio por la magnánima revolución, toneladas de arroz y azúcar mojados en proceso de reciclaje, escuelas improvisadas y electores “sin casa pero con dignidad”, configuran la labia autorizada que, con sonrisa de oreja a oreja incluida, repiten y repiten los locutores de la televisión oficial -la única, por supuesto.

Mientras los periodistas oficiales se encargan de mantener  la triunfalista cobertura sobre lo ocurrido en Santiago de Cuba, los comunicadores independientes son advertidos y hasta puestos tras las rejas por difundir “noticias falsas”, según argumenta la policía política.

Y tras las rejas, incomunicada por tres días en 100 y Aldabó, estuvo la joven periodista y abogada Yaremis Flores, colaboradora de Cubanet y otros medios independientes, quien citó en una nota informativa el creciente rumor que corría entre la población santiaguera sobre el fallecimiento de reclusos en la prisión de Mar Verde, ubicada justamente donde entró Sandy con vientos de más de 150 Kilómetros por hora.

El gobierno ha tratado de desmentir el rumor mediante unos videos posteados en el sitio Youtube, en los que aparecen algunos supuestos reclusos de dicha prisión, parados frente a un cartel de entrada a la misma, mientras narran cuan perfecta es la vida en Mar Verde y elogian la eficiencia y el buen trato de las autoridades en lo que respecta a la protección de los presos durante el huracán. Obviamente, el desmentido va dirigido principalmente al exterior, pues quién mejor que el gobierno sabe que son muy pocos los cubanos que navegan por la red y menos aun los que conocen Youtube. Después de todo, asegurarse de que los cubanos no tengamos acceso a Internet es uno de sus grandes desvelos.

Esperanza Galindo Bravo, delegada del Poder Popular en Mar Verde, dijo al Órgano Oficial (Granma, edición del 12 de noviembre) que “el mar arrancó pinos de raíz, quebró muros de hormigón y devastó 44 casas con olas jamás vistas, tanto en tamaño como en consistencia”.  Y es ahí justamente donde está ubicada la prisión de marras.

Salvo la imagen del cartel de entrada, frente al cual posaron los mediáticos presos para los videos de Youtube, nadie ha visto fotos del penal posteriores al huracán.

La desinformación tras el paso de Sandy por el oriente cubano, ha generado rumores sobre historias trágicas y conmovedoras, confusas e increíbles. Lógica consecuencia de la desinformación en que siempre nos mantiene nuestro “paternal” Estado, que –como siempre- trata de no preocuparnos con malas noticias nacionales. Bastante trabajo tienen ya los muchachos de  Granma y la tele, informándonos sobre todo lo malo que ocurre fuera de nuestra paradisiaca isla; sobre todo en Estados Unidos.

Los rumores provenientes de Santiago llegan a diario a la capital, en buena medida por el éxodo de santiagueros que huyen “ilegalmente” de la ciudad

-pues en Cuba es ilegal que un santiaguero se mude a “la capital de todos los cubanos”-, que se ha incrementado en las últimas semanas.

Se dice que la madre de Roldán M. Barrio Colomé -un niño de cuatro meses que murió por sofocación y compresión torácica severa al derrumbarse su vivienda durante el huracán- no soportó la pérdida y se ahorcó en un hospital de Santiago. Se rumora también que el padre, que había quedado cuidando al bebé, en medio del paso del ciclón aprovechó para salir a robar en un supermercado y una teja de zinc acanalada lo alcanzó, provocándole heridas graves. No se sabe si murió.

Se habla de camioneros apuñaleados por asaltantes de camino, reclusos fugados, robos en viviendas y supermercados, celulares confiscados por tomar fotos prohibidas, flautas de pan que solo se consiguen pagando un dólar –más que el salario de un día entero-  en el mercado negro, camiones cargados de ayuda humanitaria desaparecidos y alimentos de donación que se embrollan en la burocracia.

De 132 mil viviendas afectadas por Sandy en la provincia de Santiago de Cuba, 60 mil se encuentran en la capital provincial y 1 640 de ellas fueron destruidas totalmente. Estos datos denotan el abandono arquitectónico de la ciudad. Simplemente, la “cuna de la Revolución” era ya una gigantesca villa miseria antes de que llegara Sandy.

Contrario a lo que muchos dicen, el desastre de Santiago de Cuba no se produjo en las cinco horas y media de la visita de Sandy: comenzó hace 53 años, exactamente el primero de enero de 1959. Sandy solo se ha encargado de dar los toques finales.

[email protected]