1

La dictadura está ampliando el “diapasón”

dictadura cubanos Miguel Díaz-Canel

LA HABANA, Cuba.- Cada día que pasa la dictadura inventa cómo reprimir más, usa los mismos métodos de hostigamiento, pero cada vez los profundiza en sus acciones. Un ejemplo de ello son las sanciones a los presos por las manifestaciones del pasado 11 de julio.

Los juicios iniciales, que fueron sumarísimos en su mayoría, comenzaron con sanciones de entre ocho meses y un año de privación de libertad, incluso algunos casos fueron subsidiados con trabajo correccional con y sin internamiento. Pero las nuevas peticiones fiscales son muy distintas y están entre los seis y 15 años de privación de libertad; no solo a conocidos disidentes, también a personas que nunca estuvieron vinculadas a la política. El objetivo es sacar de circulación por algunos años a aquellos que se atreven a enfrentarse a la dictadura de una forma u otra, ya que cada vez la Seguridad del Estado tiene más objetivos de interés dentro de la población que no disiente ni se opone.

De igual forma las multas, sanción administrativa que ha sido usada en un por ciento considerable contra personas que fueron apresadas, comenzaron por valores  de 1 000 pesos y fueron incrementándose hasta cifras en la actualidad que se van por encima de los límites establecidos en la Ley.

Sucede lo mismo con las fianzas. Hace apenas unos días se pagó —por una mujer sin recursos financieros de ningún tipo, residente en el municipio de Cárdenas, en Matanzas— una fianza de 10 000 pesos, gracias a la generosidad del exilio, en particular de la Fundación Rescate Jurídico.

Tampoco ha perdido el tiempo la dictadura reprimiendo a los familiares de los presos, a quienes ni siquiera permiten contacto con los opositores, que podemos brindarles ayuda económica y legal, así como apoyo político. Esto hace que los que reprimen mantengan una holgura con un número considerable de los presos de esa ocasión, que incluye a ciudadanos con doble nacionalidad.

No obstante, lo expuesto con anterioridad es indicativo del índice de terror que le tienen los cubanos a la dictadura, ya que prefieren estar indefensos a que la policía política los hostigue con algún otro tipo de medida, entre ellas la pérdida del trabajo.

En un momento determinado, muy cercano a la fecha, hubo familias completas presas, algunas de ellas salieron con fianza y se encuentran en espera de juicio. Hemos conocido de casos en los que no quedó nadie en la casa sin estar preso.

Aunque la protesta comenzó por San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa, hay otros lugares en que la cantidad de presos ha dejado vacíos en la localidad. Por ejemplo, determinados municipios de la provincia de Matanzas; en Villa Clara, en particular en Placetas, y lo sucedido al día siguiente de los hechos, o sea el 12 de julio, en la Unidad Policial de La Güinera, en la que resultó muerto Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años de edad, cuya madre se suicidó posteriormente.

El barrio de La Güinera es una de las zonas más pobres de la ciudad capital. En su intento por mantener de alguna forma el hostigamiento y la vigilancia, y sobre todo “el terror”, el designado Presidente hizo hace como un mes una visita a esta localidad, y como siempre prometió lo que nunca va a proporcionar.

¿Por qué la dictadura ha dado esta vuelta de rosca para apretar aún más al pueblo? La mayoría de las personas responderían diciendo: “tienen miedo”. Sin lugar a dudas esa es una respuesta; pero hay otras, y en opinión de muchos analistas lo peor que está sucediendo es que no tienen nada, ni en la mano, ni para el futuro inmediato; lo que implica que no hay una solución a la vista a la cantidad de problemas económicos, sociales y políticos que tiene el país.

El poder se tambalea, y para mantenerlo hay que endurecer el hostigamiento. Entre los aspectos más importantes que se está planteando la dictadura se encuentra minimizar la oposición; lo que implica sacar de circulación a las figuras más conocidas de forma internacional y dentro del país, las que más se vinculan con el propio pueblo.

No importa si se hacen convocatorias o no, la salida a la calle a protestar es un hecho que se puede repetir en cualquier momento, de forma espontánea. Esperamos 62 años para poder ver algo como lo del 11 de julio, podemos esperar 62 días, u otro tiempo cualquiera. El mal llamado proyecto “Revolución” está muerto, y no tiene marcha atrás; incluso los más viejos van a poder presenciar su entierro.

La dictadura va a tratar de llevar a prisión al mayor número de personas del pueblo que se le oponga, pero tiene dentro de sus propias filas a quienes con decisiones mal tomadas influyen más en el malestar de la sociedad. He ahí en estos momentos el mayor problema: ¡el cáncer está dentro!

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




CIDH condena hostigamiento a artistas, periodistas y activistas en Cuba

libertad manifestantes CIDH Cuba

MIAMI, Estados Unidos.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y sus Relatorías Especiales para la Libertad de Expresión (RELE) y para los Derechos Económicos Sociales y Culturales (REDESCA) condenaron este lunes el hostigamiento a artistas, periodistas y personas defensoras de derechos humanos en Cuba, y llamaron “al Estado a cesar los actos de persecución contra quienes ejercen el derecho a la libertad de expresión”.

De acuerdo a un comunicado, la CIDH aseguró que desde inicios de 2021 sus Relatorías Especiales “siguen con preocupación la escalada represiva contra periodistas independientes, artistas y personas defensoras de derechos humanos que ejercen su libertad de expresión y de creación artística en el país”.

“Preocupa especialmente el hostigamiento a las personas integrantes del Movimiento San Isidro (MSI), que, desde noviembre de 2020, vienen siendo objeto de acoso por parte de la policía política y del Departamento de Seguridad del Estado. En las semanas y meses que siguieron a la paradigmática protesta del 27 de noviembre, se documentaron numerosas detenciones a personas que forman parte del MSI y sus aliadas, quienes se enfrentan a una constante vigilancia policial fuera de sus viviendas, lo que podría equivaler a un arresto domiciliario”, agrega el documento.

La CIDH llamó la atención sobre los casos de Luis Manuel Otero Alcántara, Carolina Barrero, Maykel “Osorbo” Castillo, Amaury Pacheco, Yenisleidys Borroto y Eliexer Márquez; así como de Héctor Luis Valdés Cocho, Esteban Rodríguez, María Matienzo, Kirenia Yailit y Manuel Cruz, entre otros activistas y miembros de la sociedad civil independiente.

Con respecto a Luis Manuel Otero, quien el pasado 2 de mayo, al octavo día de huelga de hambre y sed, fue ingresado al Centro de Urgencias del Hospital Universitario General Calixto García, según un comunicado de la Dirección Provincial de Salud, y ahí permanece desde entonces, la CIDH y sus Relatorías Especiales señalaron que no han recibido más información acerca del estado de salud del artivista.

Asimismo, “la CIDH señala que Luis Manuel y otras 20 personas integrantes del Movimiento San Isidro son beneficiarias de Medidas Cautelares, otorgadas por la Comisión el 11 de febrero de 2021, tras considerarse que se encuentran en situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Cuba”.

Según el informe de la CIDH, “existe en Cuba una práctica de persecución y hostigamiento en contra de periodistas y medios independientes, defensores y defensoras de derechos humanos y artistas que denuncian la falta de libertades y derechos políticos o participan de asuntos políticos”, situación que se ha denunciado en varias ocasiones anteriores.

“Se presenta en el país una sistemática represión por parte de agentes estatales y grupos afines al oficialismo, que buscarían impedir las protestas o reuniones pacíficas organizadas por defensores de derechos humanos, activistas u opositores del gobierno para reclamar por violaciones a los derechos humanos y/o asuntos políticos o sociales”, agregaron.

Es por ello que la CIDH y sus Relatorías “llaman al Estado a reconocer y proteger el derecho a la reunión pacífica y libertad de expresión, sin discriminación por razones de opinión política”, e insisten en las recomendaciones referidas “a poner fin en el más breve plazo a la práctica de acoso y hostigamiento de activistas, artistas y periodistas independientes que ejercen su derecho a la libertad de expresión”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Los cubanos se enfrentan a la COVID-19 y al hostigamiento del gobierno

cubanos COVID-19
Foto del autor

LA HABANA, Cuba.- Llevar la comida diaria a la mesa ha sido un verdadero reto para los cubanos, pero desde que se anunció el confinamiento, y con este las restricciones para trabajar, conseguir sustento pasó de ser un desafío para convertirse en una cuestión de supervivencia al estilo Survivor, el conocido reality show.

“Me dedicaba a hacer bombones en mi casa, pero ahora con las escuelas cerradas y los policías detrás de los vendedores ambulantes es imposible. En este tiempo esta gente (los policías) no entienden de patentes, ni de papeles. Si te cogen te quitan todo”, denunció a CubaNet Israel Campos, residente en la provincia Mayabeque.

“Salgo a la calle a hacer lo que aparezca, unos días hago de ayudante de albañil y otros recojo un poco de mangos o ciruelas y las vendo a escondidas, no me voy a morir de hambre”, agregó.

En Mayabeque los carniceros del sector privado, que por lo general cuentan solo con carne de cerdo, venden también sus productos tratando de que no los descubran. Después de varios operativos donde hubo decomisos por vender a precios por encima de los topados, estos particulares decidieron seleccionar a sus clientes. La venta es por piezas (pierna, lomo, paletas), y en caso de cerrar un trato el cliente tiene que ir a casa del vendedor a recoger el producto.

“En mi punto de venta habitual no trabajo más hasta que todo esto termine. No puedo vender al precio que estos descarados quieren. Me quedo en mi casa y cuando quiera vender, salgo en bicicleta con fotos de los productos en mi teléfono y le vendo a personas de confianza”, dijo un carnicero particular que no quiso ser identificado por temor a represalias.

Por otra parte, los vendedores particulares de viandas y hortalizas cerraron sus establecimientos en muchos lugares cuando el gobierno decidió decomisar la mercancía y venderla a un precio menor en los establecimientos estatales. Estos cuentapropistas también optaron por ofrecer sus productos por pedidos a personas que no los vayan a delatar a las autoridades.

Sin embrago, el gobierno habilitó contactos de teléfono para denunciar a los cubanos que cometan este tipo de “delitos”.

Otros particulares, como los peluqueros, también se resistieron a dejar de trabajar después que se los prohibieron.

“Tengo una familia que alimentar, ahora trabajo a domicilio. Voy a las casas de mis clientes y los pelo allí. Tengo un teléfono para comunicarme con ellos”, dijo un barbero de Mayabeque que se identificó como Rodney.

Así mismo, los vendedores de pan ambulantes también se están arriesgando a ser multados o incluso ir arrestados por vender en la calle. “Tengo que estar a cuatro ojos, si la policía está por aquí cojo por allá, y así los evito. Tengo que arriesgarme, no puedo parar de vender”, aseguró un vendedor de pan de la provincia, que dice que ahora no puede pregonar, sino que va a casas específicas para poder vender su producto.

“Hasta la fecha superan las 17 000 acciones de control, que abarcan imposición de multas, retiro de licencias y del permiso de arrendamiento de locales estatales”, informó al diario oficialista Tribuna Orestes Llanes Mestre, coordinador del Programa de Fiscalización y Control del Gobierno de La Habana.

El funcionario también destacó que en este momento deben ser “implacables contra las ilegalidades. Deben ser medidas ejemplarizantes”, agregó.

Actualmente existen 222 723 trabajadores por cuenta propia con suspensión laboral, de un total de 632 000 en toda la Isla, según datos del sitio oficial Cubahora.

Mientras el cubano trata de sobrevivir a escondidas, el gobierno sigue sin ayudar en este tiempo de confinamiento, por el contrario, se ha dedicado a ortigar al pueblo y a transmitir por el noticiero de televisión juicios cortos ejemplarizantes que “sirven como vacuna a los que quieran salirse de la raya”.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




Director de teatro independiente es acosado por la Seguridad del Estado

LA HABANA, Cuba.- La represión del gobierno cubano ha elegido otra víctima en el ámbito de la producción artística que sobrevive fuera de los circuitos estatales. El joven Adonis Milán, quien de forma empírica se ha lanzado a la aventura de hacer teatro independiente, denunció ante las cámaras de CubaNet el continuo hostigamiento de que ha sido objeto desde el mes de octubre de 2018.

Tras varios años de intentar realizar teatro de acuerdo a los parámetros establecidos por la Política Cultural, Adonis Milán concentró su interés en las mujeres más visibles de la disidencia cubana. Las protestas de las Damas de Blanco por la liberación de los presos políticos, y el papel de Rosa María Payá al frente de la plataforma “CubaDecide”, han configurado un imaginario de nuevas heroínas que el joven director procura dignificar y contraponer a los desgastados símbolos de la mujer revolucionaria, subordinada al patriarcado militar antillano.

Asimismo, ha unido fuerzas con el grupo de San Isidro que activamente condenó el Decreto 349 por considerarlo una mordaza a la libertad de expresión y la autonomía en el arte. Como creador independiente, Adonis Milán ha padecido la falta de un local adecuado para ensayar, así como el abandono por parte de técnicos y actrices que luego de meses de trabajo inexplicablemente han dejado de atender sus llamadas telefónicas.

El fundador de “Perséfone Teatro”  ̶ separado de la Asociación Hermanos Saiz (AHS) en 2017 ̶  ha sido citado en varias ocasiones por agentes de la Seguridad, y recientemente fue expulsado de la casa de su tía paterna, donde vivía. Sobre dicho incidente, Milán relató a CubaNet que la Tte. Coronel Kenia María Morales Larrea y un agente que se hace llamar Capitán Efrén condujeron a su parienta a Villa Marista, donde la amenazaron con confiscarle su vivienda si no desahuciaba al sobrino, quien supuestamente estaba vinculado a una red de contrarrevolucionarios financiada por la CIA.

La oficial del MININT ha estado al frente de varios operativos contra otros artistas opositores como Tania Brugueras, Lía Villares y Danilo Maldonado (El Sexto). Ella y el Capitán Efrén son los encargados de presionar a Milán en una escalada de hostilidad que tiene como objetivo agotarlo psicológicamente y obligarlo a emigrar.

El joven enfatizó que las acciones desestabilizadoras han perjudicado sobre todo a su mamá, quien fue separada de su centro laboral sin explicaciones ni derecho a jubilación, después de haber trabajado 25 años para el Estado cubano. Asegura que varios parientes evitan saludarlo y que su vida en la casa materna se ha tornado muy difícil.

La policía política ha extendido sus tentáculos hasta la más reciente producción teatral del director, titulada “Andrómaca”. El unipersonal estaría a cargo de la actriz  ̶ también autodidacta ̶ Liu Cobas, quien desde enero cortó toda comunicación con Milán, presuntamente intimidada por su padrastro, que colabora con la Seguridad del Estado.

Acerca de la obra, un homenaje a la desaparecida Laura Pollán y las Damas de Blanco, el joven ha precisado que se trata de una versión sobre la tragedia original de Eurípides, que narra la historia de la esclavitud a que fueron sometidas las mujeres troyanas luego de que los aqueos invadieran la ciudad, asesinando a sus esposos e hijos.

El estreno de la pieza estaba previsto para el jueves 21 de febrero, tras cuatro meses de ensayos en los lugares más insólitos, incluso fuera de La Habana. Este anhelo inconcluso se suma a muchos otros que han sido aplastados por el aparato represivo del gobierno; pero no por ello Adonis Milán renunciará a su sueño de realizar un teatro contestatario y personal, “así sea con títeres; así sea con animales”.

Creador independiente, activista, rebelde… Milán carga a solas con una gran responsabilidad en la cual confluyen su propia visión sobre el teatro, cierta dosis de inexperiencia política y esa tendencia al idealismo que, en mayor o menor grado, sacude a todos los que han sido tocados por el arte escénico. Cualquiera de esas tres condiciones es suficiente para que el régimen lo quiera lejos, dejando cada día más desprotegida a esta Isla de Cuba, que no puede permitirse ni un solo joven menos.




Escritores cubanos se exilian en España por represión del régimen

Ileana Álvarez y su esposo Francis Sánchez. (Foto Facebook)

MIAMI, Estados Unidos.- Dos conocidos poetas, escritores y ensayistas cubanos decidieron exiliarse en España hace apenas dos semanas debido a las “presiones y amenazas” a las que estaban sometidos por parte de las autoridades en la Isla. Se trata de Ileana Álvarez y su esposo Francis Sánchez, quienes salieron de Cuba junto a su hijo menor.

Álvarez fundó la revista Alas Tensas en 2016, un medio independiente que desde el feminismo explora temas como la violencia de género en un país que ha estado durante décadas alejado de las discusiones sobre el papel de la mujer en la sociedad. Y Sánchez, por otro lado, es autor de más de 20 libros publicados en Cuba, México, España y Estados Unidos. Desde Ciego de Ávila, en el centro del país, fundó la revista Árbol Invertido en 2005, que concibió como un espacio para reflejar las necesidades y las voces de las comunidades creativas fuera de La Habana.

En una extensa entrevista que publicó 14 y Medio, Sánchez dijo que los motivos que les llevaron a tomar tan drástica decisión fue el hostigamiento tan fuerte que recibieron en los últimos meses. “Desde marzo empezamos a recibir un gran hostigamiento. A Ileana la interrogó y amenazó la Seguridad del Estado, me entrevistaron al entrar al país y me decomisaron una laptop. En poco tiempo, nos convertimos en objetivos para la Seguridad, vinieron intimidaciones muy fuertes, nos prohibieron salir del país varias veces, coaccionaron a amigos y colaboradores, y empezamos a notar peligros que tocaban incluso a nuestros hijos”.

“Me hallé con frecuencia en medio de censuras y otras situaciones desagradables. Era una resistencia diaria desgastante, a veces me decía que ese era mi destino. Sin embargo, Nos dimos cuenta de que podíamos quedar atrapados en la falacia de algún tipo de caso legal común, dudo que entonces hubiéramos tenido forma de salir o de lograr apoyo, algo de lo que hoy estoy más convencido”.

Para Ileana las circunstancias no estuvieron lejos de las de su esposo. “El acoso ideológico y psicológico sufrido en los últimos meses por realizar una revista feminista independiente hizo tambalear mi fe. Lejos de lo que estaba sucediendo en el mundo, el feminismo interseccional, para nada esencialista, incluso desde la cultura que realizaba Alas Tensas, se había convertido en algo peligroso para las estructuras del Poder patriarcal existente en Cuba”.

“La situación se volvió particularmente intolerable, no podíamos bajo ese acoso, que incluía a nuestros colaboradores, seguir desarrollando nuestro trabajo. Me sentía como mujer, madre, periodista y poeta que vivía en provincia, aún más vulnerable y sola. Vi que mis hijos ya no estaban seguros, y eso es muy doloroso y desequilibrante para una madre”.

Para los escritores quedarse en la Isla implicaba el riesgo de que “algunas de las graves amenazas que la Seguridad del Estado me había hecho se convirtieran en realidad y afectaran a personas queridas e inocentes; me enfrentaba a un mayor daño psicológico y emocional del que había sufrido y que estaba repercutiendo seriamente en mi estado físico”.

Francis Sánchez obtuvo la ciudadanía española por la Ley de la Memoria Histórica en 2010, ahora su hijo se acogerá a la misma ciudadanía por opción, mientras Ileana obtendrá su residencia.

Álvarez y Sánchez dicen que por el momento no piensan regresar a Cuba, sin embargo si les gustaría en el algún momento volver, pero “quisiéramos regresar a un país diferente, donde el real activismo feminista no sea un motivo de amenazas, el periodismo independiente no se demonice y la libertad de expresión de los artistas no aparezca maniatada por el Estado. Lo ideal sería volver a un país en que nadie tenga miedo de decir lo que piensa. De paso, si nos dieran a escoger, encontraríamos entonces una sociedad en que tampoco existan dos abominaciones, la pena de muerte y los actos de repudio. En fin, esa Cuba con la que soñamos, y que todos los cubanos, independientemente de nuestras diferencias, y estemos donde estemos, tenemos derecho a construir”.

Entretanto el matrimonio y su pequeño hijo se construyen una vida en el exilio, la cual han decidido enfrentar como los millones de cubanos que se han visto obligados a abandonar su país. “Por ahora “afuera”, apenas contamos con tiempo para imaginar, disponemos de muy poco aparte de nuestra voluntad (…). Estamos dispuestos a trabajar en lo que sea y empezar de cero igual que millones de compatriotas lo han hecho, por el tiempo que lo consideremos necesario, y volver a Cuba cuando nos parezca oportuno”.




Iris y Antúnez: mucho más que valor

Matrimonio-de-Yris-y-Antúnez-en-primer-plano-500x4001LA HABANA, Cuba -El opositor Jorge Luis García Pérez, conocido como “Antúnez”, tiene una larga historia de hostigamiento por parte de la policía política. Cumplió 17 años de privación de libertad desde 1990 hasta 2007. En el año 2009 creó el Frente Nacional de Resistencia Cívica, que al morir Orlando Zapata Tamayo, el 24 de febrero de 2010, tomó su nombre.

Pero para que se tenga una idea de la difícil situación en que vive este opositor, junto con su esposa Iris Tamara Pérez Aguilera, solo basta con explicar lo que ha sucedido después de su regreso a la patria el 31 de diciembre de 2013, luego de permanecer por espacio de 5 meses en una gira internacional fuera del país.

Su casa fue asaltada en cinco ocasiones seguidas, sin orden de registro y/o detención, y le fueron robadas todas las pertenencias, en particular las que trajo de su viaje, sin un solo documento de incautación. Las fechas de asalto de la vivienda fueron 5 11, 14 y 15 de febrero. Todas las veces se los llevaron arrestados y los golpearon. Después también fueron detenidos el 11 de junio.

En el primer registro lo ocuparon todo: teléfonos (incluyendo los fijos), equipos de computación e impresión, cámaras fotográficas, el televisor, el radio, ropa, zapatos, incluso algunos medios que no tenían nada que ver con el viaje, como las servilletas sanitarias. Se llevaron hasta los huevos que venden por la cuota de la mal llamada libreta de abastecimiento y un pedacito de carne de puerco que había en el refrigerador.

Entraron en el “robo” los jabones que estaban usando y los cepillos de dientes. Los carnés de identidad, los pasaportes, la olla de presión, las fotos de recuerdo de la familia, los premios y reconocimientos que le han entregado a Antúnez; dinero en efectivo un total de 290 cuc y hasta un mazo de llaves. La seguridad le dijo: “venimos a borrarte los carteles y a ocuparte todo lo que tenga carácter contrarrevolucionario”.

Rompieron las tejas del techo, no solo de ellos pero también de los vecinos. Le metieron a Antúnez la cara contra la reja y a ambos los sacaron arrestados de forma violenta.

En el segundo “asalto”, ya él había conseguido prestado un teléfono y se lo llevaron y un radio, también 4 celulares de disidentes y las llaves del hijo de Iris que no tiene ninguna participación en la oposición. Ah! En esa ocasión para ser consecuente con lo que habían dicho sustrajeron un bastón que una personalidad le había regalado a Antúnez en el exterior.

El 14 de febrero, cuando entró la fuerza policial, estaba sentado en el patio de su casa porque había iniciado en protesta una huelga de hambre, le dieron un golpe por la cabeza y al venir en sí, estaba tirado frente a una perseguidora en la parte de afuera de su casa. Lo montaron en una ambulancia y lo dejaron en la policía. Todo ese espectáculo lo filmaron.

El 15 de febrero estaban durmiendo y los esposaron en la misma cama. No importaron reclamaciones, en los pueblos del interior del país nada de esto funciona, es como si se viviera en el oeste de los Estados Unidos de América en la época en que el sheriff era el que mandaba en toda la localidad.

Cuatro meses después, el 11 de junio, volvieron a asaltarlos, sin haber descansado en la forma de hostigarlos, con la casa rodeada y sin permitir siquiera la entrada de amigos extranjeros, no importa que tengan o no inmunidad diplomática. De igual forma se encontraban durmiendo.

Ese día se lo llevaron descalzo y sin camisa dejaron la puerta abierta, aunque ya no había nada que robar en la casa, a los dos días de estar ambos presos, la Seguridad del Estado fue a la vivienda le busco un pullover y un par de zapatos y se sirvió ella misma de lo poco que dejaron en el escaparate, en ese momento no había nadie allí. Cuando le entregaron las prendas de vestir a Antúnez, él pensó que habían liberado a su esposa.

En esta última ocasión Jorge Luis quedó instruido de cargos por desórdenes públicos, con una medida cautelar que no le permite salir de la casa, hasta el juicio, por lo que no puede viajar.

Tiene el Expediente de Fase Preparatoria 651/14 de la Unidad de Instrucción y Procesamiento Penal de Villa Clara y el Capitán Joaquín Piedra León le comunicó que tenía una medida cautelar de prisión domiciliaria impuesta por la fiscal Daylín Carrasana Rodríguez.

El 20 de junio le pusieron la medida y el 3 de julio se la quitaron, pero después verbalmente, el jefe del órgano de instrucción de Placetas, le dijo que estaba sujeto a esa medida y que no podía reunirse en la casa ni efectuar ninguna actividad.

Pero Antúnez no acepta medidas ni posiciones que coarten sus derechos. La casa tiene la puerta rota y está pintada de negro con asfalto, ya decidieron no arreglarla, porque cada vez que la policía política lo estima conveniente la rompe y entra. Se puede decir que es casi un museo que muestra el hostigamiento a la oposición.

El jueves 28 de agosto le tiraron excremento en el portal y no pasa nada. También ellos tienen en su contra algo que el régimen no le perdona a los “contrarrevolucionarios”: son negros y valientes.

Iris viajó por segunda vez al exterior, a España y Estados Unidos de América y cuando regresó le quitaron 79 Kilogramos de pertenencias, a pesar de que su llegada al país se produjo el 30 de agosto, cuando aún no estaban en vigor las nuevas regulaciones en materia de Aduana. Estuvo retenida en el aeropuerto de Santa Clara por espacio de 10 horas, desde las 8 y 30 de la noche hasta las 6 y 30 de la mañana del día siguiente.

Querían que firmara el papel del decomiso de dos equipos y ella se negó, le dijeron que se iba a quedar allí, entonces Iris tomó el papel y escribió “Abajo Fidel”, la amenazaron con llamar a la policía; rompió una parte de la ropa ocupada y le dijeron que la iban a multar, le quitaron también 3 maletas, 3 maletines y una cartera.

De esta forma “viven” estos dos opositores a los que el régimen no les permite ni ver la televisión. Es por eso que la posición de ambos no tiene nada que ver ni con el diálogo, ni con el levantamiento del embargo y mucho menos con la reconciliación.