1

Enfermera cubana: Los pacientes corren peligro por los constantes apagones

Cuba, hospital, enfermera, apagones

MADRID, España.- Una enfermera del hospital de Cabaiguán, en la provincia de Sancti Spíritus, denunció cómo está en peligro la vida de los pacientes, debido a que la planta energética lleva meses rota. 

En estos momentos en que son constantes los apagones, al hospital no poder contar con la planta no se puede dar la atención necesaria a los hospitalizados o a quienes llegan de urgencia. 

“Cada vez que se va la corriente la planta se apaga y esto ocurre más o menos cada 15 o 20 minutos”, dijo la enfermera, identificada en Facebook como Yasnalla Mederos. 

Precisó además que para los pacientes en terapia es imprescindible la corriente pues dependen de una planta de oxígeno y de monitores. 

“Anoche se fue la corriente a las 2:00 am. Llegó una emergencia 4 y pico de la mañana. Con la linterna del teléfono hicimos lo que pudimos. El paciente falleció”, lamentó Mederos. 

enfermera, Cuba

La trabajadora insistió en que la denuncia no la hacía por temas políticos, sino para que este problema “pueda llegar a cualquier dirigente de este municipio o provincia que de verdad le interese un poquito la salud y el bienestar del pueblo”.

Tras expresar que llevan tiempo informando que la planta del hospital está rota y a nadie le importa, la enfermera cuestionó: “¿El pueblo le interesa a alguien?”. 

“Yo quiero que me digan si esas vidas humanas valen menos que un puñado de kilowatts, porque cada vez que esto sucede se llama y se informa y la respuesta siempre es la misma: `el apagón está  programado´”, agregó. 

Desde hace meses las autoridades cubanas se han mantenido reportando roturas en las termoeléctricas, lo que ha llevado a constantes apagones a lo largo de todo el país, que cada vez se hacen más insostenibles para los cubanos. 

Según el Gobierno cubano, las roturas se deben a que “no se ha contado con el financiamiento oportuno y necesario para dar los mantenimientos requeridos, que ya estaban pendientes, a un grupo de plantas termoeléctricas y, por ello, han venido colapsando varios sistemas”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




El lado oscuro de la medicina en Cuba

enfermera, hospital, Cuba, apagones

SAN JUAN, Puerto Rico. – La dictadura castrista se ufana de su sistema médico y se autoproclama como supuesta “potencia médica”. Sin embargo, la realidad tras la mampara de la propaganda del régimen es muy distinta. Esto ha quedado al descubierto recientemente tras incidentes ocurridos en el sector de la salud en Cuba.

Luego de varias semanas de hospitalización en el Hospital Calixto García de La Habana bajo condiciones extremadamente sospechosas, fue liberado el artivista opositor Luis Manuel Otero Alcántara, dejando nuevamente abierta una rendija que muestra el lado más oscuro de la medicina en la mal llamada “potencia médica”.

Otero Alcántara fue sometido a una detención por parte de la Seguridad del Estado de Cuba tras la mampara de hospitalización, durante la cual fue sometido a torturas psicológicas y quien sabe a qué posibles medicamentos nocivos cuyos efectos quizás pudieran verse en un futuro. El régimen, por otra parte, también se vio coartado de tomar medidas más extremas con dicho opositor ante la gran protesta internacional levantada por gobiernos democráticos y ONG de Derechos Humanos que denunciaron los abusos contra él, lo cual desembocó en un perjudicial escándalo para el fachadismo propagandístico con que la dictadura trata de proyectar su falsa imagen de “bondad” ante el mundo.

Caso Luis Manuel Otero: ¿hospitalización o secuestro?

Casi simultáneamente ocurrió otro sospechoso incidente: el destacado opositor y abogado René Gómez Manzano fue llevado a un centro hospitalario tras contagiarse con la COVID-19. Sin embargo, luego de ser tratado por tan contagiosa enfermedad, Gómez Manzano salió del hospital completamente desmemoriado. Un síntoma en nada compatible con las secuelas de la COVID-19. Y nos preguntamos aquí también: ¿Qué medicamentos no relacionados con dicha enfermedad le administraron al Dr. Gómez Manzano para hacerle perder la memoria? Si bien es cierto que el abogado ha tenido alguna mejoría y recuperación de memoria, tal hecho nos deja la duda de si él fue víctima de alguna aplicación de medicamentos nocivos para causarle algún daño. Pero eso es algo que solo sabremos con el cursar del tiempo.

El MINSAP debe responder por la demencia de Gómez Manzano

Recientemente, el opositor José Luis García “Antúnez” denunció en una conferencia de prensa celebrada en el local de la Brigada 2506, en Miami, que durante una de sus detenciones por la Seguridad del Estado en Cuba, a él le habían suministrado medicamentos que nunca llegó a saber qué eran, pero que le causaban un estado de sopor, enlentecimiento motor y mental y le provocaban un estado depresivo. En dicha conferencia de prensa médicos cubanos denunciaron con evidencias este tipo de prácticas en hospitales y prisiones de Cuba contra los opositores cubanos.

Esos incidentes nos retrotraen al caso de la opositora Laura Pollán, entonces presidenta de las Damas de Blanco, la cual fue hospitalizada por causa de un dengue el 7 de octubre de 2011 y luego de haber sido dada de alta, fallece misteriosamente por envenenamiento el 14 de octubre de ese año. En esta ocasión se supo que la opositora fue sometida a medicamentos contraindicados por su condición de salud, lo que se supone como su causa de muerte.

Pero podemos ahondar más sobre este uso tenebroso de la medicina para torturar y/o eliminar a opositores. Una práctica que obviamente fue aprendida y adoptada por el Departamento de la Seguridad del Estado de Cuba (DSE) de la KGB soviética y la STASI de Alemania Oriental, quienes fueron los principales entrenadores del mayor y principal aparato represivo de la dictadura castrista.

Así vemos cómo en el principal Hospital Psiquiátrico de Cuba, conocido popularmente como Mazorra, el Departamento de la Seguridad del Estado controlaba ―y aún controla― dos salas a donde no se permite la entrada de ningún personal médico-psiquiátrico del hospital: las salas Carbó Serviá y Castellanos. 

En esos tenebrosos lugares se aplicaron electrochoques como método de tortura a muchos opositores ingresados bajo el falso diagnóstico de enfermedades mentales. Pero, además, este no era el único hospital psiquiátrico en Cuba que tenía salas reservadas para la aplicación de torturas a opositores. Otra de ellas estaba en Santiago de Cuba, en el Hospital Psiquiátrico Gustavo Machín.

Otro aspecto que oculta la propaganda de la dictadura en cuanto a la medicina es el discrimen. En Cuba hay dos clases de servicios médicos: uno para la cúpula de la minoritaria casta gobernante, la cual cuenta con hospitales de primera, equipados con los más modernos equipos médicos, plenamente abastecidos de todo tipo de medicinas y atendido por el mejor personal médico del país, siempre y cuando sean personas políticamente confiables para el régimen. Un ejemplo es el CIMEQ en La Habana. Por otro lado, en Cuba la discriminación va de la mano de la avidez de dinero de la corrupta cúpula, que ha habilitado buenos equipos, condiciones y medicamentos en ciertos hospitales destinados al turismo médico, gracias al cual los extranjeros son atendidos a cambio de jugosas divisas. 

Sin embargo, para el pueblo hay otra medicina. Los hospitales carecen de equipos adecuados, están faltos de medicamentos y la asepsia brilla por su ausencia. Son los cubanos de a pie quienes muchas veces tienen que llevar las sábanas, las comidas y hasta las medicinas a sus familiares enfermos, porque el hospital no se las provee. Los médicos cubanos muchas veces tienen que hacer malabares para curar a los enfermos. La negligencia médica del régimen para con el pueblo nos lleva a recordar cuándo 27 pacientes comunes murieron de frío en Mazorra, en el año 2010.

A este lado oscuro de la medicina cubana también debemos añadir la explotación laboral del personal médico que raya en esclavitud. Esta es una de las más turbias manipulaciones de la medicina en Cuba por parte de los jerarcas de la dictadura. La explotación de los trabajadores de la salud para el alegado lucro del Estado: los médicos cubanos son enviados a servir en distintos países por un salario miserable, mientras el régimen recibe el pago en divisas por los servicios de los galenos cubanos en cuantiosas sumas de dinero de los países receptores de dichos servicios médicos. 

La tan cacareada farsa de la “potencia médica” tiene un tenebroso trasfondo plagado de abusos de poder, violaciones de derechos humanos, discrimen y explotación laboral esclavizante. Ya es hora de quitarle la careta al mito de la medicina en Cuba. 

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Newsweek enumera los mejores hospitales del mundo; ninguno es cubano

La revista Newsweek publicó recientemente su lista actualizada de los mejores hospitales del mundo (Ilustración: Ryan Olbrysh / Newsweek)

MIAMI, Estados Unidos. – La revista estadounidense Newsweek y la consultora Statista publicaron recientemente el listado de los mejores hospitales del mundo en las categorías de cardiología, oncología y endocrinología.

La lista está encabezada por centros de salud de los Estados Unidos. De América Latina solamente sobresalen clínicas brasileñas.

Cuba, cuyo régimen se vanagloria de ser una “potencia médica” y haber construido uno de los mejores sistemas de salud del mundo, no está incluida en la lista. Aunque la Isla ha sido reconocida en otras ocasiones por su desarrollo biotecnológico, cada vez más la escasez de medicamentos, el deterioro de los hospitales, la falta de equipos biomédicos y la exportación al extranjero de la fuerza laboral del sector de la salud, empeoran el sistema de atención a la salud en el país.

De acuerdo con la propia revista, la lista de los mejores hospitales se elaboró a partir de encuestas telefónicas realizadas a más de 40 000 médicos, administradores de centros asistenciales y otros profesionales sanitarios. Además, las propuestas fueron validadas por una comisión de expertos internacionales.

En el apartado de cardiología los únicos hospitales latinoamericanos incluidos en el ranking son el Instituto del Corazón (San Pablo), en el puesto 23; el Hospital Israelita Albert Einstein de San Pablo, en el 34; el Hospital Sirio Libanés, de la misma ciudad (40), entre otros que aparecen a partir del puesto 50.

El país también repite en la categoría de Oncología con el Hospital Israelita Albert Einstein (21), el Hospital Sirio Libanés (28) y el Camargo Cancer Center (30), entre otros centros por encima del puesto 50.

Con respecto a la Endocrinología, Brasil también aporta el Hospital Sirio Libanés y el Hospital Israelita Albert Einstein.

La lista internacional está dominada por centros de salud de Estados Unidos.

Nota del editor: Aquí puedes consultar la lista completa de los mejores hospitales del mundo, según Newsweek.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Bolivia: seguidores de Evo Morales bloquean acceso de insumos a hospitales

Bolivia Evo Morales oxígeno

Bolivia Evo Morales oxígeno hospitales
Protestas en Bolivia. Foto Marcelo Pérez del Carpio/dpa

MIAMI, Estados Unidos.- Simpatizantes del expresidente boliviano Evo Morales han bloqueado las rutas que permiten el acceso del transporte con insumos médicos a los hospitales de La Paz, en protestas por la postergación de las elecciones en ese país, informó este viernes la agencia de noticias AFP.

La situación ha provocado que la Organización de Estados Americanos (OEA) condene los bloqueos y llame a todos los sectores de la sociedad boliviana a preservar el orden público, y expresó su “extrema preocupación” por lo que está ocurriendo en el país sudamericano.

De acuerdo a un comunicado, el organismo internacional denunció que los grupos manifestantes bloquean el paso de camiones con insumos sanitarios a los hospitales para combatir el COVID-19, en momentos que la pandemia ha alcanzado su punto más alto en el país.

“La ciudadanía boliviana debe priorizar el control de su crisis sanitaria y hacer que sus instituciones sean más eficientes aún para resolver la situación de salud creada por la pandemia. La bajeza de pretender obtener réditos políticos del sufrimiento del pueblo ante esa situación de salud es inadmisible”, dice el texto.

Así mismo, la OEA consideró “inmoral e indigno” poner en riesgo la vida de los bolivianos por cuestiones políticas: “Es absolutamente infame que derechos humanos de orden público del pueblo boliviano como su derecho a la vida y a la salud se vean vulnerados y violados por grupos de intereses miserables y mezquinos”.

“La Secretaría General rechaza que manifestantes impidan el paso a camiones cisterna de oxígeno y ambulancias necesarios para atender la pandemia y hace un llamado urgente a permitir, sin interferencias de ningún tipo, la circulación del personal médico, equipos y todo el material necesario para atender a las personas afectadas por el COVID-19”, señala el comunicado.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, denunció a Página Siete que la ciudad está atravesando una difícil situación, “estamos tremendamente angustiados. Estoy en comunicación permanente con los directores de nuestros hospitales municipales y tenemos oxígeno (solo) para horas. Es muy grave esta situación porque muchos de los pacientes que tenemos en nuestros hospitales necesitan oxígeno”, dijo.

Por su parte, en otro comunicado divulgado en la capital de Bolivia, la ONU llamó urgentemente “a permitir la libre circulación de la ayuda humanitaria consistente en insumos médicos, medicamentos y oxígeno, que son esenciales para proteger la salud de la población”.

Entretanto, a través de la red social de Twitter la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó “que manifestantes impidan el paso a camiones cisterna de oxígeno y ambulancias necesarios para atender la pandemia” en los hospitales.

La decisión del gobierno interino de Bolivia de postergar las elecciones en el país a causa de la pandemia de coronavirus ha creado rechazo por parte de partidarios del expresidente Evo Morales (2006-2019), quienes desde el pasado lunes comenzaron a bloquear los caminos de cinco de las nueve regiones del país, lo que ha interrumpido el transporte de insumos médicos, principalmente de tubos de oxígeno, claves para mantener con vida a pacientes con coronavirus.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cubano “casi muere” por no recibir atención médica en hospital de La Habana

Hombre, Cubano, La Habana, Hospital, Cuba

(Foto: Collage)

MIAMI, Estados Unidos. – El periodista de Univisión Mario Vallejo reveló este martes impactantes imágenes que muestran la negligencia y el mal servicio que ofrecen algunos centros de hospitalarios en Cuba.

El caso difundido por Vallejo es el de un cubano que llegó a un hospital de La Habana con un corte importante en la frente, sin que hubiese nadie para atenderle en ese momento.

“Un familiar mío que ayer casi se muere después de estar varias horas en un hospital con una herida en su frente. ¡No había ningún doctor que lo atendiera! Después de varias horas fue que apareció uno y lo atendió muy mal”, señala el mensaje remitido al periodista.

El hecho tuvo lugar en el hospital “Miguel Enríquez”, más conocido como “La benéfica”, ubicado en el barrio habanero de Luyanó.

El herido llegó a la instalación en una silla de ruedas y acompañados de varios familiares.

“Aquí nadie ha querido verlo, aquí nadie lo ve. Nadie mira ni la remisión del policlínico porque todos los médicos dicen ‘ese caso no es mío’. Filma ahí, que eso lo voy a subir al Facebook para que vean”, se escucha en el video, colgado por el propio Vallejo en redes sociales.

El mensaje, enviado por un familiar del hombre herido, señala que en “La benéfica” tampoco disponen de los medicamentos y antibióticos necesarios.

“En Cuba no han dejado doctores mandándolos a otros países y el pueblo cubano careciendo de todo en la salud porque no hay médicos, ni medicamentos ahora mismo, ni antibiótico hay… en el hospital”.

A inicios de junio el transformista cubano Riuber Alarcón Estévez, más conocido como Margot Parapar, denunció una situación similar en dos centros médicos de la capital.

En un video publicado en Facebook, Alarcón Estévez reveló que le negaron la atención médica en dos hospitales de La Habana: el Hospital Militar Carlos J. Finlay, en Marianao, y el Joaquín Albarrán, popularmente conocido como Clínico de 26.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Desnudo y sin bañarse: así sobrevive anciano operado en hospital de Cuba

Cuba, Coronavirus,

Cuba, Coronavirus,
(Foto: Facebook/José Castro)

MIAMI, Estados Unidos. – El cubano residente en Miami, José Castro, denunció este martes las terribles condiciones en que se encuentra un anciano en el Hospital Camilo Cienfuegos de la ciudad de Sancti Spíritus.

Se trata de un adulto mayor que vive en el asilo Olivos 1 y que fue operado recientemente.

El joven compartió imágenes donde se muestra al anciano, apodado “Pichirilo”, descalzo y completamente desnudo en la sala 3E del centro hospitalario. El colchón donde descansa ni siquiera tiene forro.

“No hay pijama para darle. Cómo es un caso de asilo esperan por el asilo y el hospital no le da pijama. Lleva cinco días desnudo. Lo bañaron ahora por quejas de los acompañantes del cubículo. Lo secaron con la sábana porque no hay toalla y le dijeron ‘cuando se seque la sabana te tendemos la cama otra vez’”, escribió Castro es su cuenta en Facebook.

El usuario señaló también que “Pichirilo” había sido operado hace cinco días y no lo bañaban desde hace tres.

“¿Esta es la potencia médica? ¿Esta es la humanidad de la que hicieron alarde cuando acogieron un crucero inglés con enfermos de COVID-19 a cambio de 2 millones de dólares?”, cuestionó Castro.

El joven declaró al portal digital Cibercuba que obtuvo las fotos por mediación de un familiar que ingresado en la misma sala.

La pandemia del coronavirus ha vuelto a poner a los hospitales cubanos en el foco de la atención pública.

Un video difundido por la pasada semana Radio Televisión Martí mostró las precarias condiciones que exhibía uno de los salones del Hospital William Soler de La Habana, institución de referencia para la atención a niños enfermos en Cuba.

En las imágenes se podía apreciar como las cucarachas habían tomado el lugar, muestra del descontrol sanitario que caracteriza a no pocos centro hospitalarios en la Isla, golpeados además por la falta recursos, medicinas y equipos médicos.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




Cucarachas toman hospital de La Habana en plena crisis por coronavirus

Cuba, Coronavirus, William Soler,

(Foto: Collage)

MIAMI, Estados Unidos. – Un video difundido por Radio Televisión Martí muestra las precarias condiciones que exhibe uno de los salones del Hospital William Soler de La Habana, institución de referencia para la atención a niños enfermos en Cuba.

Las imágenes muestran como las cucarachas han tomado el lugar, muestra del descontrol sanitario que caracteriza a no pocos centro hospitalarios en la Isla, golpeados además por la falta recursos, medicinas y equipos médicos.

Martí recuerda también que en medio de la crisis sanitaria desatada por el nuevo coronavirus, el régimen de La Habana continúa enviando médicos al extranjero, mientras prohíbe la entrada al país de galenos que abandonaron misiones médicas y que han mostrado su disposición de regresar a la Isla a apoyar al personal médico que lucha contra la pandemia.

Durante los últimos meses, las autoridades han cubanas al endurecimiento del embargo de la crisis y la escasez de alimentos que golpea a la Isla. Sin embargo, funcionarios estadounidenses han señalado que las restricciones no limitan la venta de alimentos ni de insumos médicos.

En el caso específico de la venta de medicinas y equipo médico, en 2018 Estados Unidos exportó 6,5 millones de dólares a Cuba.

“Se autorizó mucho más, pero al igual que con los alimentos, el gobierno cubano optó por no importar más”, declaró en noviembre del pasado año el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Michael G. Kozak.

El funcionario estadounidense aseguró que la escasez de alimentos y medicinas en la Isla se debía a la propia corrupción y mala gestión económica del régimen de Castro, no a las sanciones implementadas por la administración Trump.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




Habilitarán oficinas de servicios notariales en hospitales maternos de Cuba

Maternidad Obrera; Cuba; Hospitales;

Maternidad Obrera; Cuba; Hospitales;
Maternidad Obrera (Foto de archivo)

MIAMI, Estados Unidos. – Como resultado de las disposiciones emitidas en la Gaceta Oficial Extraordinaria del pasado 15 de agosto, que busca reducir los tiempos de los procesos notariales en Cuba, varios hospitales de la isla contarán, a partir de septiembre, con una oficina para la inscripción casi inmediata de los recién nacidos.

La Agencia Cubana de Noticias (ACN) indica que la medida posibilitará a los padres contar con la certificación de nacimiento antes de que abandonen el centro hospitalario donde se encuentren. Ello, contribuirá a “disminuir los procesos de subsanación de errores u omisiones de los asientos registrales”, explicó en conferencia de prensa directora de Notarías del Ministerio de Justicia (MINJUS), Olga Lidia Pérez Díaz.

Aunque se pretende implementar la experiencia por etapas, para llegar a todos los hospitales maternos del país, la funcionaria precisó que los centros de la capital ya poseen oficinas para esos trámites.

Pérez Díaz especificó que cuando no haya matrimonio oficializado, los progenitores deben estar presentes para poder inscribir a los niños.

Se advierte, además, que, tal y como aparece en la circular firmada por el ministro de Justicia, Oscar Manuel Silveira Martínez, se fiscalizará con recelo el trabajo de notarios y registradores, encargados de hacer valer las escrituras.

“Los registradores del Estado Civil y los notarios tienen la obligación de asesorar a los comparecientes en cuanto a la importancia y el derecho que les asiste en la revisión de las certificaciones”, señala la resolución.

El MINJUS informa que las nuevas disposiciones han sido elaboradas teniendo en cuenta las opiniones de la población que llegan a ese ministerio y los criterios recogidos en redes sociales y otros medios de difusión.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.




Joven venezolana recorre seis hospitales en Caracas para poder dar a luz

Joven venezolana que recorrió seis hospitales en Caracas para que la atendieran en el parto. Foto Infobae.

MIAMI, Estados Unidos.- Lucero es una joven venezolana que tuvo que recorrer varios hospitales de Caracas para poder dar a luz a su hijo, un bebé de siete meses que se llama Guillermo. Su historia es desgarradora, como muchas de las que abundan en cada rincón venezolano. Lucero llora mientras cuenta su historia.

De acuerdo a un reportaje publicado por Infobae, la muchacha venezolana asegura que se equivocaron con su fecha de parte. Inicialmente le habían dicho que estaba todo bien, pero “cuando eres primeriza no sabes si tienes treinta y siete o treinta y ocho (semanas), pero los médicos aquí son inciertos”.

Lucero comienza a hacer aguas, pero en el hospital le dijeron que tomara antibióticos. “Pensé: esto va a pasar, porque no sabía que estaba a término ya”, pero tomó la decisión de tomar los medicamentos porque algo le decía que no lo hiciera.

Finalmente acudió al doctor al otro día, y le dijeron que había roto la fuente y que tenían que inducirle el parto o hacerle cesárea. “Y ahí empezaron los juegos del hambre”.

“Recorrí seis hospitales de Caracas. Fui a Maternidad Santa Ana, donde me dijeron que no tenían anestesiólogo. ‘Si vienes pariendo, con la cabeza del niño afuera, recién ahí te podemos hacer el parto’, me dijeron. De ahí me fui a la Clínica Popular de Catia, donde me dijeron: ‘¿Tienes antibióticos en tu casa? Búscalos, porque puede contraer una infección’. Y el miedo me atacó y rompí fuente finalmente. Tenía demasiado líquido.

“Entonces me fui al Pérez Carreño. Me dijeron que no me podían atender porque no tenían cama. Y me botaron. ‘Vete para el Universitario’. Llego al Universitario y me dicen que no me pueden atender porque no tienen agua. No había agua en el hospital, ¿entiendes? No tenían agua para lavarse las manos, para lavar los insumos, para nada…”.

Lucero cuenta que en una clínica privada normal cobraban aproximadamente 500 dólares para parir. “Yo no tenía ese dinero. Fui otra vez al Pérez Carreño y me dijeron vente a las siete de la mañana. Todo esto con una orden médica que me ordenaba parir. Entonces me volví a mi casa, traté de descansar, era imposible, y cuando se hizo la hora me devolví al Pérez Carreño y llegó el médico, me hicieron el tacto y me dijeron siéntate allá. Me devolvieron la ficha y me dijeron: ‘Mira, acá no tenemos cama para atenderte, devuélvete al Hospital Universitario’. Y les hice caso. Me devolví al Hospital Universitario y les dije atiéndanme, porque yo quiero tener a mi hijo. Eran las once de la mañana del 14 de julio de 2018 y lo único que escuché fue: ‘A esta niña hay que inducirle el parto porque tiene cinco dilataciones y perdió demasiado líquido’. Y me dijeron: ‘Si nace el niño, mueres tú’.

“Si supieras todo lo que yo vi en el Pérez Carreño mientras estuve sentada esperando a que alguien me atendiera. Yo vi entrar a una mujer con un parto de siete que parió y su bebé nació muerto. Muchas mujeres salían de parir y las ponían en una silla a dar teta porque no había cama o incubadora.

Lucero cuenta que el hospital Universitario de Caracas la atendieron bien, “pero lo digo entre comillas porque prácticamente tuve que exigir que me atendieran. Les dije que tenía cinco dilataciones, que no aguantaba, que no me importaba que muriera yo, pero quería que naciera mi bebé. Fue bastante rudo. Me hicieron firmar una hoja que para mí fue muy importante, porque me decían: no tenemos UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) para neonatales. Es decir, si tu hijo nace sietemesino o con problemas respiratorios ellos no pueden hacer nada, si tu hijo muere es tu culpa, no es nuestra culpa. Y yo dije bueno, José Gregorio ayúdame, yo quiero que mi hijo nazca”.

En el hospital de la capital venezolana a Lucero le dijeron “es tu hijo o tú, y yo dije somos los dos”.

“Me hicieron bajar de la camilla, que no tenía el banquito que suele tener para subir. ‘Bájate de la camilla. Puja’, me decían. ‘Vuélvete a subir’. Y era como subir dos escalones de un solo golpe, con una barriga tremenda. Y yo lo aguanté. Y le dije a la doctora: ‘Doctora, ayúdeme’. Yo no sé si estaba en riesgo, pero tenía veintiséis horas con una orden de parto, veintiséis horas paseando por seis hospitales. Y lo único que me decían era camina, camina para que te baje el bebé, como si fuera un elefante, no sé, como si fuera un capítulo del National Geographic o algo así”.

A lucero le dijeron que debido a que había perdido mucho líquido su bebé se había encajado, entonces la doctora la mandó a acostar en una camilla y se le subió encima y la hizo pujar. “Usualmente a una mujer cuando le hacen labor de parto le colocan los jelcos y todo para inducir el parto. Pero a mí me colocaron un torniquete. El torniquete tranca las venas para que te puedan agarrar vía y poder extraer sangre. A mí me dejaron el torniquete, no se dieron cuenta y se olvidaron de sacarlo, entonces lo tenía puesto mientras estaba pujando para que saliera Guille. Me pudieron haber causado un trombo. Pude haber muerto de un infarto. Nadie se dio cuenta”.

Guillermo finalmente nació, vivo, pero a Lucero le tuvieron que poner una transfusión de sangre porque estaba muy débil. La pasaron a una cama compartida. “En un metro ochenta de cama estaba yo y una muchacha que también acababa de parir. Ella parió a las 3:45 y yo a las 3:46. Me acuerdo clarito, porque ella entró con el cordón umbilical colgando; así como te lo estoy diciendo. Ella parió en el pasillo del Hospital Universitario. Tenía veintiún años y era su cuarto hijo. Ella ya sabía cómo parir, cómo tener hijos, yo no. Yo jamás había tenido hijos. Y teníamos que compartir la cama”.

A poco más de 12 horas de haber dado a luz, a Lucero la botaron del hospital. “Llegó la doctora. Nos tiró la ficha médica en la cara y nos dijo váyanse todas. Aquí no hay cama para más nadie. No habían pasado ni doce horas desde que habíamos parido. Estaba sola. Tenía mi celular y tenía a mi hijo. Pero el celular sin batería, porque no tenía corriente eléctrica para cargarlo, en el hospital no lo permitían. En el baño no había agua, así que me aguanté. Nos dieron de comer tres dedos de crema arroz y una arepa chiquita. El tamaño de mi mano de arroz, con cinco centímetros de alto. Y me quedé hasta tarde, porque tenían que hacerle unos análisis a mi hijo con unos reactivos que no tenían en el hospital. En la espera me dieron tres cucharadas de pasta. Te hablo literalmente: tres cucharadas de pasta. ¿Cien gramos? ¿O cincuenta?… Eso es lo que come un paciente en el Hospital Universitario de Caracas”.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.




Vicepresidente cubano llama a poner fin a éxodo de los médicos

Roberto Morales Ojeda en el Hospital Provincial de Villa Clara (Foto Vanguardia)

MIAMI, Estados Unidos. – El vicepresidente cubano Roberto Morales Ojeda visitó este miércoles el Hospital Docente Clínico Quirúrgico Arnaldo Milián Castro para chequear el estado en que se encuentra esa institución sanitaria, la de mayores prestaciones en la provincia de Villa Clara.

Según el diario Vanguardia, Morales Ojeda, aprovechó el recorrido para reunirse con la directiva del hospital y de Salud en la provincia y analizar, entre otras cosas, las principales problemáticas que deprimen la atención

El alto funcionario recibió de primera mano los problemas sobre la red hidrosanitaria de la instalación, que han generado quejas reiteradas por parte de la población.

Otros de los problemas que aquejan a la instalación y al sector en general es el de la pérdida de personal capacitado debido a la gran cantidad de personal de la salud que ha abandonado el país.

También supo además de las fluctuaciones en la plantilla de Enfermería, con un déficit actual de más de 130 profesionales. Al respecto, Morales Ojeda llamó a encontrar alternativas.

“Hay que buscar las causas reales del problema del éxodo de médicos y enfermeras: eso lleva un análisis en profundidad que involucre a todos los factores, desde el Ministerio hasta la estructura interna. La cobertura médica se ha ido estabilizando en todo el país, y está institución no puede ser la excepción”, expresó el funcionario, que estuvo al frente del Ministerio de Salud Pública de 2010 a 2018.

En menos de una década la salud pública en Cuba ha pasado de ser uno de los flancos bandera del régimen a uno de los sectores más deprimidos de la gestión estatal. En ese sentido, el propio Morales Ojeda ha sido objeto de críticas en las redes sociales debido a la situación de la que hasta no hace mucho fuese su cartera. La queja más reciente fue formulada por una madre que en el año 2015 perdió a su hija y a su pequeña nieta en el propio Hospital Provincial de Villa Clara debido a la negligencia de los médicos durante un parto considerado de alto riesgo.