1

Gustavo Petro, ¿el presidente narco?

Gustavo Petro, Colombia, elecciones

LA HABANA, Cuba.- Menos de dos meses lleva Gustavo Petro como presidente de Colombia y ya alarman algunas de sus medidas y expresiones públicas. Ha restablecido relaciones con el régimen de Venezuela, pese a que existen indicios de la vinculación de Maduro con las guerrillas colombianas, y anunció la reanudación de las negociaciones de paz en Cuba entre su gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Aunque en 2016 el expresidente Juan Manuel Santos firmó un acuerdo de paz -que el pueblo colombiano rechazó en referendo-, se considera fallido y favoreció la impunidad de líderes guerrilleros, dándoles, además, puestos en el gobierno. María Werlau, directora del Archivo Cuba, en su libro titulado “La intervención de Cuba en Venezuela: una ocupación estratégica con implicaciones globales”, expone cómo los guerrilleros, entre ellos Jesús Santrich, violaron el acuerdo pues continuaron con el narcotráfico. Para resolver este conflicto Petro recurre, una vez más, a La Habana, un viejo socio de la guerrilla colombiana; también en el anterior proceso de negociación medió el régimen de Venezuela.

Además, el militante de izquierdas y ex guerrillero ha manifestado simpatías con el dictador cubano Fidel Castro y alabado el pésimo sistema de salud cubano.

Por si fuera poco, su reciente intervención ante la 77° Asamblea General de las Naciones Unidas ha sido aterradora. Veamos algunas de las ideas que sostuvo en este discurso, las cuales Cubadebate definió como “contundente, poético, estelar y necesario”:

El presidente colombiano sostuvo que había que “acabar con la guerra contra las drogas” y que las muertes por drogas en el mundo son “mínimas”. No obstante, según el Informe Mundial sobre las Drogas 2022 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), solamente en Estados Unidos murieron más de 100 mil personas en 2021, fundamentalmente jóvenes, por sobredosis.

El informe reveló que “alrededor de 284 millones de personas de entre 15 y 64 años consumieron drogas en todo el mundo en 2020, lo que supone un aumento del 26% respecto a la década anterior. Las personas jóvenes están consumiendo más drogas y los niveles de consumo actuales en muchos países son más altos que los de la generación anterior. En África y América Latina, las personas menores de 35 años representan la mayoría de quienes reciben tratamiento por trastornos relacionados con el consumo de drogas. El Informe estima que, a nivel global, 11.2 millones de personas se inyectan drogas. Alrededor de la mitad vive con hepatitis C; 1.4 millones con VIH y 1.2 millones, con ambos”.

Estos son algunos de los daños que Petro estima como “mínimos”.

De igual forma, su discurso se basó en advertir sobre las consecuencias del “cambio climático” y cómo la “guerra contra las drogas”, es decir, contra el narcotráfico, es “irracional” y “está destruyendo el Amazonas”, pues la coca “es una planta sagrada”.

En su apología a las drogas, obvió Petro otro dato importante: el cultivo de coca también tiene consecuencias catastróficas para el medio ambiente. Según el informe de la ONU anteriormente citado, un impacto ambiental asociado al cultivo ilícito de coca son “la considerable deforestación (…); los residuos generados durante la fabricación de drogas sintéticas, que pueden llegar a ser de 5 a 30 veces el volumen del producto final y el vertido de residuos, que puede afectar directamente el suelo, el agua y el aire, así como indirectamente a los organismos, los animales y la cadena alimentaria”.

Las guerrillas narcotraficantes en Colombia, responsables de gran parte de la violencia en el país (asesinatos y secuestros), lideran el cultivo de coca y se esconden, precisamente, en el Amazonas. En cambio, Petro propone detener la lucha contra estos “cultivadores”, así como su encarcelamiento y extraditación para ser enjuiciados por sus crímenes.

No satisfecho, Petro aseguró también que el petróleo y el carbón “son más dañinos que las drogas”. Obvia que son estos combustibles fósiles necesarios para generar energías y parte importante de la industrialización de la sociedad actual; las drogas solo benefician a los narcotraficantes, esos que él apunta como víctimas, y sus usos médicos no justifican esta criminalidad.

Para rematar, Petro señaló que las personas emigran al norte “en busca de agua”, ignorando, de esta forma, el hecho de que los emigrantes huyan de la violencia, miseria y de sistemas dictatoriales.

Casi veinte minutos de intervención ante el principal organismo internacional y se dedicó básicamente, con un discurso que pretendía ser poético, a apoyar el cultivo y comercialización de las drogas, causantes de tantas muertes en el mundo y de tanta criminalidad en su país. ¿Qué pretende con esto Petro?

En algo tuvo razón: la guerra contra las drogas ha fracasado. Pero la solución de Petro parece ser legalizarlas, imponiendo el crimen organizado y el tráfico internacional. Quizás aspire él, como presidente del país considerado el mayor productor de coca en el mundo, liderar ese negocio.

Ya un presidente, Manuel Noriega, en Panamá, intentó conformar un Estado narco; con este también La Habana estuvo vinculado en el negocio del narcotráfico, el que Fidel Castro intentó zanjar con el fusilamiento de Arnaldo Ochoa y varios de sus cómplices en 1989.

Lo que menos necesita Colombia es un presidente narco.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




“Revivió Pinochet”, dijo Gustavo Petro tras el rechazo masivo a una nueva constitución en Chile

Petro, constitución, votación, Gabriel Boric

MADRID, España.- El presidente de Colombia, Gustavo Petro, manifestó su descontento luego de que la mayoría de los chilenos votaran NO este domingo a la opción de aceptar la nueva carta magna, respaldada por su colega el mandatario Gabriel Boric. 

“Revivió Pinochet”, “Pinochet está vivo en ciertos sectores políticos de América, en todos aquellos que piensan que hay que eliminar físicamente a su rival”, declaró Petro en una serie de twits. 

El gobernante colombiano señaló además que “solo si las fuerzas democráticas y sociales se unen, será posible dejar atrás un pasado que mancha a toda América Latina y abrir las alamedas democráticas”.

Por su parte, tras el resultado, Gabriel Boric expresó que “la decisión de los chilenos y chilenas exige a las instituciones y a los políticos trabajar por una propuesta que una y represente a todos”. 

“Ha hablado el pueblo de Chile y lo ha hecho de forma fuerte, clara. Los chilenos y chilenas han exigido una nueva oportunidad para encontrarnos y debemos estar a la altura en este llamado. Me comprometo a poner todo de mi parte para construir en conjunto con el Congreso y la sociedad civil un nuevo itinerario constituyente”, agregó. 

Este 4 de septiembre, los chilenos estaban convocados a un plebiscito obligatorio que buscaba aprobar una nueva constitución política, que reemplazaría la actual, redactada en 1980, en tiempos de la dictadura del general Augusto Pinochet, y fue preparado por la Convención Constitucional surgida del plebiscito de octubre de 2020 (cuando el Sí a la reforma constitucional tuvo un apoyo del 78 %), que a su vez fue consecuencia de la ola de protestas violentas en el país y su represión.

Este domingo, el escrutinio de más del 90 % de los votos dio como resultado un abrumador rechazo a la propuesta constitucional: un 62,2 % de los votantes se opuso a la propuesta. Luego de conocerse el resultado, miles de ciudadanos salieron a las calles para celebrarlo. 

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Colombia restablece relaciones diplomáticas con régimen de Nicolas Maduro

Nicolas Maduro y Gustavo Petro, Colombia, Venezuela

MIAMI, Estados Unidos. — El gobierno de Colombia y el régimen chavista de Venezuela iniciaron el restablecimiento de relaciones diplomáticas con la llegada de los embajadores Armando Benedetti y Félix Plasencia a Caracas y Bogotá, respectivamente.

Ambos diplomáticos dieron cobertura al suceso, que ha sido celebrado tanto por el ejecutivo colombiano como por la dictadura venezolana.

“Hoy, en mi cumpleaños, tomo posesión efectiva desde Venezuela ante la Cancillería como embajador de Colombia en nuestro país vecino. Me acompaña el embajador de carrera diplomática Luis Fernando Cuartas Ayala”, declaró Benedetti en su cuenta de Twitter.

Se espera que hoy a las cinco de la tarde el diplomático reciba las credenciales de mano del dictador venezolano Nicolás Maduro.

Benedetti aseguró a diferentes medios de prensa comentó que aprovechará esa reunión para preguntar al gobernante chavista cuándo se podrá reunir con Gustavo Petro.

Este domingo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia también anunció la llegada a ese país de Félix Plasencia, representante del régimen chavista en Colombia.

“Traemos muchas ganas de avanzar en la Diplomacia de Paz en esta segunda oportunidad que nos brinda la historia de reiniciar las relaciones diplomáticas entre dos naciones hermanas”, señaló Plasencia en Twitter.

Las relaciones diplomáticas entre ambos países se interrumpieron en 2019, cuando el gobierno del entonces presidente de Colombia, Iván Duque, reconoció a Juan Guaidó como presidente encargado del país petrolero.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Guerrilla colombiana “celebra” diálogo en Cuba con la liberación de seis rehenes

ELN, Rehenes, Colombia

MIAMI, Estados Unidos. — El insurgente Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN) celebró los diálogos de paz con el gobierno de ese país liberando a seis soldados que permanecían secuestrados.

El gesto de la guerrilla se produce casi una semana después de que ambas partes se reunieran en La Habana para explorar la posibilidad de retomar las negociaciones de paz.

A través de un comunicado, el ELN agradeció al gobierno de Gustavo Petro la intención de acercar posturas para retomar el diálogo.

“Saludamos la voluntad… de reconocer los anteriores compromisos que ha hecho el Estado colombiano con el ELN, de respetar los protocolos pactados, de reconocer nuestra delegación de diálogos, de garantizar las medidas políticas y jurídicas que permitan la reanudación de las conversaciones”, expresó el grupo insurgente.

Según la agencia estadounidense AP, el ELN también hizo circular imágenes de los soldados liberados, quienes fueron custodiados por varios guerrilleros de uniforme con pañuelos en sus rostros y armas.

Durante las conversaciones en Cuba los representantes gubernamentales de Colombia reconocieron la legitimidad de su contraparte rebelde como un primer paso para retomar la mesa de conversaciones.

En ese sentido, el nuevo ejecutivo colombiano busca implementar la misma hoja de ruta del exgobernante Juan Manuel Santos: lograr el desarme del ELN, una organización creada en la década del 60 del pasado siglo bajo el influjo del marxismo.

Las negociaciones con el ELN y con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) fueron interrumpidos por el exmandatario Iván Duque en enero de 2019 luego de que miembros del ELN atacaran una academia de la policía.

A raíz del siniestro, Duque exigió al régimen cubano la entrega de los líderes rebeldes y hizo circular una orden de captura internacional. La Habana se negó a cumplir las directrices de Bogotá justificándose en que había que respetar los protocolos de paz.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Delegación del gobierno colombiano viaja a Cuba para negociar con el ELN

Cuba, Colombia, ELN

MIAMI, Estados Unidos. — Una delegación del gobierno de Colombia viajó a Cuba este jueves para reactivar las conversaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), informó el canciller del país suramericano, Álvaro Leyva Durán.

El funcionario colombiano publicó en redes sociales una foto de la comitiva antes de partir a La Habana, donde se encuentran representantes del grupo insurgente.

“La paz total no es solo nacional sino va más allá de las fronteras. Comparto foto tomada en la mañana de hoy minutos antes de partir hacia la República de Cuba”, señaló el nuevo ministro de Relaciones Exteriores y Paz de Colombia.

(Screenshot/Twitter)

La delegación del país cafetero fue recibida en La Habana por Bruno Rodríguez Parrilla, canciller del régimen cubano.

“He recibido a la delegación de Colombia presidida por su Canciller Álvaro Leyva, integrada por Danilo Rueda, Alto Comisionado para la Paz, y el Senador Iván Cepeda, presidente de la Comisión de Paz del Senado colombiano”, indicó Rodríguez Parrilla en Twitter.

(Screenshot/Twitter)

El pasado lunes, el recién investido presidente de Colombia, Gustavo Petro, indicó que su gobierno seguiría los pasos de su predecesor, Juan Manuel Santos, bajo cuyo mandato se desarrollaron las negociaciones de paz con representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) y del propio ELN.

“Hasta ahora estamos en unos puntos suspensivos. Lo que hay en concreto es el deseo de continuar los procesos iniciados por el gobierno Santos y enriquecerlos (…) esperamos siga siendo un país garante en esos procesos de paz que están por reiniciarse”, dijo Petro sobre la posibilidad de que Cuba continuara albergando el diálogo.

El nuevo presidente electo de Colombia ha insistido en varias ocasiones en que Cuba vuelva a ser sede de las conversaciones con los grupos rebeldes. Así lo manifestó el pasado 29 de julio al término de una reunión celebrada con embajadores de países de América Latina.

Las conversaciones con los insurgentes colombianos se suspendieron durante el mandato de Iván Duque, luego de que el régimen cubano se negara a extraditar a Colombia a integrantes del ELN tras el atentado a la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, un ataque terrorista perpetrado el 17 de enero de 2019 por el propio ELN.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Díaz-Canel ratifica su apoyo al presidente colombiano Gustavo Petro

díaz-canel, gustavo petro, colombia

MADRID, España.- El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel ratificó su apoyo al presidente colombiano Gustavo Petro tras su reciente investidura.

“Felicito al presidente Gustavo Petro, quien en breve tomará posesión y le deseo éxitos en esta nueva etapa que comienza tras la victoria alcanzada con gran apoyo popular”, dijo Díaz-Canel en un mensaje enviado a través de Twitter este domingo.

“Ratifico el compromiso de Cuba con la paz en Colombia”, agregó el gobernante. 

El pasado 19 de junio, luego de que Petro venciera a su oponente Rodolfo Hernández en la segunda vuelta electoral, Díaz-Canel manifestó: “Expreso mis más fraternales felicitaciones a Gustavo Petro por su elección como Presidente de Colombia en histórica victoria popular. Reiteramos disposición a avanzar en el desarrollo de las relaciones bilaterales por el bienestar de nuestros pueblos”. 

Según informó el medio oficialista Prensa Latina, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, encabezó la delegación cubana que asistió a la toma de posesión de Gustavo Petro.

Petro, exguerrillero de 62 años, es el primer presidente de izquierda en 200 años de historia republicana que llega a la Casa Nariño.

Según una nota de la agencia de noticias AP, el equipo presidencial de Petro deberá sortear la creciente violencia que ha cobrado la vida de más de 560 defensores de derechos humanos solo desde 2016, la inflación más alta de las últimas dos décadas y la búsqueda de consensos en un país muy dividido.

A finales de julio pasado, el presidente colombiano manifestó su interés en que Cuba volviera a ser sede de los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). 

Las conversaciones con los insurgentes colombianos se suspendieron durante el mandato del presidente saliente Iván Duque, luego de que el régimen cubano se negara a extraditar a Colombia a integrantes del ELN tras el atentado a la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, un ataque terrorista perpetrado el 17 de enero de 2019 por el propio ELN.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Gustavo Petro llega este domingo a la presidencia de Colombia

Gustavo Petro, Colombia, elecciones

MIAMI, Estados Unidos.- Este domingo llega a la presidencia de Colombia Gustavo Petro, iniciando así una nueva etapa política en el país. Petro es el primer presidente de izquierda en 200 años de historia republicana que llega a la Casa Nariño. Un exguerrillero que comandará a las Fuerzas Armadas, que por décadas han combatido a los grupos ilegales.

Según una nota de la agencia de noticias AP, el equipo presidencial de Petro, de 62 años, deberá sortear desde este 7 de agosto la creciente violencia que ha cobrado la vida de más de 560 defensores de derechos humanos solo desde 2016, la inflación más alta de las últimas dos décadas y la búsqueda de consensos en un país muy dividido.

Gustavo Petro llega a la Casa Nariño con el objetivo de reformar el agro, la producción energética, la policía, las pensiones y la recaudación de impuestos, además de una promesa: menos desigualdad.

De acuerdo a la nota de AP, este viernes el nuevo presidente de Colombia asistió en la Sierra Nevada de Santa Marta, al norte del país, a su primera ceremonia simbólica de posesión ante los indígenas aruhacos, donde uno de los mamos -la máxima jerarquía de la comunidad- le pidió que de respuesta a las demandas de la sociedad y le entregó un bastón que representa la sabiduría.

Petro militó en su juventud en la guerrilla nacionalista M-19, que abandonó las armas en 1991 luego de firmar un acuerdo paz con el Estado. Es por esto que para algunos militares colombianos que lucharon contra este grupo armado, la llegada de Petro a la presidencia constituye una difícil realidad.

La izquierda en Colombia representa un conflicto armado que ha dejado a lo largo de las últimas seis décadas 50 770 personas secuestradas, 121 768 desaparecidas, 450 664 asesinadas y 7.7 millones desplazadas forzosamente, según la Comisión de la Verdad.

Gustavo Petro, que ganó las elecciones en Colombia en segunda vuelta con más de 11 millones de votos, nació en 1960 en Ciénaga de Oro, Córdoba, en el norte de Colombia.

Esta fue la tercera vez que el izquierdista se lanzaba a la presidencia como candidato oficial de la izquierda.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Petro quiere que Cuba vuelva a acoger diálogo de paz con la guerrilla colombiana

Gustavo Petro, ELN, Cuba, Negociaciones

MIAMI, Estados Unidos. — El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, quiere que Cuba vuelva a ser sede de los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Así lo confirmó el político al término de una reunión celebrada este viernes con embajadores de países de América Latina que fue reseñada por la agencia AP.

Según dio a conocer Petro, ahora solo queda que el régimen cubano acepte la propuesta, que daría vía libre al reinicio de las conversaciones con la guerrilla colombiana.

Las conversaciones con los insurgentes del país cafetero se suspendió durante el mandato del presidente saliente Iván Duque, luego de que el régimen cubano se negara a extraditar a Colombia a integrantes del ELN tras el atentado a la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, un ataque terrorista perpetrado el 17 de enero de 2019 por el propio ELN.

Aunque aquel episodio tensó las relaciones diplomáticas entre La Habana y Bogotá, Petro se mostró dispuesto a mantener a Cuba como sede de las negociaciones de paz.

En ese sentido, el presidente electo, ferviente defensor de la dictadura cubana, aseguró que el régimen de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel fue víctima en aquella ocasión de una campaña de descrédito internacional impulsada por sectores de derecha.

“A Cuba no le fue tan bien porque lo convirtieron en la excusa para una ofensiva diplomática contra ese país”, dijo Petro en referencia al período anterior de conversaciones con los insurgentes.

“Hemos hablado con el embajador cubano aquí presente en el reinicio del protocolo suspendido de tipo diplomático que permite continuidad de los diálogos con el ELN allí y el Gobierno cubano será el que diga si quiere mantenerse como anfitrión”, añadió el político colombiano.

Petro también se mostró a favor de que Noruega se mantenga como Estado garante de las conversaciones, si así lo desea.

“Si el Gobierno de Noruega quiere mantener su papel de garante que lo era, eso se puede abrir a otros países. España ha expresado disposiciones alrededor de ayudar al proceso de paz colombiano y ahora la República de Chile, indudablemente toda América Latina, porque al final lograr éxitos en disminuir sustancialmente la violencia en Colombia, hoy cada vez más compleja, es también un éxito americano”, expresó el presidente electo.

Una posición diametralmente opuesta mantiene el todavía presidente de Colombia Iván Duque, quien asegura que no puede haber diálogo con organizaciones como el ELN, a cuyos integrantes calificó de “narcotraficantes que no merecen trato político.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




¿Por qué va a salir mal el experimento de Petro?

Petro, constitución, votación, Gabriel Boric

MIAMI, Estados Unidos.- El experimento de Gustavo Petro en Colombia saldrá, probablemente, rematadamente mal. Mario Vargas Llosa lo ha dicho con todas sus letras. Los colombianos votaron mal. También los peruanos, y los argentinos y los mexicanos. Votar por la peor opción está al alcance de cualquiera. Mario es un excelente escritor, Premio Nobel en el 2010, pero no es el Oráculo de Delfos, ni trata de parecerlo. Es, sencillamente, una persona experimentada que viene de la izquierda.

¿Por qué se puede asegurar algo tan pesimista? Petro acaba de ganar unas elecciones frente a un pintoresco anciano, muy rico, convencido de que la corrupción es la fuente de todos los males. La mayoría, sin embargo, le ha dado un buen espaldarazo a Petro. Le ganó por los pelos a Rodolfo Hernández, exalcalde de Bucaramanga, y hoy, a días de asumir la presidencia, goza del amplio respaldo del 64 % de los colombianos. (Los colombianos no son oportunistas, sino que se comportan como los demás pueblos: basculan esperanzadoramente hacia el ganador en las últimas elecciones generales.)

Asumamos que Petro es un hombre inteligente y que está lleno de buenas intenciones. Los colombianos, evidentemente, desean dejar atrás la violencia y han elegido al primer presidente de izquierda en la historia del país. Al fin y al cabo, era un chiquillo de 17 años cuando militó en el M-19. A esa edad se hacen numerosas tonterías. A los 19 años Mario Vargas Llosa militaba en el partido de los comunistas peruanos. Petro quiere acabar con la pobreza y con la corrupción que aflige a los colombianos desde tiempos inmemoriales. ¿Podrá?

No lo creo. Se le oponen dos o tres nociones fundamentales relacionadas con las percepciones. Petro sigue siendo un guerrillero a los ojos endurecidos por la experiencia de la derecha. Muchas personas lo hacen responsable del secuestro de niños, de las violaciones de muchachitas y de varoncitos adolescentes, de miles de asesinatos, de los desplazamientos de millones de campesinos, de destruir una buena parte de la riqueza material de la nación y, últimamente, de haber sido un pésimo gerente de Bogotá, la ciudad que le entregó la alcaldía. El consenso general dice que fue un pésimo alcalde, pero un buen parlamentario.

En cuanto a la corrupción, hay que admitir que se inicia con la venta de los votos personales. Me contaba Plinio Apuleyo Mendoza, apesadumbrado, que en la costa ese tipo de repugnante transacción es muy frecuente. Los políticos se aprovechan de la miseria del sector más pobre de la sociedad para comprarles las cédulas. No es de extrañar, pues, que el cáncer de la ilegitimad de origen haga metástasis por todo el cuerpo social y se transforme en unas jugosas “comisiones”.

Ya no existe la división que había entre la empresa libre y privada (más el mercado) y el socialismo. La experiencia nos dice que el socialismo, mientras más se acercaba al comunismo, fracasaba notablemente. Tal vez se trata de que no ha sido posible crear un modelo fiable. El comunismo chino, entre metáforas que se referían a los gatos y a la caza de ratones, muy a lo chino, derivó en una dictadura de partido único más el “empresarialismo”. Algo así como la bota militar conjugada con la empresa privada. El comunismo ruso, en cambio, tuvo otra deriva: el “capitalismo de amiguetes”. Para prosperar en Rusia se recurría al gansterismo.

Petro se propone contar con sus adversarios para crear riqueza. Intenta reclutar los grandes y medianos empresarios. Sin las inversiones de ellos y de las empresas extranjeras, no habrá superación de la pobreza. Y ese dinero fluirá al extranjero, a unos mercados más hospitalarios. Esa es la historia de Miami (y de Hialeah, la única ciudad de USA en la que se habla español real y totalmente). Miami se nutre de los fracasos de América Latina. Ya hay un enjambre de banqueros miamenses, algunos de ellos de origen colombiano, solicitando la plata ahorrada por los empresarios. Es decir, no habrá “dinero para crear más dinero” en Colombia, debido a que los capitalistas perciben a Petro como un enemigo de la libre empresa y del mercado, y practican y recomiendan quedarse a la expectativa de lo que va a suceder en Colombia a mediano plazo.

¿Cuál es el “mediano plazo” colombiano? Nadie lo sabe. Pero, sin duda, se trata de un concepto elástico que durará tanto como la profecía de que “Petro es el mismo Petro de siempre”. A no ser que Petro se dé cuenta de la situación y se declare pro mercado y pro libre empresa, pero tomando las medidas necesarias para ser creíble.

Francamente, me sorprendería que Petro iniciara un gobierno realmente pro capitalista. Eso sería pedirle peras al olmo.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




El dilema de Petro

Gustavo Petro

MIAMI, Estados Unidos. – Todo fue muy civilizado. Muy colombiano. Muy educado. El presidente Iván Duque, a quien la historia lo absolverá porque no se ha echado un peso al bolsillo, lo llamó, lo felicitó y le ofreció reunirse con él. Álvaro Uribe dijo algo que lo honra. Fue su primera reacción ante el triunfo de Petro el domingo 19 de junio: “Para defender la democracia es menester acatarla. Gustavo Petro es el presidente”.

Gustavo Petro, en cambio, les dio las gracias a los “jóvenes” y a “las minorías oprimidas”. Con los primeros tiene razón. Su triunfo no se explica sin la juventud que le dio su primer voto a los 18 años, a los 19, 20 o 21, ayudados por la falta de memoria histórica, dado que la Toma del Palacio de Justicia ocurrió en los tiempos remotos, casi bíblicos, de 1985. En cuanto a las “minorías oprimidas”, no se sabe exactamente a quiénes se refiere. Tiene que explicarse. 

Como tiene que explicar el galimatías que ha armado al decir que va a inventar “el capitalismo y la democracia”. Con todas las deficiencias que existen en el engranaje económico de Colombia, sí hay empresas privadas y estas están regidas por el mercado, como es notorio que acontece en la nación: ahí hay capitalismo. Al mismo tiempo, ¿cómo llegó él al poder si no existiera el modelo democrático universalmente respetado?      

Daniel Raisbek es un pensador liberal del Instituto Cato. Y dijo que Petro forma parte del “establecimiento” político habitual, aunque con las incorporaciones de “académicos de izquierda, periodistas o influenciadores progresistas, carcamales del sector público y políticos de carrera, según la ideología que, gelatinosamente, une a estos subgrupos, la muy intervenida economía nacional, la cual ocupa el puesto 92 en el Índice de libertad económica del Instituto Frazier”.

Se sabe que los primeros 30 puestos son los sospechosos habituales de siempre. Los países mejor organizados, los más prósperos, los que siempre tienen un aluvión de inmigrantes llamando a sus puertas: los escandinavos (Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Islandia), Inglaterra, Suiza, Luxemburgo, Estados Unidos, Canadá, Francia y Alemania, Holanda, Bélgica, Italia, España, Irlanda, Austria, Portugal y, últimamente, para demostrar que el agua siempre coge su nivel, la República Checa o Chequia. 

Los 30 siguientes, los que quedan de la Unión Europea, más los árabes ricos ―Qatar, Los Emiratos, Arabia Saudita― y algunas islas del Caribe, como Bahamas, Barbados, República Dominicana. O como Martinica, Puerto Rico y Curazao, que son libres, pero no soberanos. A los que se agregan algunos rincones asiáticos (Singapur, Taiwán, Corea del Sur). Hay un vínculo clarísimo entre la libertad y la prosperidad. Eso está perfectamente transparente en el “Índice Frazier” o el de la “Heritage”. Vale la pena examinarlos a ambos.

En general, esos índices tienen en cuenta varias categorías: The Rule of Law (la existencia de derechos de propiedad, la respetabilidad de los tribunales y la decencia y honradez de los gobiernos). El tamaño del gobierno (medido por el porcentaje de los impuestos, la intensidad del gasto público y los hábitos fiscales). La eficacia reguladora (la libertad para hacer negocios, la libertad para trabajar y la libertad cambiaria o para hacer con los beneficios lo que les plazca a los dueños). La verdadera apertura de los mercados (el comercio realmente libre, libertad para invertir y libertad financiera).

El problema que se le planteará a Petro, y a cualquiera que gobierne, es que si elige el mercado, el capitalismo y la democracia (como él se ha comprometido), no hay duda de que ha seleccionado la mejor opción de acuerdo a la naturaleza humana, pero eso tiene un costo en diferencia de ingresos, en desajustes sociales y en distinto modo de entender la vida.

Por la otra punta del fenómeno, si elige controlar la naturaleza de los seres humanos, estará sustituyendo la democracia por la autocracia y dará lugar a un mundo más chato y gris. (Créame, señor Petro: yo vengo de una sociedad en la que sacrificaron la libertad para lograr la igualdad). Al final solo lograron el cinismo y la miseria más abyecta. 

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.