1

CUPET anuncia interrupciones en el servicio de gas en La Habana

gas, La Habana, CUPET

MADRID, España.- La empresa estatal Unión Cuba Petróleo (CUPET), responsable a nivel nacional del abasto de gas, anunció este martes que habría interrupciones en el servicio en La Habana, debido a una avería en un tramo del gasoducto comprendido entre Puerto Escondido y Boca de Jaruco.

A través de una nota oficial compartida en Facebook, la Empresa De Gas Manufacturado indicó que se encontraba trabajando para solucionar esta situación en el menor tiempo posible.

CUPET, La Habana, gas

“CUPET tiene en el lugar de la avería todo el personal y los recursos necesarios para ejecutar la reparación. Se trabaja en disminuir la presión del gasoducto. Esta operación puede demorar aproximadamente cuatro horas; además, el proceso de sustitución del tramo de tubería, la prueba y subida de la presión se estima que culmine con el servicio restablecido no antes de las 6 de la mañana”.

En otra nota la empresa aseguró que se mantenían “las labores de excavación para descubrir la tubería y evaluar el alcance de la reparación”; así como señaló que “no se descansará hasta concluir los trabajos y restablecer el servicio de gas manufacturado a la población”. No obstante, hasta el momento la entidad no ha reportado que se haya dado solución.

CUPET

Entre los tantos problemas presentados por CUPET el pasado año, trascendió la escasez del combustible en las gasolineras, que provocó extensas colas de conductores a lo largo del país, especialmente en La Habana.

El desabastecimiento de combustible afectó no solo a los conductores particulares, sino también a los sectores interdependientes, los servicios de taxis y el transporte público en La Habana.

Además, en los meses de julio y septiembre pasado se extendió en algunas provincias el ciclo de la venta del gas licuado por un déficit en la disponibilidad de cilindros, conocidos como “balitas”, para envasarlo.

El gas manufacturado es la fuente fundamental que tienen gran cantidad de capitalinos para cocinar sus alimentos.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




La Habana se queda sin gas manufacturado: anuncian nuevas afectaciones al servicio

gas, La Habana, CUPET

MIAMI, Estados Unidos. — La Empresa de Gas Manufacturado de La Habana anunció interrupciones en el servicio para este jueves y viernes, que se suman a los cortes de electricidades que también sufren varios territorios de la capital.

Los municipios afectados en esta ocasión serán Playa y Marianao, según una nota publicada por la entidad estatal y difundida por el diario Tribuna.

“Se informa a los clientes de Gas Manufacturado que habrá afectación del servicio en la Red Playa-Marianao, en el horario comprendido de 11:00 pm del jueves 11 de agosto a las 5:00 am del viernes 12 de agosto”, indica la información.

De acuerdo con la Empresa, los problemas en el servicio obedecen a la reparación de averías en los ductos de esa red, una de las más importantes de La Habana.

“Los trabajos a realizar se deben a la presencia de dos averías en sus ductos. La ejecución de estos permitirá una mayor fiabilidad en la operación y cumplimiento estable del suministro de gas en los municipios Playa y Marianao”, añade la información.

La Empresa de Gas Manufacturado también ofreció disculpas a sus clientes “por las molestias que esto pueda ocasionar”.

Las autoridades de la capital también informaron que se mantendrán los apagones programados durante toda la semana debido a la “compleja” situación energética que atraviesa el país.

“Importante que todos comprendamos que esta planificación se debe a la situación actual del sistema. Ante la salida de plantas representativas que complejicen aún más la situación se generarían cambios en el programa que serían necesarios para preservar el funcionamiento del sistema eléctrico”, explicó la compañía.

El gas manufacturado, que se obtiene a partir de la quema de carbón o petróleo, se produce en La Habana a través de dos plantas de producción: la Planta Melones y la Planta Marianao.

Cientos de miles de personas en la capital también utilizan el gas licuado, que se distribuye a aquellas zonas donde no llega la red de gas manufacturado.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cubanos también sin gas por falta de “balitas”

gas, cubanos

MADRID, España.- La distribución de gas licuado a la población cubana se está viendo afectada por la carencia de los cilindros para envasarlo, conocidos como “balitas”.

Según precisó Lidia Rodríguez Suárez, directora comercial de la Empresa Comercializadora de Combustibles, de la Unión Cuba Petróleo (CUPET), “existe un déficit de cilindros para mantener la logística de aprovisionamiento en los puntos de venta, situación que complejiza la distribución”.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), la funcionaria explicó que no se cuenta con la cantidad necesaria de balitas para salir con los carros llenos desde los almacenes y regresar con el vacío; así como no hay suficientes cilindros en los puntos de venta. 

Actualmente “se necesitan más de 100 mil cilindros para mantener una logística de llenado que llegue al punto de venta, se recoja el vacío y según el promedio de venta se logre mantener la estabilidad”, dijo Rodríguez Suárez. 

El país solo cuenta con una fábrica para la producción de estos cilindros, la Empresa de Conformación Matanzas (Conformat), y “tiene un incumplimiento en su plan de entrega, tanto de nuevos como de reparados”.

El director de Conformat, Pedro Llerena Rivero, agregó que es insuficiente la producción de cilindros para que CUPET disponga de los envases requeridos en la distribución del gas a la población.

Como es habitual, según el discurso oficialista esta situación también se debe al impacto del embargo norteamericano. 

“Por las limitaciones que impone el bloqueo tenemos que comprar la materia prima en países distantes, a altos precios, depender de navieras encarecidas, y además impactan en las dinámicas fabriles las limitaciones con el combustible y el déficit de generación de energía que afronta el país”, fue la explicación del directivo a los cubanos, quienes no dejan de verse afectados por nuevas carencias debido a la mala gestión del Gobierno.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




La cola del gas: insensibilidad, escasez y desorden

HOLGUÍN, Cuba.- “Mi padre es un anciano enfermo y postrado. La vecina se quedó cuidándolo para que yo pudiera venir. Somos él y yo solos. Es un abuso que se hayan colado personas cuando uno tiene tanta necesidad”, decía una señora con lágrimas en los ojos a la espera de un gesto compasivo que le permitiera adquirir el Gas Licuado del Petróleo (GLP) para cocinar.

Aunque seguía reclamando su derecho, en la extensa cola nadie se sensibilizó y la señora quedó casi al final sin la esperanza de poder comprar.

La falta de solidaridad se repite una y otra vez en las disímiles filas diarias que hacen los cubanos en busca de productos de primera necesidad. “Tanto tiempo con escasez ha endurecido el corazón de muchos y les ha hecho perder el deseo de ayudar el prójimo. Esto se ha convertido en un sálvense quien pueda”, comenta a CubaNet Rubén Corona, un señor que espera en la cola.

gas licuado Cuba
Foto del autor

Las afectaciones de suministro de gas licuado a la población tuvieron su punto álgido a finales de 2019 e inicios de 2020, cuando el régimen cubano culpó al gobierno de Estados Unidos por “sancionar injustamente a la Corporación Panamericana S.A”, empresa encargada de garantizar el demandado producto.

Desde entonces, aunque no ha habido una información oficial que explique las causas, no se ha logrado estabilizar la venta normada y liberada del gas licuado a la población. La escasez provoca discusiones e inconformidades en una cola que se inicia desde el día anterior.

gas licuado
Foto del autor

Holguín está entre las primeras tres capitales provinciales con mayor cantidad de contratos hechos a partir de la venta liberada de gas licuado a inicios de 2015. Desde esa temprana fecha hubo inestabilidad en la llegada de los cilindros con GLP a los 18 puntos de venta donde se hizo frecuente la aglomeración de personas.

gas
Foto del autor

En aquel entonces la causa del déficit estuvo ligada “al deterioro del parque de carros de Transcupet, entidad encargada de trasladar los cilindros desde Santiago de Cuba, donde está instalado el sistema de llenado y abastecimiento de cilindros para todas las provincias orientales, hasta Holguín”, dijo a medios locales de prensa Milton Ramos Infante, director Comercial de la Empresa Comercializadora de Combustible en Holguín.

Aunque la raíz del problema se origina en la carencia, lo que más molesta a los clientes es la incapacidad de los vendedores de organizar la venta. “Los directivos de Cubapetróleo (CUPET) establecieron tres colas: una para impedidos físicos, otra para cuentapropistas y otra para los clientes. Eso es un reguero que permite muchas cosas”, dice Ignacio Peña a CubaNet.

Foto del autor

“Este relajo hoy se va acabar. Esa medida es para empeorar la cola”, grita enfurecida una señora que propone reclamar entre todos la eliminación de la medida.

Pedro Pablo es un cuentapropista con licencia para ejercer como mensajero, una modalidad que le permite realizar compras que el cliente le solicite. “No somos culpables de que ayer se hayan quedado tanta gente sin comprar. Nuestra labor es legal. Pagamos patente, seguridad social y tenemos familia que mantener. Nosotros tenemos derecho a comprar dos bombonas cada vez que nos corresponda el turno en la cola, así está establecido”.

gas
Cola para comprar gas licuando en Holguín. Foto del autor

Una afirmación con la que Lorenzo Alonso está en desacuerdo. “Los cuentapropistas tienen derecho a ejercer su profesión, pero la compra no puede ser ilimitada. Porque en menos de una hora muchos de ellos quieren llevarse las 100 balitas (bombonas) que traen. Entre cuatro cuentapropistas se las llevan todas. Vienen con carretillas y bicitaxis llenos hasta arriba. Yo no digo que los quiten, porque ese es su trabajo, pero que no lo hagan todos los días. Estoy aquí desde la cinco de la madrugada y ya es la una de la tarde y no he comprado. Casi seguro me quedo para mañana. Voy a perder dos días de trabajo”.

Venta de gas licuado en Holguín. Foto del autor

La mayor responsabilidad del problema apunta a la desidia de los funcionarios de los gobiernos municipal y provincial, quienes han hecho oídos sordos a los planteamientos y no han dado respuesta a la solicitud de los cuentapropistas de abrir un punto de venta solo para ellos. “En reiteradas ocasiones nosotros le hemos pedido a la empresa y al gobierno que nos pongan un punto donde comprar para no afectar a la cola, y ellos se han negado sin dar explicación. Este es el resultado: desorganización y aglomeraciones de personas en pleno coronavirus”, dice Pedro Pablo.

Otro cuentapropista que prefirió el anonimato por temor a represalias considera injusto que los culpen del caos. “Nos discriminan a nosotros que somos simples trabajadores y no somos culpables. La población debería quejarse con la empresa que no ha respetado el contrato que los obliga a mantener un servicio estable. Quéjense con CUPET que no les está sirviendo. No es junto que estemos aquí tantas horas esperando y con la incertidumbre de a qué hora te van a servir, ni cuánto te van a servir. El servicio no es gratis, es caro”.

Foto del autor

Los mensajeros se oponen a que se les restrinja la compra a solo dos bombonas diarias. “¿A qué otro cuentapropista en este país se le limita el negocio? Ni a los bicitaxi, ni a los taxistas se les pide que solo pueden transportar dos personas diarias. Las cafeterías tienen ventas ilimitadas. Por eso, si yo tengo cinco o diez clientes es porque hago un buen trabajo y nadie me puede prohibir que compre diariamente todas las bombonas que yo quiera. El método de organización de CUPET está errado: nos pone a fajar entre nosotros mismos”, afirma Pedro Pablo.

Entre las causas del incremento de personas en la cola está la subida de precios de los mensajeros por cada bombona. “Hasta el año pasado yo pagaba 20 pesos a un mensajero para que me llevara la bombona a la casa. Pero este año, todo es más caro por la unificación monetaria. Tengo que venir a hacer la cola porque mi pensión de 1 528 pesos apenas me alcanza para comprar la comida y por eso no puedo pagar los 50 pesos que ahora piden los mensajeros”, dice a CubaNet Carmina Gálvez, jubilada del sector del comercio.

gas licuado
Foto del autor

Otra vía para una compra fácil, a la que solo unos pocos tienen acceso, es obteniendo una posición privilegiada en la cola a cambio de 40 pesos. “Si no quieres pasar trabajo págame 40 pesos para ser uno de los primeros. Yo duermo aquí toda la noche”, es la oferta de uno de los coleros a un comprador.

A medida que avanzan las horas el cúmulo de clientes es mayor. Las irregularidades de la cola provocan las aglomeraciones e impiden mantener el distanciamiento entre personas, tal como lo exige un cartel pegado en la puerta del punto de venta.

gas licuado
venta de gas en Holguín. Foto del autor

Un auto color verde con el logotipo de CUPET y matrícula B 028 958 parquea frente al Punto de Venta del reparto Peralta, y del mismo se baja una persona con una bombona vacía, entra en el punto de venta y en pocos minutos la cambia por otra llena que inmediatamente guarda en el auto que sale disparado como una flecha.

Fotos del autor

“El funcionario es el que tiene que dar el ejemplo y cuando se cuela es el primero en propiciar el desorden. ¿Hay una medida que diga que los funcionarios de CUPET tienen prioridad por encima de una cola de un pueblo que lleva muchas horas esperando?, ¿por qué en horario de trabajo ese funcionario viene a buscar una balita de gas? No se ocultó para hacerlo. Tampoco dio una explicación ni pidió permiso a la cola, simplemente llegó en un auto estatal, se bajó con una balita vacía y en menos de cinco minutos ya estaba de vuelta con una balita llena”, estos han sido los disimiles comentarios que ha provocado el hecho entre los que llevan esperando horas para comprar.

Foto del autor

Otro tema que sale a relucir es la relación calidad y precio del gas licuado. De 120 pesos, este año la bombona con gas subió a 180, pero bajó la calidad, es la opinión generalizada. “El gas es distinto, no rinde y dura poco. La misma bombona que antes me duraba dos meses ahora apenas rinde 25 días”, dice Héctor Jorge Méndez, un cliente que se considera víctima de la política gubernamental de hacer más con menos, pero a la larga “están ofreciendo al pueblo productos de mala calidad”.

gas
Foto del autor

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Venezuela: sin esperanzas… ni gas

gas Venezuela

ROMA, Italia.- Según datos de la OPEP, Venezuela es el segundo país con las mayores reservas de gas del continente, después de los Estados Unidos, y el octavo en el mundo. Sin embargo, tener gas en casa es un lujo para los venezolanos, que tienen que madrugar y hacer largas colas para intentar abastecerse.

“Surtir el gas toca según los días de la cédula, y todos los días se hacen estas colas porque es por orden de llegada, y siempre con la esperanza de que llegue el camión. Cada camión trae de 210 a 300 bombonas de gas, y eso también depende de cuál de los camiones viene”, explicó una venezolana que esperaba pacientemente el vehículo que transporta el gas a una localidad popular de la zona metropolitana de Caracas.

CubaNet conversó en exclusiva con Iván Freites, Secretario de Profesionales y Técnicos de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV), quien señaló que el problema del gas en el país sudamericano se presentó, principalmente, por la mala gestión del chavismo. “La falta de mantenimiento a las refinerías causó fallas en el suministro de gas, y a finales de 2008 Hugo Chávez estatizó las empresas distribuidoras, lo que hizo que estas quebraran”, dijo.

Irónicamente, mientras las fallas en el suministro de gas son constantes, el Ministerio del Poder Popular de Petróleo de Venezuela (MinPet) publicó una nota el 17 de junio de 2019 en la cual afirmaba que habían ascendido las reservas probadas en Venezuela a 200 325 484 miles de millones de pies cúbicos normales (MMPCN).

Pero los venezolanos no logran tener un abastecimiento regular del servicio de gas: “Nosotros llegamos como a un cuarto para las cinco, más o menos, y me dieron el número cuatrocientos y pico. Además, tenemos que venir cada quince días, no todas las semanas, y si nos falta gas tenemos que ver cómo conseguir una bombona”, denunció una señora de la tercera edad que, a pesar de sus canas, debe igualmente esperar al camión durante horas, a la intemperie.

Lo más grave es que de acuerdo a datos de la empresa Gas Energy Latin América, el 89% de los hogares venezolanos dependen del gas en bombonas para poder cocinar, pero Freites advierte que sólo el 20% de esas familias logran obtenerlo. “Hugo Chávez hizo un acuerdo con sus países aliados para que asumieran el control de suministro de bombonas de gas en Venezuela. Hoy hay un déficit del 80% del número de bombonas que deberíamos tener en el país, por eso de 15 millones apenas tenemos 3 millones, es decir hay un déficit de 12 millones de bombonas”, indicó.

Por otro lado, las pocas bombonas que hay están en pésimas condiciones, “no duran quince días porque están malas y se sale el gas. Hay puras bombonas viejas”, confirmó otro usuario con tono de molestia. Sin embargo, este no es el único problema, Freites informó que “la producción de gas actualmente está por debajo del 10% del consumo nacional, es decir, de 100 personas a las que se surtía en un mes, ahora solo se están surtiendo a apenas 10 personas o 10 familias”.

Esta situación explica las madrugadas que la mayoría de los venezolanos tienen que hacer para intentar conseguir el gas doméstico, y aun así no es suficiente. “Yo llegué aquí entre la tres y media y las cuatro de la mañana para estar entre los primeros, porque según dicen son dos camiones. Entonces uno llega temprano para irse temprano, pero son las nueve de la mañana y el camión no ha llegado. Ese camión debería estar aquí a más tardar a las siete de la mañana, para que las personas ya estén en su casa entre las 10 y las 11 de la mañana”.

La principal planta de producción de gas de Venezuela se encuentra en el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui (CJAA). “Era la única que estaba produciendo, pero ha bajado su capacidad de producción de 220 millones de metros cúbicos que procesaba al día a 20 millones de metros cúbicos. Esto ha hecho que la producción de gas en Venezuela sea crítica y hayamos llegado a niveles alarmantes. El problema del gas es superior, muy superior, al problema que tenemos con la escasez de gasolina”, puntualizó el secretario de la FUTPV.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Régimen cobrará a domicilio facturas de agua, gas y electricidad

Cuba, Agua, Gas, Electricidad,

Cuba, Agua, Luz, Electricidad,
(Foto: Internet)

MIAMI, Estados Unidos. – El régimen cubano anunció este lunes la aplicación de nuevos métodos para el cobro de las facturas de los servicios básicos a la población, informaron medios oficiales de la Isla.

Aunque se mantiene la prorroga establecida para el pago del agua, el gas y la electricidad debido al cierre temporal de las oficinas destinadas a esos trámites, las autoridades abordaron la posibilidad de que los consumidores paguen directamente esos servicios a la persona que lleva las facturas a las casas.

El nuevo método, abordado durante una reunión del grupo temporal de trabajo encabezado por Miguel Díaz-Canel, favorecería el aislamiento social, ya que los usuarios no tendrían que trasladarse ni hacer colas en oficinas comerciales para pagar las facturas.

Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación del régimen, señaló en el encuentro que “se mantendrá la facturación mensual y con las mismas tarifas que están vigentes”.

“Una de las primeras medidas adoptadas por el gobierno para evitar que las personas tuvieran que salir de sus casas a hacer los pagos fue prolongar el plazo para efectuar los pagos y, en correspondencia con ello, no suspender el servicio”, añadió el funcionario.

Hasta el momento, pese a la “relajación” en los pagos de los servicios básicos, las autoridades insistieron en la obligatoriedad de saldar esas deudas y señalaron como vías alternativas para plataformas como Transfermóvil, TeleBanca o directamente en los cajeros.

En medio de la pandemia, las autoridades también anunciaron la apertura de cuentas bancarias en todas las provincias para que las personas naturales que lo deseen puedan realizar donaciones en efectivo.

“Esos recursos se van a utilizar por las instancias territoriales para el desarrollo de la producción de alimentos. Además, se regulará el caso de los donativos de las personas jurídicas estatales”, aseguró Gil Fernández.

Según el funcionario, las nuevas medidas se suman a las más de 500 que el régimen ha implementado como parte del enfrentamiento a la pandemia del COVID-19 en Cuba, donde ya se han reportado más de 1 800 contagios.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




La “balita” de gas, un dolor de cabeza

Punto de venta de gas licuado, calle 3ra. Altahabana_foto de Ernesto García
Punto de venta de gas licuado, calle 3ra. Altahabana_foto de Ernesto García

LA HABANA, Cuba.- En la capital cubana, una parte del gas de consumo doméstico se distribuye por las redes soterradas, conocida como Gas de la Calle o manufacturado; y la otra se suministra en cilindros de gas licuado, envases llamados popularmente balitas. El suministro estable y despacho rápido de éste último sigue siendo uno de los problemas sin solucionar por la empresa Gas Licuado de La Habana.

La entidad, a fínales de diciembre de 2013 comenzó la venta liberada de cilindros a 130 pesos cubanos (5.20 dólar), aun cuando les llovían las quejas por demoras en la distribución y el despacho de las “balitas” normadas. Aunque dicha medida hasta ahora no ha transcendido, en algunos puntos continúan las largas colas y algunas personas se quejan del mal servicio.

Desde 2012, el gobierno cubano no emite informaciones sobre producción, importación y consumo poblacional de gas licuado. Los últimos registros informativos de la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), datan del 2011, año en que la Isla produjo 84 mil toneladas métricas e importó más de 92 mil, cifras que al parecer no resolvían la creciente demanda del país.

Cuba tiene que importar anualmente cerca de 95 mil toneladas métricas de gas licuado, para garantizar el consumo de la población y de los sectores productivos del país, pese a la implementación desde hace más de siete años del programa conocido como la “Revolución Energética”.

Para corroborar con certeza las quejas e insatisfacciones de la población sobre el servicio de venta de las balitas de gas licuado, visitamos los días 3 y 4 de mayo los comercios situados en calle 3era y 7ma, y calle A, ambos del reparto Altahabana, municipio de Boyeros.

Larga cola esperando ser "despachados"_foto de Ernesto García
Larga cola esperando ser “despachados”_foto de Ernesto García

Venta de gas en el punto de Calle 3ra.

Ángel, técnico de la salud del Hospital Enrique Cabrera, expresó a este reportero: “Salí a las 8 de la mañana de la guardia del hospital. En la casa nos quedamos sin gas hace dos días. Son las tres de la tarde y aún me quedan como diez personas por delante. Llevo 7 horas esperando, ¿tú crees, que esto es correcto, después que nos pidieron que tiemble la tierra?”.

Un hombre que no quiso ser identificado, señaló: “Yo llegué a las 3 de madrugada y cogí el número 20 de la cola, aquí la gente duerme. El problema es que abren sobre las 12 del día, recogen poco a poco las tarjetas hasta las 5:30 de la tarde. Ellos terminan de despachar y se van, no importa que nos quedemos sin coger el gas cualquier cantidad de personas.”

Antonio, mensajero del mercado normado de Altahabana, dijo:

“Aquí todo es como es. Nosotros trabajamos desde las ocho de la mañana hasta la noche repartiendo mandados, para ganarnos nuestro dinero. El punto de venta abre y trabaja durante 5 horas al día, por eso son estas colas, cogiendo sol la gente, sentados arriba del cilindro. Mira para la bodeguita, como hay más personas esperando el gas. Se quedaran la mitad sin coger, porque despachan como la tortuga y se van a las cinco y treinta de la tarde”.

Robertico, un cliente del punto de venta, nos manifestó:

“Ellos abren a la hora que quieren, no tiene apuros, no son malas personas, pero aquí somos muchos. Deben poner más gente a despachar y abrir por la mañana y la tarde. Para colmo, no nos quitamos de arriba la libreta de productos normados, pues ellos te chequean a ver si eres cliente de gas licuado, por un número que te dan en una libreta, pesan la balita, te hacen un vale de venta y registran el número del pequeño cilindro que te venden. Se demoran mucho en todos esos trámites burocráticos”.

Venta en el punto de calle A

El jefe de punto, un joven de cerca de 28 años, que no quiso dar su nombre, señaló:

“Aquí hoy no hay cola, otros días sí, eso depende de la distribución de la empresa y del consumo pico de los clientes. En este punto compran los clientes registrados en las bodegas que nosotros atendemos. Hay gente que viven cerca del centro de venta de Calle 3era y 7ma y compran en este punto. Es difícil, es uno de los que más vende en la Habana, por eso las colas que se hacen”.

Finalmente concluyó:

“Nosotros trabajamos de 12 a 6 de la tarde. Procesar un cliente nos lleva unos cinco minutos. Es difícil despachar, en 6 horas, 100 consumidores. Por eso tenemos días con tanta cola en una zona tan poblada como esta. Hay que buscar otras alternativas, viables al consumidor, aquí vienen viejitos arrastrando sus carritos porque no pueden pagar a un mensajero, cobran muy caro, casi un dólar, da pena y dolor ver a esos ancianos arrastrando el cilindro. Debe rescatarse el servicio a domicilio, ahora que dicen que entraron más camiones”.

Arrastrando carritos para buscar el gas licuado_foto de Ernesto García
Arrastrando carritos para buscar el gas licuado_foto de Ernesto García

 




Policía reprimió respaldo a María Corina

Maria Corina se protege del gas lacrimogeno que arrojó la policía contra los que la apoyaban

“Quieren un país de rodillas, mendigando, mientras regalan nuestros recursos”, se enojó y aseguró que seguirá siendo diputada, porque “el honor más grande de un ciudadano es ser representante del pueblo”.

La antichavista recordó que las movilizaciones comenzaron entre los estudiantes opositores. Ellos salieron a las calles a principios de febrero para reclamar mayor seguridad, mejoras económicas y apertura democrática. Y afirmó que la decisión chavista de destituirla es para silenciar esos reclamos. “¿Por qué me quieren callar?

¿Por qué lo quieren hacer hoy? Porque le tienen miedo a la verdad y al pueblo”, afirmó.

“No vamos a descansar hasta que nuestros hijos sientan orgullo por sus padres, que están cambiando la historia. Exigimos la renuncia de la Fiscal General, exigimos verdadero Poder Electoral”, exigió.

“Como su diputada, seguiré luchando en todas las calles de Venezuela, llevando la voz de todos”

Pese a la destitución hecha por el presidente del Legislativo, Diosdado Cabello, Machado ratificó que seguirá siendo diputada hasta que el pueblo lo decida.

Machado dijo que las amenazas de Cabello evidencian la ausencia de la separación de poderes y que en Venezuela no existe Estado de derecho. “Todos hemos visto cómo se han violado los derechos humanos de la manera más cruel. Ni siquiera en las peores dictaduras hemos visto la crueldad de esta represión”, señaló.

Lamentó que se desconozca la soberanía popular en su caso y en el de los alcaldes de San Cristóbal, Daniel Ceballos y San Diego, Enzo Scarano. “En Venezuela existe una dictadura, es un país donde se persigue a dirigentes como Leopoldo López, que con un juicio sumario se le encierra en una cárcel militar”, concluyó.

El Tribunal Supremo de Venezuela (TSJ) confirmó que la dirigente opositora Marìa Corina Machado perdió su investidura como diputada por “aceptar la representación alterna de Panamá” en una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Dicha actuación, ya sea permanente o alterna, sin importar el tiempo de duración, ante un órgano internacional por parte de Machado “constituye una actividad incompatible durante la vigencia de su función legislativa en el período para el cual fue elegida”, señaló la Sala Constitucional del alto tribunal.

Añadió que esa función diplomática “no sólo va en desmedro de la función legislativa para la cual fue previamente elegida, sino en franca contradicción con los deberes como venezolana” y “como diputada de la Asamblea Nacional” (Parlamento).

Para emitir su fallo, el tribunal analizó los artículos 191 y 197 de la Constitución venezolana, que señalan que los diputados “no podrán aceptar o ejercer cargos públicos sin perder su investidura, salvo en actividades docentes, académicas, accidentales o asistenciales”, y están obligados a cumplir su tarea con “dedicación exclusiva”.

Según la OEA, Panamá inició el trámite el 20 de marzo pasado para acreditar a Machado como su representante alterna para que hablara en una sesión del organismo interamericano el día 21, “pero administrativamente no se finalizó”, pues la misión panameña “canceló la solicitud” el lunes pasado.

No obstante, la dirigente opositora pudo estar en la sesión del 21 de marzo “porque se actúa de buena fe”, dado que los trámites de acreditación requieren de algunos días, explicó a EFE una fuente del organismo.

De acuerdo con Machado, el objetivo de hablar en la OEA era exponer la crisis que vive Venezuela, cuando estalló la violencia al finalizar una manifestación de estudiantes, pero la mayoría de los países del organismo rechazó abordar la situación en ese país.

El presidente del Parlamento, el oficialista Diosdado Cabello, aseguró la semana pasada que Machado se había “autodespojado” de su condición de diputada al aceptar el cargo panameño, lo que confirmó la Asamblea Nacional un día después. 

Tras el fallo del Supremo, Machado reiteró a través de la red social Twitter que hoy más que nunca es diputada y asume su responsabilidad de ser la voz de los venezolanos dentro y fuera de la Asamblea Nacional.

  • Fuente Infobae



Rusia dice que anulará dependencia económica de EEUU

gazprom2Rusia reducirá “a cero” su dependencia económica de Estados Unidos si Washington le impone sanciones por la situación en Ucrania y esto provocará un “crac” del sistema financiero estadounidense, advirtió este martes Serguei Glaziev, un asesor del Kremlin. 

Sin embargo una fuente del Kremlin afirmó poco después a la agencia pública Ria Novosti que Glaziev había expresado su opinión personal y que no era la posición oficial del Kremlin.

“Encontraremos la manera no sólo de reducir nuestra dependencia financiera de Estados Unidos, sino que nos beneficiaremos mucho de estas sanciones”, declaró Glaziev a la agencia pública Ria Novosti.

“Los intentos de aplicar sanciones a Rusia provocarán un crac del sistema financiero estadounidense y el fin del dominio de Estados Unidos en el sistema financiero mundial”, añadió.

“Nos veremos obligados a utilizar otras divisas, a crear nuestro propio sistema de pago. Tenemos relaciones económicas y comerciales maravillosas con nuestros socios en el este y el sur”, explicó.

“Si se adoptan sanciones contra las estructuras estatales, nos veremos obligados a reconocer nuestra incapacidad para reembolsar los créditos otorgados a las estructuras rusas por los bancos estadounidenses”, advirtió.

“Porque las sanciones son un arma de doble filo, y si Estados Unidos congela nuestros activos, entonces también queda congelado el pasivo en dólares de nuestras organizaciones. Esto significa que nuestros bancos y nuestras empresas no podrán reembolsar los préstamos a nuestros socios estadounidenses”, añadió.

Estados Unidos suspendió el lunes su cooperación militar con Rusia para protestar
contra la intervención de las tropas rusas que rodean a los soldados ucranianos en los cuarteles de Crimea. Antes la Casa Blanca había amenazado con sanciones diplomáticas y económicas contra Rusia.

El secretario de Estados estadounidense John Kerry llegará este martes a Kiev para aportar su apoyo a las nuevas autoridades ucranianas.

Mientras, el gigante gasístico ruso Gazprom dejará de vender gas a Ucrania a precio reducido a partir de abril, anunció su presidente, Alexei Miller, en una reunión con el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

“En estas condiciones, cuando Ucrania no cumple sus compromisos, no cumple los acuerdos que se alcanzaron con la cláusula complementaria al contrato por la que se otorgó la rebaja, Gazprom ha tomado la decisión de no seguir concediendo esta rebaja desde principios del mes próximo”, señaló.

Rusia ocupó la región autónoma ucraniana de Crimea el fin de semana. Estados Unidos y la Unión Europea han amenazado con aplicar sanciones si Moscú no retira a sus tropas.

La medida provocó temores de que el suministro desde Rusia, el segundo mayor exportador de petróleo del mundo, pueda verse interrumpido o ser objeto de sanciones.

La orden de Putin para que las tropas regresen a sus bases elevó las esperanzas de los inversores por una resolución pacífica.

Rusia sintió el lunes el impacto financiero de su intervención militar en Ucrania. Las acciones, bonos y la divisa local se desplomaron debido a que los inversores abandonaron activos de mayor riesgo para favorecer a materias primas, como el oro y el petróleo.

  • Agencias

 




“El Quemao” pierde memoria

LA HABANA, Cuba, marzo, 173.203.82.38 -Si preguntas por Eugenio González, tal vez pocos puedan ayudarte a encontrarlo. Pero si preguntas por  “El Quemao”, todos te indicarán de inmediato la casita donde vive, en el Reparto Poey, municipio habanero de Arroyo Naranjo.

Su alias no es sinónimo de loco, a pesar de que en Cuba se use este apelativo. Lo de “quemao” le viene a Eugenio en el sentido literal de la palabra: tiene más de la mitad de su cuerpo abrasado.

Todo sucedió hace quince años, cuando él tenía once de edad. Sus padres trabajaban en un punto de venta de gas licuado. Vendían a sobreprecio las “balitas” de gas que negociaban con los camioneros encargados de repartirlas.

Pero para sacarle unos pesos más al puesto de trabajo, se dedicaban también a pinchar las “balitas” de gas llenas que llegaban sin el sello en las válvulas. Así llenaban otras vacías.

Era una maniobra rudimentaria y peligrosa, en la que resulta muy difícil controlar los escapes. Con una simple manguera, pasaban el combustible de depósito a otro. Llevaban tiempo haciéndolo. Nunca tuvieron un accidente hasta ese día, en el que los padres llevaron a Eugenio al puesto de venta, y un comprador encendió un cigarro.

Dice Eugenio que sobrevivió de pura suerte. No se encontraba dentro del puesto de venta cuando ocurrió la explosión, pero sí lo suficientemente cerca para que las llamas alcanzaran el 55 por ciento de su cuerpo. Quedó huérfano de padre y madre.

“El Quemao” trabaja ahora como chofer de un “almendrón” de alquiler. Los precios de la gasolina son altos, y en el mundo del boteo cubano ese tipo de motor es mucho menos rentable que uno de petróleo. El truco para cambiar esa realidad reside en adaptar el motor de gasolina para que funcione con gas licuado. Es otra operación peligrosa e ilegal, pero bastante extendida entre los boteros dueños de carros con motor de gasolina, por la reducción que implica en los costos del combustible.

Por tal motivo, “El Quemao” convenció al dueño del carro que conduce para que le hiciera las adaptaciones necesarias al motor, de manera que pudiese utilizar gas licuado como combustible.

Según él, una “balita” de gas licuado le cuesta ahora entre ochenta y cien pesos, y le rinde lo mismo que casi veinte litros de gasolina. “Yo voy y vengo de la Víbora al Vedado casi cinco veces con una balita de gas. Son 500 pesos, pero con el recambio de pasajeros siempre da más”, afirma.

En La Habana hay una cifra alarmante de carros de gasolina que usan gas licuado de forma ilegal. En muchos casos, las adaptaciones no cumplen los requerimientos mínimos de seguridad. Con bastante frecuencia, el olor añadido del gas llega a las narices de transeúntes y pasajeros.

Y aunque él dice que hasta ahora no conoce ningún caso de accidente vinculado a esta práctica, parece que las ganancias le han hecho olvidar la historia de su vida. Parece no recordar que la  negligencia de sus padres con el gas licuado fue una mezcla mortal, que casi lo mata.