1

How GAESA Moves Millions of Euros from Online Sales through Spain

Reportaje Gaesa

At the Guamá store, in the city of Pinar del Río, there are two types of offers that vary according to who is paying: a resident of the island or an émigré.

If you go to its physical location on José Martí street, you can purchase with your “Free Convertible Currency” bank card –the MLC (by its Spanish acronym) is the Cuban bank dollar, which you can only procure with hard currency- a limited number of products: coffee, tomato puree, beer, juices, fruit preserves and, as sole beef offer in November of last year, ground sausages. The shortages are such that, in order not to leave the display cases empty, employees fill them with the same product, over and over again.

Now, if you make your way to Guamá’s website, the variety of products available is amply multiplied. Not only are there more types of food items, but also personal cleaning products, tools, and even bicycles. In the digital store, for instance, instead of just ground sausage, there are 16 other beef products available: meatballs, hamburgers, steak and full pork shanks.

The problem is that the only w ay to acquire those products on the store’s webpage is by paying with the bank cards linked to international accounts, a transaction that only Cubans who live abroad can make.

In order to implement this new strategy, GAESA has resorted to a new entrepreneurial context. When any individual buys any product in the online Guamá store, that individual is, in fact, making their purchase from two companies registered in Palma de Mallorca, Spain.

These companies and others linked to them, were created in recent years by the Graverán family, who is also linked to GAESA, as this investigation ascertained from information obtained from the commercial registries in Spain and Canada.

However, then they chose Spain, a country whose companies must abide by certain transparency requirements, GAESA is making visible some of its operations and giving an idea, although limited, of its lucrative and obscure businesses.

In 2020 and 2021 alone, these Spain-based businesses invoiced at least 8.7 million Euros from online sales, according to information available in a trade registry in Spain. This data is only partial, since the information available for 2021 is still not complete (one of the two companies is still not reporting its 2021 income). Which means that income from these transactions is actually higher.

These figures also highlight how GAESA, the Cuban regime’s most powerful entrepreneurial group, has joined the surge of online trade that the island has undertaken since the start of the Covid pandemic and the deep crisis that the pandemic aggravated.

Ever since then, state companies that have no physical stores found in the web a way to secure hard currency. Some of them created their own platforms, like the entrepreneurial group Flora y Fauna which, as already reported by CubaNet, is linked to the popular online store SuperMarket23. State companies also resorted to private intermediaries, like Cuban-American businessman Hugo Cancio, who manages the well-known website Katapulk.

However, GAESA, which has the most important physical-store network in Cuba where it can sell its merchandise in MLC (convertible currency), wouldn’t seem to need this strategy to obtain hard currency. Before the pandemic, providing supplies to the physical stores of GAESA was a regular occurrence, according to the local standards. However, since 2020, physical merchandise began to disappear while availability of those same items began to increase online.

In this manner, GAESA has prioritized the revenue t derives from foreigners or Cubans who reside abroad, even if that means cero supplies for the population of the island, something that can be very beneficial to the military conglomerate but not necessarily for the national economy or for Cuban consumers, according to experts we consulted.

In order to accomplish this, GAESA has resorted to the creation of a network of companies in a discreet corner of the Baleares Islands, an archipelago located in Spain’s Mediterranean coast.

In spite of the fact that the entities that make up the military conglomerate are subject to U.S. sanctions, these Spanish companies are still unknown and are not being looked out for by authorities, and thus can operate in relative tranquility, going about their business of buying and selling merchandise.

This allows the powerful arm of the Revolutionary Armed Forces (FAR, by its Spanish acronym) to manage a flow of totally opaque money that is not subject to any accountability and that remains outside the Cuban banking system. Nothing is known about the (at least) 8.4 Euros that the military conglomerate channeled in 2020 and 2021 through Spain for online sales. It is not known where the profits end up or what GAESA’s senior officers do with them.

GAESA also operates in Spain

The network of companies that would make possible GAESA’s online sales strategy was started in Spain in December 2017. Back then, the military conglomerate set up a company called Nactws SL in the European country, in an office in the city of Palma de Mallorca, Baleares Islands.

For its creation, GAESA had the collaboration of the Spanish consulting firm Grupo D-Versia, which lent its offices as well as gave professional services for setting up the company. D-Versia specializes in incorporation, accounting and accountability services for companies; it is managed by the Spaniard Carlos Lorenzo San Martín.

The selection of its name – Nactws SL- was not accidental. GAESA had already set up a company by the same name in Canada in 2003. In fact, GAESA had used a Canadian company whose name was Nactws to purchase, among other things, appliances in China in 2012, as recorded in the international trade registry Panjiva.

The selection of the location also was not at random. Palma de Mallora is the capital city of Spain’s tourism industry. Some of the main Spanish hotel chains are headquartered there, among them Meliá and Iberostar, which are principal GAESA partners.

Globalia, the company that operates the Be Live hotels and Air Europa Airlines, is also headquartered in Mallorca. Recently, GAESA reached an agreement with this company to develop a project called El Salado Resort.

The creation of the Nactws SL company was just the beginning. In the following months, the military conglomerate created at least half a dozen companies in Spain, all of them located in the same Palma de Mallorca office with the help of Grupo D-Versia.

At first, this group of companies didn’t seem to have an expressed purpose, but, little by little, their purpose was revealed. Nactws SL and two additional companies created in Spain –Lorengrave SL and Venta Online de Repuestos SL- started to operate digital stores from GAESA’s portal EnvíosCuba, as stated in the stores’ websites.

In addition, Lorengrave SL started setting up a telephone recharging service to Cuba called Envíominutos, an activity that also benefits GAWESA, principal stockholder of the Cuban telecommunications monopoly ETECSA.

Another one of the companies created in Spain, Sheffield Ventures, aimed its activity at the

business or remittances, transactions traditionally controlled by GAESA. Sheffield Ventures started to operate a page called Envíodinero which allows funds to be forwarded to MLC bank accounts good for buying in physical GAESA stores, or recharge AIS cards, another GAESA business.

Finally, a company called Envíos Ultramarinos SL also created a digital store called Envíosultramarinos. This outfit belongs to another one of its companies, Inversiones Scugog SL.

Activity for these companies intensified with the start of the pandemic in 2020, as digital commerce gained strength in Cuba and the country plummeted into the worst economic crisis since the so-called “Special Period”.

This is when GAESA decided to increase providing supplying to its digital stores and reduce product supply at its physical stores. This caused an immediate surge in the activities of the network of businesses in Palma de Mallorca.

CubaNet corroborated that on November 3, when the GAESA Guamá store in Pinar del Río, recorded no sale of domestic appliances, at the store’s warehouse there were refrigerators, electric frying pots, ovens, irons, air conditioners and televisions which would only be purchased if one paid from abroad through one of the stores on the EnvíosCuba portal.

The business flourished so much that, in 2021, the company bought a residence, a parking lot and one vehicle in Palma de Mallorca, valued at 826,000 Euros, according to the invoices presented at the commercial registry.

Nactws-2021

This shows how GAESA has added a new way of exclusion from its sales system: now it prioritizes getting money from emigres directly from wherever they are located, and not waiting until these emigres send remittances to Cuba and then waiting for their families to spend this hard currency at the state stores.

The Cuban Armed Forces business conglomerate, which was headed until his death in July 2022 by Division General Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, former son-in-law to Raul Castro, controls the main lines of the national economy, among them remittances, MLC retail business, and tourism.

We are talking about an empire that operates in the shadows, with a vast network of business around the world, many of them in offshore tax havens or in jurisdictions that grant anonymity, like Panama, Cyprus, Malta and Lichtenstein. This allows the Cuban military to operate in international markets all the while eluding U.S. government sanctions, and allowing them to handle large sums of money in an opaque manner and being accountable to no one for that money.

According to prior investigations, the Cuban Armed Forces conglomerate operates in at least 11 countries. However, until now, Spain was not on the list of nations with a known GAESA presence.

This is not surprising because Spain has been historically a trade partner for GAESA, and not only in the hotel business.

Spanish companies make up the greater number of companies operating in the Mariel Duty-Free Development Zone, a business that is also under the control of the Cuban military. Of the 62 companies established in the Mariel Zone, 10 are from Spain.

In addition, Spanish companies are among the providers of supplies and products for many GAESA companies. According to the most recent data available, in 2021 Spain occupied third place among the countries that traded with Cuba, after China and Venezuela.

At present, each month Spain exports to Cuba approximately 60 million Euros worth of goods, according to data gathered by the Spanish government. Food is the item that Cuba buys the most from Spain, a portion of which end up at the stores or the hotels operated by GAESA.

The ever-so-discreet Graverán family and its service to the Cuban state

The network of Spanish companies created by GAESA to operate its online stores have in common, in addition to having retained the services of the D-Versia Group, a particular Cuban family. All of these companies have as administrators, directors or reps Vladimir Graverán Becerra, his wife Sonia Álvarez Pérez, or their daughter Anabel Graverán Álvarez.

This family, particularly Vladimir Graverán, have a long history of service to GAESA’s operations abroad.

A graduate in engineering in Cuba, Vladimir Gracerán settled in Toronto, Canada some 20 years ago, and ever since he has created companies that serve the Cuban military conglomerate in activities related to information, remittances to Cuba and online commerce.

Contrary to other individuals that CubaNet has investigated and who fulfill similar functions abroad for the Cuban government, Graverán seems to be more careful in exposing his private life on social media. For this research, we were only able to find a photograph of this engineer who holds key posts with EnvíosCuba and other GAESA businesses.

What we were able to find was his name or that of his relatives on the registration papers of nine companies –three in Canada and six in Spain- linked to the Cuban sate and specifically the Cuban Armed Forces.

The first steps in Graverán’s career at GAESA’s service go back at least to the beginning of the century, when the engineer and his family created in Canada two companies: Nactws Inc (the same name that would be used later to create the company in Palma de Mallorca) and G4ITS Inc. These two companies, engaged in web services that were at an incipient stage in Cuba, would be the seed of Cuba’s online business activity.

From these companies originated the first versions of GAESA’s portal EnvíosCuba. Both companies also provided the platforms for other websites of the Cuban state or GAESA, as was the case with the hotel chain Isla Azul, Cubanacán travel agency and Cuba’s International Tourisim Fair.

Also under Graverán’s name, the company Treew Inc emerged in Toronto, a Canadian business that at present manages a group of online stores. As we revealed in an investigation published in May 2022, Treew is part of a group of companies that manage the Supermarket23 webpage, and other similar businesses. Behind Supermarket23 are several Cuban individuals tightly linked with Grupo Empresarial Flora y Fauna, managed by Revolution Commander Gruillermo García Frías.

Therefore, Vladimir Graverán is at the root of the two largest online sales platforms in Cuba today: Supermarket23 and EnvíosCuba.

In Spain, Graverán copied the scheme they had implemented in Canada. He and his family began to create companies that were key to the development of several GAESA businesses. If the companies he set up at the start of the century in Canada served to take the first steps with online commerce in Cuba, the ones he set up in Spain in recent years have been good in a new phase: setting up widespread online sales.

The accounting presented to the commercial registry do not allow us to determine the point to which Graverán and his family profited from this operation, but one of the companies they created in Spain filed that in 2021 it had paid 123,000 Euros in salaries. It is also not clear if the real estate and the vehicle they purchased in Palma de Mallorca benefit the family or not.

On two occasions, CubaNet tried to obtain a statement from Graverán through his Linkedin profile, but until the date of this report, we have not received an answer.

In addition, in early 2021, the Trump administration issued a ban on having comercial relations with the bank of the Cuban military, Banco Financiero Internacional (BFI, by its Spanish acronym), which was essential for the regime’s international commercial operations.

With less hard currency in-country, and more difficulties for using hard currency abroad, GAESA would have found in the option of online commerce a way to alleviate its problems.

While it’s true that the Cuban population faces difficulties in receiving US dollars from their relatives abroad, now instead of cash, Cubans can receive bags of food products or any other products purchased by those relatives. While at present the military companies face bigger problems to buy and sell abroad, they can now present themselves as Spanish companies.

For economist and professor Omar Everleny, GAESA’s preference to obtain its revenue through a network created in Spain can’t be understood if one doesn’t take into account U.S. sanctions. Everleny arrives at the conclusion that having its money abroad simplifies the movement of funds among the conglomerate of companies, and “makes it the more difficult to identify the operations of the Cuban state.”

To this economist, the avoid the national banking system also could make it easier for GAESA to pay its suppliers.

At present, Cuba has enormous debts with its suppliers. Everleny remembers that the island’s authorities tried to negotiate payment terms of up to 320 days, but this turned out to be insufficient time and later Cuba requested to double the postponement period.

The official figures published in Anuario Estadístico de Cuba show how Cuba’s debt with its international providers snowballed. Between 2013 and 2019, the debt almost tripled, reaching US$ 7.4 billion. Suspiciously, there still has not been any publication of a more updated sum that Cuba owes its providers.

In light of this panorama, Everleny states that for providers of Cuban companies it is better that they sell their products on the web and that the funds be deposited abroad to pay with greater ease and speed, instead of waiting for the money be collected in Cuba.

However, experts conclude that even if this strategy is economically viable for GAESA, it doesn’t mean that it is a positive one for the national economy or for Cuban consumers.

For Everleny, to prioritize supplying the online stores before the physical stores is not feasible from a social point of view. “The majority of the population is the one that buys in physical stores, and the minority is the one that has access to products on the online platforms. Every day it becomes more difficult to purchase basic products at physical stores in the country, such as milk,” states the expert.

Pavel Vidal, also an economist, states that this strategy is not a positive move for the national banking system, and therefore for the country, least of all at a time of economic recession. “The optimum situation is that resources be found within the national economy and its banking system. If all state companies place their funds abroad, nothing will improve,” states the professor.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Mientras se desploma La Habana, inauguran nuevo hotel de lujo

CDMX, México.- Junto al mar y cercano a la Quinta Avenida y el Centro de Negocios de Miramar, han inaugurado otro hotel de lujo en La Habana.

El Gran Muthu Habana posee 27 pisos y categoría 5 estrellas. El portal oficialista Cubadebate agrega que la instalación tiene 494 habitaciones estándar, 16 junior suites y cinco suites; restaurantes y bares. Brinda además su propia Casa del Habano, galería comercial, zona wellness que incluye gimnasio; y salas de reuniones con capacidad de hasta 400 personas para eventos especiales.

Asimismo, ofrecerá servicios para celebraciones, banquetes, bodas y cualquier otra reunión social en diferentes espacios equipados para ello.

Gestionado por la hotelera MGM Muthu Hotels, este es el noveno establecimiento que abre la cadena india en Cuba y es coordinado en conjunto con el grupo Gaviota, empresa del conglomerado GAESA, propiedad del Ministerio de las Fuerzas Armadas.

En diciembre de 2022 la cadena hotelera asiática MGM Muthu Hotels inauguró el hotel cinco estrellas Gran Muthu Cayo Santa María, en Villa Clara.

Ubicada a 400 metros de la playa, la instalación hotelera cuenta con 846 suites de estilo villa “que ofrecen espectaculares vistas al mar Caribe y las tranquilas vistas de los jardines y piscinas del hotel”, según informó Excelencias Cuba.

La mayoría de las instalaciones de la cadena en la isla están construidos en destinos de sol y playa como Varadero y los Cayos.

El turismo no se recupera

La meta del gobierno cubano es recibir este año a 3,5 millones de turistas internacionales. En 2022, Cuba recibió apenas 1,6 millones de turistas, cifra muy por debajo de los 2,5 millones de visitantes proyectados. Desde el comienzo de la pandemia, el turismo se ha desplomado y aún no se ha recuperado.

Mientras los hoteles de lujo siguen subiendo en la isla, el inventario de viviendas empeora cada día. Los pueblos y ciudades de Cuba pierden viviendas y edificios por falta de mantenimiento y familias que nunca pudieron permitirse el lujo de hospedarse en estos hoteles, pierden así sus hogares.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Orbit, la nueva empresa de remesas se parece a Fincimex

Auto BYD con chapa estatal B 230 706 y pegatina con el logo de la empresa. Foto: Proyecto Inventario

CUIDAD DE MÉXICO, México.- Orbit.S.A. la empresa, que fue autorizada en febrero de 2022 a gestionar las remesas que lleguen a la isla, presenta una sospechosa conexión con su predecesora, la sancionada (y parte de GAESA) FINCIMEX S.A.

Según develó una reciente investigación de Proyecto Inventario, Orbit que era un fantasma hasta hace unos meses, ya comienza a tener presencia física y online. Con la peculiaridad de que opera no solo con empleados que provienen de Fincimex. También comparte con la entidad prácticamente la misma ubicación geográfica: su oficina está junta a otra de Fincimex, en el barrio de Miramar.

Eso no es todo: cerca de Orbit hay al menos otros siete inmuebles con oficinas y dependencias de FINCIMEX S.A., de acuerdo a la investigación referida. Otra de los hallazgos del medio independiente es que los sitios web de envío de remesas promocionados por Orbit (www.enviodinero.com y www.moneyexchange.es) son los mismos que utilizaba anteriormente FINCIMEX S.A.

Inventario corroboró además que al menos dos de sus empleados actuales han sido empleados de la entidad de GAESA. Una de ellas es Annia Pérez Mederos, la persona que aparecen en el registro del nombre de domino “orbit.cu” ante CUBANIC como el Contacto Financiero de Orbit S.A. El otro nombre corresponde a quien fuera el Asesor Jurídico de Financiera CIMEX S.A.” , Jorge Mateo Rojas Naval.

¿Cómo pasamos de Fincimex a Orbit?

Fundada el 3 de febrero de 2020, Orbit S.A. recibió la aprobación del Banco Central de Cuba (BCC) para “gestionar y tramitar transferencias internacionales”. Lo que la convirtió en la sustituta de Fincimex (el brazo financiero del conglomerado militar GAESA).

El 27 de octubre de 2020, la OFAC introdujo una modificación a las Regulaciones para el Control de Activos Cubanos con el objetivo de “negarle acceso al Gobierno cubano a fondos relacionados con el envío de remesas”. FINCIMEX, como ya estaba restringida, estaba fuera del negocio.

En ese contexto entra Orbit S.A  que no estaba en la mira de las sanciones y que podía operar libremente. Supuestamente Orbit era ajena a GAESA.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

 




Observatorio Cubano de Conflictos lanza concurso: ¿Qué sabes de GAESA?

Torre López-Calleja, GAESA, Concurso, Cuba

MIAMI, Estados Unidos. — El Observatorio Cubano de Conflictos (OCC) lanzó una convocatoria a los cubanos residentes en la Isla a participar en el concurso “¿Qué sabes de GAESA?”, que estará abierto hasta el 10 de octubre de 2022.

“¿Por qué GAESA no rinde cuentas a la Contraloría General de la República de Cuba?” o “¿Por qué se invierte tanto en hoteles si desde el 2018 la mitad de las habitaciones se mantienen vacías?” son algunas de las preguntas que podrán responder los concursantes.

El Grupo de Administración Empresarial (GAESA) es una empresa paraguas controlada por algunos generales del ejército cubano que opera en los sectores de turismo, inversión financiera, importación, exportación y remesas de la economía de Cuba.

Expertos han calculado que GAESA representa el 60% de la economía nacional y más del 40% de las habitaciones de hoteles en Cuba, sin la obligación de rendir cuentas de sus ingresos al pueblo cubano y sin que este sepa a dónde va a parar ese dinero.

El OCC recuerdo que solo en el 2021 el régimen de la Isla invirtió 157 veces menos en salud que en la construcción de hoteles y servicios inmobiliarios y el dinero destinado a educación fue 366 veces menor. Ese mismo año se invirtió 19 veces más en la construcción de hoteles que en la agricultura.

Los interesados en participar en el concurso ¿Qué sabes de GAESA? deben contestar alguna de las preguntas siguientes:

  • ¿Tienes alguna explicación de por qué se invierte tanto en hoteles si desde el 2018 la mitad de las habitaciones se mantienen vacías?
  • ¿Por qué no se invirtió el dinero destinado a los hoteles en mantenimiento de las termoeléctricas, en producción de alimentos, construcción de viviendas, en salud y medicinas o en el sistema de pararrayos base de Supertanqueros de Matanzas?
  • ¿Por qué GAESA no rinde cuentas a la Contraloría General de la República de Cuba?
  • ¿Cómo crees que se resolverán estos problemas con GAESA?

Las respuestas deben enviarse al email [email protected] o por WhatsApp al número +1 305 926 0852.

“El concurso está abierto a los cubanos residentes en la isla. No es necesario que envíes tu nombre, puedes usar un seudónimo, aunque debes decir en cual provincia vives, sexo y edad, y la mejor manera de comunicarse contigo si eres uno de los ganadores”, señaló el OCC.

Los premios se darán a conocer en un comunicado de prensa del OCC y por email a los ganadores el 20 de octubre del 2022.

Se otorgará un primer premio de $300 dólares estadounidenses al ganador, un segundo premio de $250 y 3 terceros premios con $100 dólares. Además de 5 menciones de recarga telefónica.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Ania Guillermina Lastres, la nueva mandamás (interina) de GAESA

Ania Guillermina Lastres Morera, GAESA

LA HABANA, Cuba. – Si quisiéramos saber cuál es la verdadera estructura de poder en Cuba, así como tener una idea de lo que sucederá en breve en GAESA, ahora que el “consigliere” de los Castro ha salido del juego de manera brusca, bastaría con observar las fotos de las honras fúnebres del recientemente fallecido general de División Luis Alberto Rodríguez López-Calleja.

Todo fue tan “íntimo” y “secreto” como corresponde a los ritos luctuosos de un clan, así como absolutamente nada fue dejado al azar. Cada uno de los invitados ocupó el lugar preciso con Raúl Castro al centro, acompañado este por el nonagenario José Ramón Machado Ventura, quien durante años fue el vecino que ocupara la mansión contigua a la del finado, en la misma calle exclusiva del Reparto Kholy, en Playa.  

Quienes no estuvieron en ese salón transformado en capilla son absolutamente “soldiers” prescindibles, reciclables y hasta desechables, incluidos los generales, ministros, viceministros, amigos de la familia y otros que, aunque convocados al funeral por obligación o cortesía, quedaron a la espera en una sala contigua, y solo pudieron entrar a rendir tributo una vez que los jefes se retiraron. 

De acuerdo con lo afirmado por uno de los asistentes al funeral, en conversación privada con CubaNet, “los que no salieron en la foto (con Raúl Castro al centro) no tienen futuro asegurado una vez que (Raúl) muera”. 

Las imágenes divulgadas por la prensa oficialista hablan por sí solas. En la Sala Granma del Ministerio de las Fuerzas Armadas (FAR), frente a las cenizas del que fuera presidente ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial de las FAR, estuvieron todos los que son, incluida, en segunda fila a la izquierda de Raúl Castro, y exactamente detrás del primer ministro Manuel Marrero Cruz, la primer coronel Ania Guillermina Lastres Morera que, como vicepresidenta primera de GAESA, sustituirá a López-Calleja de manera interina.

nia Guillermina Lastres Mora, GAESA
Ania Guillermina en segunda fila, vistiendo uniforme militar (Captura de pantalla/Canal Caribe)

De hecho, de acuerdo con información de fuentes directamente vinculadas a GAESA y consultadas por CubaNet bajo condición de anonimato, lo estuvo haciendo antes y durante el período de convalecencia de su jefe, cuando a finales de 2020 este enfermó de COVID-19, quedando con serias afecciones pulmonares por las que, en numerosas ocasiones, durante estos dos años, requirió de más ingresos hospitalarios y tratamientos.

“No hay dudas de que Ania (Lastres Morera) seguirá en el cargo por un tiempo”, asegura una de las fuentes. “Fue ascendida no hace mucho de coronel a primer coronel, y posiblemente en diciembre de este año la asciendan a general porque todo el mundo habla de su buen trabajo, aunque también se dice que Marrero pudiera en algún momento volver a GAESA como presidente (…); él (lo aceptaría) más que feliz, porque aunque parece que cae muy por debajo de primer ministro, él mejor que Díaz-Canel sabe bien dónde está el verdadero poder, de dónde viene el money”.

Para la foto oficial de la ceremonia, Ania Guillermina Lastres Morera, vistiendo el atuendo militar, fue ubicada a la izquierda del actual jefe de la Sección de Economía y Finanzas del MINFAR y detrás de Marrero Cruz, el único de los grandes jerarcas que, habiendo sido designado por Fidel Castro, no solo mantuvo su cargo como ministro (en su caso de Turismo) una vez que Raúl heredó el cetro dictatorial de manos de su hermano, en 2009, sino que fue recompensado con el ascenso a su cargo actual que, solo anterior a él, ocupara el mismísimo Fidel, antes que este se autoproclamara “presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba”.

Ania Guillermina Lastres Morera
Ania Guillermina Lastres Morera (Foto: Ecured)

“Marrero no es ajeno al GAE (GAESA) ni al MINFAR, Marrero es primer ministro precisamente porque es militar y es del GAE”, afirma otra fuente cercana a la cúpula militar cubana. “Marrero incluso es mucho más joven que Ania, y mucho más ajetreado en los asuntos de empresas. Ania siempre ha sido como la encargada del trabajo sucio, la que hace esa parte que a los tipos duros no les gusta hacer. Es lo que hizo en el MINFAR hasta que pasó al GAE. Muy eficiente pero hasta ahí. No creo que la dejen mucho rato en el puesto”.

¿Quién es Ania Guillermina Lastres Morera?

Además del par de fotos que circulan en internet, a raíz de su nombramiento como diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular en 2019, sobre la primer coronel Ania Guillermina Lastres Morera no aparecen muchos datos públicos porque quizás, obligada por sus responsabilidades en el manejo de las finanzas del régimen, se ha mantenido alejada de las redes sociales donde, al menos la única cuenta de Facebook que aparecía con su nombre fue desactivada en 2014, así como la de sus hijos y demás familiares, con excepción de la cuenta de su hermana Adys Lastres Morera, quien se dedica a la renta de casas a extranjeros en La Habana a través de AirBnB, donde ha obtenido altas puntuaciones por la calidad de los servicios que ofrece.

La casa principal —de dos plantas totalmente climatizadas, que cuenta con amplios dormitorios, una suite con entrada independiente, jardines con piscina, comidas a la carta y servicio de lavado incluido— está ubicada a solo seis cuadras de la Plaza de la Revolución y se promociona en AirBnB como “Casa Verde Habana”.

También, de acuerdo con información de personas cercanas a su círculo de amistades, contaría desde 2019 con otras cuatro casas en alquiler, no gestionadas desde AirBnB por la llegada de la pandemia y la paralización del turismo, pero que, por estar ubicadas en Nuevo Vedado y Miramar comienzan a promocionarse en internet como “rentas de lujo” solo para funcionarios extranjeros residentes en la Isla. Más otra de ellas, en Habana Vieja, que posiblemente sea reservada para un negocio privado de bar-restaurante, en asociación con su amiga Raquel Mayedo, conocida presentadora de la Televisión Cubana. 

Aunque hasta el momento, por falta de pruebas no es posible vincular a Ania Guillermina como beneficiaria directa de los negocios de renta de su hermana Adys —en franca expansión a pesar de la crisis actual— sí es interesante conocer que en el pasado de la sustituta interina de López-Calleja, antes de su entrada en GAESA y aún desde su puesto como económica del MINFAR, hay experiencias como directiva en el sector inmobiliario fuera de la Isla, así como su nombre aparece vinculado a varias empresas off-shore inscritas en Panamá y Reino Unido, en su mayoría relacionadas con la importación-exportación de insumos, con el tráfico naviero y los servicios financieros y, por supuesto, a la compra venta de bienes raíces.

Casa Verde, hostal
Promoción de la casa de la hermana de Ania Guillermina (Captura de pantalla/Tomada de AirBnB)

Teniendo en cuenta la información que aparece en el Registro Público de Panamá son al menos unas seis empresas, todas fundadas entre los años 1980 y 1992, en las que aparece registrada Ania Guillermina Lastres Morera ya como directora o secretaria, algunas de ellas relacionadas directamente con otras empresas off-shore de servicios financieros y mercantiles registradas por la misma fecha en el país istmeño por Guillermo Faustino Rodríguez López-Calleja, funcionario del Ministerio de Transporte con cerca de una decena de off-shore a su cargo y hermano del fallecido presidente de GAESA.

Aunque la mayoría se encuentran inactivas desde finales de los años 90, habiendo sido disuelta la última en 2017 —por “morosidad” y de acuerdo a una disposición del Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá—, las más importantes a cargo de Ania Lastres Morera fueron ACINTEX S.A., importadora/exportadora; ANLAMEX Corp., relacionada con la adquisición de bienes raíces, y la financiera Lukenwest Holdings, S.A., encargada de gestionar las transacciones entre las navieras e importadoras cubanas registradas en Panamá y empresas europeas y de los Estados Unidos.

El nombre de Ania Guillermina aparece asociado a varias empresas en Panamá (Captura de pantalla)OpenCorporates)

“Lukenwest Holdings era una financiera con servicios de intermediación que fue creada para la flota cubana con banderas panameña y de Reino Unido”, afirma una fuente asociada durante los años 80 y 90 al Ministerio de Comercio Exterior y consultada por CubaNet bajo condición de anonimato. “Lukenwest funcionó hasta que dejó de servir. (…) Ese tipo de financiera se registra con el capital mínimo y solo para hacer determinadas operaciones. Luego se disuelve y se crea otra (…), por eso ninguna sanción (de los Estados Unidos) afecta el esquema, que valga decir fue creado en las FAR, al menos el protocolo (…). Ya cuando el año pasado varios senadores norteamericanos pidieron sanciones contra empresas como estas hace rato habían sido disueltas o cambiaron su nombre (…). Lukenwest Holdings no fue creada por Ania (Lastres Morera), solo fue parte de eso como lo fue mucha gente del MINFAR, todavía en 1980 ella ni pensaba en trabajar en el MINFAR”.

Nacida en 1960, Ania Guillermina Lastres Morera comenzó su vida laboral en las Fuerzas Armadas cubanas en 1984, como especialista en la Dirección de Colaboración Económica y Fondo Material, como subordinada directa del general Julio Casas Regueiro —creador de GAESA— pero también de quien más tarde, a mediados de los años 90, se convertiría en su jefe superior inmediato en GAESA, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja. Sin embargo, tan temprano como en junio de 1987, con menos de tres años como graduada universitaria, era designada como directora de ANLAMEX Corp., una de las primeras creaciones del sistema empresarial de las FAR que fue registrada como sociedad mercantil en Panamá.

Con solo tres años en el MINFAR Ania fue designada directora de una empresa off-shore en Panamá. (Captura de pantalla/OpenCorporates)

No obstante su rápido ascenso en el sistema económico de las FAR y de la designación como mano derecha de López-Calleja, varias personas afines a GAESA consultadas por CubaNet para este reportaje, bajo condición de anonimato, no apuestan por que Ania Guillermina Lastres Morera permanezca por mucho tiempo como cabeza principal del emporio empresarial y creen que, posiblemente en unos meses —en dependencia de ser ascendida o no al grado de general—, será removida de su puesto de segunda en GAESA para ocupar otras funciones, incluso como viceministra en el Ministerio de Economía y Planificación, donde Alejandro Gil Fernández, actual ministro, cumple una función “coyuntural”.

“No por la muerte de Luis Alberto pero ya se hablaba desde antes de que (Ania) pasaría al Ministerio de Economía”, asegura una fuente vinculada a GAESA. 

En tal sentido es válido recordar que, en 2009, Raúl Castro designa al coronel Armando Pérez Betancourt como viceministro de Economía, que fue el hombre a cargo de implementar el llamado “Perfeccionamiento Empresarial” como jefe del Grupo de Perfeccionamiento Empresarial en las FAR desde 1986.

“Ni Marino Murillo, ni (Ricardo) Cabrisas ni ahora Alejandro Gil, a ninguno los han dejado poner y disponer solos, siempre Raúl les ha puesto un tipo de su confianza al lado”, dice la misma fuente. “Cumplen una función coyuntural, sirven para dar la cara por lo que otros hacen a la sombra (…). Yo creo que a Alejandro Gil le pasará lo mismo que a Murillo, llegado el momento, pasará al olvido (…). Pondrán a otro, a otra, en este caso pudiera ser Ania, pero GAESA es para el que mejor se ha portado, y ese puede ser Marrero, sin dudas. No solo era gran amigo de Luis Alberto, su hermano, como dijo él (en la nota de condolencia publicada en Twitter), sino que fue su mejor alumno. A lo mejor no es hoy ni mañana, a lo mejor lo asume desde las sombras, pero GAESA no es para Ania, que ni lo sueñe”, termina el entrevistado.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




GAESA: la continuidad del mando tras López-Calleja

Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, Cuba, GAESA, Cuba

LAS TUNAS, Cuba. — La muerte del general de división Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, presidente ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial de Sociedad Anónima (GAESA) de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) —ocurrida, según medios oficiales, por insuficiencia cardiorrespiratoria en la madrugada de este viernes 1ro de julio— no debe haber sorprendido a quienes conocían del estado de salud del funcionario, integrante del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) y diputado de la Asamblea Nacional.

Pero otras personas dentro y fuera de Cuba, quizás poco enteradas de cómo transcurre entre órdenes y reglamentos la vida de los militares —con un control minucioso sobre ellos—, sí se sorprendieron ante el fallecimiento, al parecer repentino, del militar-empresario. Hubo muchas matrices de opiniones sobre el suceso, algunas muy poco realistas.

Se ha dicho que ahora en Cuba puede ocurrir “una lucha de poderes”, que ha sido un acontecimiento para el que el régimen “no estaba preparado” y que el problema de Raúl Castro ahora es “cómo sustituye a López-Calleja”. Señores… ¿Olvidaron que Cuba vive una dictadura que ya se prolonga por más de 60 años sostenida precisamente por militares?

Vamos a ver. Durante la Causa Uno de 1989, por la que fue sancionado con pena de muerte el también general de división Arnaldo Ochoa Sánchez y otros oficiales de las FAR y el Ministerio del Interior (MININT), acusados todos por actos hostiles contra un Estado extranjero y tráfico de drogas, Fidel Castro dijo, concerniente a los ingresos y egresos de divisas, que solamente en el sostenimiento de las FAR, sin incluir los gastos del MININT, Cuba empleaba anualmente más de “mil millones” de dólares.

Para interpretar la importancia estratégica que tiene GAESA para la existencia misma del régimen totalitario castrocomunista —por ser el conglomerado de negocios que económicamente sostiene la ideología, el partido único, la policía terrorista, el monopolio de las comunicaciones, el monopolio de las armas y la economía de dirección centralizada que sostiene al régimen— debe conocerse por qué GAESA es un holding militar y no de entidades civiles operando desde los diversos ministerios en los que tienen intereses (turismo, comercio, inversión extranjera, medio ambiente, construcción, transporte, industria, economía, la banca, las relaciones internacionales etc.).

GAESA es, ni más ni menos, un super poder dentro de los poderes del Estado, como mismo allá por 1959, y dirigido personalmente por el propio Fidel Castro, el INRA (Instituto Nacional de Reforma Agraria) se convirtió en un Estado paralelo dirigido por militares, que fue el que eliminó la propiedad agropecuaria y agroindustrial en Cuba.

Con esos antecedentes históricos y jurídicos, GAESA es un holding militar y no civil porque las empresas que posee fueron creadas para sostenimiento de las FAR, como una necesidad estratégica, para con dirección propia, sin depender de los vaivenes de la “economía socialista” que sufre todo el pueblo, pero no los altos mandos militares, ese clan castrense que solventa sus necesidades institucionales y personales con dirección y recursos en los que sólo interviene la cadena de mando militar.

El sistema jerárquico en las fuerzas armadas está estructurado escalonadamente, atendiendo a criterios muy bien definidos en cuanto a preparación técnico-profesional e intelectual, aptitud, grado militar, antigüedad en la institución y, específicamente, en el cargo y la confianza que el superior tiene en un oficial determinado, siendo una de las principales misiones de los jefes el ir entrenando a los oficiales subalternos en tareas de jefatura, por lo que, con esos procedimientos, sería el ex yerno del general Raúl Castro y con su visto bueno, quien estableció en GAESA la continuidad del mando.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Raúl Castro y la alta plana castrista despiden a Luis Alberto Rodríguez López-Calleja

López-Calleja

MIAMI, Estados Unidos.- Este sábado la más alta dirigencia del régimen cubano despidió al general Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, fallecido de un paro cardiorrespiratorio el pasado viernes 1ro de julio, informó la Presidencia de Cuba en su perfil de Twitter.

La ceremonia oficial, presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, fue celebrada en la sala Granma del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y reunió a la plana mayor del régimen.

Raúl Castro, ex suegro de López-Calleja, conocido como el zar de la economía cubana, depositó una rosa blanca ante sus restos. El gobernante Miguel Díaz-Canel hizo lo mismo, según las fotos oficiales de la despedida.

En el acto oficial también estuvieron los miembros del Buró Político Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional; Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República; Manuel Marrero, primer ministro; Roberto Morales Ojeda, viceprimer ministro; los generales Álvaro López Miera y Lázaro Alberto Álvarez Casas, ministros de las FAR y del MININT, respectivamente, y los comandantes José Ramón Machado Ventura y Ramiro Valdés.

Foto presidencia de Cuba

El general de división Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, presidente ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (GAESA), falleció este viernes 1ro de julio producto de un paro cardiorrespiratorio, según informó el diario oficialista Granma.

“Con profundo pesar informamos a nuestro pueblo que en las primeras horas de la mañana de este viernes 1 de julio, como resultado de un paro cardiorrespiratorio, falleció El general de división Luis Alberto Rodríguez López-Calleja”, dijeron los medios oficiales el pasado viernes.

De acuerdo a la información oficial, en la despedida también estuvieron familiares del occiso, “entre ellos su viuda y sus hijos mayores Raúl y Vilma”.

López-Calleja, de 62 años y jefe GAESA, un entramado que controla alrededor del 70 por ciento de la economía nacional, incluidas las inversiones hoteleras y las cuentas bancarias, era desde 2011 miembro del Comité Central del Partido. En abril de 2021 fue promovido al Buró Político y en octubre, elegido diputado a la Asamblea Nacional por el municipio de Remedios, Villa Clara.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Muere el albacea de la familia Castro, comienza la pelea por sustituirlo

López-Calleja, Cuba, GAESA

LA HABANA, Cuba.- En horas de la mañana de hoy viernes 1ro. de julio falleció repentinamente en La Habana, a causa de un paro respiratorio, el General de División Luis Alberto Rodríguez López-Calleja. Exyerno del dictador Raúl Castro y Presidente del Grupo de Administración Empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (GAESA). 

Nacido en 1960, hijo del también General de División Guillermo Rodríguez del Pozo (1929-2016) y Cristina López-Calleja Hiort-Lorenzen (que aún le sobrevive), Luis Alberto era considerado, hasta el momento de su deceso, como el hombre más poderoso de Cuba por su papel como administrador de la fortuna del clan familiar, precisamente por haber sido estratégicamente colocado desde hace décadas al frente del conglomerado empresarial y financiero más importante del régimen comunista.

Casado en los años 80 con Deborah Castro Espín, Luis Alberto fue enviado a estudiar Administración de Empresas a la antigua Unión Soviética donde se graduó con Título de Oro. A su regreso a Cuba, su suegro, en aquel momento Ministro de las Fuerzas Armadas, le encontró lugar en la institución armada como segundo jefe del Departamento Económico, encabezado por el también hombre de confianza General Julio Casas Regueiro, verdadero creador de GAESA, quien entrenó al joven en su función de albacea. 

Aunque durante años —incluso en el período en que Raúl Castro tomó las riendas del poder de manos de su hermano Fidel (2008-2018)— López-Calleja fue mantenido en las sombras sin ocupar cargos de relevancia en el poder político, meses antes de la más reciente reestructuración del Buró Político del Partido Comunista de Cuba —donde fue elegido como miembro, así como diputado a la Asamblea Nacional— y durante el traspaso de poderes a Miguel Díaz-Canel Bermúdez, se hizo evidente la intención de otorgarle mayor protagonismo en la toma de decisiones, por lo que se le vio siempre acompañando al actual gobernante tanto en reuniones oficiales como en viajes al exterior.

Así, el también llamado “dueño de los hoteles” en la Isla, por disponer de más del 90 por ciento de las instalaciones existentes, en septiembre de 2018 visitó Nueva York junto a Díaz-Canel; a finales de 2019 integró la delegación que viajó a Europa con el mandatario cubano, y ese mismo año, durante la Cumbre de los No Alineados, apareció en el epicentro de la delegación oficial del régimen junto al canciller Bruno Rodríguez Parrilla, lo que hacía presagiar que muy pronto, una vez fallecido Raúl Castro, pasaría a ocupar espacios más importantes en la vida pública, asegurando así que la familia Castro se mantuviera de manera visible en el poder. 

Para la dictadura cubana Luis Alberto Rodríguez López-Calleja no fue un simple militar u hombre de confianza encargado de los negocios. Fue considerado por quienes lo conocieron personalmente como el verdadero “cerebro financiero” del castrismo y a su gestión frente a GAESA durante los últimos años se debe que una entidad militar que participaba casi de igual a igual en el escenario económico cubano junto a otras empresas e instituciones estatales relacionadas con el turismo y la inversión extranjera, en poco menos de una década terminara por absorber más del 80 por ciento de las actividades comerciales, exportadoras, financieras e inversionistas en la Isla.

El poder de GAESA, tan solo como grupo hotelero, es indiscutible. Por ejemplo, para noviembre de 2014 Gaviota S.A. logró ubicarse en el número 55 del ranking de las 300 mayores cadenas del mundo, y en el número 3 de Latinoamérica. 

GAESA es la única entidad cubana “no auditable” por la Contraloría General y a la que le está permitido asumir completamente la actividad inversionista, constructora y de administración de sus instalaciones hoteleras, así como disponer, para su propio beneficio y de modo prioritario, de cualquier parcela o edificación proyectada o con potencialidades para la inversión extranjera, además de controlar las principales entidades financieras —sin importar las disposiciones del Banco Central de Cuba—, entre ellas el Banco Financiero Internacional, Fincimex o el Havana International Bank de Londres (Havin Bank LTD).

Luis Alberto Rodríguez López-Calleja fue el encargado de generalizar e instituir en toda la economía cubana los métodos ensayados desde el Departamento Económico de las Fuerzas Armadas. Los ejemplos más recientes y polémicos serían, además de la voluntad de no detener la construcción de más hoteles —a pesar de la agudización de las crisis económica, del turismo y sanitaria—, la creación y multiplicación de las tiendas recaudadoras de divisas (MLC), elogiadas por el propio Raúl Castro en su informe al 8vo. Congreso del Partido Comunista como una estrategia para estimular el envío de remesas por parte del exilio, y enmarcadas en un esquema de GAESA que integra desde los propios establecimientos comerciales, el sistema de proveedores, las agencias importadoras y las entidades financieras.

Al morir repentinamente Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, a pesar de las señales de “normalidad” que intentarán proyectar a la opinión pública los medios de prensa oficialistas, y mientras los jefes militares —junto con Raúl Castro, su hijo el General Alejandro Castro Espín y su nieto Raúl Guillermo Rodríguez Castro (hijo del fallecido y jefe del Departamento de Seguridad Personal del Ministerio del Interior)— no se pongan de acuerdo sobre quién habrá de ser el sustituto definitivo, sin lugar a dudas se desatará al interior de las verdaderas estructuras de poder en Cuba una lucha de poderes de las que no sabemos por el momento cuáles serán sus consecuencias inmediatas y a largo plazo.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




GAESA Fights for the Land Where the Former Moscú Restaurant Was Located

Restaurante Moscú, GAESA

Starting this February, a concise note from the Cuban News Agency (ACN, by its Spanish acronym) which was shared by other official news media, announced the construction of a new hotel in a notorious lot in El Vedado, located on “P” Street between 23rd and Humboldt, on La Rampa Boulevard. However, in a statement made by the project’s investor who was interviewed for the occasion, there is only reference to the demolition of old and deteriorated structures and absolutely nothing is said about who is carrying on this work, or about what the hotel will look like, or what companies are the owners.

But for the use of a fence to close off the street where one reads “Hotel under Construction”, there are no details in the news that can truly confirm that a hotel is being built, especially when none of the Opportunities Portfolios for foreign investment that have been published by Cuba’s Chamber of Commerce to date make reference to any construction on that lot, one of the highest assessed in the area due to its location. So, it begs the question: is it true that a hotel is being built on the ruins of the former Moscú Restaurant? And if that’s the case, who is making the general investment.

(Foto: CubaNet)

Following the press note, the official press hasn’t mentioned another word, in spite of the fact that nothing is being made clear about the construction work which has sparked curiosity among passer byes and also among the construction brigades working there. In fact, even though the site is located across the street from a television station (Educational Channel), there has been no reporting where details could be shared about what will become of the once glittery and famous Montmartre Nightclub and later, during the Sovietization in the 1960s by the Castros, the Moscú Restaurant. The restaurant vanished in a mysterious fire in mid 1989 (which coincided with the collapse of the Soviet Union).

Desde el incendio en 1989 el local quedó abandonado (Foto: Archivo de CubaNet)

Not even the construction workers who are doing the demolition are informed about what will be erected there once they finish prepping the lot. According to what CubaNet has ascertained in situ, even the top personnel responsible for the supervising the work speculates about what will happen there. The fence used to close off P street was placed there “because the supervisors could not find another one,” according to one of the brigade chiefs with whom we were able to talk.

“We used that [the fence] because there was nothing else. Someone brought it and we placed it, but no one here knows what will be built here. We came only to demolish (…). There are several brigades here, we belong to a private cooperative (…); some were hired by Palmares S.A., others directly by the Ministry of Tourism, and there are two more brigades that belong to the State: one belongs to the Ministry of Construction and the other one I believe belongs to the People’s Assembly. This has nothing to do with Gaviota S.A. or with military construction,” stated a demolition worker on condition of anonymity.

Gaviota is enraged when it finds out through the press

“Nobody knows,” I think it will be a hotel,” They say it will be a commercial mall,” “It’s a tourism warehouse,” “They will rebuild the Montmartre.” These are not the opinions of passer byes but instead the answers CubaNet received from people who are directly involved with the work.

The orders they received were to demolish and prep the lot, and that is just what they are doing. They know nothing more. Workers’ salaries come from a variety of sources, including the municipal government, and the contracts signed will expire in a few months when, before 2022 ends, they have to deliver the ground totally cleared, without trace of what was there before, with the exception of a few fragments of the façade which, from the condition they are in, might as well be torn down. “We will do all that’s necessary to salvage them,” stated a construction worker.

Detalle de la fachada del otrora restaurante Moscú (Foto: Archivo de CubaNet)

Due to the scarce information obtained at the site, CubaNet dug up inside information at the Plaza Municipal Government, at the Ministry of Tourism, as well as at Gaviota S.A. Most answers reveal the confusion that a rushed project stemming from improvisation has generated. It has sparked angry claims from [the Armed Forces military business consortium] GAESA to the Ministry of Tourism as to why it was not informed of the final decision about a lot that is of special interest to GAESA. GAESA interests are a priority established as “unwritten rule” and subject to compulsory compliance when it comes to tourism investment in the island.

“You won’t believe me when I tell you that GAE (GAESA) found out through the press. The news has been a bombshell,” according to a Gaviota S.A. worker that CubaNet interviewed, as well as other workers and officials, all on condition of anonymity.

“No one at GAESA knew that this earth-moving work had started, no one sent notice about the assignation of the lot, even when it’s in a super special area where GAE (GAESA) has priority. (…) The norm is to notify GAE, and if we are not interested then it is the prerogative of the Tourism Industry, and as a last recourse, of the municipal government to make a decision, because this is a high priority lot for investments, always in prior consultation with GAE,’ stated an official, who went on about the sense of alarm and discontent inside the military consortium that, at present, is making rights claims over the lot.

El edificio que GAESA reclama (Foto: Tomada de Cubacute)

“Before the note was made public, Gaviota was already filing claims at MINTUR because a few days before, there were photos (on social media).  I, who walk by the place every day, asked myself the question because we have no projects there. This is being talked about still because it’s a lot of priority interest for Gaviota. Not for right now, but for future projects; in addition, that was a lot that Eusebio [Leal] had special interest in; he always said that the only thing that could be built there was another nightclub. His idea was to reconstruct the Montmartre, so no one was thinking of erecting a hotel there. If they wanted a hotel, they had to recreate the Montmartre first. That, or nothing,” stated the official.

Hotel, nightclub, commercial mall or an all-in-one

However, according to the opinions we gathered, there will be no single hotel or nightclub erected in that lot, but a great commercial mall on the ground floor instead, with areas for restaurants and nightclubs in the basements and on the upper floors, as well as warehouses. This according to information given to CubaNet by officials at the Tourism Ministry and at the Plaza Municipal Government.

“There is still no approved project nor an official assignment of the lot because it did not belong to Palmares,” states a female official at MINTUR. “As far as I know, no one had to notify GAESA because the lot had long belonged to Abatur (Empresa de Abastecimiento al Turismo, the tourism supplies distributor), and also because it posed a danger due to its ruinous condition in the middle of La Rampa boulevard. So, they were forced to demolish it and to present a project and from there it ended up with Palmares (…). In reality, the fire at the Moscú Restaurant started in Abatur’s offices, which were located in the same building. The confusion stems from the “Hotel under Construction” sign, but Palmares is a non-hotel company which services the tourism sector, it is not involved in hotel construction. (…) Last I heard, whatever is built there will be managed one hundred percent by CubaSol S.A. (an umbrella for companies that service the tourism sector like Caracol, Transtur, Marlin and Palmares S.A., among others) but without foreign capital for investment,” stated the official.

Vista área de las ruinas del restaurante Moscú (Foto: Archivo)

However, other sources state that the loti s being reclaimed for a small city hotel which will be managed by the French company Accor, and whose owner would be the military construction entity Almest S.A., which belongs to GAESA.

“It will definitely be a hotel, although at street level there will be commercial space and nightclubs, piano-bar, all under the name Montmartre,” states the Cuban director of an European company established in the island that is interested in managing one of the commercial spaces at the future facility.

“The idea belonged to Palmares, without a hotel, but now control will be transferred to GAE (GAESA), and the hotel is a sure thing on the upper floors, above a commercial gallery similar to that of the Manzana Kempinski Hotel, all very exclusive. (…) Gaviota will not manage the complex, not even the hotel, that will go to Accor which has been asking for a long time for a spot in El Vedado (…). It was proposed to Accor to manage the hotel at K and 23rd [popularly known as the “K Tower” across from the Coppellia ice cream parlor] but Accor turned it down (…) because there is no certainty that it can be booked to more than 50% capacity. Not even Gaviota wants to manage the “K Tower”. They are looking frantically for someone to join them in dealing with that monstrosity,” states our source.

GAESA’s ambition is more powerful

The hotel or commercial gallery-hotel that will probably be built on the ruins of the Moscú Restaurant apparently was never in GAESA’s plans. The lot on “P” Street where it will be located is not described or proposed on any of the Foreign Investment Opportunities Portfolio elaborated by Cuba’s Chamber of Commerce since 2013 until the most recent one in 2022 where, in contrast, other important lots have been listed, such as the square block lot of the Payret movie and theater house, and the “K” Street and 23rd lot, where at present there are several hotel projects underway for the tourism sector.

In fact, the latter, officially named “Lot 11” and popularly known as the “López-Calleja Tower” (after the general who is president of GAESA and former son-in-law of Raúl Castro), is included in the 2022 edition as a hotel project still in search of management and marketing by a foreign company. This, in spite of the fat that two years ago, in a note published in the official daily Granma, it was announced that the hotel would be managed in full by Gaviota S.A., without any foreign participation whatsoever. Without a doubt, in light of the critical tourism situation, the super-hotels that have been constructed are beginning to become white elephants that cannot be handled.

Además del local y terrenos del Moscú la nueva instalación comprendería instalaciones como las de la esquina de 23 y P (Foto: Archivo de CubaNet)

The same thing is happening with the hotel on 1st and “B” (officially named “Lot 5” and christened as Hotel Grand Aston for marketing purposes) whose inauguration is set for March 15 although occupancy will not be above 20% at best.

“Things are not going well. They’ve had to go out to get help because otherwise these hotels will report loses, as there is no projection of occupancy above 20% of capacity, not even in an optimistic, five-year projection. Simply stated, the expected number of tourists will not materialize, and now they want to pass the problem on to others like a hot potato,” stated a Gaviota S.A. official to CubaNet.

“They continue to build because it’s a booming business, where resources are maneuvered at such volume, the money is difficult to control. It doesn’t matter if when the hotels are finished they are filled to capacity or remain empty; the entire process generates money for the elite in power, lots of money (…). And so, they will continue to insist that these are necessary investments when everyone knows that the hotels will remain empty (…); they already acknowledged that they cannot handle “K” and 23rd, or 1st and “B”, but that does not deter them. They see that the Moscú Restaurant lot is being cleared and they want it, they fight for it because to build is to make money (…). What they need now is some idiot who will believe that the hotel facilities will be occupied to 80%. How can they attain that if there are no tourists? There won’t be any tourists for a long time, certainly not the high-standard tourists they are counting on and for whom Cuba is not prepared as it has nothing to offer beyond sun, beaches and jineteras, i.e. young prostitutes. Whoever accepts the offer of managing those hotels better be ready to lose money. These people are scoundrels,” states the official.

The arrival of tourists to Cuba in 2021 dropped 67%, according to data published by the National Office of Statistics and Information (ONEI, by its Spanish acronym), which means 573,944 travelers of the 3 million that were forecast in 2018.

This notwithstanding, the Tourism Ministry hopes to complete more than 100,000 hotel guest rooms by 2030, as it is counting on welcoming more than 6 million visitors. Most of these hotel guest rooms, or at least the best among them, will have been constructed by GAESA through projects (hotels and non-hotel facilities alike) that add up to investments of over US$1 billion, as promoted in the most recent Opportunities Portfolio.

That is the case of the Malecón and 7th Lot, available for the construction of a five-star hotel featuring 300 guest rooms, valued at US$ 90 million; the Línea and Paseo Lot, featuring 200 luxury guest rooms and valued at US$40 million; and the 23rd and “B” Lot in El Vedado, available for construction of a 150-guest-room hotel, valued at US$30 million.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




GAESA pelea por los terrenos del antiguo restaurante Moscú

Restaurante Moscú, GAESA

LA HABANA, Cuba. – A inicios de este mes de febrero una escueta nota de la Agencia Cubana Noticias (ACN), reproducida por otros medios de prensa oficialista, anunciaba la construcción de un nuevo hotel en una conocida parcela de El Vedado, la ubicada en calle P, entre 23 y Humboldt, en plena Rampa. Sin embargo, en la declaración del inversionista del proyecto entrevistado para la ocasión, solo se hace referencia a la demolición de las antiguas estructuras en mal estado y absolutamente nada se informa sobre quiénes ejecutan las obras o de cómo habrá de ser el futuro hotel y a qué empresas pertenecerá. 

Salvo por el empleo de un valla para el cierre de la calle donde se lee “Hotel en construcción”, no se ofrecen en la noticia detalles que en realidad confirmen que se estaría comenzando la construcción de un hotel, más cuando en ninguna de las Carteras de Oportunidades para la inversión extranjera, publicadas por la Cámara de Comercio de Cuba hasta la fecha, se contempla construcción alguna en ese terreno, que por su ubicación, estaría entre los más valorados de la zona. De modo que, ¿en verdad se construye un hotel donde hoy solo quedan las ruinas del otrora restaurante Moscú? Y si fuera así, ¿quiénes estarían asumiendo la inversión general?

Valla que indica el cierre de la calle (Foto: CubaNet)

Luego de la nota citada, la prensa oficialista no ha vuelto a tocar el tema, a pesar de que nada se aclara al respecto de unas obras que han despertado la curiosidad no solo de quienes transitan por el lugar sino de las propias brigadas que laboran allí. Incluso, estando las obras emplazadas frente a los estudios de un canal de televisión (Canal Educativo), no aparece aún el primer reportaje donde se abunde en detalles sobre lo que habrá de ser lo que, en momentos de esplendor fuera el famosísimo cabaret Montmartre y, más tarde, con la sovietización emprendida por el castrismo a partir de los años 60, el restaurante Moscú, desaparecido en un misterioso incendio a mediados de 1989 (una fecha que coincidía con el colapso de la Unión Soviética).

Desde el incendio en 1989 el local quedó abandonado (Foto: Archivo de CubaNet)

Ni siquiera los obreros que laboran en las obras de demolición están informados sobre lo que se alzará allí después que terminen de acondicionar el terreno y, de acuerdo con lo que CubaNet ha indagado in situ, hasta los máximos responsables de la obra especulan con lo que pudiera suceder, puesto que la valla usada para cerrar el paso en ese tramo de la calle P, solo fue colocada ahí “porque [los responsables de la obra] no encontraron otra”, de acuerdo con la declaración de uno de los jefes de brigada con los que pudimos conversar.

“Eso [la valla] se usó porque no había otra cosa. Trajeron eso y se puso pero nadie aquí sabe lo que se construirá. Nosotros vinimos a demoler (…). Aquí hay varias brigadas, nosotros somos de una cooperativa particular (…); unas fueron contratadas por Palmares S.A., otras directamente por el MINTUR (Ministerio de Turismo) y hay otras dos brigadas del Estado: una es del Ministerio de la Construcción y la otra creo que es del Poder Popular. Esto nada tiene que ver con Gaviota ni con Construcciones Militares”, asegura un trabajador de la obra bajo condición de anonimato.

GAESA se enfurece al enterarse por la prensa

“Nadie sabe”, “Creo que será un hotel”, “Dicen que es un centro comercial”, “Es un almacén para el turismo”, “Van a reconstruir el Montmartre”. Las anteriores no son opiniones de quienes pasan por el lugar sino las respuestas recibidas por CubaNet de personas involucradas directamente con la obra. 

La orden recibida fue demoler y preparar el terreno, y eso es lo que están haciendo, sin saber más. Los salarios de los obreros llegan de varios lugares, incluido el Gobierno Municipal, y los contratos firmados terminarán en unos meses cuando, antes de finalizar el 2022, tengan que entregar el suelo totalmente aplanado, sin restos de lo que hubo, con excepción de algunos fragmentos de la fachada que, a juzgar por el grado de deterioro, pudiera echarse abajo por completo pero “se hará lo que se pueda [para salvarla]”, comenta un constructor.   

Detalle de la fachada del otrora restaurante Moscú (Foto: Archivo de CubaNet)

Debido a la poca información obtenida a pie de obra, CubaNet indagó con fuentes al interior tanto del Gobierno Municipal de Plaza, el Ministerio de Turismo, así como de Gaviota S.A. La mayoría de las respuestas igual traducen el desconcierto que ha generado un proyecto emprendido de improviso, a la carrera, y que, al parecer, ha despertado airadas reclamaciones al Ministerio de Turismo por parte del consorcio militar GAESA (Grupo de Administración Empresarial de las Fuerzas Armadas) porque no fue informado de la decisión final sobre una parcela en la que tenía especial interés, una prioridad establecida como “norma no escrita” y de cumplimiento obligatorio en asuntos de inversiones para el turismo en la Isla. 

“Si te digo que en el GAE (GAESA) se enteraron por la prensa no me lo vas a creer. La noticia ha sido como un petardo”, asegura un trabajador de Gaviota S.A. entrevistado por CubaNet, al igual que otros empleados y funcionarios, bajo la garantía de proteger su identidad.

“Nadie (en GAESA) sabía que se había iniciado el movimiento de tierra, nadie notificó de la asignación de esa parcela, es una zona súper especial y el GAE tiene prioridad. (…) Es norma que se notifique al GAE y si nosotros no estamos interesados entonces le corresponde al MINTUR, y en última instancia al Gobierno Municipal, tomar una decisión, porque es una parcela de alto interés para las inversiones, pero siempre previa consulta con el GAE”, afirma el funcionario y abunda sobre la alarma y el malestar generados al interior del monopolio empresarial militar, que en estos momentos reclama derechos sobre la parcela.

GAESA
El edificio que GAESA reclama (Foto: Tomada de Cubacute)

“Antes que saliera la nota ya Gaviota estaba reclamando al MINTUR porque días antes aparecieron fotos (en las redes sociales). Yo mismo que paso por el lugar todos los días me hice la pregunta porque no tenemos proyectos ahí. Esto está sonando todavía porque es una parcela de mucho interés para Gaviota. No para ahora pero sí para proyectos futuros; además esa era una parcela en la que Eusebio [Leal] tenía especial interés y siempre dijo que lo único que podía hacerse ahí era otro cabaret. Su idea era reconstruir el Montmartre, así que nadie pensaba en levantar un hotel. Si querían hotel, había que reconstruir el Montmartre. Era así o nada”, concluye el funcionario.

Hotel, cabaret, centro comercial o todo en uno

Sin embargo, las opiniones recogidas apuntan a que no será un hotel ni un único cabaret lo que se levantará en el lugar, aunque sí un gran centro comercial en los pisos inferiores, con áreas, tanto en los sótanos como en las plantas superiores, para restaurantes y centros nocturnos, así como almacenes, de acuerdo con la información ofrecida a CubaNet por funcionarios del Ministerio de Turismo y del Gobierno Municipal de Plaza.

“Todavía no existe un proyecto aprobado ni se ha asignado la parcela de manera oficial porque ni siquiera pertenecía a Palmares”, asegura una funcionaria del MINTUR. “Hasta dónde sé, no había que notificar al GAE porque pertenecía a Abatur (Empresa de Abastecimiento al Turismo) desde hace años, y por el peligro que representaba una construcción totalmente en ruinas, en medio de La Rampa, fueron obligados a demolerla y además presentar un proyecto, y ahí pasó a manos de Palmares (…). Realmente el [restaurante] Moscú se incendia por un fuego que comenzó en las oficinas de Abatur, que radicaba en el mismo edificio (…). El cartel de hotel en construcción fue el que trajo confusión pero Palmares es una empresa extrahotelera, de servicios al turismo, no es de su competencia la construcción y administración de hoteles. (…) Lo último que escuché decir es que lo que se haga allí será ciento por ciento administrado por CubaSol S.A. (que agrupa a empresas de servicios al turismo como Caracol, Transtur, Marlin y Palmares S.A., entre otras) pero sin la participación de capital extranjero para la inversión”, dice la funcionaria. 

GAESA
Vista área de las ruinas del restaurante Moscú (Foto: Archivo)

Sin embargo, otras fuentes aseguran que la parcela está siendo reclamada para un pequeño hotel de ciudad, administrado por la empresa francesa Accor, y cuyo propietario sería la constructora militar Almest S.A., perteneciente a GAESA.

“Será hotel, definitivamente, aunque a nivel de la calle habrá una galería comercial y centros nocturnos, piano-bar, todo bajo el nombre Montmartre”, afirma el directivo cubano de una empresa europea establecida en la Isla, interesada en la administración de uno de los locales comerciales de la futura instalación.

“La idea era de Palmares, sin el hotel, pero ahora el control se lo van a pasar al GAE y el hotel sí va, en las plantas superiores, sobre una galería comercial parecida a la del [hotel] Manzana, todo muy exclusivo. (…) No es Gaviota la que administrará el complejo, ni siquiera el hotel, eso va para Accor, que hace rato está reclamando un lugar en El Vedado (…). A Accor le propusieron administrar el hotel de K y 23 [popularmente conocido como “Torre K”, frente a la heladería Coppelia] pero lo rechazó (…), porque no hay certeza de que podrá ocuparse en más de un 50%. Ni siquiera Gaviota quiere administrar eso. Están frenéticos [GAESA] buscando quién les haga compañía en esa barbaridad”, advierte la fuente.

La ambición de GAESA puede más

El hotel o galería comercial-hotel que probablemente se alzará sobre las ruinas del restaurante Moscú al parecer nunca estuvo en los planes de GAESA. La parcela de la calle P donde estaría ubicado no aparece descrita ni propuesta en ninguna de las llamadas Carteras de Oportunidades para la Inversión Extranjera elaboradas por la Cámara de Comercio de Cuba desde el 2013 hasta la más reciente de 2022 donde, en cambio, sí han sido listadas otras parcelas importantes como las de la manzana del cine-teatro Payret y la de K y 23, donde actualmente se ejecutan varios proyectos hoteleros para el turismo.

Incluso esta última, denominada oficialmente como “Parcela 11” y popularmente conocida como “Torre López-Calleja” (en referencia al general presidente de GAESA y exyerno de Raúl Castro), está incluida en la edición de 2022 como proyecto hotelero en busca de administración y comercialización por una empresa extranjera, aun cuando hace apenas dos años antes, en una nota de prensa aparecida en el diario Granma, se anunciaba que el hotel sería administrado totalmente por Gaviota S.A. sin participación extranjera de ningún tipo. Pero, sin dudas, tal como marcha la situación crítica del turismo, los súper hoteles construidos comienzan a convertirse en grandes elefantes blancos con los que no pueden lidiar. 

Además del local y terrenos del Moscú la nueva instalación comprendería instalaciones como las de la esquina de 23 y P (Foto: Archivo de CubaNet)

En igual situación se encuentra la instalación hotelera de 1ra. y B (oficialmente denominada “Parcela 5” y bautizada para su comercialización como Hotel Grand Aston), cuya inauguración está prevista para este 15 de marzo, aun cuando no se tiene pronosticada una ocupación que, en su mejor momento, supere el 20%.

“No están saliendo bien las cosas. Han tenido que salir a buscar ayuda porque de otro modo esos hoteles darán pérdidas porque no se tiene prevista una ocupación superior al 20%, ni siquiera con una perspectiva optimista de más de cinco años. Sencillamente no habrá la cantidad de turistas que se pensaba y ahora quieren pasarle la papa caliente a otros”, aseguró a CubaNet un funcionario de Gaviota S.A.

“Se continúa construyendo porque es un negociazo redondo. Donde se mueven  recursos, así en esas cantidades, hay dinero difícil de controlar. No importa si cuando se terminen [los hoteles] se ocupan o se quedan vacíos; todo ese proceso está generando dinero para los mismos de siempre, dinero en cantidad (…). Así que seguirán insistiendo en que son inversiones necesarias cuando todo el mundo sabe que [los hoteles] se quedarán vacíos (…); ya reconocieron que no podrán con K y 23, no pueden con 1ra. y B, pero eso no los detiene, ven que están despejando la parcela del Moscú y la quieren, pelean por ella, porque construir es dinero (…). Lo que buscan ahora es un tonto que se crea el cuento de que [las instalaciones] se ocuparán en un 80%. ¿Cómo van a llegar a eso si no hay turistas? No los habrá en mucho tiempo, menos el turista de alto estándar al que están apostando y para el que Cuba no está preparada porque no tiene nada que ofrecer más allá de sol, playa y jineteras. El que acepte administrar eso que se prepare a perder dinero. Esta gente son unos bichos”, afirma el funcionario.

La llegada de turistas a Cuba en 2021 descendió en un 67%, según datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), de modo que a la Isla apenas llegaron unos 573 944 viajeros, de los más de tres millones que se pronosticaron en 2018.

No obstante, el Ministerio de Turismo aspira, con la perspectiva de recibir más de 6 millones de visitantes, a superar las 100 000 habitaciones para el año 2030, la mayoría (y las mejores) construidas por GAESA, con proyectos (entre alojamientos y extrahoteleros) que, en conjunto, superarían ampliamente los 1 000 millones de dólares de inversión, tal como se anuncian algunos en la más reciente Cartera de Oportunidades.

GAESA
Promoción de las parcelas de Malecón y 7ma., 23 y B, y Línea y Paseo, en la Cartera de Oportunidades 2022 (Capturas de pantalla)

Son los casos de las parcelas de Malecón y 7ma., disponible para el desarrollo hotelero con una instalación cinco estrellas de 300 habitaciones, valorada en 90 millones de dólares; la de Línea y Paseo, para 200 habitaciones de altos estándares con un costo de 40 millones de dólares; la parcela de 23 y B en El Vedado, al igual que las otras, disponible para un hotel de 150 habitaciones por un valor de 30 millones de dólares.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.