Escuelas abandonadas, no hay peor ciego que el ojo del amo
Permalink

Escuelas abandonadas, no hay peor ciego que el ojo del amo