1

La SIP denuncia “la misma censura de siempre” en Cuba

policía Cuba Calabazar coronavirus represión hansel ernesto protesta tania bruguera joven santiago de cuba

 

Cuba coronavirus
Patrulla de policía en La Habana (Foto: Internet)

MIAMI, Estados Unidos.- El ejercicio de la libertad de prensa y de expresión en Cuba sigue marcado “por las mismas restricciones de siempre”, subrayó la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en el capítulo de su informe semestral referido al país caribeño.

“El gobierno mantiene el monopolio de la información, restringe las telecomunicaciones y el acceso a internet”, subraya la organización continental de defensa de la libertad de prensa, que tiene sede en Miami y está divulgando el informe por internet dado que su reunión de medio año fue suspendida por la COVID-19.

Desde el pasado mes de octubre, once periodistas fueron detenidos en Cuba y a 24 se les prohibió la salida del país, dice la SIP.

Además, el periodista independiente y abogado Roberto de Jesús Quiñones sigue cumpliendo condena en prisión y el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, cuya organización también ejercitaba el periodismo ciudadano, permaneció más de seis meses encarcelado y ahora cumple condena en su domicilio.

En el último semestre, las autoridades decomisaron medios de trabajo a periodistas, registraron sus viviendas, acosaron a sus familiares e intervinieron sus cuentas en redes sociales.

También bloquearon numerosos sitios web de medios y organizaciones independientes, señala el informe.

La SIP emitió también una resolución en la que condenó las restricciones e instó al gobierno a cesar las prácticas de persecución y hostigamiento contra periodistas, sus familiares y fuentes informativas.

La SIP está compuesta por más de 1300 publicaciones del hemisferio occidental.

EFE

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




¡Ni ingenuo ni vendible, Díaz-Canel!

Miguel Díaz-Canel Cuba

Miguel Díaz-Canel junto a Raúl Castro (Cubadebate)

LAS TUNAS, Cuba.- Resumiendo el congreso de periodistas acreditados en medios oficiales, y refiriéndose a comunicadores independientes, Miguel Díaz-Canel dijo que “tienen un precio o creen ingenuamente en el falso discurso libertario de los apologistas del mercado.”

Según el general de ejército Raúl Castro, vitalicio jefe supremo del Consejo de Estado, Miguel Díaz-Canel es “el único sobreviviente” de cerca de una docena de jóvenes que llegaron al Buró Político (del Partido Comunista), pero la mayoría de ellos quedó por el camino sin conseguir llegar a las más “altas responsabilidades del Partido y el Gobierno”.

Permanecer en aguas tempestuosas prolongadamente, cuidando mantener seca la ropa, quizás explica las palabras del “único sobreviviente” respecto a quienes en Cuba ejercemos el oficio más peligroso del mundo, el periodismo.

En Cuba a los periodistas no se les mata. En Cuba a los periodistas se les entierra vivos. Da igual que sean oficialistas o independientes. El sepulcro suele ser una cárcel; pero también puede ser la casa, e incluso, ampliando la fosa, la ciudad o el país del condenado a desaparecer, Cuba.

Quienes en Cuba hacemos periodismo libre, ya sea por nuestra cuenta u oficialistas transgresores de la censura, bien podemos enfrentar acusaciones por ocho delitos preceptuados en el Código Penal:

Artículo 91, Actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado, sancionado de 10 a 20 años de cárcel o pena de muerte si se ejecuta “un hecho con el objeto de que sufra detrimento la independencia o la integridad territorial del Estado cubano”.

En marzo 2003, cuando la Primavera Negra, llamada así por el encarcelamiento de 75 opositores, 15 comunicadores fueron sancionados por el artículo 91 del Código Penal; de ellos, 11 fueron condenados con sanciones agravadas de entre 20 y 27 años de cárcel.

Artículo 103, Propaganda enemiga, penalizado con sanción de entre uno y 15 años de prisión por incitar con “propaganda oral o escrita” contra la solidaridad internacional o el Estado socialista, difundir noticias falsas o predicciones maliciosas, tendentes a causar alarma o “descontento en la población”.

Artículo 115, Difusión de noticias falsas contra la paz internacional, sancionado de uno a cuatro años de privación de libertad por perturbar la paz internacional, o “poner en peligro el prestigio o el crédito del Estado cubano o sus buenas relaciones con otro Estado”.

Artículo 142, Atentado, condenado de uno a tres años de presidio. Y el atentado no sólo lo configura la violencia, sino también el hecho de la autoridad a considerar “intimidación”, que puede alegar, por ejemplo, durante un arresto.

Artículo 143, Resistencia, sancionado de tres meses a un año de privación de libertad, y cae en resistencia un periodista si intenta salvar su material de trabajo de la censura policial.

Artículo 144, Desacato, penalizado con sanción de tres meses a un año de privación de libertad si, ya sea de forma oral o por escrito, las autoridades, funcionarios públicos o sus agentes, se sienten amenazados, calumniados, difamados, insultados, injuriados o de cualquier modo heridos en su “dignidad o decoro”, ampliándose la sanción hasta tres años de cárcel si el desacato se realiza “respecto al Presidente del Consejo de Estado, el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, los miembros del Consejo de Estado y de Ministros o los Diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular”.

Artículo 149, Usurpación de capacidad legal, sancionado con privación de libertad de tres meses a un año quien, “con ánimo de lucro u otro fin malicioso, o causando daño o perjuicio a otro” realice actos propios “de una profesión para cuyo ejercicio no está debidamente habilitado”.

Hoy día, junto con el desacato, la resistencia y las presuntas transgresiones de orden público, la Usurpación de capacidad legal es una de las herramientas más a mano de la policía política para amenazar a los comunicadores.

Llama la atención que se acusa de usurpación de capacidad legal a comunicadores opositores, mientras en medios oficiales, existen cientos de informadores sin títulos de periodistas.

Sancionadora por analogía, luego antijurídica, la octava herramienta del Código Penal, útil al régimen para deshacerse de cuantos le son indeseables, es el llamado Estado Peligroso, o índice de peligrosidad, por el que una persona puede ir a la cárcel de uno a cuatro años al considerársele “en contradicción manifiesta con las normas de la moral socialista”.

No bastándole al régimen con esas “figuras delictivas” vigentes en el Código Penal, en febrero de 1999 promulgó la Ley No. 88 (Ley Mordaza), en plena actualidad hoy y con la que, continuamente, se amenaza no sólo a los comunicadores, sino a toda la oposición. El apartado 7 es específico para quien encaminado a desestabilizar el país y liquidar el Estado socialista, “colabore por cualquier vía con emisoras de radio o televisión, periódicos, revistas u otros medios de difusión extranjeros”.

Durante la Primavera Negra, ocho comunicadores fueron enjuiciados por la Ley No. 88, de ellos, cuatro con condenas de entre 20 y 25 años de cárcel.

El dictador Fulgencio Batista un día cargó al niño Raúl Castro en sus brazos. Y ese suceso, tal parece que premonitorio, se ha transformado en todo un símbolo por aquello de, si tú me cargaste, ahora yo te llevo.

Y es que ahora la dictadura del general Fulgencio Batista, en cuanto a censura, semeja un niño de teta comparada con lo que el general Castro ahora prohíbe.

Amnistiado penalmente, pero no la responsabilidad civil, vigentes las sanciones accesorias, Fidel Castro no podía ejercer profesiones liberales (abogacía, periodismo…), pero, así y todo, recién salido de la cárcel luego de cumplir 22 meses de prisión por el asalto al cuartel Moncada, en réplica a una carta abierta del coronel Ríos Chaviano, jefe militar de la entonces provincia Oriente, Fidel Castro publicó en la revista Bohemia, un artículo titulado ¡Mientes, Chaviano!, luego, en el periódico La calle, enfrentando directamente al general Batista, publicó ¡Manos asesinas!

Suerte que tuvieron Fidel y Raúl con el general Batista. Hoy serían condenados por desacato. Así y todo, aunque me condenen, no puedo quedarme callado cuando lo bien ganado es estrella y no yugo, y por el periodismo libre digo: ¡Ni ingenuo ni vendible, Díaz-Canel!




El empleado más joven de Facebook alienta a los cubanos

Mark Zuckerberg con Michael Sayman el empleado más joven de Facebook

Martinoticias.com entrevistó a Michael Sayman, un joven peruano-americano de 17 años, que aunque no ha terminado la preparatoria, ya tiene trabajo en la red social más grande del mundo.

Michael Sayman , un joven peruano-americano de 17 años, no ha terminado los estudios pero ya se ha convertido en el empleado más joven de Facebook.

La aplicación que diseñó en la cocina de su casa, 4 Snaps, alcanzó más de 300 mil descargas en sólo 6 meses.

“Descansando en el cuarto con mi hermana, veo que ella envía unas fotos a una amiga, la amiga entonces tenía que adivinar cuál era la palabra de la fotografía que estaba enviando… y pensé “¡eso es excelente para una aplicación!”, recuerda Sayman acerca de la creación de 4 Snaps, un app que requiere de las redes sociales para poder jugar y encontrar amigos.

4 Snaps

Se basa en un sencillo juego de palabras que debes acompañar con fotografías y luego enviar a un amigo para que éste intente adivinar la palabra escogida por medio de 4 fotos.

El joven programador cree que para crear una aplicación no es necesario ser un experto en tecnología.

“No se necesita nada especial, simplemente que quieras hacerlo, si te gusta, creo que es posible”, asegura.

Computadora y creatividad

Michael aprendió a crear aplicaciones investigando en internet: “si no tienes un libro o una biblioteca a donde puedas ir a aprender códigos, entonces en internet puedes aprender de todo”.

“Una computadora es todo lo que necesitas, una computadora y creatividad” es el mensaje que envía Michael a los cubanos de la isla, refiriéndose a los pesares de tantos jóvenes para acceder a la red.

“Yo les digo que aunque no exista internet, eso no es nada que les pueda bloquear la creatividad. Necesitan definir primero qué es lo que quieren crear, entonces la mente no se limita por la falta internet”, asevera el joven.

Desde su página de Facebook el joven creador apoya a todo aquel que lo necesite y asegura que las puertas están abiertas a cualquier consulta.

“Si quieren hablar conmigo yo estoy aquí para ayudarles en lo que sea, mándenme un mensaje y les responderé”, comenta Sayman y envía un mensaje a los jóvenes cubanos.

La aplicación que Sayman desarrolló se integra a redes sociales como Twitter o Facebook para jugar, y en sólo meses se convirtió en una de las más “descargadas” en la tienda de Apple.

¿Mark Zuckerberg sabe quién soy?

​Michael Sayman nunca imaginó que la aplicación que diseñó como un juego le cambiaría la vida. Al poco tiempo de que su app superara las 200 mil descargas, Facebook le invitaba por medio de un correo electrónico para que viajara a su sede en Silicon Valley y conociera sus instalaciones.

Al entrar a las oficinas de la red social más grande del mundo fue recibido por su co-fundador y director ejecutivo. “Al entrar él me dice: ‘Hola Michael’ y me digo “¿Qué, sabe quién soy?, sabe mi nombre, quiero tomarme una foto con él. ¡Es increíble ver que todo eso pase y a la misma vez es divertido!” exclama jubiloso Michael.

Sayman se ha convertido en el empleado más joven de Facebook luego que aceptara la propuesta para comenzar a trabajar este verano, a comienzos de junio.

Sus padres Miguel y Cristina Sayman dicen estar preocupados por la inminente separación, aunque aseguran sentirse confiados porque conocen a su hijo y saben que es una oportunidad muy deseada por él.

En la escuela sus notas han sufrido muchísimo en este proceso pues los últimos años han sido cada vez más exigentes por tantos deberes. Pero para Michael lo importante es llegar a la meta y ” divertirse con lo que hace”.

Llegar a las tiendas de Apple

“Al principio es muy difícil poder colocar una aplicación en las tiendas online”, explica el joven y adelanta que “el éxito de una aplicación tiene que ver con la suerte y a la misma vez en cómo funciona.

“Cuando la aplicación es divertida y muchas personas la comparten en internet con sus amigos eso también ayuda para que la aplicación crezca”, dice.

Los juegos electrónicos han cambiado mucho en las últimas décadas y la forma de hacerlos lucrativos se ha transformado con la aparición del internet. Hoy día puedes descargar cientos de miles de juegos y aplicaciones gratuitas o a un costo de 99 centavos de dólar, lo interesante es cómo logran obtener ganancias a medida que el usuario se adentra en el juego.

“Para que una aplicación gane dinero necesitas tener muchos usuarios, millones de usuarios pero a la misma vez, es una oportunidad que abre puertas a muchas personas, mira mi ejemplo, yo no he terminado el colegio y ya tengo un trabajo, es una gran oportunidad para mi”, afirma Michael.

  • Publicado en Noticias Martí