1

Exmilitar cubano es condenado en España a 18 años de prisión por asesinato

(taringa.net)

ESPAÑA.- La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a 18 años y 3 meses de cárcel al exmilitar cubano Alberto H.B. por el asesinato en 2015 de Manuel J.G. en una nave de Carmona (Sevilla) propiedad de su patrón, José María Y.T., condenado a su vez a nueve meses de prisión por tenencia ilícita de armas.

Los hechos sucedieron el 27 de noviembre de 2015 cuando la víctima, acompañado de tres amigos, acudió a la nave de José María Y.T., donde ambos mantuvieron una discusión por una deuda y en un momento determinado salió de una habitación de la nave Alberto H.B. armado con una escopeta y disparó “dos tiros” a la víctima, sin darle tiempo ni opción a defenderse como él mismo admitió en el juicio celebrado con jurado popular.

Según Alberto H.B., le disparó porque llevaba una pistola con la que apuntaba a su patrón, que le pidió ayuda, si bien este extremo no fue corroborado en el juicio ni por José María Y.T. ni por los acompañantes de la víctima, que falleció en una gasolinera de Sevilla cuando éstos le llevaban al hospital.

El juicio se celebró inicialmente contra ambos pero en la última sesión el juez José Manuel de Paúl eximió al jurado de emitir veredicto por asesinato contra José María Y.T., al que sólo acusaba la familia de la víctima, por considerar que no había quedado acreditado fundamento para dicha acusación, aunque sí se pronunciaron sobre el delito de tenencia ilícita de armas.

El jurado declaró culpable a Alberto H.B. de asesinato y tenencia ilícita de armas y a José María Y.T. del segundo delito al considerar que la escopeta usada en el crimen era de su propiedad.

Tras el veredicto de culpabilidad, la Audiencia condena al principal inculpado a 17 años y 6 meses de cárcel por asesinato y a 9 meses por tenencia ilícita de armas, así como al pago de una indemnización total de 161.700 euros a los padres y las tres hijas de la víctima, según la sentencia facilitada hoy por el TSJA.

Asimismo, impone 9 meses de prisión a un segundo investigado por un delito de tenencia ilícita de armas.

La Fiscalía sólo acusaba a Alberto H.B. y le pedía 17 años y 10 meses de cárcel mientras que la acusación particular solicitaba 27 años para ambos y las defensas el mínimo legal por cada delito (15 años por asesinato en el caso del exmilitar cubano y seis meses por tenencia ilícita de armas en ambos casos).

El fallo recoge que el jurado declaró probado que el día de los hechos, el exmilitar cubano, “con intención de acabar con la vida” de Manuel J.G., efectuó contra él “a muy corta distancia” dos disparos con la escopeta causándole “tan graves lesiones internas que ocasionaron efectivamente su muerte poco después”.

Según recoge la sentencia, contra la que cabe recurso ante el TSJA, Alberto H.B. “era consciente” de que la víctima “no tenía ninguna posibilidad de huir o defenderse de su ataque mortal, pues él había irrumpido armado en la nave de modo inesperado, desde una habitación contigua, y había efectuado sus disparos de manera inmediata, sin previo aviso y a muy corta distancia, contra una víctima desarmada”.

Respecto al segundo acusado, al que la Audiencia absuelve del delito de asesinato, el jurado también declaró probado que poseía una escopeta de caza pese a que “carecía de licencia de armas” y cuya custodia “había confiado” al exmilitar cubano cuando éste comenzó a trabajar y vivir en la parcela de su propiedad.

(EFE)




Policía española detiene a cuatro cubanos por robo de joyas

(elmundo.es)

VALENCIA, España.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos mujeres y dos hombres como presuntos autores de un delito de hurto menos grave tras apoderarse de un bolso valorado en 3.500 euros, en cuyo interior había, entre otras pertenencias, un anillo con un zafiro y un reloj de platino y brillantes.

Según un comunicado policial, los detenidos, de origen cubano y entre 24 y 44 años, cometieron el robo perfectamente coordinados y la víctima fue una mujer extranjera que estaba sentada en la terraza exterior de una cafetería de la estación de autobuses de València.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes que un matrimonio de nacionalidad extranjera residente en una localidad de Almería, había denunciado la sustracción del bolso de la mujer, cuando se encontraba en terraza de una cafetería en la capital valenciana.

En el interior del bolso, la víctima llevaba sus dos relojes, uno de platino y brillantes y otro dorado, cuatro anillos, uno de ellos con un zafiro, un teléfono móvil de alta gama, 85 euros, su pasaporte, tarjetas bancarias, la tarjeta sanitaria y un juego de llaves, todo ello valorado en unos 3.500 euros.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que los autores del hecho podrían ser un grupo perfectamente organizado formado por dos hombres y dos mujeres, ya conocidos por el grupo de hurtos de la Policía por hechos similares.

Los agentes averiguaron que los sospechosos habían actuado en pareja de hombre y mujer que, de forma coordinada y organizada, llegaban a la terraza de la cafetería donde “marcaron” a su víctima, una mujer que había dejado su bolso sobre una maleta tipo trolley a su lado.

Los detenidos se sentaron en una mesa al lado de la víctima y en ese momento, apareció la otra pareja del grupo, y mientras uno distraía a la dueña del bolso, otro se apoderaba del mismo y salía huyendo del lugar.

El sospechoso que distrajo a la víctima y los otros dos que se habían sentado en la mesa próxima se marcharon en dirección opuesta al autor material del robo.

Los policías averiguaron las identidades de los cuatro sospechosos, y tras las gestiones pertinentes, fueron detenidos como presuntos autores de un delito de hurto menos grave.

Los detenidos, con numerosos antecedentes policiales, tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, y fueron advertidos de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando le fuesen requeridos.

(EFE)




Detienen a implicado en asesinato de custodio

La escena del crimen: Dirección Municipal de Comercio Minorista en Puerto Padre (foto del autor)
La escena del crimen: Dirección Municipal de Comercio Minorista en
Puerto Padre (foto del autor)

LAS TUNAS, Cuba. -Autoridades del Ministerio del Interior informaron este sábado que tienen detenido a un implicado en el asesinato del custodio de la Dirección Municipal de Comercio ocurrido el pasado viernes.

“Hay un detenido y se encuentra en la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones”, dijo por vía telefónica el oficial de guardia de la Policía Municipal en horas de la mañana de este sábado. Los medios locales de la prensa oficial no publicaron la noticia del asesinato del custodio lo que provocó que los hechos fueran reconstruidos y mal interpretados por la ciudadanía. Solo el periodista Oscar Peña informó por Radio Libertad que a las tres de la tarde del sábado las autoridades darían información que esclarecería el delito. Para ello congregaron a cientos de personas frente a la escena del crimen, la Dirección de Comercio Minorista.

En los últimos años han ocurrido en el municipio Puerto Padre varios asesinatos sin esclarecer. Se le suma por el momento a la lista, la muerte violenta del custodio Julio Toribio Osorio Camacho, de 73 años de edad, que ha conmocionado a la población.

Como pruebas del delito que implicarían la presunta culpabilidad del detenido en el asesinato, el Ministerio del Interior encontró en poder del acusado varias tarjetas para la adquisición de combustible que fueron sustraídas en ese hecho, así como regalos que miembros de la compañía de comercio había adquirido para sus compañeros por el Día de los Padres.

Los oficiales del Ministerio del Interior, adscritos a la dirección provincial de Las Tunas, no identificaron al detenido, “ni vamos a dar más información”, le informo un teniente coronel al mando a la población que se reunió en la sede del Ministerio de Comercio.

El presunto culpable no reside en la ciudad de Puerto Padre, pues en este municipio no hay ningún residente detenido por ese delito en estos momentos.  La población en general comenta que todavía queda mucho por resolver en este crimen, en el que incuestionablemente, hay más de un autor y algún que otro cómplice. Aun así, las autoridades dan por esclarecido el caso con un detenido aunque no mencionan nombres, apellidos ni lugar de residencia.

Artículo relacionado: Matan a custodio en intento de robo




Pólvora y plomo

LA HABANA, Cuba, agosto, 173.203.82.38 -El riesgo de morir baleado en La Habana ya es una preocupación real para muchas personas. Los peligros aumentan en las barriadas pobres, donde la marginalidad se conjuga con otros factores desencadenantes, tales como el excesivo consumo de alcohol, la distorsión de las creencias de origen Abakuá por parte de las nuevas generaciones, en el hecho de rendirle culto a la violencia en sus facetas más brutales; y el crecimiento del tráfico de estupefacientes.

Muchas de las controversias que terminan en refriegas mortales, están asociadas al control del negocio de las drogas. Usurpaciones de áreas, dinero no pagado en tiempo y forma entre las bandas, son solo un par de motivos para que las tensiones escalen y ensombrezcan la relativa tranquilidad ciudadana.

Las puñaladas y los tiroteos no cesan en los municipios Habana Vieja, Centro Habana, Guanabacoa, Cerro y San Miguel del Padrón, por solo citar algunas localidades capitalinas con una alta incidencia delictiva.

El sábado 28 de julio a las 6 de la tarde, los pistoletazos rompieron la calma en la intersección de las calles de Damas y San Isidro y sus alrededores.

Vecinos del lugar, perteneciente al barrio de Belén, en La Habana Vieja, aseguran que fue algo terrible.

“Yo no me explico, cómo fue que no hubo más muertos. Los tiros silbaban como en las películas policíacas”, contaba una mujer que pudo cobijarse a tiempo dentro de su habitación con puerta a la calle.

“Mi hija y yo nos metimos debajo de la cama. Ella todavía está nerviosa. No es para menos”, añadió.

Otros vecinos de esa cuadra, describieron con similares versiones el hecho que tuvo como protagonistas a varios hombres.

“Uno murió de un balazo en el pecho y otro quedó muy grave”, afirmó un joven que pudo ver la escena desde la persiana del apartamento donde reside.

“Tenía miedo, pero la curiosidad por ver aquello, era mayor. Un familiar de uno de los implicados me informó sobre el único fallecimiento y el estado crítico del otro”.

Una fuente cercana a la policía que pidió el anonimato, se hizo eco de la preocupación que existe dentro de la institución a causa del aumento de estos incidentes y el creciente número de armas de fuego en poder de los delincuentes.

Al observar en su conjunto la realidad socioeconómica del país, se comprende que es lógico que proliferen este tipo de eventos, que muestran un declive que genera problemas cada vez más complejos.

No es disparatado pensar que podemos llegar a un verdadero estado de caos. El potencial para que se materialicen revueltas incontrolables crece en la medida en que se agota un discurso político incapaz de generar esperanzas en una población descreída y apática.

La marginalidad actual tiene sus causas en el fomento de ideas a las que les pusieron el membrete de socialistas, pero que en esencia eran puro barniz.

La podredumbre emerge por todos lados en medio de las dudas y el pesimismo sobre la factibilidad de que los comunistas puedan revertir sus fracasos y sacar al país del profundo atolladero en que se encuentra.

Andar La Habana, no es solo el título de un programa televisivo conducido por el historiador Eusebio Leal, donde muestras la historia colonial de la ciudad desde una perspectiva que ignora la grave situación en materia arquitectónica, servicios sociales básicos, y toda la vasta suma de desastres que son hoy la ciudad y el país.

El título del programa es hoy una irónica invitación a pasear por edificios ruinosos, charcos de agua inmunda y enormes baches, sin olvidar los pistoletazos y las cuchilladas que se han convertido en medios cada vez más habituales para dirimir cualquier desavenencia.

Esa Habana que no aparece en los discursos de Leal, ni en los libretos de los guías turísticos, es el vivo retrato de la Cuba real. Un país en retroceso, en grave crisis, aunque la propaganda se esmere en presentarlo como un país modelo.

Se comenta –porque de esas cosas la prensa no habla- que todos los pistoleros que participaron en la refriega de La Habana Vieja, ya están bajo arresto. Pero no creo que eso no es suficiente para tranquilizarnos. Otros deben tener sus armas listas para usarlas en el momento preciso. El descontrol ya es general.

El creciente número de armas de fuego de pequeño calibre, indica que los almacenes militares no están a salvo de la corrupción y el mercado negro. ¿De dónde salen esas armas?  Desafortunadamente, como dije,  nunca se publican estas noticias en la prensa oficial; que se concentra en hablar del “enemigo imperialista”, sus “mercenarios” y los invisibles “logros” del socialismo.

Por lo anterior, proliferan los rumores como medio de información. Hay que recurrir a la imaginación y las bolas para deducir la procedencia de las armas, o tener  la suerte de encontrarse con fuentes fidedignas dispuestas a ofrecer informaciones -anónimas, por supuesto- sobre el peligroso tráfico de armas que ya se hace evidente con los tiroteos callejeros.

[email protected]