1

Gallegos radicados en Cuba y Venezuela sin votar por falta de boletas

Cuba, Venezuela

Cuba, Venezuela
(Foto: Archivo/Europa Press)

MIAMI, Estados Unidos. – La compañía española Correos reconoció este martes que los emigrantes de ese país radicados en Cuba y Venezuela no pudieron votar en las pasadas elecciones de la comunidad de Galicia por problemas en el reparto de la documentación en estos países.

Fuentes de esa empresa confirmaron a la agencia Europa Press que la documentación se envió a todos los países menos a Venezuela, debido a que no se encontró “transporte público ni privado” para hacerla llegar. En consecuencia, “ya no se podrá votar desde allí”.

En el caso de la Isla caribeña, la documentación sí llegó, pero el correo cubano no procedió al reparto de la misma.

Se estima que 1 720 españoles en Cuba y otros 1 945 en Venezuela, todos inscritos en el censo de residentes ausentes (CERA), solicitaron poder ejercer el derecho al voto.

Sin embargo, todos los electores españoles radicados en el extranjero también tienen derecho a votar en las oficinas consulares del país ibérico en el exterior.

Europa Press destaca que la documentación para votar si llegó al resto de países de América Latina “tras un gran esfuerzo por la situación especial originada por la COVID-19”.

Para tal fin, la española Correos seño alianzas con servicios de correos públicos de esas naciones. En los que no hubo esa posibilidad, como en el caso de Uruguay, se hizo llegar la documentación a través de medios como Fedex-Correos Express.

Datos provisionales que Embajadas y Consulados han facilitado al Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación señalan que apenas el 44,74 por ciento de los electores del CERA ha llegado a depositar el voto en las elecciones autonómicas celebradas el pasado domingo en Galicia.

Según opiniones recogidas por Europa Press, los votos han sido “inexistentes” en territorios tradicionalmente dominados por el Partido Popular (PP).

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Servicio postal directo entre Cuba y EE.UU. está detenido desde marzo

Oficina de Correos en La Habana (Reuters)

LA HABANA, Cuba.- El servicio de correo postal directo para el intercambio de correspondencia y paquetería entre Cuba y Estados Unidos se encuentra detenido desde marzo pasado, informó hoy en La Habana el grupo empresarial Correos de Cuba.

La vicepresidenta primera de la empresa, Zoraya Bravo, dijo que los servicios de correspondencia, encomiendas y bultos postales entre las dos naciones se mantienen, pero de manera limitada, pues para hacerlo ahora es preciso recurrir a terceros países.

El tráfico postal ha disminuido hasta el 46 % respecto a 2016, ya que el hecho de tener que recurrir a terceros países dificulta el proceso, explicó la funcionaria.

El servicio postal directo entre Cuba y EE.UU. fue restablecido en marzo de 2016, después de cinco décadas interrumpido, fruto de un acuerdo suscrito el año anterior por el gobierno cubano y la administración de Barack Obama, en el marco del deshielo.

Bravo explicó que al comenzar los vuelos directos comerciales -también acordados en diciembre de 2015- fueron contratados vuelos chárter para los envíos con tres viajes por semana, que luego fue reducida a dos frecuencias.

Según Bravo, después de un año tuvieron que detenerse, pues el plan de prueba estaba próximo a expirar, y a partir de entonces , comenzaron las gestiones para regularizar el intercambio a través de aerolíneas comerciales, pero desde marzo pasado la parte cubana espera una respuesta sobre la fecha para el restablecimiento.

Los envíos del correo entre los dos países se suspendieron en 1968, después de la explosión de una bomba procedente de Nueva York en una saca postal, según han señalado medios oficiales de la isla.

Durante décadas, el enlace postal entre Cuba y Estados Unidos se hizo a través de un tercer país y las negociaciones para regularizar el servicio directo, que comenzaron en 2009, quedaron interrumpidas varios años hasta que se retomaran de nuevo en 2013.

Tras 48 años de suspensión, el 11 de diciembre de 2015 Cuba y EE.UU. acordaron restablecer el servicio postal directo mediante un plan piloto para transportar paquetes y correspondencia entre los dos países.

En los últimos meses, luego de la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EE.UU., han surgido nuevas tensiones en los gobiernos de La Habana y Washington, marcadas por el anuncio de una política hacia la isla distante al acercamiento que caracterizó la de su antecesor.

Esa situación se ha agravado en días recientes tras la decisión de la administración Trump de retirar el 60 % del personal de su embajada en La Habana y la expulsión de 15 funcionarios de la legación cubana en Washington, medidas motivadas por supuestos “ataques acústicos” sufridos por una veintena de diplomáticos estadounidenses en la isla.

(EFE)




Correos de Cuba: quejas vs. justificaciones

Oficina de correos (Archivo)

LA HABANA, Cuba.- Durante el 2016 el Grupo Empresarial Correos de Cuba recibió 1 557 quejas, informó José Manuel Valido Rodríguez, director de comunicación institucional de esa empresa en los más recientes foros realizados durante dos jornadas en los sitios oficialistas del país.

Entre ellas se reiteran los problemas de suscripción a la prensa impresa y de la entrega de los bultos postales, lo cual demuestra el poco interés de las autoridades cubanas por mantener a la población manteniendo secuestrada inclusa la propia información estatal que ofrece el propio Gobierno cubano.

Para el pasado año se registraron unas 130 quejas por pérdidas, espoliaciones y cambios de contenido de los paquetes y bultos postales, informó en los medios oficialistas la ingeniera Zoraya Bravo Fuentes, vicepresidenta primera de Correos de Cuba.

Los principales problemas tienen que ver con aquellos bultos provenientes de Estados Unidos y de Europa, dándose casos como el de Mirtha Portillo, que espera un paquete proveniente de Alemania desde hace dos meses. También Esther Blanco, residente en Holguín, aguarda por un paquete postal que le enviaron desde La Habana hace más de un mes.

Después del 17 de diciembre de 2014 se incrementó el volumen de bultos que se reciben en la Oficina de Cambio Internacional de La Habana, que distribuye la paquetería proveniente desde los Estados Unidos.

Por problemas de transportación, de la capacitación del personal que trabaja en dicha oficina y otros de seguridad del envío, dicha oficina constituye hoy una gran traba para el recibo de los bultos postales.

El transporte del que dispone la Oficina de Correos tiene más de 15 años de explotación. Carros que, como dice Carlos Jesús Asencio Valerino, presidente del Grupo Empresarial, son de múltiples marcas, y los repuestos de partes y piezas para los mismos no se encuentran con facilidad en el territorio nacional. Un hecho que es común en todos los automóviles del país, más si son estatales.

Una alternativa serían las bicicletas. Al principio del Periodo Especial en Cuba se asumieron como el medio de transporte alternativo que resolvería los muchos problemas de transportación, al menos provisionalmente. Se entregaron en los años noventa miles de bicicletas de factura china y otras de fabricación cubana cuyas piezas de repuesto también se convirtieron en un problema.

Pepe, vendedor de piezas en un mercado clandestino, comentó a este reportero que hace más de un mes y medio que no hay piezas nuevas. “No se encuentran los tacos de freno, las chicharras ni las cadenas; las gomas están malísimas y de cámaras solo aparecen las que inventan a 100 pesos la gente por ahí… si las encuentras”.

Los carteros cubanos han reclamado a las autoridades superiores del Grupo Empresarial Correos de Cuba un pedido de más de 3 000 ciclos para aligerar la carga de trabajo que tienen. Desde hace más de tres años recibieron la promesa de que se les iban a entregar nuevos medios de transportación, pero hasta la fecha solo se han facilitado unas 600 bicicletas.

Roberto Moro denuncia que envió una carta desde el municipio de Plaza de la Revolución hasta el vecino territorio de Playa, ambos dentro de la capital cubana. Sin embargo ya han pasado más de 60 días y todavía no ha llegado a su destinatario.

El servicio de Correos también entrega las facturas telefónicas a domicilio. Pero Katia, de Playa, lleva más de ocho meses sin recibir la factura, y Nuria Riso Caraballo tiene el mismo problema desde hace un año. Las autoridades de Correos se justifican diciendo que es por problemas de solicitud, pero las ciudadanas consideran que ese es un servicio que ya ellas pagan mensualmente sumado al mismo pago de la tarifa telefónica.

Correos de Cuba también hace la entrega de las suscripciones a los periódicos nacionales Granma, Juventud Rebelde y Trabajadores, de las cuales más del 80 % son suscripciones estatales.

La empresa estatal hoy, más que un aliciente, representa una preocupación. La permanente insatisfacción demuestra que el grupo deber trabajar mucho para mejorar.




Atención: paralizado el cobro de giros postales internacionales desde Cuba

correos

MIAMI, Estados Unidos.- Las autoridades cubanas han notificado hoy que el cobro de los giros postales internacionales está paralizado debido a afectaciones técnicas entre “el sistema de comunicaciones entre la Unión Postal Universal (UPU), radicada en Berna, Suiza, y los servidores de Correos de Cuba en La Habana”.

Según la nota publicada en el diario Granma, las personas en Cuba a las que le han enviado giros desde el jueves 3 de noviembre no han podido cobrarlos.

“Correos de Cuba ofrece disculpas a sus clientes por las molestias ocasionadas, a quienes informará oportunamente tan pronto se restablezca el servicio”, finaliza el comunicado.




Servicio postal Cuba-EEUU: para cada apertura, una limitación

Oficina postal en Avenida Boyeros, en La Habana (Foto: Manuel Díaz Mons)
Oficina postal en Avenida Boyeros, en La Habana, justo al lado del Ministerio de Comunicaciones (Foto: Manuel Díaz Mons)

LA HABANA, Cuba.- Tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos el 17 de diciembre de 2014, la reapertura del correo postal, justo un año después, en 2015, llegó con muchas expectativas, pero los problemas internos en la Isla han originado que este servicio no tenga la calidad requerida por todos sus usuarios.

Josefina Vidal, directora general del departamento de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX), explicó en una entrevista para la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que ambas naciones ya habían comenzado a dialogar sobre la regularización del servicio postal directo en 2009, pero luego hubo un impasse de cuatro años en el que no se volvió a hablar del tema. En 2013 se retomó la discusión.

Dos años después, el 11 de diciembre de 2015, una nota del MINREX explicaba que en una ronda de conversaciones ambos países habían decidido restablecer los servicios de correo postal recíproco que incluyen entre los acuerdos correspondencias, encomiendas y paqueterías postales.

Tras 48 años de ausencia, este servicio tuvo su viaje inaugural en horas de la mañana del 16 de marzo del presente año. A través de la aeronave SAAB 340 de la compañía IBC Airways se trasladó la carga postal, recibida por Carlos Asencio Valerino, presidente de Correos de Cuba, la empresa cubana que se encarga de la correspondencia tanto nacional como internacional en la Isla.

Con el viaje inaugural vino una carta del presidente norteamericano Barack Obama dirigida a Ileana Yarza, una cubana que admira al presidente estadounidense.

Los vuelos para este servicio tienen una frecuencia de tres veces en la semana, los lunes, miércoles y viernes, con salida desde Miami, Florida. Esto reduce el tiempo de envío y recogida de la correspondencia y posibilita un incremento de las comunicaciones.

Según un comunicado de Correos de Cuba, para el caso de los Estados Unidos de América, los límites de dimensiones de los envíos de encomiendas (bultos) postales internacionales y de mensajería rápida son de: 1,05 metros de largo por 1,05 metros de ancho por 1,05 metros de alto. El peso máximo autorizado para los envíos de correspondencia y documentos de mensajería rápida es de hasta dos kilogramos y los de encomiendas postales internacionales y de mensajería rápida el peso límite es de hasta 10 kilogramos, límites que no superan al de otras regiones.

La tarifa que establece Correos de Cuba para el envío de mensajería postal hacia los Estados Unidos se mantiene en moneda nacional. El costo de los envíos de correspondencia para este país oscila entre un 0,65 y 23,95 pesos cubanos, mientras que los bultos postales son de 4,30 pesos por cada 500 gramos, lo que puede elevarse hasta 86 pesos si llega al límite de 10 kilogramos.

El 22 de marzo de 2016, Correos de Cuba circuló una nota sobre los intensos trámites burocráticos que deben realizar los cubanos para efectuar un envío hacia los Estados Unidos: “Para el caso de los Estados Unidos de América y teniendo en cuenta las prohibiciones establecidas por Correos de Cuba, no se admitirá envíos de correspondencia, encomiendas (bultos) postales y de mensajería rápida que contengan los siguientes artículos: aerosoles, bolsas de aire, bebidas alcohólicas, municiones, cigarrillos y tabacos, hielo seco, explosivos, frutas y verduras frescas, gasolina, esmalte de uñas, perfumes (que contengan alcohol) y venenos”.

“Es obligatorio para los envíos con contenido de correspondencia y de encomiendas internacionales adjuntar a los mismos la Declaración de Aduana (modelo CN 22 o CN 23), mientras que para la mensajería rápida es preciso adjuntar el modelo establecido para este servicio con la descripción del contenido”, añade el escrito.

Zoraya Bravo Fuentes, vicepresidenta primera de Correos de Cuba, en una entrevista a la ACN, expresó que ahora el envío de bultos o cartas no tiene que realizarse mediante terceros países y solo se demora 45 minutos desde que el bulto postal sale del aeropuerto de Miami hasta que llega a suelo cubano.

La realidad ha demostrado, no obstante, que no es tan sencillo. El tiempo de espera por un bulto postal puede tomar más de un mes y con frecuencia se incrementa por cuestiones burocráticas y organizativas.

Entre las principales dificultades dentro de la Isla figuran la transportación de los bultos postales hacia otras provincias, reconocida por su notable demora así como por la pérdida de mercancías durante el viaje.

El robo de los bultos postales es un problema que no se ha podido controlar del todo y se han detectado –según informaciones de funcionarios de la entidad encargada a medios de prensa oficialistas– alrededor de 36 infracciones, lo que ha llevado a que se tome la medida de prohibir a los empleados de Correos de Cuba el uso de prendas y otros accesorios durante el horario laboral, para mantener un mayor control y evitar pérdidas.




La casualidad denunció al cerrajero

correos 2LA HABANA, Cuba. -En Cuba, el país del absurdo, se pagó a un modesto cerrajero 1 024 544.86 pesos (46,719.24 dólares), y 30 964.75 CUC divisas (35 299.81 dólares), en el curso de un año (2013-2014) por trabajos no realizados. Si esto ocurrió en una empresa de correos del Municipio Marianao, La Habana, puede imaginarse lo que ha sucedido en todo el país durante decenios. Las causas son muchas, desde cuando a comienzos de la década de 1960 se eliminó la contabilidad, los contratos y operaciones bancarias, hasta la crianza bajo el engañoso trato del sociolismo –por carencias o corrupción-, el descontrol, la caída del poder adquisitivo del salario, la deformación de valores éticos y morales, la impunidad porque no se sabe dónde empieza la cadena y no se espera la detección y el castigo.

El desfalco se descubrió por casualidad, según un artículo del periódico Granma del 3 de abril, que narra los hechos y anuncia las condenas a los 7 implicados. En reunión de la nueva dirección de Empresa de Correos Habana Oeste, una contadora informó sobre un cheque aparentemente en tránsito por valor de 3 633,75 CUC consignado a la Agencia Sasa Moto, que prestaba servicios de reparación de vehículos, pero el técnico de transporte expresó que no conocía esas reparaciones y aseguró que no se habían efectuado. La investigación llevó a facturas de un cerrajero, trabajador por cuenta propia, por el importe total del cheque. El escrito aclara que “no se trata de un enfrentamiento contra los trabajadores por cuenta propia”, lo cual es oportuno, pues este caso podría estar ocurriendo en muchos lugares, desde antes de existir el cuentrapropismo y desencadenar justificación para obstruccionar esta nueva modalidad de empleo, por parte de aquellas fuerzas negadas a la apertura de la actividad económica al margen del rígido control estatal.

El cerrajero había suscrito un contrato en 2012 y realizado trabajos sin fraude, pero en marzo de 2013 se hizo un suplemento al contrato para comenzar el fraude. La directora de la empresa desconocía esos malos manejos, ya que había delegado en la jefa económica, y nunca controló el estado financiero de la empresa. La instancia superior alega que las empresas cuentan con determinadas facultades que las vuelven más independientes jurídica y económicamente. Aunque reconoce que debe mejorar su función de supervisión y control, señaló que durante la etapa se había percatado de que los ingresos no se correspondían con la historia de la entidad y efectuaron acciones de control, pero no lograron detectar lo que realmente sucedía.

El juicio oral se efectuó el 29 de diciembre de 2014, y la sentencia se publicó el 3 de marzo de 2015, con sanciones de privación de libertad por 10 años para la directora económica, 9 años para el cerrajero, 1 año para la directora de la empresa, 5 años subsidiado por trabajo correccional con internamiento para el jefe de contabilidad, 1 año subsidiado por igual período de trabajo correccional sin internamiento para la contadora que detectó el fraude, multa de 200 cuotas de 10 pesos moneda nacional a una contadora, y absolución para una contadora. Condenas realmente elevadas para los delitos cometidos y que deberán cumplirse en prisiones con condiciones deplorables. Además, la directora económica, el cerrajero y el jefe de contabilidad deberán reparar de forma solidaria el daño material ocasionado a la empresa.

Las auditorías efectuadas desde la creación de la Controlaría General de la República detectan delitos, pero una apreciable cantidad no descubre el gran entramado de pícaros, sobornos y corrupción. La supuesta ingenuidad de la directora de una empresa se cuestiona en el artículo. Acaso no resulta absurdo suponer que se crea que un simple cerrajero pueda ganar tanto dinero por su trabajo. Junto a la deformación social nutrida durante decenios, la situación económica precaria es el caldo de cultivo, pues mientras el trabajo no propicie un salario capaz de cubrir al menos las necesidades fundamentales, la represión no resolverá esos problemas. El presidente Raúl Castro reconoció hace algunos años que el salario no alcanza para vivir en Cuba.




Empleados de correos de La Habana a la cárcel por Malversación

correos 2MIAMI, redacción. –Directivos y trabajadores de la empresa de Correos Habana Oeste y un cuentapropista fueron condenados a penas de entre uno y diez años de cárcel por malversación, informó este viernes el diario Granma.

“Las sumas ascendieron a la cifra de 1.024.544.86 CUP y 30.964.75 CUC, afectación propiciada por el absoluto descontrol que dio paso a la co­misión de los delitos de malversación, falsificación de documentos bancarios y de comercio e incumplimiento del deber de preservar los bienes de entidades económicas”, indica el reporte del diario oficial.

La publicación enumeró pagos injustificados, facturaciones falsas y otras irregulares a favor de Puentes de León, en las cuales, indicó, estuvieron implicadas la exdirectora de Correos Habana Oeste Madeleine Deroncelé Sarmiento (sustituida en enero de 2014); la responsable económica, Yordanka Riverol Troche, la contadora Yeney de la Caridad Vidal Pacheco y Javier Hernández Alonso, exjefe del Departamento de Contabilidad.

Un cheque falso a nombre de la Agencia Sasa Moto, por un importe de 3.633 CUC, firmado por Riverol Troche y Hernández Alonso destapó sospechas y dio iniació a las investigaciones.Yordanka Riverol Troche fue condenada a diez años de cárcel y el cerrajero Erlis Puentes de León a nueve por “falsificación de documentos bancarios. La exdirectora correos-cubaMadeleine Deroncelé Sarmiento recibió una pena de un año de privación de libertad “por ser autora del delito de incumplimiento del deber de preservar los bienes en entidades económicas”.

El responsable de contabilidad Javier Hernández Alonso fue sentenciado a cinco años de trabajo correccional con internamiento, y la contadora Yeney de la Caridad Vidal Pacheco a un año de trabajo correccional sin internamiento. Lusset de la Caridad Baró, recibió una multa de 200 cuotas de 10 pesos cubanos. Yordanka Riverol Troche, Erlis Puentes de León y Javier Hernández Alonso “deberán reparar de forma solidaria el daño material ocasionado a la empresa de Correos Habana Oeste”, indicó Granma.

La información del órgano del Partido señala que el cuentapropista que realizó trabajos en la oficina de correos, recibió pagos excesivamente superiores al precio de los servicios que ofreció y por otros que nunca llegó a prestar.




Correos de Cuba: paquetes canibaleados o “desaparecidos”

correos
Corroes de Cuba, inspección de paquetes. (Foto internet)

LA HABANA, Cuba. — (Cuba Sindical) Correos reconoce “pérdidas, expoliaciones y cambio de contenidos de los paquetes (bultos)”, situación grave y apremiante porque “los centros de clasificación y distribución territoriales no cuentan con sistemas y personal de seguridad especializados que requieren tales actividades … El pasado año fueron descubiertos 29 hechos delictivos [quizás más] y 21 fueron presuntos actos de corrupción que ocasionaron pérdidas económicas por 4 109 232 pesos y 32 545 Cuc (divisa)”.*

Un trabajador de Correos de La Habana, que pidió el anonimato, dijo: “¿Qué pasó a los empleados del Centro de Clasificación de Correos en Vento, sorprendidos por cámaras ocultas sustrayendo artículos y rellenando el paquete con cualquier cosas? Delito grave. Los culpables no fueron sancionados por la felonía, sino amonestados, es lo que conocemos. Correos de Cuba asumió la compensación monetaria por daños. ¡Bonita salida al problema!”

La empresa también reconoce errores en envíos y entrega de giros y telegramas a destiempo, a pesar que existen normas bien establecidas.

Según el ingeniero Mariano Flores López, director comercial del Grupo Empresarial Correos de Cuba, de 349 613 paquetes fiscales –documentos enviados a través de Correos por la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT) para igual número de contribuyentes– solo se recibieron 14 371, lo que crea gran disgusto entre los contribuyentes, trabajadores por cuenta propia a los que por deficiencia del Correos les ocasionan daños económicos porque reciben bonificaciones por pago de impuestos antes del vencimiento.

Correos de Guanabo II. (Foto R.Cosano)

Pero Reinaldo Gort, empleado del Correos de Guanabo, Habana del Este, asegura que “muchos contribuyentes no reciben sus paquetes fiscales por mal trabajo de la ONAT, no de Correos. Un cartero tuvo en sus manos varias veces el paquete enviado por la ONAT para una señora que arrenda su vivienda. No lo pudo entregar porque la dirección de su vivienda fue mal tomada por el funcionario de la Onat ¡y es obligatorio presentar el carnet de identidad para registrar la dirección, que el funcionario de la ONAT lo tuvo en sus manos! El paquete fue devuelto seis veces”.

“Otro asunto que anda mal es con las agencias semi estatales de paquetería entre el extranjero y Cuba. En ocasiones se replican muchos de los problemas señalados a Correos de Cuba. La agencia DHL eliminó su servicio en Habana del Este y no sé en cuantos otros lugares de Cuba –dice Gort– lo que perjudica a cubanos que reciben cualquier tipo de ayuda del exterior por Paqueterías. O quien necesite algún documento legal desde Cuba. Todo se complica, se vuelve incómodo”.

Los empleados de Correos de Habana del Este participaron en una reunión convocada por Carlos Asencio, director de Correos, en la renombrada Casona de Radio Progreso, en Guanabacoa, provincia La Habana, “para intentar cambiar [la mala] imagen del Correo, eliminar hechos vergonzosos que perjudican, rescatar el prestigio de antaño del cartero, recuperar su liderazgo en el barrio”.

Una cartera dijo: “El discreto aumento salarial no nos compensa el desenfrenado aumento de precios de los alimentos y el gobierno no actúa con energía contra los especuladores. El funcionario expuso que el cobro por servicios a domicilio se ampliará. Actualmente se hace con el pago de periódicos, giros. Nunca cuentas en divisa. Del recargo de 1,50 pesos que paga el cliente por cada servicio, una parte es para el cartero, la otra para Correos [Estado].

correos de cubaManuel Martínez Montes de Oca, vice ministro de Comunicaciones, señaló “la necesidad de moralizar y dignificar al correo cubano, que cuenta con muchos trabajadores de vergüenza [pero] requiere rigor, control y prevención sistemáticos, además de un sistema estricto de selección del personal. **

¿Habrá que buscar a don Francisco Cajigal de la Vega (1695-1777), Capitán General de Cuba considerado uno de los mejores gobernantes de España en Cuba para que enderece el torcido Correos? Cajigal implantó el Correos por tierra en 1754, antes solo por mar entre Cuba y España. El trayecto de ida y vuelta tenías postas de intercambios de jinetes y caballos. Entonces ni había caminos, el viaje de ida y vuelta Habana-Santiago demoraba un mes ¡pero la correspondencia llegaba segura!

Calixto Masó, historiador cubano, escribió: “La importancia del servicio de correo fue que constituyó el primer medio que tuvieron los cubanos para acercarse y conocerse. Con anterioridad las poblaciones vivían aisladas por lo que debe considerarse como un antecedente de la integración de la nacionalidad cubana”.

[email protected]

(*) Masó, Calixto, Historia de Cuba, Ediciones Universal, Miami, Florida, 1998.



Giro “telegráfico” demora una semana como promedio

Foto tomada de internet
Foto tomada de internet

ARTEMISA, Cuba.- Imponer un giro “telegráfico” en el correo de Cabañas puede demorar hasta una semana en llegar al destinatario, porque el traslado del modelo y el dinero impuesto hasta el correo municipal de Mariel –cabecera municipal- se efectúa los jueves o viernes de cada semana.

Una mujer impuso el giro el lunes 21 de abril y, al preguntar, la empleada le explicó muy atentamente que el jueves o el viernes llevarían el giro a Mariel para que desde allí lo remitieran al destinatario en Santiago de Cuba.

Añadió la empleada: “Si desea más rapidez, debe imponerlo en Mariel”, lo que aumenta el costo de imposición en dinero y sobre todo en tiempo, pues la comunicación por carretera entre el poblado y la cabecera municipal es casi inexistente.

Lo anterior se debe a que el correo municipal es el único que posee los equipos de comunicación para transmitir giros y telegramas, mientras que el de Cabañas reduce sus funciones a distribuir los periódicos de la oficialidad, únicos permitidos en el país, y a efectuar el pago a parte de los jubilados y pensionados de la zona.

[email protected]

 

 




Nuestro correo está en quiebra

LA HABANA, Cuba, enero, 173.203.82.38 -Este fin de año, Norberto vino a pasar las navidades con su hermano, un anciano jubilado, como él. Cuando la hija lo llamó el 28 de diciembre desde Holguín, y supo que no tenían dinero para hacer una comidita el 31, al día siguiente le envió un giro de 500 pesos. Para ello tuvo que llenar dos modelos, porque en cada uno solo se aceptan 300 pesos.

Mientras la joven hacía los envíos, le preguntó a la empleada cuánto demoraba el dinero en llegar a La Habana, y esta le respondió que el trámite se hacía por computadora, así que llegaba enseguida. Entonces la muchacha volvió a llamar a Norberto para darle los números de los giros, y le dijo que podía ir a cobrarlos al otro día.

El día 30, muy temprano, el hombre fue a cobrar a la oficina de correos de Porvenir entre E y Font, Lawton, pero la empleada que lo atendió le dijo que hasta el 4 de enero no había dinero para pagar giros. Y aunque, por supuesto, Norberto protestó, no le quedó más remedio que irse y regresar el día señalado.

Pero entonces recibió la misma respuesta: “No hay dinero para pagar giros. Vuelva el día 6.” Ese día pudo observar que no era el único que no había cobrado su dinero. Había un grupo de personas protestando por la misma razón. Las pobres empleadas no sabían cómo contener a los que reclamaban, y por mucho que explicaban, nadie podía comprender aquello. Disgustado, Norberto exclamó: “¡Pero es que mi hija me mandó el dinero hace nueve días! ¡Hasta en un diligencia podía haber llegado!”

Así, una y otra vez, volvía al correo par ver si había dinero con qué pagarle, hasta que el día 11 de enero una trabajadora les informó a los presentes que hicieran una cola, que del fondo de dinero del correo, aunque no era para pagar giros y no alcanzaría para todos, les pagarían hasta donde alcanzara.

Por suerte, Norberto estaba junto a la ventanilla, así que quedó entre los primeros, a pesar del tumulto que se formó al escuchar a la empleada. Sin embargo, de los dos giros solo pudo cobrar el de 300 pesos, pues el otro no había llegado. Le comunicaron que la reclamación debía hacerla su hija.

Aun así, Norberto y su hermano hicieron ese día una cenita modesta, pero muy agradable, para celebrar, según le dijo el hermano medio en broma, “la Navidad, el Año Nuevo y los Reyes, de un solo viaje”.