1

Cooperantes en la mira

LA HABANA, Cuba. noviembre (173.203.82.38) – El ministro de Comercio Exterior  e Inversiones Extranjeras, Rodrigo Malmierca, en sus palabras de apertura de la edición 29 de la Feria Internacional de la Habana el 31 de octubre en EXPOCUBA, dio a conocer que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el presente año será de un de 2,9%

Malmierca sustentó su anuncio en que “los intercambios de mercancías crecieron un 27% con respecto al año anterior y las exportaciones acusaron una dinámica similar al crecimiento del intercambio, lo que atenuó el déficit de la balanza comercial de bienes”.

Si bien muchos  someten el anuncio a un serio cuestionamiento, oficialmente  es una señal de que la economía cubana está en proceso de recuperación. Uno de los elementos que contribuyó a ese crecimiento del PIB  atañe a la labor de 37 mil colaboradores cubanos de la salud que prestan misiones en 77 países, la mayoría en Venezuela, por los que Cuba recibe varios miles de millones de dólares al año.

El pago mensual de estipendio en dólares a médicos, especialistas y técnicos de la salud, sumado a la ayuda a sus familiares en Cuba, es ínfimo comparado con lo que recibe el gobierno.

Por cada médico y especialista cubano el gobierno venezolano paga 200 mil dólares anuales, lo que representa una entrada de 600 millones de dólares, algo extremadamente rentable para el gobierno, si tenemos en cuenta los 350 dólares mensuales que reciben estos profesionales por su trabajo en Venezuela.

Médicos y paramédicos  han quedado anonadados al conocer que el ministro de Salud Pública, Dr. Roberto T. Morales Ojeda, dictò la Resolución No. 321/2011 que entrará en vigor  en enero de 2012.  En uno de sus Por Cuanto, la resolución plantea: “Los referidos pagos han generado la erogación de millones de dólares, lo cual no es posible sostener, incluyendo el 20% del acumulado de salario que reciben en Cuba”. En el artículo 1 de dicho documento legal se señala que se dejará de depositar el dinero que de forma vitalicia reciben los colaboradores  a partir de enero.

El artículo 2 de la resolución  anuncia una drástica reducción de los pagos, que a partir de  enero será entre 225 y 100 dólares para médicos, especialistas, técnicos y personal de servicios desde el momento que partan hacia Venezuela  La resolución no tiene en cuenta si el profesional o el técnico cumplieron contratos de trabajo en otra oportunidad. Los nuevos que se incorporen a prestar servicios médicos en el exterior, particularmente en Venezuela, a partir del próximo año verán reducidos fuertemente sus beneficios.

Una resolución difícil de entender si se tiene en cuenta el anunciado crecimiento del PIB cubano.

[email protected]