1

Mario Díaz-Balart lleva letra de Patria y Vida a Sesiones del Congreso

Patria y Vida Mario Díaz-Balart, Cuba, Activistas

MIAMI, Estados Unidos.- El congresista cubanoamericano Mario Díaz-Balart insertó este jueves la letra de la canción cubana Patria y Vida, que se ha convertido durante este año en el himno por la libertad de Cuba, en el Diario de Sesiones del Congreso, logrando así que el tema sea inmortalizado y preservado para las generaciones futuras.

“Señora Presidenta, me levanto hoy en honor al himno de libertad, Patria y Vida, que representa a todos los cubanos que anhelan la libertad de su patria” dijo Díaz-Balart al iniciar su presentación, según el comunicado emitido por su oficina.

El congresista recordó la colaboración de diferentes artistas, dentro y fuera de la isla, en la producción de la canción, que el pasado 18 de noviembre “recibió dos premios Grammy, Canción del año y Mejor Canción Urbana, en la 22ª Entrega Anual de los Premios Grammy Latinos”.

Asimismo, el legislador llamó la atención en el Congreso sobre la situación de “uno de los autores de Patria y Vida, Maykel Castillo Pérez (comúnmente conocido como Maykel Osorbo), y Luis Manuel Otero Alcántara del Movimiento San Isidro, que aparece en el video musical”, quienes “permanecen en cárceles de máxima seguridad en Cuba por simplemente colaborar en la creación de Patria y Vida y manifestarse en contra de la opresión”.

“Otro autor, Eliecer Márquez Duany “El Funky”, fue exiliado después de estar detenido en arresto domiciliario. Estos valientes artistas sufren simplemente por exigir las libertades fundamentales que son derechos inherentes a toda persona. Ellos, y tantos otros en Cuba, lo han arriesgado todo por la libertad”, agregó.

“Señora Presidenta, el pueblo cubano será libre. Hacia ese fin, me honra resaltar la importancia de una canción que se ha convertido en el Himno de todos los cubanos que reclaman la libertad para Cuba. Insto a mis colegas a que se unan a mí para apoyar esta noble causa, exigiendo que todos los presos políticos sean liberados, que se respeten los derechos básicos de expresión, reunión y creencias, y que se celebren elecciones libres, justas y pluripartidistas para el pueblo cubano”, sentenció.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cuba en el Congreso de Estados Unidos: el mismo problema, sin solución

MIAMI, Estados Unidos.- Si algo demostró el pulso cordial entre José Miguel Vivanco (Director de Human Rights Watch para las Américas) y Rosa María Payá (coordinadora de la plataforma CubaDecide) ante el Congreso de los Estados Unidos el pasado 20 de julio, es que ningún enfoque parece ser lo suficientemente apropiado para arrancar de cuajo el problema que afecta a Cuba y los cubanos.

La sesión, en la cual fueron abordadas las protestas ocurridas el 11 de julio, derivó hacia el mismo debate que hace décadas no deja avanzar ningún plan concreto en interés de los cubanos dentro y fuera de la Isla: levantar o no el embargo. Por momentos se perdía la noción de que lo importante del encuentro era el cambio radical que se ha producido en la sociedad cubana tras un levantamiento masivo y nacional que le ha movido el suelo al castrismo más que cualquier listado de sanciones emitidas por la Casa Blanca.

El embargo existe, y claro que tiene un impacto real. Nada le sentaría mejor al castrismo que la posibilidad de pedir créditos en cualquier entidad financiera, comerciar sin obstáculos con Estados Unidos, administrar recursos multimillonarios sin regirse por una política de transparencia fiscal hacia sus ciudadanos y socios, mantener con esos caudales a la improductiva empresa estatal socialista, ir de un fiasco económico a otro… y no pagarle a sus acreedores con cualquier pretexto que tengan a bien inventarse los que esgrimen la soberanía como argumento para desechar reclamos justos y violar derechos ajenos.

Por tal razón no puede entenderse que algunos congresistas y defensores de los derechos humanos sigan intentando arreglar con dinero un problema de derechos. ¿Remesas para qué? Si todo lo que se mueve en Cuba está controlado por la dictadura, si la producción de alimentos es cada día más exigua y el mercado negro depende casi totalmente del estatal, ¿qué bienes inestimables comprarán los beneficiarios de esos capitales que Biden quiere aumentar?

Eso sin mencionar que millones de cubanos no reciben remesas, por tanto quedarían fuera de cualquier alivio que la Casa Blanca pudiera aportar flexibilizando la medida impuesta por Donald Trump. La solución no está en las remesas, mucho menos en darle gusto a un régimen que sintió tanto pánico por el entusiasmo de los cubanos ante el discurso de Barack Obama durante su visita a la Isla en 2016, que decidió sabotearlo con una retórica insidiosa, dejando pasmada a tanta gente que creyó que las cosas se iban a arreglar, que ambos gobiernos por fin se entenderían. La congresista María Elvira Salazar habló con la verdad ante el Congreso: el castrismo escupió sobre la mano abierta de Obama, porque no soportó que el demócrata reflejara una actitud hacia Cuba por parte de Estados Unidos diametralmente opuesta a aquella construida desde la propaganda oficial.

Después de ese intento frustrado de acercamiento, resulta incomprensible tanta insistencia en poner dinero a disposición de una dictadura que ha despreciado y reprimido tanto a quienes piden diálogo como a los que tomaron las calles. El castrismo simplemente no quiere disenso. Que Díaz-Canel se aparezca ahora -sin una disculpa por haber provocado un brutal enfrentamiento entre civiles- hablando de ponerle corazón a Cuba, de que el odio no es el camino y que hay que escuchar “todas las voces”, es un engaño en toda regla.

Muchísima Cuba salió a las calles el 11 de julio y el régimen aún tiene la soberbia de creer que su univocidad continúa intacta, que los cubanos no saben que mienten descaradamente. Se han conocido testimonios de madres desesperadas porque no encuentran a sus hijos o desconocen su situación legal, de jóvenes que fueron salvajemente golpeados y recluidos hasta que los moretones sanaran, de juicios sumarios que ahora mismo se están llevando a cabo; pero la prensa oficial asegura que no hay presos incomunicados ni desaparecidos, y que los derechos de todos han sido respetados. Tal es la naturaleza de la dictadura, con embargo o sin él.

Uno de los argumentos más utilizados por el castrismo para justificar sus abusos fue pulverizado por el senador demócrata Bob Menéndez al afirmar que no habrá intervención militar. Las cartas que restan sobre la mesa tienen que ver con garantizar Internet gratuita a todos los cubanos y aumentar el personal diplomático en la embajada de La Habana, supuestamente para apoyar a esa misma sociedad civil que no sale de su casa si al régimen no le da la gana.

Si el camino es la presión, entonces pongan un garrote vil a la élite militar, porque la agenda hotelera de GAESA no se ha detenido y tras el despliegue de recursos para la represión y los actos de reafirmación revolucionaria, es evidente que la casta verde olivo tiene plata y combustible en abundancia para respaldar sus propios intereses. Mientras varios congresistas critican la postura de países latinoamericanos acomodados al sonsonete del embargo, empresarios leales al castrismo reafirman su fidelidad desde suelo estadounidense; una contradicción que deja mucho que desear.

Es cuestión de tiempo que los cubanos salgan de nuevo a las calles. Ahora la sensación dominante es de impotencia, aturdimiento e indignación; pero la situación social y económica no va a mejorar. Díaz-Canel es masivamente repudiado por su incapacidad política y falta de carácter. Lo que procede a partir de ahora es articular una respuesta cívica con todos los actores que se manifestaron exigiendo cambios y libertad.

Ni abusos, ni encarcelamientos, ni campañas de desprestigio van a deshacer el estallido social, porque de hecho ocurrió pese al miedo y la desconfianza que las plataformas oficiales de comunicación han inoculado diariamente desde los sucesos del 27 de noviembre de 2020. La mayoría de los cubanos ha decidido apagar sus televisores para evitar la influencia malsana de los (des) informativos y la propaganda castristas. No necesitan más verdad que la vivida el 11 de julio.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




El Congreso ha terminado, que comience el circo

Humberto López Congreso PCC

LA HABANA, Cuba.- Fue hace unos días que mi amigo, el escritor Amir Valle, quiso conocer mi opinión sobre lo que podría pasar después de finalizado el Congreso del Partido, luego del supuesto y susurrado retiro de Raúl Castro. Amir se propuso indagar en las expectativas que tenían algunos escritores sobre la vida cubana sin Raúl, de ese Castro que estuvo tanto tiempo como segundo al mando y bajo la sombra de su hermano Fidel. Amir quería hacer públicas esas opiniones y, por supuesto, yo le respondí.

Ni corto ni perezoso advertí que no esperaba ninguna señal de democracia tras la salida del segundo Castro, el último en el poder más alto; recordando que son muchos los que están en la sombra pero deciden, o más bien hacen lo que les da la gana. Le hice saber que creía que la represión más severa estaba por llegar, pero que la “generación histórica” no se haría tan visible en estos meses que se sucederán tras el Congreso, aunque siga comandando desde las sombras.

Las estulticias, los desmanes que están por llegar, serán generadas por esa misma máquina que aún regenta, pero se pondrá un poco a la sombra de los nuevos, se harán menos visibles. La gran responsabilidad recaerá entonces sobre el lomo de otros, de ese nuevo viejo gobierno que está por llegar, por subir al podio… Ese que ahora ya llegó. Llegó ese día en que se volvieron a juntar los dos poderes, Partido Comunista y Gobierno, en un mismo hombre, como sucede desde hace tanto tiempo, como suponen que se precisa en estos días, más que antes, más que siempre, más que nunca.

Y entonces, si se produjera una huelga general, si sucediera un levantamiento, si se hicieran frecuentes las protestas, las reyertas, ya no sería contra esa generación histórica, contra ese ejército de los Castro. Los Castro, los históricos, serán, y ya para siempre, los “vencedores”, porque dejaron el poder en otras cabezas, en otras manos, y serán esas nuevas manos y cabezas las responsables de todo cuanto pase en lo adelante, serán los culpables de una rebelión, y de los muertos que pondrán esos rebeldes y “traidores”. Serán “los nuevos” los que disparen sin recato, pero los fieles en Cuba, los fieles regados por el mundo, volverán a decir: “Si Fidel lo supiera, si Fidel estuviera vivo”.

Eso creo y eso le dije a Amir, y así podría suceder si el pueblo, “harto ya de estar harto”, se cansa y sale en huelgas a las calles, en rebeliones. Y hasta imagino alguna que otra pacífica demostración de disgusto, una manifestación que podría ser en la plaza de los “grandes acontecimientos”, de los “grandes respaldos”, de los “infinitos responsos”, “de las muchas convocatorias para cualquier cosa”. Y supongamos que una de ellas tiene por centro a la “libreta de abastecimiento”, esa que es símbolo de hambre y necesidades desde hace tanto.

Eso podría suceder, pero Raúl se dirá entonces que eso no es con él, y mucho menos con su hermano. Raúl, Ramiro y los otros se sacudirán el polvo de las estrelladas charreteras verde olivo, unos segundos antes de asegurar que eso no fue con el poder histórico, con los “rebeldes de la Sierra”, y que ellos no habrían sido denigrados, sitiados, vencidos. Eso creo, y también que están dispuestos a todo, y entonces se me ocurre pensar en un detalle singular, una particularidad que ha dejado a más de uno con la boca abierta.

Resulta curioso, y más que curioso desafiante, comprobar que desde ahora Humberto López es miembro del nuevo Comité Central del Partido Comunista de Cuba; un hombre del cual no conocemos su trayectoria, al menos no más allá de los muchos rumores que se ciernen sobre esa marioneta, con el perdón de las marionetas.

Y me pregunto qué sabemos de ese tipo que apareció de la noche a la mañana en un programa al que dieron por nombre “Hacemos Cuba”, de ese hombre que despierta rumores. Poco o nada sabemos de ese Humberto que no es “Primo” de nadie y mucho menos rey de Saboya. Nada sabemos de ese que dedica largas y furibundas ofensas a periodistas independientes y opositores al gobierno, siempre sin fundamento, pero cada vez con pesadas charlatanerías y exaltaciones.

Poner a ese “periodista” en el centro político de este país, y junto a comunistas de la vieja escuela, resulta una muestra de cómo actuarán el Partido y el Gobierno en lo adelante. Que este gacetillero abominable acceda al poder más alto, al aparato decisor de todo, no es una casualidad. Ni siquiera Randy Alonso, Rosa Miriam Elizalde, Taladrid, Iroel Sánchez o Arleen Rodríguez Derivet, todos con una vieja trayectoria de fidelísimos servicios, están en ese sitial que los comunistas consideran sagrado y centralísimo, pero Humberto, un advenedizo, sí que está.

Humberto López es un hombre despreciable y también un “Bon vivant” sin un pasado político visible, alguien que se ha ganado el rechazo de la mayoría de los cubanos, incluso de algunos comunistas, y el poder lo sabe, lo que me hace pensar que ese “señor” ha sido ubicado en ese sitio para hacer entender de qué, y cómo, van las cosas. Humberto es el periodista que visibiliza y ataca al periodista independiente, el que denigra al opositor en huelga de hambre, el que, con cierta labia, criminaliza y apunta al pecho, amenaza. Humberto, creo, jamás compartió un espacio con Fidel Castro, pero es el azotador de la prensa independiente, de los opositores.

La membresía de Humberto en el alto poder político es un membrete, es un aviso de cómo podrían ser las cosas en lo adelante. Humberto es el tipo que se ganará cada día su asiento en el comité central del partido comunista de Cuba, y para eso agraviará a Tania, a Camila, a Ana y a CubaNet, a San Isidro, a Luis Manuel, a las Damas de Blanco, a cada opositor, a todos los activistas que defienden los derechos humanos, esos derechos que su miopía, su cinismo, no le permiten atisbar. La suerte está echada y el congreso ha terminado, que comience el circo.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Raúl Castro lo deja todo bien amarrado

Raúl Castro Partido

LA HABANA, Cuba.- Llega a su fin el 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba, y tal como se había previsto, Raúl Castro y los históricos Ramiro Valdés y Machadito Ventura no forman parte de las máximas instancias de esa organización. A primera vista aparece como si se hubiese producido una renovación importante en las altas esferas del poder castrista.

Sin embargo, al escuchar el discurso de clausura del Congreso, pronunciado por el nuevo primer secretario Díaz-Canel, nos percatamos de que, en el fondo, no habrá tal renovación de mando, al menos en lo que a Raúl se refiere.

Díaz-Canel afirmó que Raúl será consultado antes de que se tomen decisiones estratégicas, lo que significa que el General de Ejército oficiará como una especie de poder tras el trono.

Pero Raúl Castro no solo se asegura la posibilidad de decir la última palabra en aquellos asuntos trascendentales para la nación, sino que garantiza otra cuota importante de poder para su entorno familiar con la llegada al Buró Político del Partido de Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, el zar del poderoso complejo empresarial dominado por las Fuerzas Armadas. Es verdad que López-Calleja ya no es su yerno, pero es el padre de El Cangrejo, ese nieto guardaespaldas que no le pierde ni pie ni pisada al añejo General.

Y ese ascenso de López-Calleja puede haber tomado por sorpresa a algunos. Es verdad que todos sabían de su poder, pero era un poder del que casi no se hablaba en los medios oficialistas. Él nunca aparecía en público. Y ahora lo ven caer “de flay” en la más alta instancia del Partido. Estaría bueno para preguntarle a Díaz-Canel si eso no viola la política de cuadros —en específico lo relacionado con el tránsito gradual de los funcionarios por los distintos niveles de dirección—,  tan celosamente observada por él (al menos de palabra).

Solo tres ministros son miembros  del Buró Político. Además del canciller Bruno Rodríguez Parrilla, están el titular de las Fuerzas Armadas, Álvaro López Miera, y el del Ministerio del Interior, Lázaro Alberto Álvarez Casas, ascendido a última hora a general de división. De esa manera Raúl consigue que otros dos de sus militares estén en la cúpula del poder partidista.

El secretariado del Partido sí muestra una renovación casi total. Roberto Morales Ojeda asumirá muchas de las funciones que antes ejecutaba Machadito, mientras que Rogelio Polanco (antiguo embajador en Venezuela) y Joel Queipo atenderán las esferas ideológica y de economía, respectivamente. El pobre Alejandro Gil, pues con López-Calleja y Joel Queipo en las altas esferas del Partido, su condición de ministro de Economía pasa a un segundo plano.

Mas, si hubiese que buscar a un perdedor en todo esto, parecer ser Marino Murillo Jorge quien perdió su condición de miembro del Buró Político. Es evidente que Raúl Castro no está satisfecho con la labor de Murillo al frente de la comisión encargada de llevar a la práctica los Lineamientos del Partido, ni tampoco le dio el visto bueno a su trabajo en la Tarea Ordenamiento.

En su informe central a este 8vo Congreso, el General de Ejército apuntó que “La Comisión Permanente de Implementación y Desarrollo no logró organizar, de manera adecuada, la participación de los diferentes actores involucrados en la implementación de los Lineamientos y asumió funciones que excedían el mandato otorgado por el Congreso del Partido”.

Bueno, es muy probable que Randy Alonso, el de las Mesas Redondas, tenga que buscarse en lo adelante a otro panelista —que sea bien visto por Raúl Castro— cada vez que quiera tratar en su programa algún aspecto relacionado con los Lineamientos o la Tarea Ordenamiento.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Elecciones en el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba

Congreso Cuba

LA HABANA, Cuba.- La elección de Miguel Díaz-Canel Bermúdez como primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el recién finalizado 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba no tomó a nadie de sorpresa, era algo que ya había dicho el “ex” jefe, pero aún “dirigente absoluto”, Raúl Castro.

Poco después de las 10 de la mañana del último día de sesiones del Congreso ya se daba a conocer la composición del Buró Político y el Secretariado, así como del Comité Central.

Al Congreso asistieron 300 personas, en representación de los 700 mil militantes que se dice tiene el Partido en estos momentos.

Los 17 miembros que formaban parte del Buró Político, a pesar del anuncio de que había crecido el Partido entre un Congreso y otro, fueron reducidos a 14. Y del total ratificaron a 9, o sea un poco más de la mitad.

Las bajas, además de Raúl Castro y José Ramón Machado Ventura, fueron:  Ramiro Valdés Menéndez, Leopoldo Cintras Frías (recién destituido como ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias); Ramón Espinosa Martín, general de Cuerpo Ejército y Héroe de la República de Cuba de 82 años; Marino Murillo Jorge (el jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos); Lázara Mercedes López Acea, que fue primera secretaria del PCC en La Habana y que subió como la espuma al Buró Político y al Secretariado; y Miram Nicado García, rectora de la Universidad de La Habana.

Las nuevas adquisiciones son: General de División Lázaro A. Álvarez Casas, ministro del Interior; Gladys Martínez Verdecia, primera secretaria del Comité Provincial del Partido de Artemisa; Luis A. Rodríguez López Calleja, presidente ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial (GAESA); Manuel Marrero Cruz, primer ministro; y José Amado Ricardo Guerra, secretario del Consejo de Ministros.

Lo que ha llamado de manera notable la atención es que no se ha anunciado quién ocupará el cargo de Segundo Secretario del Comité Central; todo parece indicar que no se eligió a alguien y que la plaza o está eliminada o quedó vacante, aunque Díaz-Canel se refirió a Roberto Morales Ojeda como la persona que desarrollará el trabajo de José Ramón Machado Ventura.

En lo que al Secretariado se refiere pasó a tener 6 miembros, lo que implica que disminuyó en 2 sus integrantes, y tuvo una modificación casi total. Sus miembros anteriores eran: Abelardo Álvarez Gil,  José Balaguer Cabrera, Olga Lidia Tapia Iglesias, Omar Jorge Cuevas Ramos, Omar Fernando Ruiz Martín, Lázara Mercedes López Acea, Víctor Miguel Gaute López y José Ramón Monteagudo Ruiz, todos defenestrados, menos el último.

Los actuales miembros son: Roberto T. Morales Ojeda, secretario de Organización y Política de Cuadros; Rogelio Polanco Fuentes, jefe del Departamento Ideológico; José R. Monteagudo Ruíz, jefe del Departamento Agroalimentario; Jorge Luis Broche Lorenzo, jefe del Departamento de Educación, Deportes y Ciencia, Félix Duarte Ortega, jefe del Departamento de Industria, Construcción, Turismo, Transporte y Servicios; y Joel Queipo Ruíz, jefe del Departamento Económico.

Para tener algunas referencias de los nuevos personajes que fueron elegidos en este 8vo Congreso, sin tener que hablar de Roberto Morales Ojeda, un médico bien conocido por todos, así como su rápido ascenso, se puede recordar que Rogelio Polanco fue director del periódico Juventud Rebelde y embajador de Cuba en Venezuela y fue nombrado en el 2019 rector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales.

José R. Monteagudo Ruíz, primer secretario del Comité Provincial del PCC en Sancti Spíritus, llevado al Secretariado en el 2018 y único sobreviviente.

Jorge Luis Broche Lorenzo, vice jefe del Departamento de Educación Ciencia y Deportes del Comité Central.

Félix Duarte Ortega fue 1er Secretario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba en Ciego de Ávila hasta mayo de 2019, entonces fue nombrado primer secretario en la provincia de Cienfuegos.

Joel Queipo Ruíz, Máster en Física Nuclear, es miembro del Buró Provincial del PCC en La Habana.

También se eligieron en el Congreso los miembros del Comité Central del Partido, que estuvo formado hasta ahora por 142 integrantes. Pero la elección de este órgano partidista, merece un análisis aparte. Solo baste decir que entre sus miembros quedó Humberto López, periodista de la Televisión Cubana y una de las personas más desagradable para los televidentes del Noticiero Estelar de las 8:00 p.m. por la forma en que denigra a los disidentes e incluso a las mujeres.

Ni siquiera quedó como miembro del Comité Central otra persona muy desagradable para el pueblo e inventor de la Tarea Ordenamiento: Manuel Murillo Jorge.

El análisis del Comité Central está lleno de sorpresas, porque como se ha venido diciendo durante todo el Congreso, los nuevos miembros serán continuidad, a pesar de que se contradice con el hecho de la necesidad de hacer cambios.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




¿Qué rima con Congreso?

congreso Cuba

congreso Cuba
Foto periódico Escambray

LA HABANA, Cuba.- El VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba se celebrará del 16 al 19 de abril de este año, y uno de sus lemas es la continuidad histórica, porque el mandato público de Raúl Castro llega a su fin.

También plantean que este evento será de todo el pueblo, pero es que la nación cubana está formada por 11 millones de residentes en la isla y más de 3 millones de personas que viven en el exilio, y la membresía del Partido asciende a unos 650 mil militantes, alrededor de un 4.6 % de todos los cubanos. ¿Cómo es posible que esta pequeña cifra vaya a representar a un país completo?

Lo que sí aplica para todos los nacionales es que esta organización marxista-leninista (porque aunque se dicen martianos, no lo son), con una ideología extranjera es la fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado, y por ende es el máximo responsable de todas las situaciones por las que estamos atravesando los cubanos, dentro de la Isla o buscando el alivio a sus faltas de libertades fuera del país.

Entrar a formar parte de las filas del Partido Comunista en estos momentos no representa una prioridad para muchas personas, porque, según los Estatutos de la propia institución, hay que estar identificado con la política que trazan los organismos superiores. Y algunos piensan que son estas políticas las que han llevado al pueblo de Cuba a la triste situación que vive.

El pasado 2 de marzo se eligieron los candidatos al Congreso durante los Plenos de los Comités Provinciales. Está claro que dentro de los seleccionados se encuentran todos los miembros del actual Buró Político además de la alta jerarquía dictatorial, porque es una costumbre, cuando se elige, tocar con el dedo.

Se ha anunciado que el centro de atención del conclave estará en la evaluación y proyección de asuntos medulares para el presente y futuro de la nación, y en particular la actualización de la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, que no ha funcionado en 62 años de dictadura y que está concebido para que no opere.

Están planteando que urge incrementar la producción de alimentos en el país, así como avanzar en la eficiencia de los procesos productivos y la calidad de los servicios. Entre otros aspectos se señala la necesidad de incrementar las exportaciones y sustituir las importaciones, así como la prioridad que debe tener la inversión extranjera.

No obstante, cada una de las medidas que se han tomado en los últimos meses, y en particular la Tarea Ordenamiento, está en contra de la realización exitosa de todo lo que han planeado.

Es por eso que “el congreso” rima con: deceso, que significa la muerte poco a poco del pueblo de Cuba. Confeso, que es como están en estos momentos todos los dirigentes del país, con su mala actuación ante los problemas del cubano de a pie. Retroceso, que es precisamente lo que ha habido en los últimos 6 meses, a pesar de no haber avanzado mucho durante más de 60 años. Preso, la acción, casi mágica, que utilizan para quitar del medio a todo el que consideren un obstáculo para sus mentiras; sacan cualquier delito del sombrero.

Y también puede rimar con frases como: comer en exceso, que es lo que hacen todos los dirigentes, y muestran al pueblo sus desagradables barrigas. Quedarse sin un peso, referido a la situación que enfrentan todos los cubanos con el aumento de los servicios esenciales y los productos de la canasta básica, que no juega con el tamaño del monedero, a pesar del aumento de los salarios y las prestaciones sociales. Y también con tecla de retroceso, que es lo que nos espera después del Congreso.

Podría extenderse más, pero cada lector podrá encontrar su propia rima y satisfacer con ello las posibilidades de insultar toda la ineficiencia y la falta de respeto a la que nos tiene acostumbrada la dictadura.

No le cabe a nadie dudas de que cuando termine el Congreso el país solo estará en un cambio generacional de mandos. Y además, como existen más desaciertos que aciertos, estaremos en presencia de un período mayor de estancamiento, seguido de un aumento extremo de la represión. Porque Díaz-Canel es “raulista” ante todo.

No podemos dejar de recordar la creciente represión a los disidentes, intelectuales y artistas; con extremos como el caso de una joven de 22 años a la que no han dejado entrar al país por un problema político, como si representara una amenaza a la estabilidad de la nación.

Entonces, ya en este punto del panorama nacional, se puede afirmar que la dictadura tiene miedo. Si el pueblo aprovecha esta situación se podrá salir pronto de toda esta amalgama de desgracias.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




VIII Congreso del PCC será el “de la continuidad histórica”, dice el régimen

PCC

PCC
Congreso del PCC (Granma/Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), aseguró que el VIII Congreso de ese organismo estatal será el “de la continuidad histórica”.

Durante el anuncio del evento, que tendrá lugar el próximo mes de abril, Machado Ventura habló además de “la certeza de que la revolución no se circunscribe a quienes la llevaron al triunfo aquel glorioso primero de enero, sino a la voluntad y el compromiso de quienes la han hecho suya en todos estos años y los que continuarán la obra”.

Uno de los históricos de la alta plana del régimen cubano, según recogió el oficialista periódico Granma, dijo que “en el 64 Aniversario del Desembarco del Granma, fecha que trasciende por mostrarnos el valor del sacrificio, la confianza en el triunfo de las ideas que hace suyas el pueblo y la voluntad de vencer, ratificamos que este será el Congreso de la Continuidad, expresado en el tránsito paulatino y ordenado de las principales responsabilidades del país a las nuevas generaciones”.

Aunque no se reveló si en la cita Raúl Castro terminará traspasando el poder a las nuevas generaciones, el propio Castro dijo en abril de 2018 que planeaba dejar como primer secretario del PCC a Díaz-Canel.

Según la convocatoria de Machado Ventura el VIII Congreso del PCC “se centrará en asuntos económicos y sociales del país”, como “la conceptualización del modelo económico y social de desarrollo” y la implementación de los llamados “lineamientos”.

“Será un escenario oportuno para la actualización de nuestra estrategia de resistencia y desarrollo. Significará un estímulo a la participación de militantes, revolucionarios y patriotas en las soluciones que se demandan para enfrentar la aguda crisis mundial que nos impacta y continuar las transformaciones que fortalezcan la economía nacional”, dijo.

En abril se planea analizar también el funcionamiento del único partido legal en Cuba, “su vinculación con las masas, la actividad ideológica y la situación de la política de cuadros”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




 Un congreso partidista solo para cubrir la forma

Díaz Canel Cuba congreso PCC
Foto archivo

LA HABANA, Cuba.- En países como Cuba, donde las decisiones políticas son tomadas por un reducido grupo de personas —a veces dos o tres individuos sentados a una mesa en una especie de tertulia familiar—, los congresos y otros eventos de similar naturaleza no son más que meras fachadas para dar forma a determinaciones establecidas con anterioridad.

De esa manera debe de comportarse el VIII Congreso del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), anunciado para celebrarse en el venidero 2021. Esa cita, aún marcada por la característica antes mencionada, servirá para continuar el ciclo de cinco años entre un congreso y otro, y así dar visos de institucionalidad a la principal fuerza política de la nación. Es evidente que Raúl Castro y la plana mayor del Partido no desean repetir lo sucedido entre el V Congreso en 1997, y el VI, que tuvo lugar en el 2011—los años finales del mandato del hermano mayor, y el inicio del reinado del hermano menor—, catorce años sin congresos del PCC.

Ahora, ya con las políticas trazadas con anterioridad, el menor de los Castro reúne al Buró Político de la organización, un grupo de 17 personas, con vistas a indicarles la manera en que debe sesionar el venidero VIII Congreso. La prensa oficialista ha anunciado tres reuniones del Buró Político en menos de un mes (el 21 de octubre, 11 y 18 de noviembre), en las que se han tratado temas relacionados con el próximo Congreso tales como la política de cuadros, la atención a las organizaciones de masas, la actividad ideológica, así como el chequeo de los acuerdos tomados en la anterior cita del 2016.

En ese sentido sobresale lo relacionado con la política de cuadros. El propio Buró Político de la organización, como todo hace indicar, requerirá de nuevos ingresos que reflejen la realidad del país. Figuras como el primer ministro Manuel Marrero, el ministro de Economía Alejandro Gil, la vice primera ministra Inés María Chapman, y el titular del Ministerio del Interior Julio César Gandarilla, de recientes ascensos en la nomenclatura, no son miembros de esa élite partidista. De los 17 miembros que conforman el actual Buró Político, solo Marta Ayala Ávila, que en 2016 se desempeñaba como vicedirectora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, oficia como candidata casi segura a salir de esa instancia, pues apenas ha recibido tratamiento mediático durante los últimos cinco años.

Y aunque no se haya mencionado mucho entre los temas tratados con vistas a la realización del VIII Congreso, es lógico que la economía ocupe un lugar central en las deliberaciones y las decisiones que sean anunciadas en ese cónclave partidista. La grave crisis que enfrenta el país, el ordenamiento monetario, así como todo lo relacionado con la actualización del modelo económico —aspecto este último del que Raúl Castro se siente autor intelectual— centrarán seguramente la agenda del evento.

El menor de los Castro debe de tenerlo ya todo preparado para anunciar la transición generacional que debe operarse con motivo de este VIII Congreso. Si se cumple lo prometido, él dejará la jefatura del Partido, la que todo indica será ocupada por Díaz-Canel. Además, podría ocurrir la salida de los históricos José Ramón Machado Ventura, Ramiro Valdés, y tal vez también la de Esteban Lazo.

Así y todo, es poco probable que Raúl Castro se aleje definitivamente de la esfera del poder. Los Castro han demostrado unas ansias infinitas de mando. Recuerden a su hermano, acabado físicamente, pero metiendo la cuchareta en todo con aquellas famosas reflexiones en la prensa.

Entonces es de prever que, mientras se lo permita su salud, Raúl Castro oficie como una especie de asesor con el que hay que contar a la hora de decir la última palabra.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




María Elvira Salazar asegura que será la voz de los cubanos en el Congreso

María Elvira Salazar cubanos
Maria Elvira Salazar. Foto el Nuevo Herald

MIAMI, Estados Unidos.- María Elvira Salazar, reconocida periodista cubanoamericana y recientemente elegida representante del Distrito 27 de Florida para el Congreso de Estados Unidos, en las elecciones generales del pasado 3 de noviembre, se comprometió a ser la voz del pueblo cubano en el Congreso de Estados Unidos y aseguró que será un “soldado” en la lucha contra las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

“Es que todos los pueblos queremos la misma cosa. Eso de la excepcionalidad cubana, que es que el pueblo cubano quiere vivir bajo el régimen castrista, eso todo es una mentira, estamos en el siglo XXI, todo el mundo quiere lo mismo, vivir en paz, prosperar, comer tres veces al día, criar a sus hijos, tener abundancia, encontrar la felicidad de la mejor manera que puedan. Es suficiente opresión para todos estos pueblos, ya no más, y alguien tiene que decir hasta aquí y si yo puedo ser un soldado de ese ejército, aquí me tienen”, dijo la republicana en entrevista con Radio Televisión Martí.

María Elvira Salazar, nacida en Miami en 1961 aseguró que “los ciudadanos del Distrito 27 van a tener una representante en el congreso federal que los conoce, no solamente que conoce el idioma, sino que conoce la cultura y que sabemos que somos ese melting pot (mezcla de culturas) más importante que hay en los Estados Unidos, que es Miami”.

“Aquí vivimos todos juntos y en paz, los centroamericanos, los mexicanos, los cubanos, los negros, los haitianos, los anglos, los jamaiquinos, estamos todos acá. Entonces, yo soy una hija de Miami y por eso me siento muy contenta de poder representar esta cultura y esta comunidad, tan compleja pero también tan rica, en el Congreso federal”, dijo la congresista, que venció a la demócrata Donna Shalala, con quien mismo perdió en 2018 en las elecciones de medio término.

Hace dos años Shalala y Maria Elvira, como se le conoce en la comunidad, se enfrentaron para sustituir el puesto que ocupó hasta su retiro la congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen, entre 1989 y 2019. Este año Salazar se impuso con el 51.4% de los votos.

En sus declaraciones a Martí María Elvira Salazar envió un mensaje al pueblo cubano: “Los cubanos en Miami son los primeros aquí, en la otra parte del exilio, que queremos que ustedes tengan los mismos privilegios, y las mismas oportunidades que tenemos nosotros en el Sur de la Florida. Todos somos iguales, todos somos parte del mismo grupo, de la misma comunidad, del mismo medio. Y unos están de un lado y nosotros del otro, pero siempre recordándolos y sabiendo que ustedes quieren lo mismo que queremos nosotros. Y nosotros estamos aquí y es nuestro deber pelear por que ustedes lleguen a conquistar la libertad que hace sesenta años nos quitaron…”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




María Elvira Salazar lanza su candidatura al Congreso para 2020

María Elvira Salazar cubanos

Maria Elvira Salazar
Maria Elvira Salazar lanza su candidatura al Congreso por el Distrito 27. Foto el Nuevo Herald

MIAMI, Estados Unidos.- La periodista María Elvira Salazar anunció este jueves 1 de agosto que se postulará nuevamente al Congreso de Estados Unidos por el Partido Republicano para representar el Distrito 27, que incluye la ciudad de Miami, retando así a la titular, la demócrata Donna Shalala.

“La comunidad no se merece esto. Shalala no ha hecho nada. Está demostrando que es parte del establishment de Washington, que ama el poder y el dinero, y no se ocupa de la gente de abajo”, dijo Salazar a el Nuevo Herald.

La republicana señaló que Shalala forma parte de un partido que se inclina cada vez más a la izquierda, y que le ha fallado a los votantes del Distrito 27 al no condenar el socialismo y el antisemitismo.

“Shalala no ha levantado la voz para decir que el socialismo es un fraude, una estafa. La persona que está representando a esta comunidad lo tiene que decir alto y claro. Ahí está el ejemplo de otros miembros del Congreso que sí lo han hecho”, dijo Salazar.

“Tiene que haber una voz que diga que el antisemitismo y el socialismo no son permitidos. Es muy preocupante ese odio en contra de Israel, de los judíos, el pueblo más sufrido de la humanidad, y que son nuestros hermanos”.

Shalala, quien fuera secretaria de Salud de la administración del presidente Bill Clinton, además de ex presidenta de la Universidad de Miami, ganó en noviembre del 2018 el Distrito 27 con el 52 por ciento de los votos, mientras que Maria Elvira obtuvo el 46 por ciento.

De acuerdo a las declaraciones de Salazar al Herald, a pesar de que algunas encuestas la daban como ganadora, en las últimas semanas de la campaña del pasado año el Partido Demócrata dio un fuerte apoyo en recursos para impulsar a Shalala.

“El Partido Democrata vino y la cargó, lo que demuestra que ella ha sido parte de la elite. Mientras, yo no tenía esos contactos, solo soy una muchacha de Miami, miembro de la comunidad”, dijo Salazar.

Por su parte, la portavoz María Casado dijo que “ya habrá tiempo para debates políticos el próximo año. Hoy la congresista Donna Shalala está enfocada en servir a sus electores”, indicando que la congresista trabaja para ampliar el acceso a servicios de salud asequibles.

“Como se informó esta semana, ella encabeza la carga para proteger a los venezolanos en el sur de Florida, a pesar de la oposición de muchos republicanos”, indicó un comunicado de la oficina de Shalala.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.