1

Cuba produce sus primeros siete mil portátiles con tecnología china

Vicepresidente Díaz-Canel en la fábrica de laptops y tablets GEDEME (La Gran Época)

LA HABANA, Cuba.- Cuba ensambló los primeros 3 500 portátiles y 3 583 tabletas en su única fábrica nacional, que funciona desde diciembre de 2016 con tecnología y materia prima chinas y espera producir 50 000 equipos este año, informan hoy medios oficiales de la isla.

Los ordenadores serán destinados a empresas y organismos del Estado y forman parte de la “voluntad del Gobierno cubano de continuar ampliando, en la medida de las posibilidades financieras, la informatización segura de la sociedad”, señala una nota de la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Los equipos se fabricaron con partes y componentes enviados por la empresa china Haier, que firmó con la isla un contrato de transferencia de tecnologías y se ha encargado además del entrenamiento de los operarios cubanos.

La estatal Empresa Industrial para la Informática, las Comunicaciones y la Electrónica (Gedeme), perteneciente al Ministerio de Industrias, y la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) han sido las principales encargadas de poner en marcha y gestionar la nueva industria por la parte cubana.

El jefe del Proyecto de Soluciones Informáticas de Gedeme, Fernando Fernández, explicó que esperan producir 50.000 unidades este año y adelantó que se crean las condiciones para fabricar las pantallas de los dispositivos.

La especialista de Gestión de Calidad, Yolanda Domínguez, aseguró que la línea de producción pasa un “riguroso control” y afirmó que controlan la materia prima desde que toca tierra en Cuba para evitar “insatisfacciones en los clientes”.

Gedeme es la encargada del ensamblaje de los equipos y la comercialización en la cadena de tiendas mayoristas del país, mientras que la UCI aporta los sistemas operativos Nova, desarrollado por sus estudiantes, y las aplicaciones informáticas.

La empresa china Haier provee toda la tecnología, las materias primas y garantiza los procesos de capacitación e intercambio técnico con los especialistas cubanos.

Según la isla, la moderna línea híbrida de la fábrica cubana puede llegar a producir 120 mil unidades anuales de portátiles de sexta generación.

Las tabletas se ensamblarán en dos modelos de 8 y 10 pulgadas, este último con accesorios y un teclado que permite su conversión a una mini-laptop y manejar capacidades de hasta un Terabyte de información.

En 2015, la cifra de ordenadores registrados en Cuba se elevó a 1 071 600, de ellos 546 100 con conexión a internet, de acuerdo con un informe de la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI) del país caribeño.

Cuba es uno de los países con las tasas de penetración de internet más bajas del mundo.

Como parte de una estrategia para aumentar la conectividad en la isla -una de las asignaturas pendientes de Cuba-, el monopolio estatal de las telecomunicaciones Etecsa inició en julio de 2015 la instalación de zonas wifi públicas, que ya suman más de 1 006 en todo el país y a las que se añadirán otras 180 a lo largo de 2017.

Por muchos años la conexión en los hogares estuvo limitada solo a algunos profesionales, pero la semana pasada Etecsa comenzó la comercialización gradual del servicio en los casas, contratado de momento por 358 clientes que participaron en una prueba piloto que se puso en marcha en La Habana Vieja.

(EFE)




Gobierno cubano anuncia ampliación de internet en sector educacional

cuba-computacionAgencia – Cuba se propone conectar a internet para el próximo curso escolar a todas las 295 escuelas de preuniversitario y 329 politécnicos del país, afirmó este miércoles Fernando Ortega, director de Informática Educativa del Ministerio de Educación (Mined).

El directivo explicó en conferencia de prensa en la sede del Mined en La Habana que es un objetivo de esa cartera lograr que el mayor número de profesionales de la educación tengan acceso a la red de redes para su preparación y formación.

En mayo próximo, apuntó Ortega, deberán estar conectados a internet alrededor de 26 mil 650 docentes cubanos desde sus escuelas para realizar su labor investigativa y de capacitación, así como el acceso y trabajo en las redes sociales.

Para 2017 se planea cubrir a todas las secundarias básicas, círculos infantiles y escuelas especiales, y hacia 2018 se aspira culminar este proceso con la enseñanza primaria.

La red de informática del ministerio de Educación, apuntó, nació con el concepto de llevar la informatización y el trabajo en red de los centros educacionales del país, usando los laboratorios docentes como punto común para la interacción tanto de los estudiantes como los profesores.

La nación se propone igualmente introducir en un futuro el uso de tabletas en el sistema nacional de educación, las cuales sustituirán a las computadoras (80 por ciento están obsoletas) como medios utilizados en la enseñanza en los laboratorios de computación.

Con ello, además, se busca mejorar la relación computadora por alumno, que es actualmente de 30 estudiantes por cada máquina.

Para cumplir con estos propósitos hay un proceso de actualización de las colecciones de software educativo para que sus contenidos corran sobre las nuevas tecnologías como tabletas y teléfonos inteligentes. Se plantea asimismo la emigración hacia plataformas de código abierto.

Relacionado:
Desmiente ETECSA que vaya a ofrecer internet por Wi-Fi a los cubanos

Detienen a joven informático por compartir Internet

Santiagueros serán los primeros con Internet WiFi




La computadora más pequeña del mundo, una esperanza para los cubanos

intel-stick
(foto tomada de Internet)

Mayabeque, Cuba. – El Compute Stick de Intel, una mini PC (Personal Computer), bautizada por algunos como la computadora más pequeña del mundo, será lanzado al mercado a finales del mes de abril. En estos momentos ya se encuentra disponible para pre-compra en tiendas online como Newegg.com.

Este nuevo dispositivo de unos 10 centímetros de largo y unos 3 de ancho, cuenta con un microprocesador de cuatro núcleos, 2 GB de memoria RAM, receptor Wi-Fi y 32 GB de almacenamiento interno, así como puerto HDMI para conectar un monitor o televisor, puerto USB y Bluetooth para conectar teclado y mouse. Su precio oscilará entre los 110 y 150 dólares dependiendo del sistema operativo (Windows o Linux).

La noticia de su lanzamiento se ha propagado rápidamente entre los jóvenes informáticos de la Isla y el nuevo dispositivo de Intel se ha convertido en la nueva esperanza para los cubanos de a pie por su bajo precio y elevadas prestaciones.

Eduardo Jiménez administrador de una red de más de 200 usuarios en la provincia de Mayabeque nos comentó: “Leí la noticia en uno de los paquetes web offline (páginas web descargadas para leer sin necesidad de estar conectados a Internet). Nos alegró muchísimo saber que el precio es asequible para nosotros los cubanos. El hecho de que tenga un receptor Wi-Fi ayudará a incrementar el número de usuarios en nuestras redes inalámbricas pues hay muchos cubanos que todavía no pueden comprar un ordenador debido a su elevado precio en las tiendas estatales”.

El precio de un ordenador de prestaciones similares al Compute Stick de Intel en las tiendas del Estado cubano supera los 600 dólares.

Otra de las grandes ventajas que ven los cubanos es el pequeño tamaño del nuevo dispositivo. Julio Cesar Rodríguez trabajador por cuenta propia nos comentó. “La nueva minicomputadora de Intel nos dará a los cubanos que tenemos la posibilidad de viajar la ventaja de poder adquirir estos equipos a precios asequibles y poderlos importar fácilmente. La aduana de Cuba solamente deja importar al país 2 ordenadores personales al año y cobra altos impuestos de 250 dólares por ordenador. Este nuevo dispositivo de Intel, aparte de ser fácil de trasportar, puede pasar desapercibido, y ocuparia mucho menos espacio y peso en los equipajes”.

En Cuba solamente 439 000 casas particulares cuentan con una computadora para la familia según arrojó el pasado censo de población y vivienda realizado en el año 2012. Muchos cubanos ven en Compute Stick de Intel, la posibilidad de poder lograr el ansiado sueño de poseer un ordenador personal.




A la espera de ‘Chromebit’

personas-viendo-television_CYMIMA20150403_0003_13Él es el rey de la sala. Con su pantalla y sus bocinas, nadie aparta la vista ni lo ignora. Frente a un televisor millones de cubanos hemos llorado, reído y pasado una buena parte de nuestras vidas. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías, la relación con esa “caja tonta” podría empezar a cambiar. Los dispositivos que convierten nuestra pantalla chica en una computadora ya están aquí y son una opción para informatizar a nuestras familias.

Google se ha lanzado al mercado de los dispositivos para convertir televisores en máquinas inteligentes que ayuden a calcular, escribir, conectarse a Internet y un sinnúmero de funciones más. El artilugio que logra tal maravilla parece a la vista una memoria USB, como esas que estamos acostumbrados a pasarnos de mano en mano, para transmitir información, audiovisuales, videoclips y programas. Sin embargo, a diferencia de esas memorias flash que sirven para almacenar datos, la nueva criatura concebida en Mountain View, California, guarda en su interior el potencial de un ordenador.

En el último censo de población y vivienda, realizado en 2012, los cubanos confesaron tener 759.164 televisores en blanco y negro, mientras que había 2.922.099 de sus parientes más sofisticados con pantallas en colores en todo el país. Vale la pena decir “confesaron”, porque sigue siendo una práctica muy extendida esconder de los ojos escrutadores del Estado la infraestructura tecnológica con la que se cuenta. “A la ‘policía’ mejor despistarla”, nos enseñan en casa desde chiquitos y todas las encuestas oficiales terminarán lastradas por ese componente de suspicacia popular…  (Leer más en 14YMedio)




Nuevas salas de navegación pero a los mismos precios

cuba-internet-REDACCIÓN. — Segun la estatal ETECSA, el Gobierno abrirá 136 nuevas “salas de navegación” en el primer trimestre del año, en los Joven Club de Computación, con un total de 538 computadoras, reporta el diario Granma.

De momento, los cibercafés, única respuesta del régimen en conexión a internet,  están precios inalcanzables para la mayoría de los cubanos.

Luis Manuel Díaz Naranjo, director de Comunicación de ETECSA afirma que la Isla cuenta con 2 millones 400 mil móviles activos, 507 000 cuentas de correos nauta que generan más de un millón de correos diario.

Aseguró el funcionario que “Alrededor de 565 000 teléfonos celulares fueron activados durante el 2014”.

Díaz Naranjo enfatizó que ETECSA  redujo de 2,0 a 0,50 centavos CUC el valor mínimo para la recarga directa de las cuentas permanentes del servicio nauta, amplió el ciclo de vida de las mismas a 330 días, y disminuyó las tarifas del servicio MMS.

Sobre la posible disminución de precios de las líneas celulares, o de mensajes de texto y llamadas, Díaz Naranjo respondió que no estiman llevar a cabo ningún cambio por el momento, excepto la la disminución de las tarifas internacionales (hasta el 30 de junio). Y que en cuanto a la promoción de la venta de líneas móviles en 30 CUC a consumir el saldo completo, continuarán aplicándose pero no de manera definitiva.

El pasado 16 de enero, la Administración Obama informó que facilitará el establecimiento de “instalaciones comerciales de telecomunicaciones entre terceros países y Cuba, y dentro de Cuba”, servicios de internet y la exportación comercial de artículos que contribuyan a la capacidad del pueblo cubano para comunicarse.

La Habana no ha respondido aún a ninguna de las propuestas en esta materia.




Cuba: dos pesos por una hora de servicio en los “Joven Club”

joven-clubAgencia Cuba comienza a cobrar los servicios que prestan los “Joven Club de computación y electrónica” (JCCE) estatales, hasta ahora gratuitos, a nivel nacional, medida implantada primero de forma experimental desde el pasado 25 de agosto en la provincia occidental de Artemisa, que se extenderá al resto de esas instalaciones en el país, informó hoy un medio oficial.

El director general de los JCCE, Raúl Vantroi Navarro, explicó que la nueva norma busca la “sostenibilidad” y la disminución de los subsidios estatales que reciben esas instalaciones, creadas en 1987 para fomentar una cultura informática, especialmente en los niñosy jóvenes.

Los “Joven Club” no tienen actualmente acceso a la red de internet global y en sus salas solo se puede navegar a través de páginas creadas con el dominio “.cu”, es decir, las habilitadas oficialmente en la isla.

El funcionario citado precisó que el pago de los servicios en los JCCE está en correspondencia con el nuevo escenario que vive el país y con las reformas puestas en marcha por el Gobierno para la “actualización” de su modelo económico-social.

Desde agosto pasado la normativa se está aplicando en los “Joven Club” de Artemisa con el cobro de 2 pesos cubanos-CUP (equivalentes a 0,4 centavos de dólar) por cada hora de uso de la computadora.

Los Joven Club cuentan con el 25 % de sus computadoras rotas lo que indica una obsolencia tecnológica de alrededor del 70 por ciento.

Pero de acuerdo con el reporte, se irán incorporando paulatinamente otros servicios con sus tarifas, como son la acesoría e implementación/hora (10 CUP -50 centavos de dólar-), el desarrollo e implementación de aplicaciones/hora (10 CUP) y la asistencia informática /mes (50 CUP -2 dólares-).

Para el pago, los clientes deberán adquirir una tarjeta prepagada, por un valor de 10 y 20 CUP, en las propias instalaciones donde se cobra el servicio.

El directivo de los “Joven Club”  explicó, además, que mantendrán gratis los cursos, que representan el 30 % de los servicios que brindan.

Recordó que durante todo este tiempo, el Estado ha subsidiado íntegramente la labor de los Joven Club y que solo en los últimos diez años el promedio ha sido superior a los 50 millones de pesos anualmente (unos 1,8 millones de dólares), por lo que considera necesario “disminuir ese subsidio, y de ser posible eliminarlo”.

Indicó que cuando surgieron los JCCE, eran los únicos espacios que tenían ordenadores, si bien actualmente todas las escuelas disponen de laboratorios de informática y muchas entidades estatales tienen computadoras, además de las 439.000 en casas de familias, según datos del Censo de Población y Viviendas de 2012.

A su oferta actual de videojuegos y la Enciclopedia Colaborativa EcuRed con versión web, entre otros productos, dijo que proyectan sumar un sitio web de juegos en red, otro para la lectura de revistas y periódicos en versión web y el paquete aplicaciones y contenidos audiovisuales “Mi mochila”, aún en etapa de desarrollo.

Las fuentes adelantaron que planean también habilitar varios laboratorios como salas de navegación de internet, similares a los telepuntos de la Empresa de Telecomunicaciones estatal (Etecsa) existentes en hoteles y cibercafés.

Esos telepuntos cobran 4,50 CUC (pesos convertibles cubanos equivalentes a dólares) por la navegación en internet, 1,50 CUC el correo internacional y 0,60 centavos de CUC por la navegación nacional por hora.




El tiro de gracia

CORRALILLO, Cuba, septiembre, 173.203.82.38 -A dónde ha ido a parar el tan promocionado “Plan Informático de 2012”, se preguntan muchos en Camajuaní, un pueblo del municipio Corralillo, en la provincia Villa Clara, al centro de Cuba. Allí el Joven Club se quedó sin computadoras de la noche a la mañana, debido a una orden gubernamental que dispuso trasladarlas para la sede del Poder Popular municipal, dicen que con el fin de utilizarlas en las elecciones que van a celebrarse en el mes de octubre.

El director del Joven Club tuvo que calmar a los pobladores, jóvenes sobre todo, que presenciaban, enfurecidos, la partida de las computadoras. Con su escasa verborrea, este funcionario prometió que muy pronto las máquinas estarían de regreso. “Pero ahora –discurseaba- la Revolución necesita más que nunca de estos equipos para asegurar que sean elegidos buenos dirigentes para el pueblo”.

Desde luego que nadie le creyó media palabra, pero qué más podían hacer que resignarse, sonriendo por lo bajito, ante aquella monserga.

El Joven Club es el único lugar de relativo esparcimiento de que disponen los habitantes del pueblo. No en balde son tantos los pobladores que marcaban en la cola desde las cinco de la madrugada, con la esperanza de hacerse de un turno para utilizar algunas de las escasas computadoras, bien para elaborar documentos para su trabajo, o para jugar un rato, o para estudiar, o para ilustrarse en la pobre medida que lo permiten los programas a que tenían acceso.

También, como en todas partes y en todos los sectores de la vida del pueblo, estaban los que no necesitaron nunca hacer la cola, porque compraban el acceso, o por gozar de apadrinamientos o amistades que le allanaban el camino a sus cuentas de correo, o incluso a Facebook, mediante asentamientos exclusivos de la dirección central, que es donde radica el servidor del Joven Club.

Por no contar a los agentes del orden o de la Seguridad del Estado, que llegaban y, sin mirar siquiera para la cola, iban directamente a curiosear en Internet, en busca de noticias sobre el trasero de Jennifer López o los ampulosos labios de Angelina Jolie.

Mientras, quienes dejaban desde el día anterior todo bien preparado para plantarse desde las cinco de la madrugada en la cola del Joven Club, y así tratar de acceder a la versión portable de la Enciclopedia Cubana EcuRed, fuente que están obligados a consultar para el desarrollo de sus tesis de curso, debían esperar paciente o impacientemente por la comodidad de los favorecidos.

El aliciente que les quedaba es que, como de algún modo tenían que invertir el tiempo de la larga espera, solían pasarlo comentando las novedades del pueblo.

Por ejemplo, la forma inexplicable y misteriosa en que el director del Joven Club, en cuestión de unos cuantos meses, había logrado deshacerse de su humilde casita y comprar una de las mansiones más lujosas de Camajuaní. Comentaban entonces que, según cuenta este funcionario, había acabado de recibir una importante herencia en España. Y era justo el momento en que la cola se animaba con risas, especulaciones y choteos sobre el tema.

De tal suerte, al ser despojados de las dos o tres viejas computadoras que le quedaban al Club, los vecinos de Camajuaní no sólo han recibido el tiro de gracia sobre su única opción para instruirse y fantasear, también perdieron la oportunidad de hacer la cola, lo cual les priva de su más socorrido pretexto para el comadreo.