1

La Habana amanece con tormenta de granizos

granizos, La Habana, INSMET

MADRID, España.- Varios municipios de la capital de Cuba amanecieron este jueves con fuertes lluvias y caída de granizos.

“Una tormenta local severa afectó a La Habana poco después de las 5:00 de la mañana. En Casablanca, se reportaron rachas de vientos a las 5:15 de la madrugada de hasta 60 kilómetros por hora y caída de granizos”, precisó en Twitter el Instituto de Meteorología de Cuba (INSMET).

Se formó al final de la madrugada en el Estrecho de la Florida, avanzó hacia el sur y afectó a La Habana al final de la madrugada.

Esta situación climatológica se reportó en Habana del Este, Plaza de la Revolución, Centro Habana, La Habana Vieja, San Miguel del Padrón, Diez de Octubre y Guanabacoa.

Numerosos usuarios compartieron imágenes de la caída de granizos. Según indicó el INSMET, algunos de estos pedazos de hielo tenían un tamaño “más grande que un garbanzo”.

Por su parte, el meteorólogo de Univisión23 Javier Serrano precisó que los granizos alcanzaban más de dos pulgadas.

“Una experiencia tremenda, parecía que estaban tirando piedra para la casa a las 5:30 am. Era una lluvia de granizo extraordinaria”, dijo el internauta Braulio Mendoza al compartir un video de la lluvia.

granizos

“Buenos días amigos. 5:35 a.m., fuertes lluvias, viento y caída de granizos en San Miguel del Padrón, La Habana. Me dio tiempo a hacer un video”, dijo Félix Rivero.

La Habana

El granizo es un tipo de precipitación sólida que se compone de bolas o grumos irregulares de hielo, cada uno de los cuales se refiere como una piedra de granizo. Está formado, principalmente de hielo de agua.

La formación del granizo se origina con la presencia de una partícula sólida. Esta es arrastrada por fuertes vientos ascendentes dentro de la nube, a la que se le van adosando partículas de agua. Al ascender, se produce el enfriamiento de estas partículas, congelándose.




Meteorólogo niega la ocurrencia de una ola de calor en Cuba en las condiciones actuales

Calor, Cuba

MIAMI, Estados Unidos. – El meteorólogo espirituano Freddy Ruiz desmintió la posibilidad de que Cuba experimente olas de calor a partir de este mes de abril, tal como anunció recientemente el Foro de Perspectivas Climáticas del Caribe (CARICOF). 

En una entrevista con el diario oficial Escambray, Ruiz aseguró: “El tiempo y el clima se están comportando de forma bien compleja, incluso en primavera pudiera establecerse otra sequía; calor extremo tenemos y tendremos, pero olas de calor, no”.

El experto explicó que las olas de calor ocurren en Europa y en países latinoamericanos de grandes extensiones continentales, como Argentina, cuando una masa de aire cálida procedente del mar entra a la tierra y se estaciona por 72 horas o más. 

Sin embargo, en Cuba, la situación es diferente: “Por las noches refresca, aunque haya mucho calor siempre refresca más en las noches que en el horario diurno y, aunque al otro día vuelva otro ciclo de calentamiento, no se mantiene la masa de aire caliente estable, que es la que provoca la ola de calor”.

Ruiz afirmó que, en las condiciones actuales, no puede hablarse de una ola de calor en Cuba, y añadió: “Quizás esto puede variar con los años, pero no sería ni mañana, ni pasado mañana”. 

Expertos del Centro del Clima del Instituto de Meteorología también han argumentado que la condición insular de Cuba hace sumamente improbable la ocurrencia de una ola de calor, debido al efecto refrescante de las brisas marinas y las lluvias veraniegas.

Por su parte, Ruiz señaló que, aunque no hay un pronóstico concreto, podrían ocurrir inundaciones en el Caribe, ya que después de una sequía intensa y un calentamiento tan fuerte puede suceder un evento de lluvias intensas. 

El meteorólogo además reflexionó sobre cómo los cubanos aún no comprenden la influencia del cambio climático en la Isla: “Hablamos de eso en la televisión, ven derretirse los casquetes polares, subir el nivel del agua y creen que estamos ajenos a eso, pero no es así, porque este fenómeno también influye aquí”.

Finalmente, el especialista comentó: “Estamos esperando un período de lluvias intensas, pero después podría establecerse otra sequía extrema, aun en temporada de primavera. Además, se pronostica una temporada ciclónica poco activa. Todo esto debido a la influencia del fenómeno de El Niño, que se establecería de agosto en adelante. Pero todo esto aún son términos probabilísticos”.




Pronostican ola de calor en Cuba y el Caribe a partir de abril

Ola de calor, Cuba, Caribe

MIAMI, Estados Unidos. — Una ola de calor afectará a Cuba y a varios países del Caribe a partir del venidero mes de abril, según un pronóstico del Foro de Perspectivas Climáticas del Caribe (Caricof).

Una reseña del diario costarricense El País señala que la ola de calor, que se extenderá por toda la región en mayo, no será el único fenómeno climatológico a tener en cuenta.

Para el quinto mes del año, Caricof advierte que podrían ocurrir en el área del Caribe inundaciones y otras catástrofes asociadas a la salida al Pacífico del fenómeno La Niña.

“El potencial de inundaciones, crecidas repentinas y peligros en cascada aumentará a moderado o alto en ese quinto mes del año”, precisó la entidad con sede en Barbados.

Caricof añade que mientras algunos países podrían sufrir los efectos de las inundaciones, en otros, especialmente en las islas, podría castigar aún más el calor y la sequía.

En ese sentido, la organización mostró preocupación por la sequía a largo plazo en alza en algunas partes de Cuba, que podrían aumentar el riesgo de incendios forestales, especialmente severos en la Mayor de las Antillas desde inicios de año.

“Los efectos de los frecuentes periodos de sequía en las islas de la región y Belice probablemente continuarán, con un pico en el potencial de incendios forestales y las intrusiones de polvo sahariano”, indicó Caricof.

El organismo regional sostuvo que es probable que las zonas que terminen en sequía prolongada a finales de mayo experimenten niveles de agua más bajos de lo habitual en grandes embalses, grandes ríos y aguas subterráneas.

Además de Cuba, deberán estar atentos a los fenómenos anteriormente mencionados naciones como Bahamas, Barbados, Belice, Gran Caimán, República Dominicana, Granada, Jamaica, Puerto Rico, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, y las Islas Vírgenes de Estados Unidos.




Alerta en la costa este de Florida ante posible llegada de una ola gigante de sargazo

Sargazo en Miami Beach

MIAMI, Estados Unidos. — Una ola gigante de sargazo localizada en el océano Atlántico Central podría llegar a las costas de Florida el verano próximo y afectar a las playas de la costa este del estado.

El profesor Chuanmin Hu, de la Universidad del Sur de la Florida en Tampa, declaró a la cadena WPTV, de West Palm Beach, que el tamaño de la actual ola podría marcar un récord este año.

El experto señaló  que la ola de sargazo, que abarca una 1 100 millas cuadradas, podría llegar a las costas de EE. UU. en junio del presente año.

En ese sentido, Hu aseguró que los niveles de sargazo serán mayores que los registrados el pasado año, y advirtió que podrían superar incluso los registrados en 2018.

“Es sumamente grande para esta época del año, es realmente grande, mucho más grande que la del año 2018”, destacó el profesor.

El sargazo es un tipo de alga marina que se encuentra comúnmente en océanos de todo el mundo. Se caracteriza por tener tallos largos y delgados con hojas y vejigas llenas de gas que le permiten flotar en la superficie del agua.

Aunque el sargazo es un componente natural y valioso del ecosistema marino, en los últimos años se ha producido un aumento significativo en la cantidad de sargazo que llega a las playas, lo que ha generado preocupación en las comunidades costeras.

Este aumento en la cantidad de sargazo se ha atribuido en parte a la contaminación y al cambio climático, que pueden estar alterando los patrones de las corrientes marinas y creando condiciones favorables para el crecimiento y proliferación del sargazo.

Cuando grandes cantidades de sargazo llegan a las playas, pueden tener efectos negativos en el turismo y el medio ambiente, ya que el sargazo en descomposición puede liberar gases tóxicos y atraer insectos y otros organismos no deseados.




Ola de frío de origen ártico llegará a Cuba en las próximas horas

Invierno en Cuba, Ola de frío, Cuba

MIAMI, Estados Unidos. — Una ola de frío de origen ártico comenzará a afectar a Cuba en las próximas horas, según dio a conocer el Instituto de Meteorología de Cuba (INSMET).

Miriam Teresita Llanes, jefa del Centro de Pronósticos del INSMET, dijo al diario Granma que las condiciones invernales se acentuarán durante sábado, domingo y lunes, y que se extenderán hasta mediados de la próxima semana.

La especialista indicó que si bien la temperatura máxima en horario diurno se moverá en el orden de los 18 grados Celsius como promedio, con registros inferiores en algunas localidades, tomando en cuenta el efecto del fuerte viento de componente norte, la sensación térmica de frío será de entre 10 y 12 grados, con valores que podrían llegar a ser inferiores.

Se trata, sin dudas, de un escenario singular para los cubanos, cada vez más habituados al constante calor y humedad de la isla caribeña.

El INSMET recuerda que el récord nacional de bajas temperaturas en Cuba es de 0,6 grados Celsius y fue registrado el 18 de febrero de 1996 en Bainoa, actual provincia de Mayabeque, uno de los municipios más fríos del país.

La masa de aire frío de origen ártico que llegará a Cuba este viernes es la misma que desde hace días se desplaza por Estados Unidos, y que también afectará estados no tan fríos, como Florida.

Las autoridades estadounidenses han advertido que las bajas temperaturas complicarán los desplazamientos y producirán situaciones de extremo peligro desde centro al sureste del país.

“Nos enfrentamos a temperaturas muy por debajo de lo normal, potencialmente récord de temperaturas bajas de cara a las vacaciones de Navidad”, aseguró Zack Taylor, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, en declaraciones recogidas por la cadena Univisión.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +525545038831, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Ciclón tropical podría formarse al sur de Cuba en los próximos días

Ciclón, Bajas presiones, Cuba

(Foto: Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos)

MIAMI, Estados Unidos. – El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) pronosticó la formación de un área de bajas presiones al Sur de Cuba, con posibilidades de desarrollo a lo largo de la semana en curso.

Aunque las opciones de fortalecimiento en las próximas 24 horas son escasas, a partir del miércoles, el sistema podría mostrar algún desarrollo.

Los pronósticos del NHC indican que la perturbación tendría un 30% de posibilidades de convertirse en un ciclón tropical, siempre en dependencia del movimiento y las condiciones que encuentre el sistema.

“Se espera que se forme una amplia zona de baja presión sobre el oeste Mar Caribe en unos días. Algún desarrollo gradual de la perturbación será posible a partir de entonces mientras el sistema se mueve lentamente hacia el oeste-noroeste sobre el noroeste del Mar Caribe”, precisa la entidad, con sede en Miami.

Por su parte, el Instituto de Meteorología de Cuba (INSMET) advierte en su pronóstico ampliado sobre la posibilidad de chubascos y tormentas eléctricas en la región occidental a lo largo de la semana, aunque no precisa si las lluvias estarán asociadas al surgimiento de la zona de bajas presiones.

A dos meses del fin de la actual temporada de huracanes, el panorama en el Océano Atlántico parece despejado, sin tormentas tropicales a la vista en las próximas 48 horas.

El NHC señala que el impase en la actividad ciclónica podría responder a un cambio en la “corriente en chorro”, un flujo de aire rápido y estrecho que se mueve en diferentes capas de la atmósfera, con incidencia en el estado del tiempo en los hemisferios norte y sur.

Hasta el momento, 2020 ha dejado un total de 23 tormentas con nombre, de las cuales ocho se han convertido en huracanes.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Pobre Cuba, tan lejos de Dios y tan cerca de los ciclones

cuba huracán huracanes tormenta tropical laura ciclón ciclones

cuba huracán huracanes tormenta tropical laura ciclón ciclones irma
Destrozos causados por el huracán Irma en Caibarién, 2017 (foto archivo)

LA HABANA, Cuba. – No recuerdo cuál fue mi primer acercamiento a un huracán. No puedo evocar la impresión que me despertara esa “primera vez”. Lo más probable es que fuera yo un recién nacido cuando escuché el zumbido de las inaugurales ráfagas de viento de un ciclón. Quizá lloré, aunque también es probable que esbozara una sonrisa o que acompañara la fortaleza de los vientos con ese gorjeo que corteja a la vida en los primeros meses, esos meses en los que lo más reconocible podría ser el pecho de la madre y no la tenebrosa fortaleza de las ráfagas de viento de un ciclón.

No recuerdo qué huracán llegó primero a mi vida, y creo que olvidé también el nombre que endilgaron al último, a pesar de la perturbación que me despiertan todos. Y como siempre sucede, el último, ese que está por llegar, parece siempre el primero, parece que despierta más incógnitas que los anteriores. El último siempre da la impresión de ser el más atroz. Y es que, en esta isla, aunque el huracán sea casi una costumbre, está entre nuestras peores desgracias. El ciclón es nuestro peor terremoto, nuestro volcán más devastador, nuestra inundación peor, nuestro incendio forestal más horroroso. El huracán es una epidemia, la peor. Y esta vez Laura nos llegó precedida por un terrible virus chino. ¿Podría haber algo más aterrador?

Las noticias sobre el virus, en estas últimas mañanas, nos estuvieron llegando junto a los fuertes vientos que Laura despliega, junto a las lluvias con las que también ella se acompaña. Esta vez todo parece complicarse, y mucho más cuando se dice que el centro se relocaliza, y que no permite a los meteorólogos precisar la trayectoria que podría seguir, y nosotros no sabemos si mirar a ese cono que encierra tantas posibilidades o dar la espalda y esperar, conformados, a que llegue lo peor… y dejarnos vencer, y dejarnos morir de una vez, y salir del embrollo que significa vivir en este país tan azotado por ciclones y muchos tipos de bichos mortales y raros.

Los huracanes se pierden siempre, por unos meses, pero vuelven, al menos en esta isla tan azotada, en esta isla que cada año tiene un poco más de esa apariencia que advierte que fuimos olvidados por Dios. Y tan vapuleados hemos sido por esos vientos de huracán que ya perdí la cuenta de cuántos nos azotaron, aunque ya publicara algunos textos en CubaNet durante estos años; para “reseñarlos”, para hacer visibles sus horrores. Tanto me obsesionan que alguna vez preparé una breve antología para recoger algunas miradas literarias a los huracanes de esta isla. La primera de todas esas miradas, la más vieja, fue relatada por un Alvar Núñez Cabeza de Vaca desquiciado ante la visión de un ciclón en Trinidad, y también están Heredia y la Avellaneda y el Carpentier de “El siglo de las luces”, y quizá también el miedo que esos vientos despertaron cada vez al antologador, a los cubanos que perdieron el techo, que perdieron la vida.

Y los huracanes vuelven siempre a esta isla que nos muestra, cada vez más, esa apariencia de olvidada, incluso por Dios. Cada año un desastre nuevo, y también el huracán de turno, el implacable que está por pasar, por acabar con el país y con los nervios de los cubanos, pero peor resultan los discursos que provocan al poder esos fenómenos naturales; siempre los mismos, cada vez un empeño idéntico, siempre la misma obstinación en mostrar a un país que protege y que renace, incluso si quedaran solo cenizas.

Laura despierta ahora el interés de los meteorólogos que intentan ser precisos a la hora de exponer el trayecto y la intensidad de los vientos. Laura, y cualquier otro, darán siempre la posibilidad al poder de vanagloriarse, de hablar de un tristísimo desastre y de una gloriosa recuperación, que difícilmente podremos constatar, que solo cotejaremos en las “palabras oficiales”, en discursos. Yo no sé lo que pasará esta vez, no sé cuáles serán las dimensiones del desastre que está por llegar para juntarse con el bicho chino, pero tengo la certeza de que el poder conseguirá “convertir el revés en victoria”, que le permitirá cantarse a sí mismo y mostrase como el gran benefactor.

El final no será en verdades, será en palabras. Y “Laura” será amada en secreto. Laura será reverenciada en secreto por el poder. Laura servirá al discurso del poder, servirá al gobierno para reafirmar su “generosidad”, su “amor” a un pueblo al que jamás deja desvalido, un pueblo al que protege de vientos y de mareas. Ese gobierno aprovechará hasta el último resuello de Laura para cantarse a sí mismo, para reafirmarse ante los ojos de sus súbditos, para despertar pasiones tan intensas como las que avivó Laura en Petrarca. Y yo, que reconozco esa pata de la que cojean, terminaré parafraseando aquella frase que se atribuye a Porfirio Díaz; yo, en lugar de decir “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos” diré: “Pobre Cuba, tan lejos de Dios y tan cerca de los ciclones”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Laura se encuentra al sur de Ciego de Ávila con vientos de 100 km/hora

tormenta laura tropical nhc cuba clima

tormenta laura tropical nhc cuba clima
(foto: NHC)

MIAMI, Estados Unidos. – La tormenta tropical Laura, que tocó territorio cubano en la tarde/noche de ayer domingo, recorrió durante la madrugada el archipiélago Jardines de la Reina y el golfo de Guacanayabo.

Según el Instituto Cubano de Meteorología (INSMET), a las seis de la mañana, el centro de la tormenta se encontraba en los 20.9 grados de latitud Norte y 79.2 grados de longitud Oeste, a unos 80 kilómetros al sur de Júcaro, Ciego de Ávila y a 190 kilómetros al este-sudeste de la ciudad de Cienfuegos. Se mueve al oeste-noroeste, a razón de 33 kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora, con rachas superiores, y una presión central de 1000 hectopascal.

Se pronostica que los efectos de Laura alcanzarán en las próximas horas a Las Tunas y Camagüey y luego se extenderá gradualmente desde esta mañana al resto de la región central.

El INSMET alerta de fuertes marejadas con inundaciones costeras ligeras en el litoral norte desde Holguín hasta Ciego de Ávila, que avanzarán al resto de la costa norte central durante la mañana. En el litoral sur de Las Tunas y Camagüey se generarán inundaciones costeras de ligeras a moderadas en las próximas horas, que llegarán al litoral sur central durante la mañana.

Agrega en su comunicado el INSMET que la tormenta no variará su rumbo y velocidad de traslación, y se moverá sobre el archipiélago de Jardines de la Reina, situándose al mediodía de este lunes al sur de Sancti Spíritus y Cienfuegos. El movimiento de su centro sobre aguas cálidas provocará que gane algo más en organización e intensidad.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Huracán Dorian alcanza la categoría 5 con vientos de hasta 260 kilómetros por hora

huracán dorian

huracán dorian
Huracán Dorian, vista satelital (windy.com)

MIAMI, Estados Unidos. – El “catastrófico” huracán Dorian se ha fortalecido en las últimas horas hasta alcanzar la categoría 5, la máxima en la escala Saffir Simpson, y encara este domingo el noreste de Bahamas, a donde llegará con vientos de 260 kilómetros por hora (160 millas por hora).

Según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, emitido a las 8.00 hora local (12.00 GMT), Dorian llegará además al archipiélago con lluvias “muy intensas” y un aumento del nivel mar que puede destruir buena parte del archipiélago.

El NHC indicó que a esa hora Dorian estaba a unas 35 millas (55 km) al este de Ábaco y unas 225 millas (360 km) al este de West Palm Beach, en Florida. Pero los pronósticos mantienen que antes de llegar al litoral de la región estadounidense Dorian virará el martes rumbo noroeste y se dirija, recorriendo toda la costa, hacia los estados de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, mientras paulatinamente va perdiendo algo de fuerza.

Por eso, el mayor peligro está en las cerca de 48 horas que estará sobre las islas más septentrionales de Bahamas, hacia donde dirige muy lentamente – a unas 8 m/h (13 km/h)-, lo que complicará todavía más la situación en esta zona.

Se esperan condiciones “devastadoras” en las islas Ábaco “muy pronto” y comenzarán a sentirse más tarde hoy en la de Gran Bahama -situada a 56 millas (90 km) al este de la costa de Florida-, alerta el NHC.

La marejada ciclónica “potencialmente mortal” elevará los niveles del mar hasta 20 pies (6 metros) sobre el normal de la marea en estas islas, cuyas costas recibirán “grandes y destructivos olas”.

A ello habría que sumar posibles acumulaciones de agua de lluvia que podrían alcanzar las 30 pulgadas (76 centímetros) en zonas aisladas del noroeste de Bahamas, de 15 (38 cm) en las Carolinas y de 6 (15 cm) en las islas centrales de Bahamas y la costa atlántica de Florida y Georgia, lo que podría provocar riadas.

El ojo del ciclón, cuyos vientos huracanados se sienten hasta 30 millas (45 km) desde su centro, se prevé que se acerque a la costa este de Florida desde el lunes hasta el martes por la noche. Y, aunque es probable que haya algunas fluctuaciones en la intensidad, se pronostica que Dorian siga siendo un “poderoso huracán” durante los próximos días.

(EFE)

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.




Peligroso huracán Dorian llegará a Florida con categoría 4

MIAMI, Estados Unidos. – El huracán Dorian sigue ganando fuerza con vientos máximos sostenidos de 110 millas por hora (175 km/h) y podría convertirse hoy en un ciclón de categoría mayor mientras se desplaza lentamente hacia Florida.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) informó este jueves de que Dorian podría llegar el lunes a Florida convertido en un fenómeno “extremadamente peligroso” de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson (sobre un máximo de 5), es decir con vientos máximos sostenidos de 140 millas por hora (225 km/h).

En su boletín de las 08.00 hora local (12.00 GMT), el NHC indicó que Dorian empezó a avanzar más lentamente y en dirección noroeste, a una velocidad de traslación de 12 millas por hora (19 km/h).

“Se espera que Dorian se convierta en un huracán mayor más tarde hoy y permanezca como huracán extremadamente peligroso durante el fin de semana”, precisó el NHC.

Según los meteorólogos, este lento avance le permite organizarse mejor y nutrir sus vientos gracias a las aguas cálidas del Caribe.

La agencia federal precisó que el ciclón está a unas 255 millas (410 km) al este-noreste del sureste de Bahamas y a unas 505 millas (815 km) al este del noroeste de ese archipiélago.

Florida, que declaró el estado de emergencia en todo el estado, se prepara para inundaciones, fuertes vientos, marejada ciclónica, e incluso un fenómeno conocido como “King Tide” (“Marea rey”), que nada tiene que ver con el huracán pero que coincidirá con la llegada del ciclón.

Dorian, según el NHC, se moverá este viernes sobre el Atlántico muy al este del sureste y el centro de las Bahamas, se acercará el sábado al noroeste de este archipiélago y el domingo estará sobre el noroeste de las Bahamas.

Según el NHC, con sede en Miami, se esperan hasta 12 pulgadas de lluvia en las Bahamas y en partes del sudeste de Estados Unidos, e incluso 15 pulgadas en algunos sectores.

“Esta lluvia pudiera causar inundaciones repentinas que amenazan vidas humanas”, indicó la agencia federal.

En lo que va de la actual temporada de huracanes, que comenzó en junio pasado, se han registrado otras cuatro tormentas tropicales, Chantal, Andrea, Erin y Barry, que se convirtió en huracán en julio poco antes de tocar tierra en Luisiana, donde dejó cuantiosas pérdidas materiales, pero ninguna víctima mortal directa.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.