Ya no hay lágrimas que valgan
Permalink

Ya no hay lágrimas que valgan

El cine San Francisco, “pequeño palacio del placer”
Permalink

El cine San Francisco, “pequeño palacio del placer”

Cuando conocí el cine San Francisco, seguía amable y ruidoso, apestaba a orines, en las…

Continuar Leyendo →