1

Netflix adquiere derechos de filme sobre cinco espías cubanos

Red Avispa; Cuba; espías cubanos

Poster de la película “Red Avispa” (Foto: Internet)

MIAMI, Estados Unidos. – La reconocida compañía de entretenimiento y streaming, Netflix, adquirió los derechos de exhibición en Estados Unidos y otros países del filme “Red Avispa”, película dirigida por el director francés Olivier Assayas que recrea la historia de los cinco espías castristas que cumplieron prisión en cárceles de EE.UU.

Según la revista “Variety”, de la cual se hicieron eco medios oficiales cubanos, Netflix compró los derechos mundiales para proyectar la película, dejando de lado, entre otros territorios, China, Europa del Este, Grecia, Portugal, Italia y Medio Oriente.

El realizador Olivier Assayas declaró que la película explora “la política moderna, el inframundo de la información moderna y la información errónea, que en ese momento llamamos propaganda”.

El filme, protagonizado por Penélope Cruz, Wagner Moura y Edgar Ramírez, Gael García Bernal y Ana de Armas, fue producido por Charles Gilbert, de CG Cinema, y ​​Rodrigo Teixeira, de RT Features.

Tras su presentación en el Festival de Cine de Venecia el pasado año, “Red Avispa” ha sido exhibida en los festivales de San Sebastián, Toronto y Nueva York. Para el público, la película ya se vendió previamente a Italia, Israel, Grecia, Portugal, Rusia, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Rumania.

El filme, que ha contado con amplia promoción y difusión en circuitos internacionales, no ha sido bien recibido por la crítica.

“Desconcertante revoltijo de géneros que se manchan los unos a los otros. Es un thriller de espías que a veces se comporta como un melodrama, otras como un documental, y otras como una comedia más o menos voluntaria. Parece una película dirigida, por lo menos, por cinco personas distintas. (…) No se sabe si desea entretener o apabullar a base de datos, personajes y tramas cruzadas”, apuntó el analista Víctor Esquirol, del portal especializado “FilmAffinity”.

Otros, como Carlos Boyero, del diario español El País, catalogan la película como “discreta, entretenida y aceptable”.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.




Trump no logrará que Cuba cese apoyo a Venezuela, afirma espía cubano

cuba espía estados unidos

cuba espía estados unidos
Fernando González (telesurtv.net)

MIAMI, Estados Unidos. – El cubano Fernando González, uno de los cinco espías que estuvieron encarcelados en EEUU quince años, considerados “héroes” de su país, dice que el Gobierno de Donald Trump “trata de asfixiar” económicamente al régimen en Cuba y avisa de que si con eso pretenden que dejen de apoyar a la dictadura de Maduro en Venezuela no lo van a conseguir.

“Creemos en la revolución bolivariana y no la vamos a abandonar sencillamente porque Estados Unidos nos quite la posibilidad de hacer ciertos negocios o nos ponga en una situación económica más desfavorable”, afirma González en una entrevista con Efe este viernes en Madrid.

González, que en la actualidad es presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), denuncia que el Gobierno norteamericano de Donald Trump “se propone ahuyentar y asustar a los inversionistas extranjeros que tienen negocios en Cuba y a los que están considerando hacerlo”, con medidas como la activación del título III de la ley Helms-Burton desde el pasado mes.

Esta medida, que permite reclamar ante tribunales estadounidense propiedades en Cuba que fueron expropiadas tras la Revolución, está recogida en la citada ley de 1996, pero ningún gobierno estadounidense la activó hasta ahora.

Además, esta misma semana el Gobierno Trump sumó otra sanción a Cuba, al prohibir los viajes en cruceros a la isla desde Estados Unidos, una medida que afecta a casi 800.000 reservas y supone un duro golpe para la economía cubana, que ha hecho del turismo una de sus principales fuentes de ingresos en los últimos años.

A Cuba llegan en torno a cinco millones de turistas de todo el mundo, y la mayoría no procede del mercado norteamericano.

“Es evidente que el propósito de la administración americana es tratar de asfixiar económicamente a Cuba. (…). Se ha propuesto cerrarle toda posibilidad de financiamiento”, afirma.

Sin embargo, González, que también es diputado en la Asamblea Nacional cubana, considera que su país mantendrá sus especiales vínculos con Venezuela y considera que lo que está haciendo Estados Unidos en ese país es “criminal”, al “intentar derrocar” a un gobierno elegido “democráticamente”, en referencia al del dictador Nicolás Maduro, sin respetar su soberanía.

Y se pregunta :”¿A dónde iría el mundo si se acepta que Estados Unidos, nación fuerte y poderosa, tiene el derecho a decidir quién debe gobernar en Venezuela?”.

Reconoce que la crisis económica que está sufriendo ese país sudamericano afecta a Cuba, sobre todo en el suministro de algunos productos, en especial el petróleo y reconoce que las limitaciones en el consumo de combustible en la isla “son reales”, aunque no se trate de una crisis que paralice al país.

“Los norteamericanos seguirán presionando, seguirán tratando de cerrarnos el camino, y nosotros seguiremos tratando de buscar vías alternativas para nuestro desarrollo”, concluye González.

El presidente del ICAP y antiguo agente cubano, reconocido como “Héroe de la República” junto a sus otros cuatro compañeros que también estuvieron encarcelados en Estados Unidos condenados por espionaje, insiste en que Cuba “continúa siendo el mismo país solidario de siempre”.

“No concebimos la revolución cubana sin esa disposición a ayudar a otros”, concluye, a la vez que agradecen la solidaridad con el régimen de Cuba en otros países del mundo.

(con información de EFE)




Penélope Cruz y Gael García en La Habana para rodar filme sobre los cinco espías

penelope cruz gael garcia cine cuba espías

penelope cruz gael garcia cine cuba espías

LA HABANA, Cuba. – La actriz española Penélope Cruz, el mexicano Gael García Bernal y el venezolano Edgar Ramírez participan en el rodaje, en La Habana, de la película “Wasp Network” (Red Avispa) del director francés Olivier Assayas, informaron este jueves a Efe fuentes de la industria cinematográfica cubana.

Los dos interpretes se alojan en un nuevo y lujoso hotel del casco histórico de La Habana, mientras Penélope Cruz, que viaja con sus hijos y su marido, Javier Bardem, optó por hospedarse en una casa cerca del mar retirada de la urbe, indicaron las fuentes.

Las mismas no revelaron cuánto tiempo permanecerá la actriz en Cuba, donde tiene lugar parte del rodaje de “Wasp Network”, un thriller que la productora francesa CG CINEMA y la brasileña RT Features prevén llevar a las pantallas a ,más tardar el año que viene.

El reparto del largometraje también contará con el actor brasileño Wagner Moura, conocido por su interpretación del narcotraficante colombiano Pablo Escobar en la serie “Narcos”.

“Wasp Network”, cuyo argumento se basa en el libro “Los últimos soldados de la Guerra Fría” del escritor brasileño Fernando Morais, se centrará en la historia de un grupo de espías cubanos infiltrados en Estados Unidos durante los años noventa que integraron la denominada “Red Avispa”.

Ganadora del Óscar a la mejor actriz de reparto por “Vicky Cristina Barcelona” (2008), Penélope Cruz estrenó este año la película “Todos lo saben”, en la que comparte escenas con su esposo Javier Bardem, e interpretó a Donatella Versace en “American Crime Story: The Assassination Of Gianni Versace”, por la que está nominada al Emmy a mejor actriz secundaria de una serie limitada.

Por su parte, Gael García Bernal, ganador en 2016 del Globo de Oro a mejor actor de una serie de comedia por “Mozart in the Jungle”, protagonizó este año la cinta “Museo” del realizador mexicano Alonso Ruizpalacios (“Güeros”, 2014).

(EFE)




Edmundo García reaparece públicamente junto a los cinco espías

Edmundo García junto a los cinco espías cubanos (Foto Facebook/Edmundo García)

MIAMI, Estados Unidos. – El periodista y presentador cubano Edmundo García volvió a publicar otra foto con los cinco espías cubanos liberados por Estados Unidos entre 2012 y 2014, los cuales fueron condenados de “conspiración para cometer espionaje”, entre otros delitos.

Aunque no es la primera vez que García posa junto a una figura del oficialismo cubano, la imagen junto a los exagentes cobra mayor repercusión pues se produce en el marco de su regreso definitivo a la isla, tras casi veinte años residiendo en Miami.

De hecho, el propio presentador reveló la pasada semana a través de las redes sociales que ya trabaja en un nuevo proyecto, el cual podría salir al aire en la televisión estatal de la isla.

“Desde La Habana. Buenas tardes amigos y adversarios, pronto tendrán noticias mías y de LTSM (La tarde se mueve) por esta vía”, escribió.

Conocido en Cuba por ser uno de los conductores del programa “De la gran escena” a finales de los años noventa, García emigró a Estados Unidos en el año 2000, donde trabajó como corresponsal de CNN y en el canal local de Miami América Tevé.

También se hizo célebre por sus polémicos debates con la presentadora cubanoamericana María Elvira Salazar, en los que denunció una conspiración de los medios en Miami para no ofrecerle espacio ni en la radio ni en la televisión.

Durante sus últimos años en Miami, García trabajó en la conducción y dirección de su propio programa de radio “La tarde se mueve”, el cual contó entre sus colaboradores con varios simpatizantes del régimen cubano radicados en Estados Unidos, como Emilio Ichikawa y Arturo López-Levy.




Esposa de uno de los cinco espías critica exclusión de la Asamblea Nacional cubana

Olga Salanueva y René González en un evento en Cuba (AP)

MIAMI, Estados Unidos.- La esposa de un agente de la inteligencia cubana que estuvo más de diez años encarcelado en Estados Unidos antes de retornar a Cuba ha escrito una inusual queja pública luego de que su esposo no fuera elegido como miembro del Parlamento del país.

La carta abierta fue publicada en Facebook por Olga Salanueva, la esposa de René González, y constituye un raro ejemplo de abierta insatisfacción con las decisiones políticas en Cuba expresadas desde las filas de los defensores más leales del sistema, según reportó la agencia AP.

René González y otros cuatro agentes de inteligencia son considerados héroes nacionales por sus operaciones contra grupos de exiliados cubanos en los EEUU. Formaban parte de la llamada Red Avispa, que fue desmantelada en 1998 y estuvo implicada en el asesinato de cubanos de la organización Hermanos al Rescate.

El grupo de oficiales ha sido conocido desde entonces como “los cinco espías”, mientras que en Cuba se les conoce como “los cinco héroes”.

Dos de esos agentes terminaron de cumplir condena en EEUU y regresaron a Cuba, mientras que los restantes fueron devueltos en un intercambio de prisioneros que se produjo en diciembre de 2014.

Desde su regreso, los agentes son tratados como celebridades por la prensa oficial, y según el post de Olga Salanueva, lo mismo ocurre en las calles de La Habana, donde son asediados por simpatizantes que les dan la mano y les piden que posen para tomar fotos.

Dos de estos exagentes, Fernando González y Gerardo Hernández, fueron incluidos esta semana como candidatos para la próxima asamblea, mientras que René González, Ramón Labañino y Antonio Guerrero no lo fueron.

“Tres de los cinco quedaron fuera”, escribió Salanueva. “Esto representa, en mi opinión, una gran injusticia contra los cinco héroes de la República de Cuba”.

“No veo ninguna razón por la cual no puedan ser diputados”, continuó. “Se lo merecen, son probados y verdaderos, y Cuba también los necesita”.

Hernández, Labañino y Guerrero fueron los liberados como parte del acuerdo entre los Estados Unidos y Cuba que condujo a la reapertura de sendas embajadas en 2015.

Actualmente, estos hombres trabajan en instituciones afiliadas al Gobierno y realizaron una serie de viajes al extranjero después de su liberación, pero han mantenido perfiles oficiales relativamente bajos en los últimos meses.

Por su parte, Salanueva ha sido alabada públicamente en Cuba por sus años de trabajo haciendo campaña para la liberación de los hombres.

Salanueva confirmó la autenticidad de su post, pero declinó hacer más comentarios.

Más tarde, a raíz de la repercusión en los medios independientes, Salanueva borró la publicación de su perfil de Facebook.

Los 605 candidatos para la Asamblea Nacional son seleccionados en un complejo proceso controlado por comisiones compuestas por miembros de grupos afiliados al Gobierno como los comités de vigilancia del vecindario llamados CDR y otros.

Los candidatos oficiales, indefectiblemente pasan ese voto y tienen un puesto asegurado en el Parlamento. En dicha asamblea se vota por unanimidad y sus críticos dicen que sirve como sello de aprobación de las propuestas del presidente Raúl Castro y su círculo íntimo, más que como un poder legislativo.

La asamblea que sesionará este año votará en abril por el reemplazo de Castro como gobernante del país, siendo sustituido presumiblemente por el primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel.




La Habana “premia” a sus cinco espías con el carné del PCC

De izquierda a derecha, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González (ACN)

MIAMI, Estados Unidos.- Los cinco oficiales cubanos del Ministerio del Interior condenados por espionaje en EE.UU. y que terminaron de ser devueltos a Cuba en diciembre de 2014 han recibido el carné de miembros del Partido Comunista de Cuba.

Informa la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN) que los “Cinco Héroes de la República de Cuba”, como les llama el gobierno de la isla, obtuvieron la membresía en el único partido legal que existe en el país.

Gerardo Hernández, Fernando González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y René González, recibieron el documento de manos de Mercedes López Acea, miembro del Buró Político del PCC, primera secretaria de la organización en La Habana y vicepresidenta del Consejo de Estado.

La entrega ocurrió “en breve acto en el Memorial de la Denuncia”, describe ACN.

Gerardo Hernández manifestó “el honor” de obtener el carné, “porque se trata del partido heredero de las ideas de Martí, Gómez, Maceo, Mella, Rubén, Hart, Raúl y de Fidel; el cual cimenta la unidad y representa la única garantía del futuro de la Patria socialista e independiente”.

Hernández dedicó esta condición a sus familiares y a “los patriotas cubanos que han cumplido y cumplen misiones similares en el más absoluto anonimato, en tanto ratificó el compromiso de seguir siendo fieles y de cumplir cualquier tarea”, afirma la nota de prensa.

Al acto acudieron funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores así como del Interior, entre ellos el hijo de Raúl Castro.

Los agentes cubanos fueron condenados en 2001 por espionaje y la participación en el derribo de avionetas civiles que costaron la vida a sus tripulantes. Vivieron durante años en EE.UU. al servicio del Gobierno cubano.




‘Los Cinco’, de espías a dirigentes

Fernando González, René González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Gerardo Hernández, los agentes cubanos del grupo de ‘Los Cinco’ (EFE)

NAPLES, Estados Unidos.- Los últimos soldados de la Guerra Fría es el título de un libro del escritor brasileño Fernando Morais, texto que narra los sucesos de los cinco espías cubanos infiltrados por el régimen de La Habana hacia el final de la década del noventa en territorio de Estados Unidos, y que se presentara en Cuba en 2013 durante la III Conferencia Internacional “Por el Equilibrio del Mundo”.

Estaría de más referirme al enfoque de su contenido. El hecho de que se vendiera en Cuba, y que tuviera el visto bueno del teólogo izquierdista Frei Betto, constituye la carta de presentación que nos da la medida de su parcialidad en franca defensa de las fechorías de los agentes cubanos.

El director de cine francés Olivier Assayas ha tomado como guía este libro y se encuentra preparando una película, cuyos protagonistas serán los integrantes de la Red Avispa al servicio del régimen comunista de la isla, por lo que los llamados “cinco” vuelven a ser noticia.

Dejando a un lado el futuro filme —del que seguramente se comentará mucho en su momento—, detengámonos en un punto que llama poderosamente la atención. Me refiero a los puestos o cargos de dirección que se les ha asignado a los espías, devenidos héroes, de acuerdo al criterio del sistema comunista cubano.

Luego de su excarcelación, ya fuera porque cumplieron sus sentencias unos, o por el negocio entre el régimen castrista y el entonces presidente Barack Obama, y una vez que viajaron por el mundo contando sus “proezas” llegó la hora de trabajar —si es que este término resulta aplicable a ocupar puestos y cargos de dirección, algunos hasta de carácter simbólico— y hacer algo por conservar la imagen que todo “héroe” debe tener, se hizo necesario crear puestos o realizar cambios en algunos directivos para poner a los espías al frente de ciertas instancias y organismos.

Se pensó que Antonio Guerrero —dada su fuerte vocación artística incentivada en el ocio de las prisiones estadounidenses, en las que tuvo tiempo y condiciones para escribir y pintar— ocuparía cargos de dirección en algún sector de la cultura nacional, o al menos en alguna de las numerosas instituciones destinadas a estos fines; sin embargo nos sorprendió a todos que a mediados de 2016 le dieran el cargo de vicepresidente de una organización de diseño e ingeniería empresarial en el sector de la construcción.

Además de espía y comunista acérrimo se sabe que se graduó en 1983 de ingeniería en la construcción de aeródromos en la desaparecida URSS; especialidad carente de sentido en una isla que se desmorona día a día, y al menos, no se conoce públicamente de proyectos constructivos para el aterrizaje y aseguramiento de aviones civiles o militares, lo que tal vez en el pasado fue previsto por la cúpula militar cubana que lo enviara a cursar tan excéntrica carrera.

La letra de los llamados poemas de Antonio Guerrero en el contexto de la poesía de nuestros tiempos resulta ridícula en su aspecto formal, en eso que Martí sabiamente llamó la esencia, y de su contenido mejor no hablar. Basta con conocer su trayectoria para percibir esas forzadas ansias de denuncia —de lo que está en todo su derecho si es que creemos en la libertad artística—; pero en su caso el mensaje jamás logra encontrarse con aquella forma que recuerda a los enamorados poetas menores que, arrastrando remanentes de un romanticismo tardío, hicieron de las suyas en las primeras décadas del siglo XX.

Tal vez si se utilizaran como textos para canciones populares trovadorescas —como ya hizo el comprometido trovador cubano Vicente Feliú— resultarían un poco más digeribles, y sin duda, serían mejores que las tonterías de un español llamado Melendi o las espantosas cancioncillas de un Ricardo Arjona que se resiste a desaparecer en el tiempo.

Con su tendencia pictórica sucede algo similar que con la literaria. Todo parece indicar que don Tony es un caballero de tiempos pasados y por lo tanto refleja su condición de antaño en su quehacer “artístico”. Unas mariposillas llenas de colorines apropiadas para el entretenimiento de nostálgicas señoronas retenidas a resistirse ante la inmediatez de estos tiempos, y un grupo de rostros de héroes y mártires cubanos, han centralizado su obra; pero se las expusieron con bombos y platillos —se trata de un “héroe antiterrorista” y no importa si lo que se expone es digno o no de figurar en galerías—.

Gerardo Hernández, exjefe de la Red Avispa, graduado de relaciones internacionales, es vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa”, puesto que guarda relación con su perfil y también con sus ideales. Recordemos que dicho centro cuenta con un claustro de profesores “comprometidos con Cuba, la Revolución y el Socialismo”, los que se encargan de incentivar la retórica comunista en los estudiantes, en su mayoría funcionarios del MINREX en condición de cursantes de postgrado o futuros “cuadros” de dicho organismo en la enseñanza regular de pregrado.

Fernando González, graduado de relaciones internacionales, fue designado vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) y el 28 de marzo de 2017 quedó definitivamente como su presidente. Como se podrá inferir, esta institución que tal vez en el pasado jugara su papel, dado el auge del intercambio con los países del campo socialista, hoy no es más que una sombra espectral que de manera simbólica permanece como recuerdo de museo.

Los cargos que le han asignado a Ramón Labañino resultan ser los más coherentes si se considera su condición de economista —graduado con título de oro como suele ponerse en todas sus síntesis biográficas—. Este espía se desempeña como asesor del Gobierno en temas de “cooperativismo e integración”, un amplio saco donde todo cabe pero nada se echa. Se le ha nombrado vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) para actividades profesionales, cargo que ocupa desde el 16 de mayo de 2016.

El caso de mayor incongruencia resulta ser el de René González, quien es piloto e instructor de vuelo, lo que estudió entre 1979 y 1982 en Pinar del Río —según las diferentes fuentes que he consultado—, por lo que se trata de una carrera técnica de solo tres años y no una universitaria, con independencia de que la enciclopedia oficialista Ecured lo clasifique como universitario; pero esto no es lo más importante, sino el cargo que le han designado completamente ajeno a su perfil.

La Sociedad Cultural José Martí, tras la consulta a los miembros de su Comité Nacional y en cumplimiento de lo establecido en los Estatutos de esta organización, a propuesta de su presidente, el Dr. Armando Hart Dávalos, René González fue elegido y designado vicepresidente.

He tratado de ser imparcial al escribir. Por el hecho de que alguien tenga ideales diferentes a los míos no significa que lo juzgue injustamente, como tampoco soy capaz de elogiar a quien no lo merece aunque coincida con su proyección política, pero tengo derecho a cuestionarme si alguien que se pasó su vida en “misiones internacionalistas” en Angola, que se graduó con premura de piloto, que malgastó su tiempo en las filas de la juventud comunista cubana, y para colmo se involucró en acciones de espionaje como enviado del régimen castrista en Estados Unidos, tendrá el conocimiento suficiente acerca de la vida y obra del maestro y Apóstol cubano —que en mi criterio deber ir más allá de saber de la existencia de sus poemarios principales y de sus discursos revolucionarios para adentrarse en la singularidad de su pensamiento ético, filosófico y religioso, así como poder interpretar lo que detrás de la letra escrita quiso decir en textos ejemplares como los que dedicó a Emerson, Darwin, Marx, Besant, Sheridan, Mc Glynn, o Whitman— como para poder ocupar el cargo dado y desempeñar con dignidad sus funciones.

Quizás los múltiples directivos con que cuenta esa organización oficialista —totalmente politizada y penetrada por el régimen cubano—, al saber las posibles lagunas del piloto en relación con el pensamiento martiano, le han designado que se ocupe de aspectos tan insignificantes como los encuentros con diferentes instituciones martianas, y con los Ministerios de Cultura, Educación Superior y Educación, para atender la labor con los niños y jóvenes, así como el trabajo de los clubes martianos, los consejos municipales y las Juntas Provinciales de dicha Sociedad, lo que resulta ser un invento que queda plasmado en actas y documentos; aunque jamás de lleguen a concretar como acto.

En fin, los espías están ocupando cargos intrascendentes, como si no hubiera donde ponerlos o qué hacer con ellos para preservar aquella imagen difundida por años durante la irresistible campaña que hiciera el régimen para lograr el retorno de sus “héroes”.

Habrá que ver dónde los pondremos cuando en la patria de Martí su población sea la encargada de decidir quién los pueda representar y dirigir democráticamente, pero no nos quepa la menor duda de que jamás un piloto va a establecer directrices en cuestiones martianas, ni un ingeniero en construcciones de pistas de aterrizaje estará exponiendo pinturas mediocres y difundiendo ridículas poesías.




Director francés rodará film sobre los cinco espías cubanos

Oliver Assayas (Fotogramas)

MIAMI, Estados Unidos.- El director de cine francés Olivier Assayas está ocupado preparando una película sobre los cinco espías cubanos detenidos a fines de los años 90 en Estados Unidos y que formaban parte de la Red Avispa al servicio del régimen de La Habana, informa la revista Fotogramas.

Wasp Network (Red Avispa) es precisamente el nombre que tendrá la cinta de Assayas, quien espera además una respuesta definitiva para otro proyecto suyo, Idol’s Eye, un thriller de atracos donde trabajan Sylvester Stallone, Robert Pattinson y Rachel Weisz que ha tenido problemas con la producción.

La película sobre los cinco espías será una adaptación del libro Los últimos soldados de la Guerra Fría: La historia de los cinco cubanos, del brasileño Fernando Morais.

Wasp Network será producida por Charles Gillibert, que tiene en su haber proyectos como Las horas del verano, Sils María, Personal Shopper; junto a Rodrigo Teixeira, quien produjo filmes de Ira Sachs como Love is Strange y Un verano en Brooklyn. También participarán Gaspar Noé (Love) y Noah Baumbach (Frances Ha, Mistress America).




El espía Fernando González es ascendido a presidente del ICAP

cuba espía estados unidos

Fernando González (telesurtv.net)

MIAMI, Estados Unidos.- El Gobierno cubano ha designado a Fernando González Llort, miembro de la Red Avispa de espionaje cubano desmantelada en EE.UU. a finales de los años 90, a presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).

Según informó la Agencia Cubana de Noticias (ACN), González Llort reemplaza a Kenia Serrano Puig, quien “fue liberada” de su puesto al frente de esa institución luego de ocho años.

El agente de los servicios de inteligencia cubanos había sido vicepresidente del ICAP desde su regreso de EE.UU. en diciembre de 2014, tras cumplir 15 años de prisión por su papel en la Red Avispa.

González Llort, junto a varios otros que conforman el grupo que fue llamado por el régimen como los “cinco héroes prisioneros del imperio”, han ocupado puestos directivos desde su puesta en libertad.




Muere Tom Hayden, activista de EEUU que defendió a los cinco espías cubanos

Tom Hayden (cubadebate.cu)
Tom Hayden (cubadebate.cu)

MIAMI, Estados Unidos.- Tom Hayden, un norteamericano que se involucró en la campaña por la liberación de los cinco espías cubanos prisioneros en EE.UU., falleció este domingo en el en el Centro Médico de la UCLA en Santa Mónica, California, por complicaciones relacionadas con un derrame cerebral sufrido hace un año y medio.

Hayden, quien sirvió casi dos décadas como legislador del estado de California, fue calificado como “un amigo de Cuba” por el sitio oficialista Cubadebate, que lamentó su fallecimiento. El propio Cubadebate hace referencia a una entrevista que hiciera al estadounidense en 2006.

Tom Hayden estudió en la Universidad de Michigan y comenzó a hacer activismo contra la guerra de Vietnam a principios de la década de 1960, ayudando a escribir un manifiesto conocido como la Declaración de Port Huron.

En esa misma década fue condenado por conspiración, decisión judicial que fue revocada por un tribunal federal de apelaciones, siendo posteriormente absuelto de los cargos. Según Cubadebate, citando al propio Hayden, este fue “objetivo del gobierno federal”.

Los espías cubanos, en tanto, fueron condenados en 1998 como parte de un operativo contra la Red Avista que operaba en EE.UU. a las órdenes del gobierno cubano. Dos de ellos fueron liberados tras cumplir completamente largas condenas. Los otros tres fueron liberados el 17 de diciembre de 2014, día en que Raúl Castro y Barack Obama anunciaron el restablecimiento de relaciones bilaterales.