1

Elecciones en Perú: Castillo aventaja a Fujimori por 25 000 votos con el 94% de las boletas procesadas

MIAMI, Estados Unidos. – El profesor y político Pedro Castillo tomó ligera ventaja sobre Keiko Fujimori en las elecciones de Perú con el 94% del escrutinio completado.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Castillo posee un 50,12% de los votos, mientras que Fujimori suma 49,88% de respaldo, una diferencia de apenas 25 000 votos.

Señala el diario argentino Infobae que “la carga de datos es progresiva, por lo que el resultado final aún es incierto”. En ese sentido, las autoridades peruanas ya adelantaron que no habrá ganador en la jornada de hoy.

“Los resultados que presentamos son un avance de las actas replegadas de las mesas de sufragio más cercanas a nuestros centros de cómputo, por lo que no son una muestra, son solo un avance”, dijo la ONPE.

La entidad dijo que la mayoría de los datos revelados hasta ahora son urbanos, “donde Fujimori es más fuerte”, pero aún restan por contabilizarse los votos rurales y del exterior.

La participación en las elecciones presidenciales de este domingo fue del 78%, y los resultados muestran la votación de los peruanos en los 27 distritos electorales del país, incluyendo el extranjero.

A pesar de la incertidumbre electoral, Pedro Castillo dijo que está seguro de que en su país “se va respetar la voluntad popular” en el conteo oficial que se hace de las actas del balotaje presidencial. “Somos un pueblo de esperanza, hay que tener fe en el pueblo”, aseguró.

Por su parte, en un breve mensaje desde el local del partido fujimorista Fuerza Popular en Lima, Keiko Fujimori aseguró que tomó con alegría, pero con prudencia los datos del sondeo a boca de urna de la encuestadora de Ipsos.

“Esta campaña ya culminó y será fundamental tender los puentes y encontrar espacios de diálogos entre todos los grupos políticos”.

De ganar las elecciones, Fujimori podría eludir durante el tiempo de su mandato una acusación de más de 30 años de cárcel por presunto lavado de dinero en sus anteriores campañas electorales.

“Lo que se muestra son dos grandes bloques, con ciudadanos que todos quieren un cambio, pero con una visión diferente de país. Ese cambio lo tiene que buscar gane quien gane. Aquí no hay un ganador o un perdedor. Lo que se tiene que buscar es la unidad de todos los peruanos”, agregó.

Noticia en desarrollo…

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Perú o una sociedad con un pie en la tumba

MIAMI, Estados Unidos.- El 6 de junio sabremos si los peruanos se suicidarán en masa. Leo en el diario Expreso una encuesta que demuestra que Pedro Castillo hoy “sólo” aventaja por 3.2% a Keiko Fujimori. Me recuerda, no sé por qué, una anécdota cubana de José María Eça de Queiroz. El escritor y diplomático portugués visitaba a su médico en La Habana (vivió dos años en Cuba) y le explicó sus síntomas. Era, por supuesto, hipocondriaco. El galeno le aseguró que no tenía nada, que estaba muy bien. “Eso me consuela —le dijo el novelista—. Me moriré en perfecto estado de salud”.

Los peruanos morirán en perfecto estado de salud. Se suicidarán en pleno goce y disfrute de sus facultades mentales. El sistema democrático funciona extraordinariamente bien. Las elecciones son transparentes. Es verdad que Pedro Castillo no le lleva los 20 puntos que le sacaba a Keiko Fujimori al día siguiente del sorprendente triunfo de ambos en las primarias; y también es cierto que la tendencia de las encuestas parece que perjudican a Castillo, pero basta un puñado de votos para inclinar la balanza.

En realidad, basta sólo un voto extra en el platillo de Castillo para que gane las elecciones y precipite al país en el desastre mayor. En Chile, el gran referente de Perú, las recientes elecciones a la Asamblea Constituyente demostraron que la izquierda independiente y el Partido Comunista están en su mejor momento, aunque sólo votó el 41% del padrón electoral. Hay un cierto hartazgo de los partidos tradicionales.

Me lo dijo Juan Claudio Lechín, el escritor boliviano, un gran experto en la conducta de los comunistas: “En Chile y Perú los camaradas se han dedicado eficazmente a destruir a los partidos políticos, presentándolos como insalvables focos de corrupción. Por eso han salido muchos jóvenes a las calles a destruir todo lo que no podían saquear o llevarse a casa. Ha sido una labor de demolición en la que todos hemos colaborado activa o pasivamente con nuestro silencio cómplice”. Lechín tiene razón.

La encuesta publicada en Expreso apareció antes del primer debate presidencial entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo, realizado en Chota, Cajamarca, en la que quedó claro que el maestro rural no tenía la menor idea de cómo gobernar o cómo crear empleos. Después de esa cita han aparecido otras dos encuestas en las que Castillo tiene unos cinco puntos de ventaja. Keiko Fujimori tiene que obrar milagros para ganar la elección.

¿Puede hacerlo? Por supuesto que podría hacerlo. Todo está en que les demuestre a los peruanos que sabe crear un clima social proclive a la continuidad del crecimiento económico en el que sus connacionales se encuentren reflejados. No tiene mucho sentido el mensaje anticomunista. El peruano pobre, que es la mayoría, no cree o no le importa lo que sucede en Cuba o en Venezuela. Tiene una pésima opinión de los venezolanos que han “invadido” a Perú, o supone que Perú no es Cuba ni Venezuela, y, por lo tanto, lo que ocurrió en esos desdichados países no les va a suceder a ellos.

Los peruanos de a pie, sencillamente, no está inmersos en un debate ideológico. Alguien que es capaz de votar por Castillo, o que encuentra simpático su sombrero y su cabalgadura, no tiene la mínima información que se requiere para darse cuenta del problema en que está metiendo al país, o lo que significa gobernar a una nación en el momento en que existe un evidente cambio de paradigmas.

Tampoco recuerdan las virtudes y defectos de Alberto Fujimori, un ingeniero de ochenta y dos años. El Perú de nuestros días es muy diferente al que lo vio triunfar frente a Mario Vargas Llosa, o gobernar tras el desorden del primer Alan García. Ningún peruano de menos de 30 años puede recrear la angustia que se vivía cuando parecía que “Sendero Luminoso” iba a ganar la partida. Fujimori fue un gobernante de la década de los noventa del siglo pasado. A su hija le toca salvar a Perú aquí y ahora. Ojalá se den cuenta los que piensan abstenerse o votar en blanco. Estarán apoyando a Castillo.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Amistad con exespía le permite controlar desde Miami su negocio en Cuba

Castillo Cuba
De izquierda a derecha Livant Sehwerert, René González Sehwerert ex espía cubano en EEUU y Giraldo Castillo, dueño de Café Crystal y gerente en Latam Cargo. (Foto el Nuevo Herald)

MIAMI, Estados Unidos.- Giraldo Castillo, un gerente de Latam Cargo en el Aeropuerto de Miami, estaría utilizando su amistad con René González Sehwerert, uno de los cinco espías cubanos condenados en Estados Unidos y luego de varios años devueltos al régimen de La Habana, para mantener en pie un negocio millonario en Cuba.

Según un reportaje de el Nuevo Herald, Castillo, que vive en Miami, tiene una casa de dos pisos en La Habana con un restaurante de lujo, en el que no falta nada, y el cual pasa desapercibido, al parecer, para las autoridades de un país que no deja títere con cabeza si de negocios privados se trata.

“Su amistad con el espía René González es lo que le permite tener una paladar donde no falta nada. En ese restaurante hay desde cocinas que compiten con cualquier restaurante de Estados Unidos hasta un abastecimiento de primera, imposible de encontrar en otro lugar de Cuba”, dijo al Herald Orlando Rodríguez, quien trabajó como subordinado de Castillo por diez años en Latam Airlines.

Rodríguez aseguró al diario miamense que Castillo, según afirmaciones de las redes sociales propietario de la Cafetería restaurante Café Crystal, en el municipio Cotorro, La Habana, “ha violado reiteradamente las normas de seguridad de Latam y favorece a los empleados que hablan bien del gobierno cubano. A los que critican al sistema les hace la vida imposible”.

De acuerdo al texto de el Herald, Castillo no esconde su relación de amistad con René González, y varios de los empleados de Latam Airlines compartieron en un grupo de WhatsApp fotos de Castillo junto al exespía, actualmente preside la Federación Cubana de Deportes Aéreos.

Cuestionado al respecto Giraldo Castillo negó al Herald la autenticidad de las fotografías en una llamada telefónica, y aseguró que se trataba de “estupideces”. “Mis abogados ya se están haciendo cargo”, dijo.

Latam dijo en un correo electrónico al diario que no cuenta con evidencia de que Castillo haya tenido “ninguna conducta ilegal”; y el abogado Santiago Alpízar, cofundador de Cuba Represor ID, una ONG que identifica a presuntos represores cubanos en Estados Unidos, señaló que no constituye un delito “ser amigo de un espía”.

“Si esa persona tiene acceso a información que pueda comprometer la seguridad nacional de Estados Unidos tal vez pueda ser objeto de una investigación del Buró Federal de Investigaciones”, explicó Alpízar.

La historia comenzó cuando Cuba permitió a los cubanos invertir en restaurantes privados a gran escala a partir del 2008, luego de las tímidas reformas de Raúl Castro. En ese entonces Castillo levantó una cafetería que con el tiempo fue ganando terreno en la localidad. “La inversión se amplió al comprar las casas aledañas, crear un parqueo y luego construir la edificación de dos pisos que hoy alberga el restaurante y la casa del propietario”, reza el texto.

“La clave para entender la prosperidad y la riqueza de Giraldo Castillo en Cuba está en el hermano del espía René González, Livan. Ellos son casi familia, según ha dicho él mismo en las redes. Incluso les hizo a los cinco espías una gala de bienvenida a su restaurante”, afirmó al Herald un exempleado en condición de anonimato por temor a represalias.

“Cuando me dirigí a Recursos Humanos de la empresa a quejarme por la manera en que Giraldo trata a los empleados se lo informaron. Más tarde, cuando revelé que él tenía acceso a las cámaras del aeropuerto desde Cuba, un coronel de la Seguridad del Estado visitó a mi familia y les dijo que me estarían esperando cuando regresara a la isla”, añadió.

La fuente aseguró “que Castillo controlaba las cámaras de seguridad de Latam Cargo desde Cuba”, y que “algunas de esas cámaras dan a una de las pistas del aeropuerto de Miami”.

Por su parte, para Augusto Gómez, exsupervisor del Departamento de Mercancías Peligrosas de Latam, Castillo, con quien también trabajó, no será un espía pero sí es “una persona utilizada por la dictadura”.

“¿Cómo es posible que este hombre que no es nadie tenga una cafetería de dos pisos en Cuba cuando a artistas y deportistas les han quitado todo lo que tenían? ¿Cómo mantienes un negocio en Cuba de ese tamaño sin estar apadrinado por un alto cargo del gobierno?”, cuestionó.

Además, agregó que durante su trabajo con él “fui testigo de cómo censuraba a todos los que criticábamos al gobierno cubano. Todas las semanas se iba a Cuba, incluso, en alguna ocasión se llevó a jefes de seguridad de Latam. Tal vez no sea un espía, pero sabe bien cómo aprovecharse de su posición para obtener ventajas allá”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.