1

“Estas no son condiciones de vivir”: Madre de dos niños reclama una vivienda digna  

Madre, hijos, vivienda, Cuba

LA HABANA, Cuba. – “Si hubiese formado escándalo o me hubiera puesto desagradable estoy segura que ya hubiera resuelto”, dice Yudisleidis Carmona Hernández, madre de dos niños menores de edad. 

La joven, que reside en la calle 122, No. 6 708, entre 67 y 69, en el municipio habanero de Marianao, lleva años clamando por ayuda a las autoridades cubanas. Yudisleidis y sus dos hijos viven hacinados en la sala de la vivienda de su madre, donde también conviven su hermana y su padrastro. 

“Llevo cuatro años esperando con ecuanimidad, hablando calmadamente y, a lo mejor, por eso es que no he resuelto”, cuenta a CubaNet

Según explica, a finales de 2018, tras enviar una queja al Departamento de Atención a la Población en el Consejo de Estado, la Dirección Municipal de la Vivienda de Marianao le indicó solicitar un terreno a Planificación Física y le prometió aprobar un subsidio a su favor, para que pudiera construir su propia vivienda.

Ya han pasado cuatro años y hasta ahora no ha recibido nada, asegura. “Tramité todo aquello; soy el (expediente) 1343 en primera convocatoria del año 2019, pero no me han resuelto nada”, acota. 

Más adelante, en 2020, la Dirección Municipal de Vivienda también declaró con lugar ―en un documento escrito y firmado por Margarita Castellón, directora de la entidad en ese momento― la petición de Yudisleidis, aunque indicó que no contaba con ninguna solución.  

Vivienda
La cocina donde Yudisleidis Carmona Hernández prepara sus alimentos y los de sus hijos (Fotos de los autores)

De acuerdo con la joven, su caso es conocido por la sede municipal del Comunista de Cuba (PCC), por la Dirección Municipal de Planificación Física, el Gobierno Provincial, el Gobierno Municipal, la Dirección Municipal de Vivienda y el Departamento de Atención a la Población del Consejo de Estado. 

“Yo lo que quiero es una solución, no que se me atienda como una personalidad. Me estoy apoyando en la Revolución, ahora hay un nuevo Código de las Familias que habla de la protección infantil, del amor y la unificación de las familias”.

“Mis niños no llegan a la semana en el círculo infantil sin enfermarse. Ellos tienen un componente alérgico y aquí viven en pésimas condiciones”, dice mientras señala con su mano las manchas de humedad en el techo de la habitación donde duermen.

Yudisleidis también asegura que, hasta la fecha, el régimen cubano solo le ha proporcionado ayuda financiera por su condición de madre soltera. “Yo soy caso social y recibo una chequera de 3 700 pesos por los dos niños. Eso es lo único que me han dado por Seguridad Social”, apuntó.

Sobre el tema, Lidia Rosa Podadera Valdés, médico de la familia y vecina de la joven, certificó que su situación es “crítica”.

“Yo los conozco desde que nacieron; son una familia muy grande y viven extremadamente reducidos. Las condiciones en que viven tampoco son las más favorables para el desarrollo de los niños. Por eso creemos que ella reúne todas las condiciones para que el Gobierno la ayude”, dijo la doctora.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Equipo de “Plantados” hace llegar una silla de ruedas a joven cubano con artritis reumatoide

Pupo Quiala

LA HABANA, Cuba. – Aunque el mayor anhelo de Héctor Luis Pupo Quiala es vivir sin dolor, una de sus mayores necesidades acaba de ser satisfecha: tras la reciente publicación de su historia en CubaNet, Lilo Vilaplana, director de la película Plantados, y el resto del equipo de trabajo del filme, le hicieron llegar el dinero necesario para sustituir su antigua silla de ruedas por una nueva, que le permita mantenerse en una posición más cómoda.

Con el dinero enviado a Cuba, el opositor Fabio Corchado y el escritor Ángel Santiesteban Prats (coguionista de Plantados) se encargaron de buscar, comprar, embalar y enviar a Pupo Quiala la nueva silla eléctrica de ruedas, así como algunos medicamentos (diclofenaco, cefalexina, algesal) para contener el dolor.

Vivir sin dolor: el mayor anhelo de Héctor Luis Pupo

“Hay una máxima de Shakespeare que yo aplico en mi vida y me encanta: la felicidad ajena es un espectáculo maravilloso, por eso nos unimos a Fabio Corchado y Ángel Santiesteban para apoyar el sueño de Héctor en nombre de todos los del equipo de trabajo, el elenco y demás de la película Plantados”, declaró a CubaNet el cineasta Lilo Vilaplana.

Asimismo, el realizador cubano radicado en Miami, dirigió un mensaje a la disidencia y al pueblo cubano: “No están solos, pueden contar con nosotros”.

Por su parte Ángel de Fana, exprisionero político y asesor histórico de Plantados, asegura que todas las personas involucradas en la película están con el pueblo tanto en la resistencia como en la atención de casos humanitarios semejantes al de Pupo Quiala.

Apenas a los 11 años, al joven holguinero le fue diagnosticada artritis reumatoide, una enfermedad inflamatoria crónica que afecta las articulaciones y sus tejidos, y que provoca mucho dolor y rigidez. Su estado de salud ha empeorado con el paso del tiempo, debido a malas prácticas médicas y la poca atención recibida en Mayarí.

Sus necesidades más urgentes no solo se debían a la artritis reumatoide, sino también a la osteoporosis que padece como consecuencia de una sobredosificación de medicamentos.

Para su madre, Maricela Quiala, el nuevo sillón de ruedas es “una bendición”: su hijo “está como si le hubieran regalado un juguete que no pensó tener” porque no podía comprárselo.

Pupo Quiala, que “ya había perdido las esperanzas” de tener una silla de ruedas “digna”, dice que aprendió rápido a manejarla, aunque todavía tiene miedo “porque se mueve mucho y relincha como un caballo”.

“Quiero darle las gracias a Fabio Corchado, porque por él los conocí a todos, a Ángel Santiesteban, a Lilo Vilaplana y a su equipo, a todos quienes me dieron esperanzas, y en especial a Dios porque me los puso en el camino”, confiesa el joven.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Cubana en extrema pobreza agradece a Otaola y al exilio por la ayuda enviada

MIAMI, Estados Unidos.- Leonor Pez Lastre no conocía el periodismo independiente, ni a Alexander Otaola y su programa, hoy, a dos meses de pensar en quitarse la vida agradece infinitamente a ambos, por hacer que su caso fuera visto, y por ayudarla a sobrellevar una vida llena de dificultades y miseria.

El 19 de abril de este 2019 CubaNet publicó un video de un caso social en La Habana, en el que una paciente de VIH Sida, portadora además de linfomas cancerígenos, según su historia clínica, vivía en la extrema pobreza en el barrio Los Pocitos de la capital cubana, sin la más mínima atención por parte del gobierno.

El caso de Leonor Pez Lastre fue divulgado, y el presentador y comunicador Alex Otaola lo presentó en su programa diario Hola Ota-Ola. Leonor ha recibido una ayuda, gracias a todos aquellos que en el exilio se solidarizaron con su caso, con la que pudo comprar algunos equipos que han mejorado su calidad de vida.

Su semblante es diferente, aunque todavía tenga que hacer frente a su enfermedad, y “nadie del gobierno se haya parado aún en la puerta de mi casa, a pesar de que me lo han dicho varias veces, me han dado la espalda”.

Frecuentemente, muchos de los casos sociales presentados por CubaNet de personas y familias en la extrema pobreza en la isla, abandonados a su suerte por el régimen castrista, han encontrado el apoyo de la comunidad cubana exiliada en Estados Unidos. Ante el silencio gubernamental, el periodismo independiente ha salido a mostrar la realidad de un pueblo abandonado por sus gobernantes.




‘Luz y esperanza’ para un caso social ignorado por el Gobierno

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=GidbVqcVEc[/youtube]